VISITAR SITIO WEB de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Ir al ÍNDICE-CONTENIDO DE: DEL ENCUENTRO CON JESUCRISTO A LA SOLIDARIDAD CON TODOS

Ir al Sitio Web de la Conferencia del Episcopado Merxicano


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México. IR A DOCUMENTOS DE LA MISIÓN

Del encuentro con Jesucristo a la solidaridad con todos. CEM

CONCLUSIÓN

"Jesús, al ver a su Madre y junto a Ella al discípulo a quien tanto amaba,
dijo a su Madre: «Mujer ahí tienes a tu hijo».
Después dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu Madre».
Y desde aquel momento, el discípulo la recibió como suya".

Jn 19, 26-27

427. En el contexto de la celebración del Gran Jubileo de la Encarnación del Verbo, llenos de gratitud, hemos vuelto los ojos hacia el momento histórico del primer encuentro que los hombres y las mujeres de estas tierras mexicanas tuvimos con Jesucristo a partir del primer anuncio del Evangelio por la Iglesia misionera que, acompañada y guiada de manera extraordinaria, y quizás única, por María, repitió por especial condescendencia de la Divina Misericordia el milagro de Pentecostés en las tierras de América: hombres de diferentes lenguas, procedencias y culturas entendieron el lenguaje, el gesto, la mirada del signo elocuente, verdadero y bello, entre las flores y el canto, de Santa María de Guadalupe al indio Juan Diego.

428. Ese encuentro con Jesús, testificado por la fuerza del Espíritu Santo en María, nos unió en la comunión de la familia del Padre, que es la Iglesia, y al mismo tiempo permitió que como familia humana nos constituyéramos en una Nación marcada por el signo de la reconciliación que es fruto de la redención realizada por la Cruz y la Resurrección de Cristo el Señor.

429. En nuestra historia, la Virgen María se ha presentado como la "Madre del verdaderísimo Dios por quien se vive." Ella "con materno amor coopera a la generación y educación" de los hijos e hijas de la Madre Iglesia, nos abre a la vida de su Hijo y nos ayuda a que crezca esa misma vida en nosotros hasta que podamos decir: "ya no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí" (Gal 2, 20).

430. Los mexicanos sabemos por experiencia que hay una dimensión mariana del encuentro con Cristo que se manifiesta en la singular relación del Apóstol Juan con Jesús y María en el Gólgota, del que indudablemente es eco el encuentro del beato Juan Diego con Jesús y María en el Tepeyac, y también con cada uno de nosotros.

431. Esta relación única y personal de la Madre con cada hijo, ha adquirido también una cierta dimensión comunitaria al establecer con este pueblo una relación especial que nos ha hecho ser una nueva Nación en la historia, a la que María ha acompañado siempre con su amor maternal, conduciéndonos sobre todo en el camino de la fe y de la fidelidad a Cristo y a su Iglesia.

432. Por eso, no podemos concluir sino con alegría y gratitud uniéndonos al canto de la Virgen María en el Magnificat, y con Ella decir todos juntos: "Mi alma glorifica al Señor, y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador, porque ha mirado la humildad de su sierva. Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones, porque ha hecho en mí cosas grandes el Poderoso" (Lc 1, 46-49).

433. Esta alegría y gratitud nos ayudan a tener la confianza y la generosidad necesarias, frente a los grandes retos y problemas del presente y de cara al futuro. Más aún, si bien los años que vienen no los podemos predecir, todos estamos invitados a afrontarlos y a asumirlos con una actitud de fe y confianza en Jesucristo que ayer, hoy y siempre es el mismo, el que siempre está con nosotros y nos ama, el que nos dice de nuevo: "no teman, soy yo" (Lc 24, 38-39).

434. Hemos tratado de escuchar y reflexionar lo que El nos dice en el presente, lo que nos pide en este renovado itinerario basado en el encuentro, en la conversión, en la comunión, en la solidaridad y en la misión. Asumimos con valentía la misión que El nos da, sabiendo que separados de su Persona no podemos hacer nada. Por ello terminamos con una súplica confiada llena de esperanza que sólo pueden tener los que creen en el amor: ¡Ven, Señor Jesús! (Cf. Ap 22, 20).

México, D. F. 25 de marzo de 2000 en la Solemnidad de la Anunciación del Señor.


Por los obispos de México:

EL CONSEJO PERMANENTE

+ Mons. Luis Morales Reyes
Arzobispo de San Luis Potosí
Presidente de la CEM

 

+ Mons. José Guadalupe Martín Rábago
Obispo de León
Vicepresidente de la CEM

 

+ Mons. Abelardo Alvarado Alcántara
Obispo Auxiliar de México
Secretario General de la CEM

 


+ Mons. José Guadalupe Galván Galindo
Obispo de Ciudad Valles
Tesorero General de la CEM

 

+ Mons. Alberto Suárez Inda
Arzobispo de Morelia
Primer vocal

 

+ Mons. Mario de Gasperín G.
Obispo de Querétaro
Segundo vocal

 

+ Mons. Vicente García Bernal
Obispo de Cd. Obregón
Región Noroeste

 

+ Mons. Jesús Martínez Zepeda
Obispo Auxiliar de México
Región Metropolitana D. F.

 


+ Mons. Renato Ascencio León
Obispo de Cd. Juárez
Región Norte

 

+ Mons. Luis Reynoso Cervantes
Obispo de Cuernavaca
Región Metropolitana Circundante

 

+ Mons. Ricardo Watty UrquidiM.Sp.S.
Obispo de Nuevo Laredo
Región Noreste

 

+ Mons. Octavio Villegas Aguilar
Obispo de Tula
Región Centro

 

+ Mons. Benjamín Jiménez Hernández
Obispo de Culiacán
Región Vizcaya-Pacífico

 

+ Mons. Mario Espinosa Contreras
Obispo de Tehuacán
Región Oriente

 

+ Mons. Javier Navarro Rodríguez
Obispo de San Juan de los Lagos
Región Occidente

 


+ Mons. Luis Gabriel Cuara Méndez
Obispo de Veracruz
Región Golfo

 

+ Mons. Alberto Suárez Inda
Arzobispo de Morelia
Región Don Vasco

 

+ Mons. Carlos Garfias Merlos
Obispo de Cd. Altamirano
Región Sur

 

+ Mons. Mario de Gasperín G.
Obispo de Querétaro
Región Bajío

 

+ Mons. José Luis Amezcua
Obispo de Campeche
Región Sureste

 

+ Mons. Felipe Padilla Cardona
Obispo Coadj. de Tehuantepec
Región Pacífico Sur


GLOSARIO MÍNIMO

A continuación se apunta un glosario mínimo que ayude al lector de la Carta Pastoral Del encuentro con Jesucristo a la solidaridad con todos a comprender mejor el significado de algunos términos utilizados a lo largo del texto. El glosario no pretende ser exhaustivo ni en la cantidad de los términos que se enuncian ni en las breves explicaciones que los acompañan. Más aún, el glosario no forma parte de la Carta Pastoral en sí misma considerada. El objetivo que se persigue es ofrecer un primer instrumento pastoral para el estudio y asimilación de los contenidos que invite a la profundización personal y comunitaria.

Acontecimiento guadalupano

El acontecimiento guadalupano consiste en el conjunto de elementos teológicos, históricos y culturales que constituyen las apariciones de la Virgen María al indio Juan Diego en 1531, el mensaje por Ella dejado, el simbolismo de la tilma y la proyección evangelizadora suscitada por estos hechos a lo largo del tiempo. Por ello, más que en un suceso acaecido en el pasado, nos referimos a este como un acontecimiento, es decir, como la presencia maternal de la Virgen María que anuncia a Jesucristo y que acompaña y acoge al pueblo de manera permanente intercediendo por él. El acontecimiento guadalupano es un elemento esencial para entender el origen y desarrollo de la Nación mexicana a través de la historia.

Bien común de la sociedad

Consiste en el conjunto de condiciones de la vida social mediante las cuales las personas pueden conseguir con mayor plenitud y facilidad su propia perfección. Es el bien de todos y de cada uno. Particularmente incluye el respeto a los derechos y deberes de la persona humana. Todos somos responsables de colaborar desde nuestras responsabilidades específicas con el bien común. Particularmente, el bien común es la meta final de toda la compleja acción del Estado y de los gobernantes y debe de gestarse a través de la práctica de la solidaridad.

Crecimiento económico

El crecimiento de una economía se manifiesta cuando la producción de un país ö por ejemplo medida por el Producto Interno Bruto (PIB) - crece en un año considerando al año anterior como punto de referencia. Se afirma que existe crecimiento económico sostenido cuando el PIB ha crecido con relación al año precedente por un periodo importante (normalmente más de cinco años). Sin embargo, aunque el PIB presente crecimiento sostenido esta es una condición necesaria aunque no suficiente para que una Nación se desarrolle. Se dan casos en los que el crecimiento de la economía está acompañado de una alta concentración de la riqueza en pocas personas, generación de empleos deficientemente remunerados y creciente inseguridad. El crecimiento económico es muy importante para el desarrollo de un país. Sin embargo, también es sumamente relevante distribuir con justicia la riqueza generada entre la población. La justicia en la distribución es un factor esencial para el auténtico desarrollo.

Cristianismo

Si bien el cristianismo tiene múltiples dimensiones y acepciones su esencia radica en el encuentro con Jesucristo vivo. El estupor, la persuasión y la certeza que se suscitan al encontrarse con Él muestran la condición divina y humana de Jesús y la capacidad que Él tiene de acoger a todo el hombre y a todos los hombres. El cristianismo es comunión con Dios y con las personas. La Iglesia como comunión y sacramento, precisamente dilata y continúa a Jesucristo en la historia y lo hace encontradizo para todas las personas.

Cultura

En sentido general la cultura es todo aquello con lo que las personas afinan y desarrollan sus cualidades espirituales y materiales; someten el mundo a través de su trabajo; y hacen más humana la vida personal y comunitaria. Así mismo, es preciso reconocer la dimensión histórica y social de la cultura. En esta segunda acepción la palabra cultura se refiere a los estilos de vida diversos, a las costumbres, a los símbolos y a todo lo que expresa al ser humano en una situación y momento particulares. La cultura es uno de los constitutivos más importantes de la Nación. Las culturas poseen no solo derecho a existir y a desarrollarse sino que tienen una legítima soberanía participada de la persona y de la familia.

Cultura de la democracia

La democracia si bien incluye una dimensión electoral para poder practicarse requiere desarrollarse como un estilo de vida que anime a las personas y a las instituciones. Por cultura de la democracia entendemos una cultura participativa y solidaria, representativa y subsidiaria, y promotora del respeto a los derechos humanos y a sus deberes correlativos.

Derechos humanos

Los derechos humanos consisten en las exigencias que en justicia deben ser reconocidas a cualquier persona por el hecho de ser tal. Son universales, inalienables y brotan de la naturaleza de la persona humana. No deben ser respetados selectivamente sino que siempre deben ser vigentes para todos. Nadie debe transgredirlos por ningún motivo, ni siquiera apelando a la mayoría o al consenso. El mercado, la democracia y el Estado deben de encontrar en los derechos humanos el fundamento y límite de su acción. El derecho a la vida es primordial debido a que sin él no se pueden ejercer los demás derechos. El derecho a la libertad religiosa funge como columna vertebral de los derechos humanos debido a que versa sobre el dinamismo más íntimo y profundo de la persona humana.

Desarrollo

El desarrollo es el proceso por el cual se promueve integralmente a toda la persona y a todas las personas tanto de manera individual como colectiva. El verdadero desarrollo es el paso para todos y para cada uno de condiciones de vida menos humanas a condiciones más humanas. Si bien el desarrollo incluye el crecimiento económico no pude reducirse a él. No se trata sólo de elevar a todos las personas y pueblos al nivel del que gozan los países más ricos, sino de fundar sobre el trabajo solidario una vida más digna donde crezca la creatividad de todas las personas, y donde se responda a su propia vocación que es verdadera llamada de Dios.

Desarrollo sustentable

Es necesario que la promoción del desarrollo tendiente a satisfacer las necesidades del presente no comprometa las capacidades de las generaciones futuras para cubrir sus propias necesidades. Por ello es preciso que el desarrollo se pueda sostener y hacer viable a mediano y largo plazo. Consideramos que es necesario tomar en cuenta tres factores fundamentales para colaborar a crear estas condiciones de sustentabilidad: la promoción de la responsabilidad social de las actividades productivas, el respeto y cuidado del medio ambiente natural y el respeto y promoción de la persona humana, de sus valores y de su cultura. De esta manera los esfuerzos a favor del desarrollo sustentable se insertan dentro de la perspectiva de una ecología humana.

Diálogo

El diálogo es la relación ofrecida y establecida con nosotros por Dios mediante Cristo en el Espíritu Santo. Es el impulso interior de la caridad que tiende a hacerse don exterior. Por ello dialogar implica verificar y compartir entre varias personas nuestras mutuas certezas y valores. Es un aspecto capital para la vida de la Iglesia de acuerdo a su misión respecto del mundo. El diálogo de la Iglesia con el mundo debe ser paciente y esforzado, respetando la libertad religiosa y civil. El diálogo requiere claridad para que podamos comprendernos, afabilidad para no ser hirientes u orgullosos, confianza entre los interlocutores y prudencia pedagógica que atiende a las condiciones morales y psicológicas del que escucha.

Doctrina Social de la Iglesia

La Doctrina Social de la Iglesia surge del encuentro del Evangelio y sus exigencias éticas con los temas y problemas propios de la vida social. Ofrece principios y valores permanentes, criterios de juicio y directrices de acción. Es una parte integrante de la concepción cristiana de la vida que ofrece un saber que se encuadra dentro de la teología moral, de tipo teórico-práctico, de alcance y proyección pastorales, y coherente con la misión evangelizadora de la Iglesia. Su fundamento y objeto es la dignidad de la persona humana con sus derechos inalienables. El sujeto de la Doctrina Social de la Iglesia es toda la comunidad cristiana en unión a sus Pastores. La Doctrina social de la Iglesia se formula por parte del Papa y los obispos en comunión con él como parte de su deber y derecho de anunciar a Jesucristo. Posee una dimensión accesible a la razón por lo que es una propuesta abierta a todos los hombres de buena voluntad con quien es necesario colaborar para construir una sociedad más humana, y en el fondo, más cristiana.

Eclesiología / Iglesia

Es la parte de la teología que expone los elementos constitutivos del misterio de la Iglesia tanto en su realidad humana como en su dimensión sobrenatural. La Iglesia no solo es la asamblea litúrgica sino también la comunidad local y la comunidad universal de los creyentes. Estos tres significados son inseparables de hecho. La Iglesia es el pueblo de Dios que a través del tiempo camina hacia el Padre. Por ello, la Iglesia en su acepción más profunda involucra a las generaciones pasadas y presentes. La Iglesia vive de la Palabra y del Cuerpo de Cristo y de esta manera viene a ser ella misa Cuerpo de Cristo. En la Iglesia conviven elementos visibles e invisibles, humanos y divinos. Ella misma es como un sacramento o signo de la unión íntima de Dios con todas las personas. Más aún, es sacramento de la unidad de todo el género humano. La Iglesia es enseñada, santificada y dirigida por los sucesores de los apóstoles: el colegio de obispos - a los que asisten los presbíteros ö en comunión con el sucesor de Pedro, sumo Pastor de la Iglesia.

Ecumenismo

Es el conjunto de esfuerzos que se realizan a través de la oración, la palabra y la acción para llegar a aquella plenitud de unidad que Jesucristo quiere en sus discípulos. El diálogo es un instrumento importante para el trabajo a favor de la unidad con otras confesiones cristianas. Para trabajar en este ámbito es preciso primero considerar todo aquello que al interior de las propias comunidades católicas debe ser renovado y llevado a cabo para que la vida eclesial de un más fiel y claro testimonio de Cristo.

Educación

La educación es un proceso de comunicación y asimilación sistemática y crítica de la cultura, para la formación integral de la persona humana. Por ello, la educación no se reduce a transmitir e interiorizar pasivamente los contenidos culturales, sino que es necesario comunicarlos en forma sistemática y asimilarlos críticamente, para que el educando los reconstruya y se los apropie de manera inteligente y creativa. El propósito de la educación es la formación de la persona humana en orden a su fin último y al bien de las sociedades de las que el hombre es miembro y en cuyas responsabilidades participará cuando llegue a ser adulto.

Empresa

Es la comunidad de trabajo que de una manera organizada busca con efectividad servir a las personas, tanto a aquellas que consumen sus bienes o servicios, como a las que la integran y colaboran junto con ella. La Iglesia reconoce la justa función de los beneficios, como índice de la buena marcha de la empresa. Sin embargo, los beneficios no son el único índice de las condiciones de la empresa. En efecto, finalidad de la empresa no es simplemente la producción de beneficios, sino más bien la existencia misma de la empresa como comunidad de personas que, de diversas maneras, buscan la satisfacción de sus necesidades fundamentales, se desarrollan humanamente a través del trabajo y constituyen un grupo particular al servicio de la sociedad entera. Los beneficios son un elemento regulador de la vida de la empresa, pero no el único; junto con ellos hay que considerar otros factores humanos y morales que, a largo plazo, son por lo menos igualmente esenciales para la vida de la empresa.

Estado

El Estado es una comunidad política y jurídicamente organizada que en un territorio y a través de un entramado institucional debe colaborar a construir el bien común de la Nación por medio de la solidaridad. Parte esencial del entramado institucional al que nos referimos son las autoridades civiles quienes deben de legitimarse tanto por su origen como por su ejercicio promoviendo siempre el bien del pueblo en su situación cultural e histórica particular.

Estado de Derecho

Estado de Derecho es aquel que está regido de manera efectiva y práctica por leyes justas basadas en la dignidad de la persona humana y sus derechos y deberes fundamentales. La existencia de un Estado de Derecho implica en los ciudadanos y, más aún, en la clase dirigente el convencimiento de que la libertad no puede estar desvinculada de la verdad para que de esta manera la justicia se procure y administre en base a las exigencias objetivas de la justicia y nunca de manera discrecional. El Estado de Derecho es una condición para una democracia auténtica.

Evangelizar

Evangelizar consiste en el anuncio por medio de la palabra y el compromiso de vida de la Buena Nueva de Jesucristo. Evangelizar es la tarea primordial de la Iglesia que en el momento presente debe buscar ser realizada con nuevo ardor, con nuevos métodos y con nuevas expresiones para de esta manera ofrecer al mundo entero la oportunidad de encontrarse con Cristo, convertirse de corazón a Él, vivir la experiencia de la comunión eclesial y proyectarse a través de la solidaridad con todos en actitud misionera y dialogante. Los destinatarios de la evangelización somos todos, especialmente los más pobres, quienes han de poder recibir la noticia de salvación y liberación que su corazón reclama.

Fieles laicos

Son quienes habiendo recibido la gracia del bautismo y estando por ello plenamente incorporados a la Iglesia poseen como vocación propia y específica buscar el Reino de Dios transformando las realidades temporales según Cristo. La secularidad es la nota característica de los fieles laicos que los lleva a actuar y a dar testimonio de la fe en una gran cantidad de ambientes y lugares. Su colaboración en tareas intraeclesiales es muy valiosa, sin embargo, nunca debe anular el cumplimiento de aquello que es su misión particular dentro de la Iglesia. La Doctrina Social de la Iglesia es un medio indispensable para que los fieles laicos formen su conciencia y orienten su acción cristiana en medio del mundo.

