Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Ir a Contenido del Documento


  Google
Vicaría      de Pastoral

Escudo Cardenal Norberto Rivera Carrera

Por una Nueva Cultura de la Tercera Edad. Norberto Rivera Carrera

3. Evangelizar, para transformar las Culturas

18. Lo anterior nos plantea a nosotros, los agentes de la evangelización en la Ciudad, una tarea ingente y a la vez esperanzadora; se trata de poner en marcha, con relación a la situación de las personas adultas mayores, lo que la problemática de ellas nos plantea.

19. Pero sobre todo, se trata de dar un sentido distinto al mismo hecho del ser anciana o anciano, que en un futuro inmediato será una condición humana y existencial más difundida; para ello hay que actuar y asumir lo que ha sido desde los últimos veinticinco años en la Iglesia universal (a partir de la Exhortación Evangelii Nuntiandi), durante el pontificado misionero de Juan Pablo II (Doctrina sobre Nueva Evangelización) y en la orientación fundamental de la Iglesia particular de la Ciudad de México (II Sínodo Arquidiocesano), el gran desafío: evangelizar de modo que la cultura, o mejor dicho las culturas, se transformen, porque se transforma el corazón de las personas, sus criterios de juicio, sus relaciones, su vida y ambiente concreto.

20. Podemos decir que es necesario transformar la cultura, con relación a la situación de la tercera edad, bajo los siguientes tres aspectos de la palabra cultura.

a) La cultura como "cultivo" de relaciones que humanizan la vida cotidiana

21. Se puede entender la cultura como el modo particular como un pueblo "cultiva" su relación con a naturaleza, con el "otro" y los "otros" en su propia vida social y con Dios (GS 53). El sentido de este "cultivo", su finalidad, es llegar "a un nivel de vida verdadero y plenamente humano" (lb.); esta actividad es la respuesta a la vocación recibida de Dios que le pide, a la persona humana, perfeccionar toda la creación (Gén 1 y 2).

22. El desarrollo de la cultura, su transformación, tiene como finalidad tender a la "plena madurez humana" (GS 53), a la "plena madurez espiritual y moral del género humano" (GS 55 y 59).

23. Nuestra misión como evangelizadores, sumándonos a todas las iniciativas que parten en el mismo sentido de otros creyentes y personas de buena voluntad, es la de "cultivar" a una cultura que excluye a las personas adultas mayores, pasar de hechos deshumanizantes a condiciones más humanas. Buscamos un diálogo con la cultura moderna de hoy de muchas familias y de la sociedad a fin de que se transforme y sea capaz de incluir a las personas de edad avanzada. Señalo un ejemplo:

24. Sin negar la necesidad de que haya y se reconozca el papel de los asilos o casas de retiro para los ancianos, habría que propiciar desde la evangelización y realizar incluso prácticamente como expresión de una nueva cultura más humana e incluyente, que se den formas y espacios que propicien que los mayores, salvo en casos de verdadera necesidad que requieran de lugares muy especializados, permanezcan en el contexto ordinario de la vida familiar y comunitaria, ya sea a partir de la organización social del barrio o de las colonias de diverso estrato social, que puede propiciar la parroquia, o en el contexto de la vida comunitaria que se da muy intensamente a través del trabajo o de la escuela, a fin de que, con amplia participación de las familias y de los mismos ancianos, aparezcan alternativas de atención a los mayores que no impliquen exclusión ni separación de los suyos.

25. Me refiero a las llamadas casas de día, o espacios de reunión, círculos y grupos de encuentro, de apoyo y servicio a las necesidades de los ancianos en donde las familias asumen de manera organizada e interfamiliar, apoyadas profesional e institucionalmente, la tarea de atender y promover a sus viejos que son suyos antes que de una institución de beneficencia o del estado. Estos espacios, u otros semejantes, deberían también de propiciar que los ancianos, sobre todo los que están en condiciones aptas, aporten a la comunidad su experiencia, su visión y valor específico.

26. Me refiero igualmente a la posibilidad de que las familias, desde el propio hogar, acojan de manera cálida a sus ancianos, los protejan, les brinden el afecto, cariño y amor que estos necesitan, pero sobre todo los impulsen y estimulen para que se sientan nuevamente útiles, para que compartan sus experiencias y participen en las decisiones relacionadas con la vida familiar.

b) La cultura como proceso de conciencia colectiva de los valores

27. También se puede entender la cultura como la conciencia colectiva de un pueblo que implica un conjunto de valores que lo animan y de antivalores que lo debilitan. La cultura abarca formas de expresión en estilos de vida, costumbres y lengua, también la experiencia vivida y las aspiraciones de futuro (DP 387).

28. En este sentido de la acepción, es importante recordar que en la cultura más tradicional, en donde se forjó el sentido de una cultura propiamente mexicana, el papel de los viejos es importante: son puntos de unidad familiar y comunitaria, se aprecia su experiencia y su sabiduría y se les trata con afecto y respeto.

29. Al pasar México y la capital del país de una cultura tradicional a una cultura de tipo moderno, centrada en la vida urbana, la industrialización masiva y la organización burocrática de la sociedad, muchos valores de la cultura tradicional se han debilitado, la familia ha cambiado su prototipo de composición en el que parece que los viejos no caben y con ello emergen antivalores a este respecto: al anciano o anciana se les considera inútiles porque son improductivos, a la anciana o al anciano se les desprecia en ocasiones porque se les siente y ve como una carga económica, de atención que implica cuidados y, por todo esto, se les aísla, discrimina y margina.

30. El efecto, de todos estos prejuicios y formas de relación, provoca en los mismos ancianos que ellos asuman una actitud de auto-desprecio, de auto - aislamiento y vivan con dolor y sufrimiento su condición envejeciente.

Ir página anterior
Inicio de página
Ir página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance