ASAMBLEAS

 

IV ASAMBLEA DIOCESANA

"CONVERTIRNOS PARA LA MISIÓN"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ASAMBLEA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

JUEVES

 

Celebración de apertura

Introducción

* Recordar qué es la Asamblea y,

* El objetivo de la IV Asamblea Diocesana

Conexión con el proceso evangelizador de la Iglesia Universal y Local

Síntesis de la evaluación de las Asambleas Vicariales para el nivel diocesano

Complementación: signos de la realidad urbana en la Ciudad de México

Trabajo en Grupos

Oración final por grupos

 

VIERNES

 

Conclusiones del día anterior

Celebración de la Palabra

Trabajo en Grupos

Conclusión de la Celebración

Presentación del Objetivo de la Misión y entrega del Proyecto del Plan

Canto final

 

SÁBADO

 

Oración inicial

Significado del Objetivo

Presentación del Proyecto del Plan General y de las Etapas de la Misión

Presentación del Plan 1999

Trabajo en Grupos

Presentación de la calendarización prevista de noviembre '98 en adelante

Evaluación

Eucaristía

JUEVES 22

 

CELEBRACIÓN DE APERTURA

 

LITURGIA DE LA PALABRA

LLAMADA A LA CONVERSIÓN

 

RITOS INICIALES

 

De pié

 

ENTRADA

 

Canto:

 

Danos un corazón, grande para amar;

danos un corazón, fuerte para luchar.

 

1. Hombres nuevos creadores de la historia,

constructores de nueva humanidad.

Hombres nuevos que viven la existencia,

como riesgo de un largo caminar.

 

2. Hombres nuevos, luchando en esperanza,

caminantes sedientos de verdad.

Hombres nuevos sin frenos ni cadenas,

hombres libres que exigen libertad.

 

3. Hombres nuevos amando sin fronteras,

por encima de razas y lugar.

Hombres nuevos al lado de los pobres,

compartiendo con ellos techo y pan.

 

Saludo

 

Ministro:

 

El Dios de la esperanza, que nos llama a la conversión, esté con todos ustedes.

 

Todos: Y con tú espíritu.

 

Monición introductoria:

 

Cristo es luz de los pueblos, por eso esta IV Asamblea Diocesana, reunida en el Espíritu Santo, lo evoca en el simbolismo de este Cirio encendido en medio de nuestra asamblea, lo reconoce entronizando su Palabra que es lampara para nuestros pasos y luz en nuestro caminar hacia el tercer milenio y, lo vemos presente en todos nosotros, miembros de su Cuerpo, llamados a la conversión constante, para ser mejores misioneros de la vida que recibimos por el Evangelio.

 

ORACIÓN COLECTA

En una reunión espiritual o Pastoral A, MR 754.

 

Infúndenos, Señor, el espíritu de inteligencia, de verdad y de paz, para que nos esforcemos en conocer lo que te agrada y lo pongamos en práctica de común acuerdo. Por Cristo nuestro Señor.

 

Todos: Amén.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Monición

 

Sentados. Así como el Señor llama al pueblo de la Antigua Alianza, a quien escogió para ser agente de la bendición universal anunciada a Abraham y a su descendencia, hoy nos llama a nosotros a llevar una vida conforme a la Nueva Alianza, para ser agentes de su Evangelio en medio de las naciones.

 

Lectura Profética del Antiguo Testamento

 

Lectura del libro del profeta Amos 5, 4. 14-15. 21-14.

 

Esto dice el Señor a la casa de Israel: "Búsquenme y vivirán. Busquen el bien, no el mal, y vivirán, y así estará con ustedes, como ustedes mismos dicen, el Señor, Dios de los ejércitos. Aborrezcan el mal y amen el bien, implanten la justicia en los tribunales; quizá entonces el Señor, Dios de los ejércitos, tenga piedad de los sobrevivientes de José. Yo desprecio y detesto las fiestas de ustedes, no me agradan sus solemnidades. Aunque me ofrezcan holocaustos, no aceptaré ofrendas ni miraré con agrado sus sacrificios de novillos gordos. Alejen de mí el ruido de sus canciones; no quiero escuchar la música de sus arpas. Que fluya la justicia como el agua y la bondad como un torrente inagotable". Palabra de Dios.

 

Salmo 50

 

Monición al salmo

 

R. Ten compasión de nosotros, Señor, porque hemos pecado

 

1. Por tu inmensa compasión y misericordia, Señor, apiádate de mí y olvida mis ofensas. Lávame bien de todos mis delitos y purifícame de mis pecados.

 

2. Puesto que reconozco mis culpas, tengo siempre presentes mis pecados. Contra ti solo pequé, Señor, haciendo lo que a tus ojos era malo.

 

1. Crea en mí, Señor, un corazón puro, un espíritu nuevo para cumplir tus mandamientos. No me arrojes, Señor, lejos de ti, ni retires de mí tu santo espíritu.

 

2. Devuélveme tu salvación, que regocija, y mantén en mí un alma generosa. Señor, abre mis labios y cantará mi boca tu alabanza.

 

Lectura Apostólica del Nuevo Testamento

 

Lectura de san Pablo a los romanos (12, 1-13)

 

Hermanos: Por la misericordia que Dios les ha manifestado, los exhorto a que se ofrezcan ustedes mismos con una ofrenda viva, pura y agradable a Dios, porque en esto consiste el culto espiritual. No se acomoden a los criterios de este mundo, sino dejen que una nueva manera de pensar los trasforme internamente, para que sepan distinguir cuál es la voluntad de Dios, es decir, los que es bueno, lo que agrada, lo perfecto. Por la autoridad que ha sido dada, exhorto a todos y cada uno de ustedes a que no sobrevaloren su función en la Iglesia, sino que cada uno se estime en lo justo según los dones que Dios le haya concedido. Nuestro cuerpo, siendo uno, tiene muchos miembros y cada uno de ellos tiene una función diferente. Pues de la misma forma, todos nosotros, aún siendo muchos formamos un solo cuerpo unidos a Cristo y todos y cada uno somos miembros los unos de los otros. Pero tenemos dones diferentes, según la gracia concedida a cada uno. El que tenga el don de profecía, que lo ejerza de acuerdo con la fe; el que tenga el don de servicio, que se dedique a servir; el que enseña, que se consagre a enseñar; el que exhorta, que se entregue a exhortar. El que da, hágalo con sencillez; el que preside, con solicitud el que atiende a los necesitados, hágalo con alegría. Que el amor de ustedes sea sincero. Aborrezcan el mal y practiquen el bien; ámense cordialmente unos a los otros, como buenos hermanos; que cada uno estime a los otros más que a sí mismo. En el cumplimiento de su deber, no sean negligentes y mantengan un espíritu fervoroso al servicio del Señor. Que la esperanza los mantenga alegres; sean constantes en la tribulación y perseverantes en la oración. Ayuden a los hermanos en sus necesidades y esmérense en la hospitalidad. Palabra de Dios.

 

Aclamación

 

De pié

 

Aleluya, aleluya,

aleluya, aleluya (2)

 

Busca primero el Reino de Dios

y su justicia divina,

y por añadidura lo demás se te dará.

Aleluya, aleluya.

 

Aleluya, aleluya,

aleluya, aleluya (2)

 

Evangelio

 

Ministro: El Señor esté con vosotros.

 

Todos: Y con tu espíritu.

 

Lectura del santo Evangelio según san Marcos (1, 12-15)

 

En aquel tiempo, el Espíritu impulsó a Jesús a retirarse al desierto, donde permaneció cuarenta días y fue tentado por Satanás. Vivió allí entre animales salvajes, y los ángeles le servían. Después de que arrestaron a Juan el Bautista, Jesús se fue a Galilea a predicar el Evangelio de Dios y decía: "Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Arrepiéntanse y crean en el Evangelio". Palabra del Señor.

 

Homilía

 

Oración titánica para el perdón De rodillas

 

1.Tú, que nos has llamado, para ser un pueblo santo, en el que brille la justicia y la verdad, para instaurar en el mundo tú Reino de paz y de amor.

 

Todos: Señor, piedad.

 

2. Por no saber trabajar, para elevar la dignidad humana: de los hombres y mujeres de nuestra Ciudad, de los niños de la calle, de los jóvenes arrastrados por el hedonismo de la sociedad de consumo, de los adultos que son prostituidos, de las mujeres que son humilladas, de los ancianos que son olvidados.

 

Todos: Señor, piedad.

 

3. Por no ser luz orientadora, para los maestros educadores de la niñez y la juventud, por no promover con valor a la justicia a los dirigentes de las distintas agrupaciones e instituciones sociales, públicas y políticas.

 

Todos: Señor, piedad.

 

4. Por no saber ser consuelo y compañía para los enfermos, faro orientador para los que están confundidos, liberación para los que se encuentran aprisionados en situaciones críticas.

 

Todos: Señor, piedad.

 

5.  Tú que nos has llamado a ser continuadores de tu acción redentora, a ser sal de la tierra, luz del mundo y levadura en la masa.

 

Todos: Cristo, piedad.

 

6. Por el individualismo en que se anquilosan nuestros movimientos e instituciones religiosas, por no saber compartir nuestro compromiso en corresponsabilidad con otros grupos y movimientos que luchan por el bien común.

 

Todos: Cristo, piedad.

 

7. Por no buscar la unidad de todos los que creen en Cristo, olvidarnos de atraer al seno de la Iglesia a nuestros hermanos separados y no saber hablar el lenguaje de Cristo para acercar a todos los hombres a tu santa familia.

 

Todos: Cristo, piedad.

 

8. Tú, que trabajaste con manos de hombre, pensaste con inteligencia de hombre y obraste con voluntad de hombre, apiádate de nosotros por no acercarnos al mundo de los hombres en el ámbito del trabajo, de la comprensión de la sociedad, por descuidar la defensa de la naturaleza, de los derechos humanos y la conciencia política.

 

Todos: Cristo, piedad.

 

9. Tú, que nos concediste el don de la Iglesia, para que por medio de ella, todos los hombres fueran enseñados a cumplir lo que tu nos has mandado.

 

Todos: Señor, piedad.

 

10. Ten misericordia de quienes somos tus ministros ordenados, por no apacentar en forma promotora, así como no gobernar, enseñar y nutrir con tu Palabra en forma generosa, abnegada, respetuosa y fraternal a tu pueblo, compadécete de nosotros por las veces que hayamos profanado tu nombre.

 

Todos: Señor, piedad.

 

11. Míranos con piedad a quienes hemos consagrado nuestra vida a la pobreza, la castidad y la obediencia de los principios evangélicos en la vida activa y contemplativa, por no promover la integración de la Iglesia local y, desentendernos de la pastoral de conjunto.

 

Todos: Señor, piedad.

 

12. Escucha nuestras súplicas por nosotros, los bautizados laicos, a quienes nos has llamado a organizamos para colaborar con el ministerio de tus ordenados, por nuestra resistencia al esfuerzo en nuestra formación, por el protagonismo egocéntrico en nuestras acciones, por no ser coherentes con el Evangelio en medio del mundo y de los negocios temporales.

 

Todos: Señor, piedad.

 

Todos:

 

Señor, Dios nuestro y Dios de nuestros padres, perdónanos,

absuélvenos, porque somos tu pueblo y Tú eres nuestro Dios.

Somos tus hijos y Tú eres nuestro Padre,

somos tus siervos y Tú eres nuestro dueño,

somos tu heredad y Tú, nuestro patrimonio,

somos tu rebaño y Tú, nuestro pastor,

somos tu viña y Tú, nuestro guardián,

somos tu obra y Tú, nuestro Creador.

Si somos descarados, Tú eres indulgente y benévolo;

si somos duros de corazón, Tú eres paciente;

si estamos llenos de faltas, Tú, lleno de bondad.

Tú, que has derramado tu misericordia sobre nosotros,

nos has mostrado tu rostro y nos has dado tu salvación.

Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

PADRE NUESTRO

 

ORACIÓN CONCLUSIVA

En una reunión espiritual o Pastoral B, MR 754.

 

Concédenos, Señor, sentir en medio de nosotros la presencia de tu Hijo, a fin de que, actuando con espíritu de verdad y de amor, experimentemos la abundancia de su gracia, de su misericordia y de su paz. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

Todos: Amén.

 

BENDICIÓN

TIEMPO ORDINARIO VIII, (Hb 13, 20-21), MR 421

 

Ministro: El Señor esté con vosotros.

 

Todos: Y con tu espíritu.

 

Ministro: El Dios de la paz, que resucitó de entre los muertos al gran pastor de la ovejas, nuestro Señor Jesús, os haga perfectos en todo bien, en virtud de la sangre de la alianza eterna, para que cumpláis su voluntad, realizando en vosotros lo que es de su agrado

 

Todos: Amén.

 

 

PANORAMA ASAMBLEA

 

Parte I

 

1. ¿QUÉ ES LA ASAMBLEA DIOCESANA?

 

Es una singular reunión eclesial:

 

1. De agentes representativos de los diversos niveles y sectores de la Iglesia     Arquidiocesana.

 

2. Convocada y presidida por el Señor Arzobispo.

 

3. Como una especial instancia consultiva del mismo Pastor de la Diócesis.

 

4. Y como medio privilegiado delservicio de la corresponsabilidad pastoral.

 

2. ¿PARA QUÉ ES?

 

5. Recoger y estimular la marcha de la pastoral de la Diócesis.

 

6. Ayudar a los procesos generados por el Sínodo.

 

7. Pulsar, revisar, evaluar, discernir si nuestro proyecto evangelizador está      respondiendo a los retos de la cambiante realidad diocesana.

 

8. Favorecer una pastoral de conjunto animada por el espíritu de comunión y      participación, corresponsabilidad y servicio.

 

3. ¿QUIÉNES LA CONFORMAN?

 

9. El señor Arzobispo es el Presidente de la Asamblea.

 

10. Los demás miembros serán Agentes representantes de las diversas instancias y      diversos sectores de la Iglesia diocesana: laicos, representantes de la vida      consagrada y ministros ordenados.

 

Los participantes convocados no actuarán en la Asamblea en su carácter e interés individual, de personas, grupos o sectores, sino en función de los intereses pastorales de toda la Diócesis, con su objetivo o proyecto fundamental común.

 

Parte II

 

1. ¿CUÁNTAS ASAMBLEAS DIOCESANAS SE HAN CELEBRADO HASTA LA FECHA?

 

RETROSPECTIVA

 

La Asamblea Diocesana fue pedida con fuerza en la IV Semana del II Sínodo (agosto 1992), para evaluar los procesos de trabajo que en el Sínodo se habían presentado como prioridades.

 

Hasta el día de hoy, se han realizado tres Asambleas Diocesanas:

 

11. 4-6/07/94 Primera Asamblea Diocesana:

 

Se coincide en la necesidad de preparar a los Age3ntes, principalmente laicos, para que la sectorización funcione. Se acuerda proyectar a toda la Arquidiócesis la vivencia y conclusiones de la Asamblea, participando atodos el espíritu sinodal.

 

12. 12/02/96 II Asamblea Diocesana:

 

El tema fue: "La Formación de Agentes Laicos para Acciones Específicas", y surge la Orientación Pastoral acerca de los CEFALAE's.

 

13. 13/10/97 III Asamblea Diocesana:

 

Su lema fue: "Para profundizar, evaluemos nuestro caminar juntos" y tuvo por objetivo evaluar los procesos de las Asambleas anteriores, para dar inicio a los trabajos de la Evangelización del año 2000.

 

Parte III

 

¿CUÁLES SON LAS ESPECTATIVAS PARA ESTA IV ASAMBLEA DIOCESANA?

 

¿Cómo se ha estado preparando la próxima Asamblea?

 

14. Como una de las conclusiones de la III Asamblea Diocesana, se acordó que era       necesario preparar ese encuentro anual mediante Asambleas previas, tanto en       las Vicarías como entres los Agentes sectoriales de la Arquidiócesis. Durante       Septiembre se han venido desarrolland0o dichas Asambleas, por lo que esto       augura una participación y corresponsabilidad mayores en la Asamblea       Diocesana. Unos días antes de la realización de la IV Asamblea les haremos       llegar un instrumento de trabajo con la presentación de las conclusiones y       propuestas de las Asambleas previas.

 

15. Dando continuidad al trabajo Pastoral Arquidiocesano, tenemos en el horizonte la       realización de la gran Misión de la Ciudad de México en el año 2000. La IV       Asamblea Diocesana valorará el Plan de Trabajo para vivir esta iniciativa       evangelizadora del Señor Arzobispo con motivo del Jubileo de la encarnación del       Hijo de Dios.

 

Unámonos en la oración para que el Espíritu Santo nos llene de fuerza al servicio del Reino de Dios.

 

ORACIÓN DEL II SÍNODO ARQUIDIOCESANO

 

Padre, Tú quieres que todos los hombres se salven

y lleguen al conocimiento de la verdad.

 

Para eso, por Cristo convocas a tu Iglesia

y le confías la tarea de la evangelización.

 

Envíanos tu Espíritu, para hacer realidad

nuestro Sínodo Diocesano,

y así, encontraremos respuesta adecuada

a las necesidades pastorales del pueblo de Dios.

 

Por intercesión de santa María de Guadalupe y de san José, concédenos la gracia de caminar juntos

en el cumplimiento de tu voluntad.

 

Te los pedimos, por Cristo nuestro Señor. Amén.

 

 

OBJETIVO

 

Dar continuidad al proceso pastoral del II Sínodo, en el contexto del Jubileo de la Encarnación, mediante:

 

La revisión del programa 1998.

Y la valoración de un proyecto para la Misión 2000

Realizadas en un clima de discernimiento evangélico.

 

GUÍA PARA LA PARTICIPACIÓN

 

PRIMERA TARDE (Ubicación, enlace y revisión)

 

Después de la celebración inicial, para pedir la ayuda del Señor y ponernos en actitud de conversión:

 

Tomaremos conciencia de nuestra encomienda en esta Asamblea.

Recordaremos los pasos que hemos dado.

Tendremos una visión sintética de la realidad actual:

a) Los resultados de las Asambleas de las vicarías Territoriales, en lo que se refiere al nivel Arquidiocesano (ver material anexo).

b) Algunos rasgos sobresalientes de la realidad urbana.

Compartiremos las resonancias que hayan provocado los datos expuestos.

El resultado del trabajo se redactará para presentarlo al día siguiente.

SEGUNDA TARDE (Reflexión y discernimiento)

 

Primero se presentarán las conclusiones del día anterior.

 

En seguida propiciaremos un clima de reflexión y discernimiento a través de una amplia Celebración de la Palabra, que incluirá un trabajo en grupos y plenarios parciales. Confrontaremos nuestras actitudes pastorales que vamos descubriendo.

 

Las conclusiones de los grupos y plenarios se entregarán al día siguiente.

 

Para finalizar esta jornada, se pondrá a disposición de todos el Proyecto del "Plan para la Misión 2000", con el cual se trabajará todo el sábado.

 

TERCER DÍA (Valoración y propuestas)

 

Conoceremos el Proyecto del "Plan para la Misión 2000", que se ha preparado a partir de las experiencias y de los resultados obtenidos en el proceso postsinodal, con las aportaciones del consejo Episcopal, Decanos, los Delegados de Pastoral, los Secretariados y las Comisiones y, la Comisión Permanente de la Vicaría de Pastoral.

 

Analizaremos:

 

El objetivo de la Misión 2000

Las etapas principales:

* Preparación.

* Realización

* Proyección.

El Programa para 1999. Éste tomará impulso con la preparación de la visita del Papa desde el Adviento próximo.

Sobre cada uno de estos puntos la Asamblea, en su carácter consultivo, dará sus aportaciones y sugerencias al Señor Cardenal Arzobispo. Posteriormente él dará sus determinaciones.

 

 

NUESTRO CAMINAR JUNTOS

en la Comunión para la Misión
PLAN GENERAL DE PASTORAL DE LA ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

 

VISIÓN GENERAL DEL II SÍNODO

 

ELEMENTOS DEL PLAN (Decreto General del II Sínodo — Noviembre 1993)

 

Hechos: megalópolis.

 

Desafíos: Evangelización de las Culturas.

 

Iluminación: Proyecto misionero.

 

Opción: familia — jóvenes — alejados — pobres.

 

Líneas de acción:

 

A. Conversión:

 

Testimonio.

Promoción humana.

Religiosidad popular.

Anuncio explícito.

B. Inserción a la Comunidad:

 

Catequesis.

Liturgia y oración.

Educación.

C. Compromiso eclesial:

 

Construcción de la Comunidad.

Envío.

Transformación de las estructuras y de los medios de comunicación social.

D. Formación de Agentes:

 

Agentes acciones en general.

Agentes acciones específicas.

Proceso de implementación

de los programas surgidos del II Sínodo

 

PLAN INICIAL ARQUIDIOCESANO — PIA 1993

 

Sectorización y procesos Comunitarios.

Promoción humana.

Pastoral deferenciada.

1a ASAMBLEA — Julio 1994

 

Del PIA se elige enfocarse en la implementación de la Sectorización, como primer paso para iniciar el proceso.

 

Se elabora la GUÍA PARA LA PROYECCIÓN DE LA 1a ASAMBLEA DIOCESANA.

 

2a ASAMBLEA — Febrero 1996

 

La Formación de Agentes Laicos para Acciones Específicas.

 

El Señor Cardenal presenta la ORIENTACIÓN PARA LA FORMACIÓN DE AGENTES LAICOS PARA ACCIONES ESPECÍFICAS (Mayo 1996).

 

HACIA EL PLAN PASTORAL DE LA ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO (Enero 1997)

 

El Señor Cardenal propone un horizonte de trabajo de cuatro años para:

 

Continuar el proceso del II Sínodo.

En el contexto del Gran Jubileo del año 2000.

Anuncia la realización de la Gran Misión de la Ciudad de México en el año 2000.

 

3a ASAMBLEA — Octubre 1997

 

Se evalúa el camino recorrido.

Se propone fortalecer las acciones de conjunto.

PROGRAMA PASTORAL 1998

 

Continuidad y ampliación de las acciones:

 

Sectorización.

Formación de Agentes.

Reiniciación Cristiana.

Experiencias de primer anuncio.

Revitalización de la catequesis y celebración de la Confirmación.

Participación corresponsable de los laicos.

Regeneración del tejido social.

4a ASAMBLEA — Octubre 1998

 

Revisar:

 

El Programa Pastoral 1998 por Vicarías.

Y hacer una evaluación a nivel Arquidiócesis.

Impulsar:

 

Las propuestas que surjan de la Asamblea.

El Proyecto Misión 2000.

Proyecto para la Misión 2000

 

1999 PREPARACIÓN

 

Formación.

Capacitación y,

Multiplicación de Agentes.

2000 REALIZACIÓN

 

Evangelización intensiva...

 

Acciones extraordinarias y ordinarias.

 

2001 PROYECCIÓN

 

Dar continuidad y nuevo impulso mediante:

 

Dimensión misionera.

Mayor organicidad.

Sentido catecumenal.

 

 

 

SÍNTESIS DE LA EVALUACIÓN

DE LAS ASAMBLEAS VICARIALES

 

PRESENTACIÓN

 

Como fruto de la Tercera Asamblea Diocesana, para este año se programó una preparación en las Vicarías Territoriales mediante Asambleas previas.

 

Todas las Vicarías realizaron sus reuniones con carácter evaluativo. A partir de ese análisis también se presentaron diversas propuestas para dar continuidad al trabajo de Vicaría y de la Arquidiócesis.

 

La metodología de las Asambleas Vicariales y la forma de recoger y presentar los resultados ha sido variable. En la presente síntesis, hemos tratado de plasmar las principales conclusiones que tienen especial importancia para el nivel arquidiocesano.

 

Esperamos que conocer previamente esta información sea de ayuda para un desarrollo más ágil de la IV Asamblea Diocesana.

 

Vicaría de Pastoral

Arquidiócesis de México

 

Primera Vicaría

Santa María de Guadalupe

 

PRIMERA VICARÍA: SANTA MARÍA DE GUADALUPE

 

1. Contexto

 

1.1. Conclusiones obtenidas en la 'Asamblea Vicarial' efectuada el domingo 30 de Agosto de 1998.

 

1.2. Tienen dos partes:

 

los compromisos para dar continuidad al proyecto sinodal,

y los acuerdos en preparación a la IV Asamblea Diocesana.

1.3.  Hubo otras reuniones posteriores a la 'Asamblea Vicarial':

 

el 26 de septiembre, los Laicos con el Vicario Episcopal.

Laicos con Decanos, para unificar criterios y presentar propuestas de trabajo según la situación del Decanato y de la Vicaría.

2. Síntesis

COMPROMISOS

 

1. Proseguir con mayor dinamismo los programas emanados de nuestro Sínodo, enfatizando sobre el PÍA; los CEFALAES y la Gran Misión de Evangelización.

 

ACCIONES PROPUESTAS

 

1.1. Mayor difusión de los Programas Sinodales para los Agentes de Pastoral Parroquiales.

 

1.2. Realizar reuniones de análisis y reflexión a nivel Parroquia y Decanatos.

 

1.3. Desarrollar los temas de "Lo Fundamental del Sínodo" en las reuniones decanales.

 

1.4. Concretar en las Parroquias acciones encaminadas hacia la formación de Misioneros.

 

1.5.  Insistir con  los Párrocos en la necesidad de constituir los Consejos Parroquiales.

 

1.6. En las Parroquias, encauzar fraternalmente las acciones de las Organizaciones Laicales hacia la Pastoral de Conjunto.

 

1.7.   Programar  con   más  frecuencia   reuniones decanales con Sacerdotes, Laicos y Religiosas y, se favorezca un diálogo respetuoso y constructivo en vista de una mayor unidad eclesial.

 

1.8. Elaborar medios accesibles y populares de comunicación que difundan la acción pastoral de las Parroquias, Decanatos, Vicaría y Arquidiócesis.

 

1.9.  Fortalecer la Comisión de Apóstoles Laicos de la Vicaría integrando Agentes Laicos representativos de los Decanatos y Organizaciones, que animen la acción pastoral corresponsable.

 

COMPROMISOS

 

2. En relación a la participación en la IV Asamblea Diocesana

 

ACCIONES PROPUESTAS

 

2.1. Criterios para la elección de Laicos: comprometidos en acción Parroquial y Decanal; conocimiento del Sínodo; capacidad para transmitir los resultados de la Asamblea; aprobados por el Decano y por el Vicario Episcopal.

 

2.2. Asamblea Vicarial el 29 de noviembre, para dar seguimiento a las conclusiones que se obtengan en la IV Asamblea.

 

Segunda Vicaría

Cristo Rey

 

SEGUNDA VICARÍA: CRISTO REY

 

1. Contexto

 

1.1. Se realizó la III Asamblea Eclesial de la Vicaría.

 

1.2. Como preparación se envió un cuestionario a las Parroquias y Rectorías. De un total de 64, contestaron 31.

 

1.3. Datos generales de la respuesta al cuestionario:

 

— 25 tienen Consejo Parroquial.

 

— 10 tienen Consejo de Asuntos Económicos.

 

— 13 tienen Plan Pastoral Parroquial.

 

1.4.  En la Asamblea participaron 40, de un total de 64 Parroquias y Rectorías.

 

1.5.  Los logros alcanzados en la Asamblea fueron:

 

— se renovó el Secretariado Vicarial de Laicos.

 

— se integraron los Secretariados de Laicos de los Decanatos.

 

— se acordaron fechas para las reuniones eclesiales de Decanato.

 

— se acordaron fechas para las asambleas parroquiales.

 

— se hicieron los planes pastorales por Decanato.

 

2. Síntesis del Plan Pastoral de la 2a Vicaría

 

OBJETIVOS

 

GENERAL

 

Impulsar y potenciar el proceso evangelizador de las comunidades parroquiales en base a las prioridades sinodales con el fin de multiplicar los Agentes Laicos de Pastoral que participarán en la Gran Misión de la Ciudad de México, para dar comienzo Tercer Milenio con espíritu renovado.

 

ESPECÍFICOS

 

1. Multiplicar el número de Agentes Laicos de Pastoral, con la toma de conciencia de su responsabilidad.

 

2. Los Pastores se avocarán al acompañamiento y formación integral de los Agentes Laicos de Pastoral.

 

3. Propiciar la diferenciación de las diversas áreas de pastoral.

 

LÍNEAS DE ACCIÓN

 

0.1. Consolidar grupos y programas existentes.

 

0.2. Promover la multiplicación de comunidades en base a la sectorización.

 

0.3. Poner la economía al servicio de la pastoral, destinándole un porcentaje   considerable desde la Vicaría, Decanatos y Parroquias.

 

1.1. Convocar, formar y capacitar Agentes Laicos, especialmente jóvenes, para nuevas formas de pastoral.

 

2.1. Consolidar y actualizar la formación permanente de los Pastores, apoyando los programas de la Vicaría y de los Decanatos.

 

2.2. Involucrar a los Presbíteros en el proceso de formación y maduración de los Grupos Laicales.

 

2.3. Consolidar los Centros de Formación del 2° y 4° Decanatos y, crear los del 1° y 3°.

 

3.1. Formar equipos de Laicos que coordinen y asesoren las diversas áreas de la pastoral.

 

3.2. Promover la atención de los grupos marginados: ambulantes, sexoservidoras(es) y vecindades.

 

Tercera Vicaría

San Felipe de Jesús

 

1. Contexto

 

El informe de la 3a Vicaría contiene los siguientes puntos:

 

1.1.  Evaluación sobre sus puntos de trabajo a partir de la Tercera Asamblea.

 

1.2. Valoración del trabajo de este año:

 

— aspectos positivos, y — aspectos negativos en: CEFALAES, Destinatarios Prioritarios, Sectorización, Pastoral Social, Pastoral Vocacional, Pastoral Juvenil, Misión, Formación permanente del Clero, y Plan Pastoral '98.

 

1.3. Y, propuestas.

 

2. Síntesis

 

CEFALAES

 

Aspectos positivos

 

Preparando nuevos centros.

Bueno el apoyo de los Párrocos.

Aspectos negativos

 

Faltan materiales prometidos por la Vicaría de Pastoral.

Limitación en horarios, salones y preparación de formadores.

Propuestas

 

Realizar reunión de Directores.

Lograr criterios comunes.

Apoyo económico de las Parroquias.

Buscar mejores sedes y horarios.

CONSEJOS DE PASTORAL

 

Aspectos positivos

 

Mayor cercanía entre Presbíteros y Laicos.

Aspectos negativos

 

Aún no existen a nivel Vicaría, Decanato y la mayoría de las Parroquias.

Propuestas

 

Continuar el proceso de asambleas eclesiales.

PLANIFICACIÓN

 

Aspectos positivos

 

Se hicieron los planes decanales y de Vicaría del 2°semestre '98.

Propuestas

 

Darle continuidad a este aspecto.

DESTINATARIOS PRIORITARIOS

 

Aspectos positivos

 

Hacia los jóvenes: CEFALAES juveniles y programa para chavos banda.

Aspectos negativos

 

Aún es poco lo que se está haciendo.

Falta participación de jóvenes.

Propuestas

 

Necesario reflexionar sobre nuestras experiencias, para realizar nuevas acciones.

SECTORIZACIÓN

 

Aspectos positivos

 

La mayoría ya sectorizó.

Se está llegando a más gente.

Aspectos negativos

 

Muchos se han quedado con la sectorización geográfica.

Propuestas

 

Necesario continuarla y actualizarla, buscando nuevas formas.

PASTORAL SOCIAL

 

Aspectos positivos

 

Buscando incluir formación y capacitación para ese ministerio.

Aspectos negativos

 

Se ha quedado en lo asistencial y talleres diversos.

Propuestas

 

Conveniente pasar de lo asistencial a la solidaridad y la promoción.

PASTORAL VOCACIONAL

 

Aspectos positivos

 

Apoyo nuevo y notorio a las vocaciones diocesanas.

Aspectos negativos

 

No hay interés en los presbíteros.

Falta difusión.

Propuestas

 

Motivar a los Presbíteros.

Ampliar difusión y promoción.

PASTORAL JUVENIL

 

Aspectos positivos

 

Se buscan nuevas formas y preparación de jóvenes.

Aspectos negativos

 

Desinterés en participar en acciones conjuntas.

Propuestas

 

Necesario apoyar y promover nuevo plan pastoral.

MISIÓN

 

Aspectos positivos

 

Avance en los criterios para elegir a un misionero.

Propuestas

 

Compartir experiencias parroquiales en vista de la Gran Misión.

FORMACIÓN DEL CLERO

 

Aspectos positivos

 

Varios años de trabajo: teológico, espiritual y humano.

Aspectos negativos

 

Fallas en organización y desempeño de invitados.

Propuestas

 

Mejorar organización y mayor atención en los invitados.

PLAN PASTORAL 1998

 

Aspectos positivos

 

Actividad en todos los programas.

Cuarta Vicaría

San Miguel Arcángel

 

1. Contexto

 

1.1. La Asamblea de Vicaría se realizó los días 28 y 29 de septiembre con 150 participantes entre Sacerdotes y Laicos.

 

1.2. En un ambiente de oración, el trabajo se desarrolló a partir de la evaluación de cómo estamos viviendo los criterios del trabajo pastoral:

 

— corresponsabilidad, planeación y evaluación,

— eclesialidad y, coordinación.

 

— Y, revisando el proceso pastoral del Sínodo,

 

— ¿en qué necesitamos cambiar?, y

— ¿en qué momento nos encontramos dentro del proceso?

 

2. Síntesis

 

EVALUACIÓN

 

CORRESPONSABILIDAD

 

Aspectos positivos

 

Aumenta la relación de los sacerdotes y laicos y, más campo a éstos.

 

Aspectos negativos

 

La piedra de toque es constituir los Consejos de Pastoral y Economía, pero existen pocos.

 

PLANEACIÓN-EVALUACIÓN

 

Aspectos positivos

 

Deseo de los laicos de planear y evaluar.

 

Aspectos negativos

 

Aún no participan los laicos en las decisiones.

 

ECLESIALIDAD

 

Aspectos negativos

 

Grupos que parecen islas. Trabajo de comisiones por su cuenta.

 

COORDINACIÓN

 

Aspectos positivos

 

En los Decanatos se ha avanzado en acciones comunes planeadas.

 

EXPECTATIVAS HACIA EL PLAN DE TRABAJO DEL AÑO 1999

 

¿EN QUÉ NECESITAMOS CAMBIAR?

 

Avances

 

Proceso de cambio y puesta en marcha de acciones nuevas.

Se va tomando conciencia de que tenemos que cambiar para vivir el espíritu misionero.

Actitudes y acciones antes no aceptadas se empiezan a asumir con naturalidad.

Se acepta la necesidad de mayor formación, participación y responsabilidad de laicos.

Propósito de dar espacio a laicos y religiosas en juntas de Decanato.

Insistencia en la atención a los jóvenes.

Insistencia en el salir más del Templo.

Problemas

 

Se han encimado etapas.

Confusión acerca del trabajo con las familias.

Gran inquietud en orden a la Misión 2000.

¿EN QUÉ MOMENTO NOS ENCONTRAMOS DENTRO DEL PROCESO?

 

PROGRAMAS

 

CEFALAE's

 

Avances

 

Centro en cada Decanato.

 

Problemas

 

Confusión sobre los destinatarios de esta formación. Disparidad de programas temáticos. Falta coordinación y formación específica.

 

PRIMER ANUNCIO Y CATEQUESIS KERIGMÁTICA

 

Avances

 

En algunas Parroquias se hacen intentos de dar el primer anuncio.

 

Problemas

 

Trabajo poco sólido. El Catecumenado no está organizado.

 

ORGANIZACIONES LAICALES

 

Avances

 

Fuerte presencia de Escuela de Pastoral y otras asociaciones.

 

Problemas

 

Grupos y Asociaciones no integrados a la pastoral de conjunto.

 

TESTIMONIO DE CARIDAD

 

Avances

 

Muchas acciones de asistencia caritativa.

 

Quinta Vicaría

San Pedro Apóstol

 

1. Contexto

 

1.1. Se realizaron dos Asambleas Vicariales, una con los Presbíteros y otra con los Laicos.

 

1.2. Se presentan las conclusiones de Laicos y Presbíteros por separado.

1.3. Los Presbíteros hacen una evaluación por decanatos y propuestas a nivel Vicaría.

 

1.4.  Los Laicos analizaron las propuestas de los Presbíteros y, por Decanatos, dieron sus propias propuestas.

 

PRESBÍTEROS

 

CONSEJO PASTORAL PARROQUIAL

 

Evaluación

 

Muchas parroquias no tienen. En otras se trabaja para formarlos.

 

Propuestas

 

Que se forme donde no existe.

 

CEFALAE's

 

Evaluación

 

Se trabaja para clarificar objetivos. En algunas Parroquias la participación laical es muy pobre. En otras se promueven y forman agentes.

 

Propuestas

 

Que se coordinen los centros de formación de la Vicaría, pero valorando los de cada parroquia.

Que existan criterios más claros.

Que se elabore un Directorio de Formación específica.

PROCESOS CATECUMENALES

 

Evaluación

 

Se realiza esfuerzo para que se hagan.

Falta subsidio arquidiocesano.

Propuestas

 

Promoverlos, aprovechando la preparación a los sacramentos de iniciación, pero sin imponerlos.

Que se unifiquen criterios en Confirmación.

Promover la sectorización en las Parroquias como preparación a la Misión 2000.

LAICOS

 

Consejos Parroquiales: Que pidan los Laicos exista en todas las Parroquias.

 

CEFALAE's: Hace falta información sobre programas y objetivos.

Sectorización: continuarla. Que Párrocos y Laicos evalúen los avances logrados.

 

Parroquias: que los programas se basen en la realidad y tengan continuidad; valorar los Centros de Formación Parroquiales; que los Presbíteros estén más enterados del lenguaje de los programas arquidiocesanos; que las Religiosas participen activamente en apoyo de los procesos catecumenales; capacitar promotores juveniles que sepan dar servicio a los jóvenes.

 

Sexta Vicaría

San José

 

1. Contexto

 

1.1. La Asamblea Vicarial se realizó el 31 de agosto y el 1° de septiembre.

 

1.2. El informe de la Asamblea se presenta en tres partes: conclusiones generales, ideas complementarias (foro abierto) y resumen de la evaluación.

 

1.3. En las dos primeras partes se analizan aspectos de fundamentación del trabajo pastoral, tanto en contenidos como en organización, haciendo propuestas:

 

— Clarificar nuestra misión como Iglesia.

— Respecto a conversión y disponibilidad para que Agentes e Instancias     tengan unidad en el trabajo.

— Insistencia en la misión del sacerdote y del Decano.

— Delegar autoridad para vivir corresponsabilidad.

— Llamar e integrar jóvenes.

— Apoyar con tiempo y dinero la formación.

— Método participativo para realizar programas.

 

2. Síntesis

 

PUNTOS SOBRESALIENTES DE LA EVALUACIÓN

 

Hace falta formar los Consejos (Parroquiales, Decanales y Vicariales) y potenciar el trabajo de los Laicos.

 

Falta comunicación entre el trabajo de los Sacerdotes y los Laicos, entre parroquias y Decanatos y entre Religiosas y Párrocos, para lograr una verdadera pastoral de conjunto.

 

Falta apertura y comunicación entre las distintas áreas a nivel Decanato y Vicaría, para evitar confrontaciones.

 

Falta conversión entre los Sacerdotes, Laicos y religiosas para lograr la comunión.

 

La VI Vicaría es muy rica en recursos pastorales y humanos y se trabaja, pero le falta calidad a nuestro trabajo.

 

Algunos Sacerdotes sienten que los laicos les van a restar autoridad. No se ha logrado entender el sentido de los Consejos de Pastoral y de Asuntos Económicos.

 

Los CEFALAE's no tienen aún una calidad profesional Están a nivel de formación básica.

 

Falta formación de los Laicos para que se conviertan en laicos comprometidos y agentes de evangelización.

 

Ha decaído el interés por la sectorización. Generalmente ha sido sólo geográfica y es válida porque ayuda a la organización de la parroquia y da cuerpo y consistencia al trabajo pastoral.

Séptima Vicaría

San pablo Apóstol

 

1. Contexto

 

1.1. Aportaciones de cada Decanato.

 

1.2. Propuestas en general.

 

1.3. Avances en la Vicaría.

 

2. Síntesis

 

PROPUESTAS

 

Que se capte, forme y aproveche a los laicos con cualidades para la Pastoral.

 

Que nos convenzamos que sin los laicos no es efectiva nuestra actividad Pastoral.

 

Que se haga conciencia de la necesidad y urgencia del SER de la comunidad y del trabajo de la misma.

 

Que se evite la menor sospecha de manipulación.

 

Que haya integración de Presbiterio y unificación de criterios.

 

Que se siga trabajando en la institución, fortalecimiento y buen funcionamiento de los consejos de pastoral parroquial.

Octava Vicaría

San Juan Bautista

 

1. Contexto

 

Asamblea de la Vicaría Episcopal de San Juan realizada el 31 de Agosto de 1998.

 

1.1. Como preparación a la Asamblea de la Vicaría se realizaron:

 

— Asambleas de Parroquia.

— Asambleas de Decanato.

 

1.2. Considerando para estas Asambleas una serie de propuestas de preguntas.

 

1.3. Datos generales de las propuestas de respuestas

 

18 Temas Consejo Pastoral.

13 Temas Consejo Económico.

16 Parroquias sectorizadas.

16 conocen y participan en los CEFALAE's.

18 hay una participación con sentido misionero hacia la Misión del año      2000.

 

1.4. Las propuestas y conclusiones de la Asamblea.

 

2. Síntesis

 

CONCLUSIONES

 

Promover los CEFALAE's, adaptándolos a las necesidades reales de las Comunidades.

 

Propiciar la existencia y operatividad real de los Consejos de Pastoral y de Asuntos Económicos.

 

Integrar y realizar un Plan de Pastoral Vocacional en el que se tomen en cuenta las aportaciones de los Párrocos, junto a los Formadores del Seminario.

 

Propiciar la Sectorización a partir de procesos comunitarios con una dimensión misionera.

Integrar en los Planes Parroquiales la Pastoral Social con acciones claramente testimoniales para dar respuestas a las prioridades Sinodales.

Integrar a las Comunidades Religiosas al Trabajo de una Pastoral de Conjunto, respetando sus Carismas particulares.

 

 

 

SIGNOS DE LA REALIDAD URBANA

EN LA CIUDAD DE MÉXICO

 

Algunos Hechos Sociales Negativos y Positivos de la Ciudad de México

que Exigen la Participación de los Ciudadanos

(fragmento de la Instrucción Pastoral del Señor Cardenal Norberto Rivera Carrera

sobre la Participación Ciudadana —15/03/97— (nn. 17-51)

 

A continuación me refiero a algunos de los problemas de la Ciudad que están exigiendo la participación de los ciudadanos. Lo hago en calidad de Pastor, de hombre de fe, consciente de que es necesario que cada uno de los que vivimos en la Ciudad se plantee estos asuntos, independientemente de su afiliación religiosa o política partidista.

 

También quiero reconocer todos los signos esperanzadores de renovación, de creatividad, de esfuerzo y de caridad cristiana que realizan muchos grupos organizados como señal de participación democrática en la solución de los problemas. Frecuentemente en la opinión pública prevalecen los aspectos negativos olvidándose todo lo positivo y bueno que ya existe.

 

Es deber de los pastores discernir en las cuestiones sociales, los problemas, gozos y anhelos de las personas, en actitud creyente, para escuchar la palabra de Dios que nos llama a la conversión y participar de sus planes de salvación en la historia (GS 1, 4).

 

a) Inseguridad — Anhelos de Paz

 

En los últimos años todos los habitantes de la Capital hemos vivido en constante zozobra, ya que se ha incrementado de manera considerable el índice delictivo. El promedio diario de delitos alcanza ya cifras alarmantes.1 Casi todos conocemos a alguien que ha sufrido las consecuencias de esta situación.

 

A pesar de los esfuerzos emprendidos para enfrentar la inseguridad pública, parece que no se ha reducido el índice de criminalidad y sí en cambio han aparecido otras prácticas delictivas que afectan a la sociedad. No se puede combatir el delito cometiendo otros delitos o atentados a los derechos fundamentales de la persona.

 

Por otra parte, cada día surgen más grupos y organizaciones de todo tipo, que hacen sentir una voz clara y decidida de rechazo a la violencia en cualquiera de sus manifestaciones; han surgido también las organizaciones de apoyo a las víctimas del delito; se establecen formas de cooperación entre vecinos para mejorar los sistemas de seguridad y autocuidado.

 

Es necesario seguir participando en forma muy concreta para dar alternativas de educación, capacitación y promoción a los jóvenes, entre quienes se manifiesta de manera particular la conducta delictiva, aun cuando las causas de esta problemática están en realidad en la sociedad en su conjunto.

 

b) Contaminación Ambiental — Defensa del Medio Ambiente

 

Todos los días padecemos los efectos de la contaminación en todo sentido. A pesar de los esfuerzos realizados, no se han alcanzado todavía los resultados esperados; son muchos los casos de enfermedades respiratorias;2 no se ha mejorado ni sustituido la tecnología de los hidrocarburos para la industria y los servicios.3 La Ciudad sufre constantemente la agresión irresponsable de la basura por todos lados, además de los desechos peligrosos sin control. Por otra parte, es alarmante la deforestación irracional de las zonas boscosas que paulatinamente desaparecen ante el crecimiento habitacional desordenado de la Ciudad.

 

Es esperanzador, en contraste con lo anterior, ver cómo han surgido iniciativas de la sociedad civil para responsabilizar a las familias, estudiantes y población en general en el mejoramiento del ambiente. Se trata de tener conciencia ante asuntos que frecuentemente se consideran ajenos a la vida moral, tales como afinar los motores de los autos, tirar la basura en el lugar adecuado, educar a los niños y jóvenes en el cuidado, mantenimiento y creación de parques y áreas verdes, entre otras cosas. Todavía hay mucho por hacer.

 

c) Agudización de la Pobreza — Lucha por su Erradicación

 

De los casi 9 millones de habitantes que hay en el Distrito Federal,4 se estima que 1 millón de personas viven en condiciones de pobreza extrema y 5 millones en pobreza moderada.5 Este es un hecho central de nuestra problemática social e histórica y de nuestro discernimiento creyente ante la realidad social que apela a la conciencia de todos. Todavía persiste la muerte por desnutrición y otro tipo de enfermedades previsibles.6 Numerosas familias carecen de vivienda digna7 y muchos adultos y mayores de quince años son analfabetas.8 Todo esto lo he atestiguado en diálogos y visitas pastorales.

 

El desempleo en la Ciudad de México es mayor que la media nacional.9 La economía informal se incrementa de manera notable; todos los días podemos ver llenas las calles de vendedores ambulantes que buscan el sustento de sus familias en condiciones realmente difíciles.10 La carestía de la vida afecta a todos pero muy especialmente a muchos trabajadores y empleados cuyos salarios resultan cada día más insuficientes.11

 

Casi la mitad de los habitantes del Distrito Federal carecen de seguridad social. En materia de enfermedades, persisten las infecto-contagiosas y respiratorias agudas; el SIDA afecta cada día a un número creciente de personas cuya atención es urgente. El cólera no se ha logrado erradicar.12 Son pocos los recursos que se destinan a la medicina preventiva, en tanto que la mayor parte se aplica a la curativa.13

 

Quiero enfatizar que, ante estas realidades negativas y sin desconocer el esfuerzo de las autoridades, las iniciativas de grupos, de organizaciones sociales y de instituciones de asistencia privada se han multiplicado en los últimos años dentro del marco legal y en colaboración con autoridades gubernamentales. Su trabajo incide de manera muy importante en todos los campos sociales en donde se manifiesta la pobreza. Son hechos de participación que hay que dar a conocer y fomentar cada día más.

 

Es urgente que las mismas familias, grupos y comunidades se organicen cada vez más para poner en marcha iniciativas de trabajo creativo; que las mismas comunidades vecinales atiendan y asistan a sus pobres en extremo: enfermos, ancianos, niños y madres solteras.

 

En este sentido es también urgente la participación de voluntarios profesionistas y estudiantes universitarios que quieran compartir su preparación para multiplicar la formación de los promotores sociales de las mismas comunidades marginadas y pobres; se trata de capacitar promotores de salud, de nutrición, de atención a niños y ancianos. Es necesario que los trabajos realizados en este campo por la sociedad civil aumenten y se consoliden en una concertación con el gobierno, que requiere cada vez más de sensibilidad para apoyar los esfuerzos de la sociedad organizada.

 

d) Grupos en Graves Dificultades — Esperanza de una Asistencia Social Renovada

 

Como cristianos sentimos compasión por el prójimo en necesidad. Existen en la Ciudad miles de indigentes,14 ancianos en graves dificultades15 y cientos de miles de indígenas que hacen de la capital la circunscripción en donde hay más indígenas en todo el país.16 Son miles los discapacitados cuyas condiciones en su conjunto sufren alta vulnerabilidad, están desprotegidos en materia social y al margen de los programas asistenciales.17

 

Ante estas realidades existen ya otras que muestran la gran capacidad de actuar en favor de los más pobres. Los invito a una más decidida y organizada participación social para erradicar la miseria y desarrollar programas de asistencia y promoción, colaborando con cualquier esfuerzo tendiente al propósito de la justicia.

 

e) Grupos Vulnerados — Signos de Compromiso Fraternal

 

Al circular por las calles de la Ciudad, en mi condición de Pastor, me duele mucho ver a tantos niños de y en la calle;18 saber de miles de menores maltratados19 y de tantas mujeres prostituidas,20 así como palpar que hay tantos adolescentes y jóvenes farmacodependientes.21 Tampoco se puede olvidar que en las grandes ciudades como la nuestra se multiplican también los indigentes con trastornos mentales.

 

No se puede vivir al margen de estas lacerantes realidades, como si estos hermanos pobres en extremo no existiesen. Me refiero a su pobreza y abandono. Verdadera, agotadora, interminable pobreza.

 

Me alientan todos los cristianos y hombres y mujeres de buena voluntad que, en lo personal y sobre todo de manera organizada, están intranquilos y activos al ver a tantos hermanos que sufren. Con esperanza y con una extraordinaria caridad, los invito a seguir participando en todo esfuerzo de superación de los graves problemas sociales.

 

f) Servicios Públicos — Proyectos Innovadores

 

Cuando visito comunidades advierto que la distribución del agua es inequitativa; en algunas zonas el agua es de muy mala calidad y todavía se da un alto grado de desperdicio por instalaciones defectuosas o inconciencia de algunos. Por otra parte, la red vial primaria registra deficiencias y, circular en la Ciudad, se torna cada día más estresante y difícil.22

 

A pesar de que diariamente se recolectan toneladas de basura, en varias colonias se carece de este servicio;23 la propagación de enfermedades se incrementa y no se cuenta con programas para el reciclamiento de los desechos sólidos.24

 

Cabe también mencionar en este renglón que tan sólo en la Central de Abastos, el mayor mercado de toda la Ciudad, el desperdicio de alimentos perecederos asciende a 800 toneladas diarias. Un signo positivo de organización participativa para enfrentar este problema son los bancos de alimentos que ya existen en la Ciudad y en otras partes del país.

 

Por ejemplo, el Banco de Alimentos de Caritas acopia un promedio de 350 toneladas mensuales que benefician a casi 46,000 personas diariamente. Sin embargo, todos los días se desperdician alrededor de 800 toneladas; si se potenciara la participación ciudadana en este renglón, miles de personas más se podrían ver beneficiadas diariamente. Con participación decidida, sostenida, organizada y responsable podemos erradicar los diversos problemas de desnutrición en nuestra Ciudad.

 

Esta meta es posible porque hay muchos corazones generosos y grandes capacidades de organización y fuerza social. Esperamos que el marco legal apoye estas acciones. Este es un claro ejemplo de cómo la democracia participativa puede impulsar la representatividad.

 

g) Violación a los Derechos Humanos — Cultura Humanizante

 

En su informe anual de 1996, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal menciona que ha habido diversos tipos de violación a los derechos humanos, entre los que destaca la dilación en la procuración de justicia, el ejercicio indebido del servicio público, la integración irregular de la averiguación previa y otros.25

 

De lo anterior se desprende que los eventos represivos más frecuentes se sitúan en los campos político (violencia ejercida contra personas por diferencias políticas) y policiaco (alto número de casos de abuso y persistencia de prácticas de tortura).

 

Me consuela saber que en los últimos años se ha ido creando una amplia cultura de los derechos humanos entre los niños, jóvenes, vecinos, estudiantes y profesionistas. Cada ciudadano debe conocer sus derechos y ser el primero en protegerlos. Es necesario participar para crear más comités de defensa de los derechos humanos.

 

h) Desastres — Fraternidad Ciudadana

 

El Distrito Federal está en desventaja ante los desastres naturales. Es altamente vulnerable. El riesgo de los daños por siniestro se ha incrementado. Existen muchos puntos de alto riesgo en la Ciudad (gasolineras, gasoductos, zonas de hundimiento y derrumbe, y la faja sísmica).26 Debido a la inmensidad de la Ciudad, entre otras cosas, no es fácil definir una política clara de protección civil.27

 

Como Obispo, animador de la caridad, los invito a educarnos en la prevención de los desastres y en la autoayuda de la población en casos de desastre. Los terremotos de 1985 nos recuerdan que la población civil es capaz —hasta el heroísmo— de ayudar al hermano en desgracia; sin embargo, se requiere de una educación y organización adecuadas que hagan posible una participación mejor, potenciando así los recursos y personal específico de la protección civil.

 

i) Inconvenientes de Vivir en la Ciudad — Renovación del Espíritu

 

Por último, no quiero dejar de mencionar una problemática más específicamente cultural en su referencia a los valores, si bien es cierto que en los problemas anteriormente señalados están en juego muchos temas de la moral humana y cristiana.

 

El vivir en la ciudad genera, frecuentemente, rasgos de personalidad de individualismo, prepotencia, afán de anteponerse a los demás, nerviosismo intolerante, entre otras cosas. Vivir en la Ciudad de México permite acceder a un gran patrimonio histórico y a multitud de posibilidades, pero resulta muy desgastante y riesgoso para el equilibrio emocional y espiritual de la personalidad.

 

En las parroquias, escuelas y otros centros comunitarios sé muy bien que se crean espacios familiares y amistosos de personalización, de comunicación, de autoestima, de trabajo en grupo y en equipo, de recreación sana, de aprendizaje o reaprendizaje vivencial de valores tales como la dignidad de la persona humana, el espíritu de justicia, la honestidad, la paz y la fraternidad. Todo esto nos invita a una mayor y mejor participación social.

 

La dimensión religiosa de la persona está en la base misma de las grandes y graves crisis de la humanidad contemporánea. Los habitantes de la Ciudad de México no pueden escapar a esta dimensión.

 

La motivación religiosa es fuente de la más genuina y auténtica participación social. Es necesario recuperar como algo propio la enorme riqueza religiosa que hemos heredado; hace falta reencontrar un sentido de profundidad y celebrativo que nos identifique en la vida social y cultural.

 

 

 

TRABAJO EN GRUPOS

Jueves

 

PREGUNTAS

 

Para hacer una evaluación global de la Arquidiócesis, apoyándonos en los resultados presentados en la síntesis de las evaluaciones de las Vicarías, ¿qué enfatizas, qué completas, en qué no estás de acuerdo?

 

¿Cómo consideras que nuestra acción pastoral está influyendo en ayudar a encontrar respuestas a la problemática urbana?

 

¿De qué manera nos desafía la realidad del entorno social en nuestra acción pastoral?

 

 

 

ORACIÓN PARA CONCLUIR

LA REUNIÓN EN GRUPOS

 

ORACIÓN DEL II SÍNODO ARQUIDIOCESANO

 

Padre, Tú quieres que todos los hombres se salven

y lleguen al conocimiento de la verdad.

 

Para eso, por Cristo convocas a tu Iglesia

y le confías la tarea de la evangelización.

 

Envíanos tu Espíritu, para hacer realidad

nuestro Sínodo Diocesano,

y así, encontraremos respuesta adecuada

a las necesidades pastorales del pueblo de Dios.

 

Por intercesión de santa María de Guadalupe y de san José, concédenos la gracia de caminar juntos

en el cumplimiento de tu voluntad.

 

Te los pedimos, por Cristo nuestro Señor. Amén.

 

Ministro: Bendigamos al Señor.

 

Todos: Demos gracias a Dios.

 

 

 

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA

POSTASAMBLEA

APORTACIONES