Globalización

Es un proceso complejo de alcance mundial fuertemente orientado por la nueva dinámica económica basada en el libre mercado y en la apertura comercial. Sin embargo, el proceso de globalización además de la dimensión económica posee una dimensión comunicacional, cultural y política sumamente importante. El proceso de globalización fomenta la interdependencia y la unidad mundial. Sin embargo, los criterios de interdependencia y unidad en muchas ocasiones privilegian la lógica del puro intercambio por encima del respeto a la dignidad humana, a las culturas, a la soberanía de las naciones y al medio ambiente. Por ello, es necesaria la acción de los cristianos, que junto con todos las personas de buena voluntad, deben promover una nueva dinámica mundial basada en el respeto a la dignidad humana, al desarrollo fundado en la justicia social y a la corresponsabilidad con todos, especialmente con los más pobres. Esto quiere decir que es urgente colaborar a la creación de una cultura globalizada de la solidaridad.

Macroeconomía

Es el conjunto de factores que dan cuenta del desempeño cotidiano de la economía de un país a través de diversos indicadores tales como el Producto nacional o interno bruto, el gasto nacional, la inversión pública o privada, el tipo de cambio, la tasa de interés, etc. Una economía ordenada macroeconómicamente habla más de una situación de estabilidad o de equilibrio, lo que no necesariamente significa que haya desarrollo y menos justicia social. El objetivo a lograr por todos es promover el desarrollo sin descuidar los equilibrios macroeconómicos.

Nación

El pueblo en cuanto se encuentra unido por su origen, por sus valores religiosos, por su cultura, por su historia y posee un destino común constituye a la Nación. La Nación es un verdadero parámetro para la acción tanto del mercado como del Estado. Más aún, la soberanía cultural de la Nación es primaria respecto de la soberanía política del Estado.

Persona humana

La persona se define como la sustancia individual de naturaleza racional. Esta noción es aplicable tanto a las Personas Divinas, a los ángeles o a los seres humanos. Desde el punto de vista de la antropología cristiana, la persona humana es un sujeto digno creado a imagen y semejanza de Dios. Posee naturaleza inteligente, libre y social. Se encuentra llamado a la comunión con su Creador, está herido por el pecado y ha sido redimido por medio de la muerte y la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. La persona humana es el principio, sujeto y fin de toda actividad social y de todas las instituciones.

Pobres / Pobreza

Es preciso siempre distinguir entre la pobreza libremente escogida como signo de consagración a Dios, por ejemplo dentro de la vida Consagrada, y la pobreza fruto de la exclusión y la marginación. La primera acepción brota del seguimiento radical de Jesucristo quien se hizo pobre y optó por los pobres con especial amor y dedicación. En la segunda acepción los pobres son un lugar privilegiado del encuentro con Cristo y primeros destinatarios de la evangelización. La pobreza en la que viven es del todo injusta y clama al cielo. Nadie debe permanecer indiferente ante la falta de satisfacción de las necesidades básicas para el desarrollo de una persona. Las medidas puramente asistenciales no resuelven de fondo el problema de la pobreza. Es necesario que todos colaboremos a crear las medidas promocionales y de corrección estructural que permitan superar la pobreza a través de la creación de condiciones de desarrollo fundadas en la justicia social.

Purificación de la memoria

Es la actitud espiritual que reconoce en la trayectoria histórica de las personas o de las comunidades los daños morales cometidos contra otros y se arrepiente de ellos pidiéndole su gracia a Dios. Es una condición previa para pedir perdón y de esta manera reconciliarse con el Señor y con los hermanos.

Subjetividad social / Pueblo

El término se refiere a la sociedad en cuanto integrada por personas que al poseer inteligencia y libertad tienen el derecho de vincularse solidariamente y de esta manera evitar ser objetos de uso o de abuso promoviendo sus legítimos intereses y colaborando a la construcción del bien común. La subjetividad social se fortalece cuando existen organismos que promueven la corresponsabilidad y la interdependencia basadas en la persona humana y sus derechos. Más aún, la subjetividad social permite que una comunidad no se torne masa anónima sino verdadero pueblo. Cuando la sociedad es sujeto activo de su propio destino las instituciones responden de una manera más adecuada a las necesidades auténticas de la población.

Ir a la página anterior  
Ir al ÍNDICE-CONTENIDO
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance