Visitar Sitio Web de la Arquidiócesis de México

Comisiones Vicaría de Pastoral

Mapa del Sitio



IR AL CONTENIDO: "LA COMUNIDAD ECLESIAL AL ENCUENTRO DE TODOS"

Ver en PDF o imprimir: "La Comunidad Eclesial al encuentro de todos"


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México. IR A DOCUMENTOS DE LA MISIÓN


LA COMUNIDAD ECLESIAL
 AL ENCUENTRO DE TODOS

...que la Iglesia se manifieste
como una madre que sale al encuentro,
una casa acogedora,
una escuela permanente de comunión misionera

(DA n. 370)

Estamos por cumplir cinco años desde cuando, en Aparecida, los obispos nos convocaron a realizar unidos y con entusiasmo la Gran Misión Continental. —Dijeron en aquel momento—

Será un nuevo Pentecostés que nos impulse a ir, de manera especial, en busca de los católicos alejados y de ¡os que poco o nada conocen a Jesucristo, para que formemos con alegría la comunidad de amor de nuestro Padre Dios. Misión que debe llegar a todos, ser permanente y profunda (Mensaje Final, Aparecida, n. 5).

Para hacer realidad el llamado de nuestros pastores debemos contemplar y comprender cómo el Espíritu Santo se sigue manifestando providencialmente a favor de la conversión de las Iglesias que peregrinan en nuestros países.

La opción realizada por los obispos en Aparecida busca que la Iglesia se convierta en una comunidad misionera. Ésta es una elección que significa renovar la actual estructura y práctica pastoral. No se trata de organizar una experiencia misionera que se agrega a lo ordinario dejando intacta la labor pastoral habitual. La Misión Continental no busca una nueva edición de las misiones tradicionales.

En Aparecida la voz de nuestros obispos ha logrado hacer resonancia de los signos de los tiempos: quieren generar un proceso de cambio que sea tan profundo como requiere el cambio de época que vivimos y los desafíos que nos plantea para realizar la misión de evangelizar. La propuesta a las Iglesias locales es que hagan suya la decisión de renovación pastoral, para desechar las estructuras caducas que ya no transmiten evangelio y, asumir la sencillez y radicalidad necesarias para mostrarse como una comunidad dispuesta a ser levadura en medio de las culturas de nuestro continente.

Meditando las implicaciones de la propuesta de ser una Iglesia en misión permanente, nos damos cuenta que no es cuestión de programación o de una actividad misionera más frecuente, sino de una verdadera transformación e innovación del quehacer de la Iglesia para que se transparente más su ser.

El Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga al reflexionar sobre la conversión pastoral comparte algunas expresiones escuchadas en los pasillos de Aparecida: "debemos buscar un nuevo modelo pastoral... el actual ya está agotado". Y si reflexionamos profundamente nos damos cuenta que es cierto. No podemos seguir haciendo más de lo mismo (Testigos de Aparecida, CELAM, p. 412).

En esta perspectiva de renovación es necesario estar atentos a dos vertientes de análisis: acerca de las características del ambiente social y cultural que desafía cada día más la transmisión tradicional de la fe; y, también, sobre lo que está pasando en el interior de la Iglesia, cómo es la conciencia de los bautizados y cómo está evolucionando.

Este análisis es indispensable para orientar las decisiones y actitudes que nos permitan acercarnos a las formas de pensar y vivir de las culturas de nuestra sociedad, con capacidad de escuchar y apreciar los valores que las mueven y motivan, y que son semillas del Verbo sembradas en nuestro tiempo.

En la decisión de convertirnos en una Iglesia misionera, escuchar y apreciar es un primer aprendizaje, que va provocando acercarse paulatinamente y, va disponiéndonos a una actitud de diálogo, ambiente necesario para proponer la fe mediante el testimonio. El itinerario de escuchar, apreciar, cercanía de amistad, dialogar y testimoniar la fe, marca también un camino de cambio y renovación eclesial, que permite a la comunidad creyente ser capaz de proponer la fe a un interlocutor que puede ser alejado, indiferente o crítico y, acompañar un proceso de evangelización donde el énfasis está en una conversión cada vez más profunda del portador de la buena Noticia.

Actitudes humanas que nos disponen
al Itinerario de renovación pastoral

Escuchar

de buscar la atención F a dar atención a los demás.

Apreciar

del juicio F a la valoración de las personas.

Acercarse

del contacto informal F al trato fraterno.

Dialogar

de la sola propuesta F al intercambio de valores.

Testimoniar

de hablar de la fe F a expresarla en acciones.

Con estas actitudes como parte de la práctica pastoral hacerse presente en ambientes seculares que generan cultura como universidades y centros de comunicación social


Ir a la página anterior
Ir a la página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance