Visitar Sitio Web de la Arquidiócesis de México

Comisiones Vicaría de Pastoral

Mapa del Sitio

Ir al contenido del Itinerario de la Misión continental


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México. IR A DOCUMENTOS DE LA MISIÓN


2

UNA MISIÓN DIFERENTE,
CONTINENTAL Y PERMANENTE



La Misión Continental es un envío (“misión”) personal y eclesial que el Señor Jesús hace a todos y cada uno en la Iglesia para que, animados por el Espíritu Santo, compartamos el Evangelio con cada persona, especialmente con los que se han alejado de la comunidad de la Iglesia, que también ofreceremos respetuosamente a no creyentes, a quienes se confiesan agnósticos y ateos.

Casi todos nosotros tenemos en mente las misiones del siglo pasado, que se realizaban en un período determinado —diez o quince días— con el objetivo de anunciar el Evangelio, llamar a conversión, celebrar los sacramentos, especialmente la Eucaristía y el Perdón, bautizar a los que no lo están y bendecir los matrimonios de los que simplemente conviven. Este tipo de misión tiene su sentido y su riqueza.

En este nuevo milenio, las "Misiones populares" han experimentado una profunda transformación y se han convertido en una acción pastoral extraordinaria al servicio de la pastoral ordinaria que, a través de un proceso de varios años, ayuda a las parroquias a despertar la conciencia misionera de sus miembros, a crear pequeñas comunidades eclesiales y a salir al encuentro de los alejados e indiferentes. Ahora, siguiendo el espíritu de Aparecida, pueden ser una buena ayuda para llevar adelante la Misión Continental.

Cuando hablamos de misión Continental

nos referimos a un proceso misionero, que puede tener varios años de duración y que, a partir de un encuentro personal y comunitario con el Señor Jesús, se propone poner a toda la Iglesia y a todos en la Iglesia en un estado permanente de misión.

Es decir, se trata:

  • De un impulso misionero, destinado a conmover a toda la Iglesia en América Latina y El Caribe y que realizamos contemporáneamente en cada uno de nuestros países para sumar esfuerzos. Por eso es una Misión Continental;

  • su objetivo fundamental es poner a la Iglesia, y a todos en la Iglesia, en un estado permanente de misión. Esto implica “pasar de una pastoral de mera conservación a una pastoral decididamente misionera”2 y ayudar a que todos en la Iglesia seamos fieles servidores de la Vida, por amor al Señor que es la VIDA;

  • esta actitud misionera sólo puede proceder de la hondura de un encuentro personal y comunitario con Jesucristo que nos constituya a cada uno de nosotros en auténticos discípulos y discípulas misioneros del Señor;
  • para ello queremos seguir y aplicar el método de Jesús: preguntar, escuchar y ofrecer una experiencia de encuentro con Él que llena de gozo y de sentido nuestras vidas3. Hay conciencia de que a veces no llegamos a la gente con nuestra pedagogía y nuestras propuestas pues respondemos a lo que creemos que son sus búsquedas sin haberles preguntado. Se hace más urgente preguntar ¿qué buscas? — ¿qué buscan? en una sociedad fragmentada… con búsquedas diversas y parceladas;
  • se trata de tener una pastoral acogedora de las personas y sus búsquedas actuales, tanto en nuestra actitud discipular misionera, como en la organización de servicios de escucha y acogida en nuestras comunidades. Una forma de acogi­da es tener espacios cálidos y acogedores, tanto para recibir a las personas como para realizar nuestros encuentros. No a la burocracia. No al desinterés. No a la frialdad. Sí a la calidez, a la cercanía y a la ternura.
  • Se trata de salir y no quedarnos en nuestros templos, en nuestros grupos de pertenencia, en el seno de nuestros movimientos, esperando a los que vengan; queremos “que la Iglesia se manifieste como una madre que sale al encuentro, una casa acogedora, una escuela permanente de comunión misionera”4;
  • por esta razón, la misión permanente requiere de una conversión personal, pastoral y eclesial e “implica reformas espirituales, pastorales y también institucionales”5. Es decir, cambios profundos en nuestra manera de vivir la fe, de organizar la pastoral, de administrar la Iglesia y de servir al mundo, dejando de lado estructuras caducas que condicionan negativamente nuestro caminar; se nos exige el valor de una autocrítica profunda, a la luz de la Palabra de Dios.
  • Nuestra misión, si es de Cristo, debe tener en cuenta explícitamente Su presencia en la persona de los pobres y excluidos6. De hecho, uno de los rasgos de la Misión Continental es destacar cada año a uno de los rostros sufrientes del Señor, especialmente los señalados en Aparecida: los enfermos, encarcelados, tóxicodependientes, reclusos, migrantes, gente en situación de calle, etc.7;

  • la conversión personal y pastoral es también un aporte a la transformación eclesial y social, pues el Evangelio da Vida a las personas, a las comunidades, a las culturas. Por lo tanto, la Misión Continental se propone ofrecer nuestro servicio evangelizador a la sociedad, iluminando las culturas vigentes y haciendo a los discípulos y discípulas del Señor protagonistas activos y no meros espectadores de los cambios culturales.

  • En fin, la Misión Continental tiene una dimensión ecuménica ya que no pretende hacer prosélitos pues el Evangelio crece por desborde de alegría, por contagio espiritual y nunca por proselitismo. Se sugiere invitar a nuestros hermanos de otras Iglesias y comuniones cristianas a acompañarnos con su oración durante este proceso misionero e incluso, donde sea posible, asumir algunas acciones solidarias en conjunto8.

MISIÓN CONTINENTAL: DIFERENTE Y PERMANENTE

Ir a la página anterior  
Ir al ÍNDICE-CONTENIDO de la III Conferencia de la CELAM: SANTO DOMINGO
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance