ASAMBLEAS

 

IV ASAMBLEA DIOCESANA

"CONVERTIRNOS PARA LA MISIÓN"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ASAMBLEA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

JUEVES

 

Celebración de apertura

Introducción

* Recordar qué es la Asamblea y,

* El objetivo de la IV Asamblea Diocesana

Conexión con el proceso evangelizador de la Iglesia Universal y Local

Síntesis de la evaluación de las Asambleas Vicariales para el nivel diocesano

Complementación: signos de la realidad urbana en la Ciudad de México

Trabajo en Grupos

Oración final por grupos

 

VIERNES

 

Conclusiones del día anterior

Celebración de la Palabra

Trabajo en Grupos

Conclusión de la Celebración

Presentación del Objetivo de la Misión y entrega del Proyecto del Plan

Canto final

 

SÁBADO

 

Oración inicial

Significado del Objetivo

Presentación del Proyecto del Plan General y de las Etapas de la Misión

Presentación del Plan 1999

Trabajo en Grupos

Presentación de la calendarización prevista de noviembre '98 en adelante

Evaluación

Eucaristía

VIERNES 23

 

APORTACIONES RECIBIDAS

Trabajo en Grupos

Jueves 22

 

ÉNFASIS

 

El informe parece optimista.

Informe de la realidad actual; mejor que los de otras Asambleas: es más objetivo.

Conocer más las diversas realidades.

Preparación para enfrentar los nuevos desafíos de la realidad.

Necesidad de autoevaluación.

Decisiones más concretas.

Falta de conocimiento del Sínodo.

Importancia de conocer y practicar el Sínodo con toda su riqueza.

Las actividades postsinodales siguen en proceso.

El plan de trabajo se queda en el papel. Se desconoce en las Vicarías.

El Plan Pastoral no fue abordado en todas las parroquias, falta interés de sacerdotes para aplicarlo.

Mayor interés en el Plan Pastoral.

Insistir en la formación de agentes para impulsar los programas.

Necesario invertir en la formación de laicos.

CEFALAE's. Baja calidad, necesidad de unificar criterios y contenidos.

Mayor preocupación por los CEFALAE's.

Falta plan maestro de los CEFALAE's.

Motivar a los presbíteros al proceso de conversión en la doctrina social conciliar.

Que las acciones específicas sean evaluadas por sacerdotes.

Mucho culto y poca pastoral social.

Falta de seriedad de algunos aspectos sacramentales.

Continuidad en los proyectos que se inician en las parroquias sin suspenderlos por los cambios de párrocos, decanos, etc.

Diálogo respetuoso entre Presbíteros y laicos.

Que la jerarquía no tema a los laicos.

Valorar los carismas de los religiosos y también de los movimientos de grupos eclesiásticos.

Fomentar Asambleas de Vicarías.

Unificación de parroquias, decanatos y Vicarías.

Comunicación para mejorar pastoral de conjunto.

Falta comunicación entre los distintos niveles.

Falta de comunicación de religiosos y parroquias.

Participación de jóvenes: benéfica para la pastoral.

Falta pastoral familiar y juvenil organizada.

Faltan CPPs.

Se encontraron textos iluminadores.

Proponer puntos concretos para la misión.

 

COMPLEMENTOS

 

Que los sacerdotes congreguen y hagan partícipes a todos los laicos.

Los presbíteros deben ser promotores de las Bases.

Actitud poco convertida de apertura a un Plan Pastoral concreto en los sacerdotes.

Urge comunicación entre sacerdotes.

Formación laical con equilibrio doctrinal y pastoral.

El organigrama de la Arquidiócesis carece de un cargo para laicos.

Difundir reportes de las actividades por Vicaría.

Es necesario mejorar la metodología para mayor precisión en las respuestas de las Vicarías.

Falta información a nivel social sobre la Organización de la Arquidiócesis con respecto al Sínodo.

Boletín informativo de las actividades de cada Vícaría.

Que se hagan proyectos de trabajo entre los grupos parroquiales.

Elaborar el código de normas parroquiales.

Que los procesos catecumenales partan de la vivencia del amor a Dios.

Insistir en el kerigma fundamental.

Falta retroalimentación entre los CEFALAE's.

Lento avance por la problemática urbana.

Tomar en cuenta las diferencias de clases sociales, económicas y culturales.

Es necesaria una infraestructura que tome en cuenta el aspecto económico.

 

DESACUERDOS

 

La información es subjetiva.

Son muy irreales las conclusiones de las 8 Vicarías.

Los datos sobre avances no muestran una realidad clara.

No aparecieron procesos de las Asambleas Parroquiales y decanales.

No existen líneas de trabajo a nivel decanato.

Que los laicos participen en la realización de planes pastorales.

Que las Asambleas no sean anuales sino más distanciadas.

Planear con mayor anticipación la Asamblea Diocesana.

 

INFLUJOS DE NUESTRA ACCIÓN PASTORAL EN LA CIUDAD

 

Es raquítica y mínima porque nos rebasa la realidad.

La Iglesia no es todavía capaz de llegar al problema urbano.

Se necesita conversión para mayor participación.

Necesidad de mayor unión e información a nivel Vicaría y Arquidiócesis.

Hace falta mayor responsabilidad en los laicos para buscar mejores acciones.

Necesidad de sentir a los pastores más cercanos a su pueblo.

Se puede influir con una pastoral más diversificada.

Se está generando una nueva mentalidad para influir más.

Ya existe mayor conciencia, compromiso y comunicación y, mayor oportunidad de participación.

Hay muchos laicos que están participando en la acción de la Iglesia en algún puesto de gobierno.

A través de los grupos se ilumina la realidad y se infunde esperanza.

Sí hay esfuerzos por responder a la problemática urbana.

Despensas y consultorios médicos.

Existe acción de apoyo a jóvenes con problemática.

Escuelas para padres. Secundaria y preparatoria abierta.

Alcohólicos anónimos.

Campañas de alfabetización.

Cajas de ahorro popular.

Promoción de pequeña empresa.

Mayor diálogo eclesial.

El proceso sinodal va dando frutos.

Éstas reuniones diocesanas son ya una respuesta evangelizadora.

 

DESAFIOS

 

Gran diferencia entre Vicarías.

La Arquidiócesis necesita un Plan General.

Conocer más a fondo el Plan Pastoral.

Superar los límites parroquiales.

Hacer de la parroquia, centro de formación y nueva cultura.

Aprender a formar comunidad. Pastoral de conjunto;

Saber ser Iglesia (que no sólo son sacerdotes, tambien son laicos).

Recordar que lo fundamental en el trabajo postsinodal es el cambio de mentalidad.

Se necesita cambio de mentalidad en el clero.

Al clero le falta incorporar a los laicos.

Que el párroco deje crecer a los laicos y los promueva.

A los clérigos les falta ilusión por crecer.

Superar actitud verticalista.

Dejar el individualismo.

La espiritualidad de los laicos debe ser fuertemente arraigada y encarnada para que pueda desempeñar su misión en el mundo.

Necesidad que los laicos descubran su papel.

Vivir más el amor entre los cristianos.

La formación de los laicos debe estar verdaderamente orientada a asumir la realidad.

No separar la vida de fe de nuestra vida cotidiana.

Mayor compromiso de fe en base a ser misioneros en todos los ámbitos de nuestra vida.

Falta interés para continuar una formación cristiana.

Establecer centros de formación seria para laicos.

Oportunidades de becas en institutos establecidos.

Equilibrar la pastoral profética, litúrgica y social, es decir, la integración en los procesos de fe y vida, de oraciónacción.

Crear procesos de evangelización para los alejados.

Recuperar valores morales.

Mayor capacitación a los laicos y sacerdotes.

Que la liturgia sea más viva y participativa.

Encamar la inculturación del Evangelio.

Nos reta la realidad a una conversión personal y al testimonio.

La Iglesia debe involucrarse en la reafidad social.

Establecer más relaciones y cooperación con las autoridades de gobierno.

Que exista un esfuerzo coordinado.

A través de los medios de comunicación llegar a la sociedad. Lograr una comunicación más eficaz.

Extrema pobreza y sus efectos: corrupción, drogadicción, prostitución...

Defender la dignidad humana ante el abuso de los poderosos.

Fomentar la creación de las fuentes de trabajo.

 

 

 

CELEBRACIÓN DE LA PALABRA

 

San Juan Capistrano

Memoria

 

ORACIÓN Y REFLEXIÓN

EN DIÁLOGO CON LA PALABRA DE DIOS

 

INVOCACIÓN INICIAL

 

Ministro: Dios mío, ven en mi auxilio.

 

Todos: Señor, date prisa en socorrerme. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

 

HIMNO

Invocación al Espíritu Santo

 

1. Ven, Espíritu Creador

visita nuestras almas

y llena con tu gracia

los corazones que tu creaste.

 

2. Eres el Paráclito,

el don de Dios altísimo,

fuente viva, fuego, amor

y espiritual unción.

 

1. Autor de los siete dones,

dedo de la diestra divina.

Tú, fiel promesa del Padre

que enriquece nuestra palabra.

 

2. Ilumina los sentidos,

infunde amor en los corazones

y conforta sin cesar

nuestra fragilidad.

 

1. Ahuyenta al enemigo,

danos pronto la paz.

Con tu conducción previsora

evitemos todo mal.

 

2. Por tí conozcamos al Padre

y también al Hijo,

y confiemos todo el tiempo en Tí

Espíritu de ambos.

 

1. Gloria al Padre y Señor.

Y al Hijo, que murió y resucitó,

y tambi én al Paráclito.

Por los siglos de los siglos.

Amén.

 

SALMO 24

 

R. Descúbrenos, Señor, tus caminos.

 

1. Descúbrenos, Señor, tus caminos, guíanos con la verdad de tu doctrina. Tú eres nuestro Dios y salvador y tenemos en tí nuestra esperanza.

 

2. Porque el Señor es recto y bondadoso, indica a los pecadores el sendero, guía por la senda recta a los humildes y descubre a los pobres sus caminos.

 

1. Con quien guarda su alianza y sus mandatos, el Señor es leal y bondadoso. El Señor se descubre a quien lo teme y le enseña el sentido de su alianza.

 

LECTURA BÍBLICA 1 Pe 1, 22b - 23. 24b. 2, 1-6. 9-12.

 

Amaos intensamente unos a otros, con corazón puro, pues habéis sido reengendrados de un germen no corruptible, sino incorruptible, por medio de la Palabra de Dios viva y permanente. Y esta es la Palabra: la Buena Nueva anunciada a vosotros. Rechazad, por tanto, toda malicia y todo engaño, hipocresías, envidias y toda clase de maledicencias. Como niños recién nacidos, desead la leche espiritual pura, a fin de que, por ella, crezcáis para la salvación, si es que habéis gustado que el Señor es bueno. Acercándoos a Él, piedra viva, desechada por los hombres, pero elegida, preciosa ante Dios, también vosotros, cual piedras vivas, entrad en la construcción de un edificio espiritual, para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales, aceptos a Dios por mediación de Jesucristo. Pues vosotros sois linaje elegido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido, para anunciar las alabanzas de Aquel que os ha llamado de las tinieblas a su admirable luz, vosotros que en un tiempo no érais pueblo y ahora sois el Pueblo de Dios, de los que antes no se tuvo compasión, pero ahora son compadecidos. Queridos, os exhorto a que, como extranjeros y forasteros, os abstengáis de las apetencias carnales que combaten contra el alma. Tened en medio de los gentiles una conducta ejemplar a fin de que, en lo mismo que os calumnian como malhechores, a la vista de vuestras buenas obras den gloria a Dios en el día de la Visita.

 

MEDITACIÓN DE LA PALABRA

 

REFLEXIÓN Y TRABAJO EN GRUPOS

 

SUBPLENARIO

 

 

 

 

CONCLUSIÓN DE LA CELEBRACIÓN

 

Respuesta a la Palabra de Dios

 

Canto

 

1. Yo canto al Señor porque es grande

me alegro en el Dios que me salva,

feliz me dirán las naciones

en mí descansó su mirada.

 

Unidos a todos los pueblos

cantamos al Dios que nos salva

 

2. Él hizo en mí obras grandes

su amor es más fuerte que el tiempo,

triunfó, sonríe el mal de este mundo,

derriba a los hombres soberbios.

 

3. No quiere el poder de unos pocos,

del polvo a los pobres levanta,

dio pan a los hombres hambrientos,

dejando a los ricos sin nada.

 

Oración de los Fieles

Inspirada en los Oficios comunes de la dedicación de una iglesia. LH 1563-1564.

 

Ministro:

 

Como piedras vivas, edificadas sobre Cristo, la piedra escogida, oremos al Padre todopoderoso por su Iglesia amada y, confesemos nuestra fe en ella diciendo:

 

Todos: Ilumina, Señor, y fortalece a tu Iglesia.

 

1. Tú que eres el labrador de la vid, guarda, purifica y acrecienta tu viña.

 

2. Pastor eterno, protege y acrecienta a tu rebaño, y haz que todas las ovejas se reúnan en un solo redil.

 

3. Sembrador, todopoderoso, siembra la Palabra en tu campo, y haz que dé frutos del ciento por uno para la vida eterna.

 

4. Santifica a tu familia, que es la Iglesia, y haz que aparezca ante el mundo como ciudad celestial, esposa sin tacha y Jerusalén del cielo.

 

PADRE NUESTRO

Se canta

 

ORACIÓN FINAL

Por la evangelización de los pueblos B, MR 750-751.

 

Dios nuestro, que enviaste a tu Hijo al mundo como luz verdadera, concédenos el Espíritu que nos prometiste, para que difunda la verdad y suscite la fe en los corazones de los hombres, a fin de que todos, renacidos a una vida nueva por el bautismo, lleguemos a pertenecer a tu pueblo santo. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

Todos: Amén.

 

 

 

TRABAJO EN GRUPOS

Viernes

 

TEMA: LA CONVERSIÓN

 

Objetivo

 

Vivir en la Asamblea un momento importante de discernimiento pastoral en Comunidad y, desde nuestra visión de fe, compartir la búsqueda de los caminos que hemos de transitar para vivir la conversión a la que el Señor nos llama.

 

Guía para la reflexión en grupos homogéneos.

 

Este tiempo lo emplearemos en un clima de diálogo, de discernimiento y oración para ponernos en un camino de conversión.

 

Indicaciones:

 

a) En un primer momento, se reflexiona personalmente sobre las tres dimensiones de la conversión; después, el grupo comparte brevemente. No se trata de llegar a acuerdos, sino sólo de compartir.

 

Primera, la del SER: la conversión de la persona.

Segunda, la del SER CON: de la persona en la Comunidad.

Tercera, la del SER PARA: de la persona y de la Comunidad hacia los demás.

b) En seguida se escoge uno de los tópicos que se enuncian a continuación, y que hacen referencia a la situación pastoral y urbana descrita ayer. Podrán abordar uno o más tópicos si el tiempo se lo permite.

 

Primero, se da un tiempo breve para una lectura personal del enunciado.

Después, mediante el diálogo, el grupo comparte algunas formas concretas de en qué y cómo vivir la conversión según el punto que haya sido elegido.

Al terminar el intercambio del grupo se concluye con una breve oración espontánea.

Tópicos

 

En la dimensión del SER:

 

Pasar de la conducta del Agente instalado y conformista, a la actitud del discípulo auténtico que se convierte en apóstol.

 

En la dimensión del SER CON:

 

Pasar de una pastoral desarticulada individualista, capillista, a una pastoral de conjunto, en comunión y corresponsabilidad.

 

Pasar de una pastoral anacrónica e improvisada (sin planes y metas) a una pastoral encarnada en la cultura urbana y planeada (1 Cor 9, 26).

 

En la dimensión del SER PARA:

 

Pasar de una vida eclesial distanciada de los anhelos, necesidades y luchas del cuerpo social, a una pastoral que aporte fuerzas de cambio social.

 

Pasar de una pastoral que convive pasivamente con una sociedad en situación de degradación, a una pastoral que favorezca el reconocimiento, la valoración y la defensa de los derechos humanos.

Cuando termine el  momento  señalado para el  trabajo de grupos,  se concentrarán en plenarios parciales:

 

Sala de usos múltiples: los Religiosos que asisten en representación de su Comunidad.

Aula Sinodal: los Presbíteros, incluyendo a los Religiosos que vienen por parte de su Decanato o de su Vicaría.

Capilla de la Prepa: las Religiosas.

Auditorio: Laicos.

Las aportaciones, tanto de los grupos como de los plenarios, serán recogidas y sistematizadas para ser entregadas posteriormente.

 

Más adelante, servirán para la elaboración formal del Plan de la Misión 2000.

 

 

 

APORTACIONES RECIBIDAS

Trabajo en Grupos
Viernes 23

 

1. SACERDOTES

14 grupos

 

DIMENSIÓN DEL SER

 

Convertirse para convertir (Conversión personal profunda parte de uno, con ayuda del Espíritu de Dios).

Vamos en un proceso de conversión lento y cotidiano.

Tener a Cristo como Pastor, modelo y Centro.

Tener una actitud permanente de liberación interior.

Vencer el conformismo.

Aceptar los cambios propuestos.

Ser agentes de santidad.

Conversión al ministerio.

El sacerdote debe salir a la calle.

Vencer la propia instalación.

Es inútil el punto de vista de un laico si no hay conversión real del sacerdote.

Tener apertura hacia la participación de los laicos.

Buscar un autoconvencirniento de la identidad del sacerdote.

Entrar en clima de oración.

Tener un actitud de escucha y disponibilidad.

Crear espacios de comunicación.

Trabajar en un plan pastoral definido que tenga una motivación clara.

Fomentar una renovación permanente de nuestra realidad como pastores.

Establecer una relación "de hecho" con Dios y una entrega de generosidad.

Proyectar la propia conversión, con una dimensión social, somos para el mundo.

Pasar de una pastoral de templo a una pastoral evangelizadora de conquista.

Pasar de una pastoral instrumentalizadora y clericalista a una de corresponsabilidad.

2. RELIGIOSOS

3 grupos

 

Lectura de las conclusiones:

 

Conclusiones:

 

Es destacada la importancia de la "Complementariedad" en los distintos carismas al servicio de la pastoral arquidiocesana.

Convertirnos al plan Arquidiocesano de pastoral en lo específico, ya que muchas veces hemos quedado al margen.

La conversión debe ser mutua del clero tanto religioso como diocesano.

Los carismas generales se enriquecen en la pastoral arquidiocesana.

Señalar los campos específicos en los que el clero religioso aporta riqueza al plan patoral.

Educación, Salud.

En qué áreas específicamente:

Obreros, marginados, cárceles, etc.

Todo esto más: formación, espiritualidad y predicación.

La importancia de integrarnos en los campos familiares y juveniles alejados.

En plan integral y articulado emanado del Sínodo de la Arquidiócesis es un gran avance, ¡pero!, debemos integrarnos.

Dar calidad al discípulo para dar calidad al apóstol.

Animar la fidelidad vocacional.

Somos religiosos para los demás.

El carisma está al servicio de la Iglesia.

La pastoral se diversifica y enriquece mediante los carismas.

Garantizar la integridad de la pastoral eclesial.

Convertirse en la gracia por la pastoral diocesana.

Conversión hacia la Iglesia diocesana con un mayor conocimiento del Sínodo al Plan Arquidiocesano.

La conversión será en comunión.

Esta misma conversión a la Misión será desde Cristo que es donde estamos insertos.

3. RELIGIOSAS

4 grupos

 

Tópico 2:

 

Interesarnos por conocer el Plan Pastoral Arquidiocesano.

Trabajar en comunión con los sacerdotes en igualdad de derechos y obligaciones aportando cada quien, desde su propio carisrna, con una actitud de apertura.

Impulsar las actividades de educación y cultura, por ejemplo, campañas o programas de alfabetización.

Que la vida religiosa esté presente en los consejos parroquiales y se valúe su presencia.

Tomar en cuenta para nuestra conversión las realidades espirituales, humanas, intelectuales y pastorales.

Fomentar la relación intersacerdotal.

Atender la realidad personal del sacerdote (especialmente del solo).

Abandonar conceptos como: "tener siempre la razón" e "irse a lo fácil".

Luchar para evitar la superficialidad.

Evitar el activismo vacío que propicia la pastoral superficial y la búsqueda de intereses personales.

Superar el mercantilismo cultual.

Buscar nuevas formas de sostenimiento económico.

Considerar la conversión como vivencia personal y eclesial con una actitud optimista.

DIMENSIÓN DEL SER CON

 

Que la organización decanal parta de la amistad sacerdotal y humana para formar planes en conjunto.

Valorar el decanato y el trabajo de los consejos para aprovechar su riqueza pastoral.

Planear a conciencia, tomando en cuenta a todos los niveles la pastoral litúrgica, profética y social.

Vencer el individualismo y el capillismo.

Involucrarse más en la comunidad parroquial.

Tomar conciencia de la necesidad de convertirnos al otro:

Aceptando al laico para trabajar en apertura.

Aceptar al hermano presbítero.

Aceptar al pastor.

Tener en cuenta un mayor espíritu de eclesialidad y correponsabilidad.

Experimentar un cambio orgánico desde la persona, tomando en cuenta su formación.

Tenemos resistencia al cambio.

Aceptarnos como miembros de una sociedad.

Hacer presencia real con los demás.

Renovar la confianza entre nosotros.

Capacitar laicos en todos los niveles para acciones intra y extra eclesiales.

Urgir el trabajo vocacional.

Comprometerse con la realidad social, impulsando su transformación.

Interesarse más en los planes de pastoral social para que atiendan realmente las necesidades de la comunidad.

1500 religiosos, 5000 religiosas su participación en la labor eclesial.

DIMENSIÓN DEL SER PARA

 

Necesitamos traducir en calidad el Evangelio.

Buscar un nuevo estilo de formación sacerdotal.

Buscar un estilo más pleno del sacerdocio.

¿Desde dónde comienza la pastoral desarticulada?

Que los sacerdotes se reúnan para favorecer una autoconciencia en crecimiento.

Evitar el distanciamiento del cuerpo social.

No inventar espiritualidades.

Recuperar la dimensión misionera en el interior de la Iglesia Local y siendo una Iglesia sin fronteras.

Tópico 4-5:

 

Conocer la realidad en que estamos insertas con investigaciones serias.

Trabajar en la Pastoral de conjunto: Arquidiócesis - Parroquia.

Crear redes de comunicación para unir fuerzas en el trabajo eclesial.

Capacitarnos más en el área teológica, bíblica, pastoral, etc.

Vincular nuestras comunidades locales congregacionales, desde la forma inicial hasta la permanente en el trabajo eclesial.

Que los planes diocesanos nos comprometan a vivir en estado de misión desde la propia jerarquía hasta el pueblo de Dios.

Mantener vivo y dinámico el signo de la vida consagrada.

Abanderarnos de los derechos humanos y cristianos.

4. LAICOS

16 grupos

 

SER

 

Un cambio profundo en la vida personal con una conversión diaria y continua, dando testimonio cristiano en el servicio a los demás, viviendo en comunión, librándonos del individualismo.

SER EN:

 

Unificación de criterios para lograr una pastoral de conjunto que pueda ser evaluada a nivel parroquial, Decanatos, Vicarías y Arquidiócesis.

Fomentando dentro del trabajo la corresponsabilidad tanto del clero como de los laicos.

Conjuntar la formación como agente de pastoral, especialmente sobre la doctrina cristiana.

SER PARA:

 

Difundir a los demás grupos los planes pastorales y fas vivencias de esta Asamblea.

Creando la comunidad y buscando la unidad y el beneficio común.

Generar consejos de laicos a todos los niveles.

Salir de los templos para trabajar en la pastoral social y familiar.

Una pastoral más organizada, difusora de los derechos humanos.

Todos los convertidos podemos lograr un cam­bio social.

 

 

OBJETIVO GENERAL DE LA MISIÓN

 

En cumplimiento de la Misión que el Señor Jesús ha encomendado a esta Iglesia Particular en la ciudad de México, y con motivo del Jubileo de la Encarnación,

 

 

Realizar una evangelización intensiva

con un renovado espíritu y organización misioneros,

teniendo en cuenta

las prioridades del II Sínodo Diocesano

y la continuidad de sus programas pastorales,

 

=> Para que ses difundida y vivida la fe en los campos en que ahora está ausente,

 

=> para que se revitalice la vocación apostólica de los Agentes

 

=> y el espíritu de servicio de las instancias pastorales,

 

de tal manera, que fortalecido el proceso pastoral,

de dimensión misionera, mayor organicidad,

y sentido catecumenal

—de anuncio, formación el la fe y compromiso—,

éste se convierta en la forma habitual de

nuestra práctica pastoral.

 

 

 

CONCLUSIÓN DE LA CELEBRACIÓN

 

Respuesta a la Palabra de Dios

 

Canto

 

1. Yo canto al Señor porque es grande

me alegro en el Dios que me salva,

feliz me dirán las naciones

en mí descansó su mirada.

 

Unidos a todos los pueblos

cantamos al Dios que nos salva

 

2. Él hizo en mí obras grandes

su amor es más fuerte que el tiempo,

triunfó, sonríe el mal de este mundo,

derriba a los hombres soberbios.

 

3. No quiere el poder de unos pocos,

del polvo a los pobres levanta,

dio pan a los hombres hambrientos,

dejando a los ricos sin nada.

 

Oración de los Fieles

Inspirada en los Oficios comunes de la dedicación de una iglesia. LH 1563-1564.

 

Ministro:

 

Como piedras vivas, edificadas sobre Cristo, la piedra escogida, oremos al Padre todopoderoso por su Iglesia amada y, confesemos nuestra fe en ella diciendo:

 

Todos: Ilumina, Señor, y fortalece a tu Iglesia.

 

1. Tú que eres el labrador de la vid, guarda, purifica y acrecienta tu viña.

 

2. Pastor eterno, protege y acrecienta a tu rebaño, y haz que todas las ovejas se reúnan en un solo redil.

 

3. Sembrador, todopoderoso, siembra la Palabra en tu campo, y haz que dé frutos del ciento por uno para la vida eterna.

 

4. Santifica a tu familia, que es la Iglesia, y haz que aparezca ante el mundo como ciudad celestial, esposa sin tacha y Jerusalén del cielo.

 

PADRE NUESTRO

Se canta

 

ORACIÓN FINAL

Por la evangelización de los pueblos B, MR 750-751.

 

Dios nuestro, que enviaste a tu Hijo al mundo como luz verdadera, concédenos el Espíritu que nos prometiste, para que difunda la verdad y suscite la fe en los corazones de los hombres, a fin de que todos, renacidos a una vida nueva por el bautismo, lleguemos a pertenecer a tu pueblo santo. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

Todos: Amén.

 

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA

POSTASAMBLEA

APORTACIONES