Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Ir a Contenido del Documento


  Google
Vicaría      de Pastoral

Escudo Cardenal Norberto Rivera Carrera

Por una Nueva Cultura de la Tercera Edad. Norberto Rivera Carrera

31. Una evangelización que promueva los valores de la ancianidad y de esta manera incida de manera muy importante en la cultura de las familias y de la sociedad deberá, entre otras cosas, tomar en cuenta lo siguiente:

32. 1. Se trata, a través de los medios de la evangelización, tales como la catequesis, la oración, los sacramentos, el fortalecimiento de la vida fraterna, la organización comunitaria, la formación de los laicos y de los ministerios de servicio caritativos asistencial y promocional y la vivencia comunitaria misma comprometida del amor fraterno hacia los más pobres, de impulsar una valorización profunda del ser longevo, de la experiencia y calidad espiritual a la que se puede aspirar en esa edad y no de las apariencias externas, como nos lo dice San Pablo: "Aún cuando nuestro hombre exterior se va desmoronando, el hombre interior se va renovando de día en día" (2 Co 4, 16).

33. Como toda otra persona, pero al mismo tiempo de un modo especial, los ancianos están llamados a un compromiso moral de crecimiento continuo a realizar en comunión y compañía de los suyos y en la entrega de sí a los demás. Es un empeño y compromiso a no excluirse de la vida de relación con los demás, a no auto-marginarse y, por otro lado, a desarrollar un papel de sujeto activo y responsable en la condición específica en la cual se encuentra, poniendo al servicio de los demás los recursos propios de tal condición. Para que esto suceda es indispensable que miremos al anciano con respeto de su condición y no lo despreciemos ni le hagamos sentir una falsa compasión.

34. 2. Es necesario procurar que las tareas de la evangelización propicien las vivencias de los valores sobre los que es necesario construir una cultura moderna humanista de la ancianidad que retorne y actualice los valores tradicionales poniéndoles al día.

35. Si la longevidad conlleva, por ejemplo, el sentido de la caducidad de las cosas y de sí mismo, lo cual también es un valor en este mundo frecuentemente arrogante, esa pobreza ofrece también la posibilidad y la ocasión de cultivar otros valores que son propios de esa condición:

36. - el enriquecimiento interior de relación con Dios y con los otros hombres, particularmente los de la misma familia, para lo cual se dispone de mayor tiempo, liberados de ocupaciones;

37. - la escucha interior en el silencio que se genera alrededor;

38. - el distanciamiento gradual de las cosas del mundo, en preparación al inevitable distanciamiento final;

39. - la sabiduría que viene de la larga experiencia vivida y que ahora se puede apreciar mejor;

40. - el reencuentro cotidiano con la vida, que se considerará siempre más como un don que hay que agradecer, disfrutar y defender.

41. En la perspectiva de una visión de fe, animada por la esperanza, la condición de la longevidad puede por tanto ser considerada de un gran valor:

42. - se trata de una honda e insustituible experiencia de purificación, de maduración ulterior, de aceptación de la propia cruz existencial;

43. - todo esto llevará a los adultos mayores mismos a superar el miedo al dolor hasta acogerse al misterio salvífico;

44. - a vencer la soledad del abandono, a reencontrar consolación aún después de la pérdida de las personas queridas y;

45. - en fin, a vivir la muerte como momento de encuentro con el Padre y como reposo después de las fatigas de la vida.

46. Para vivir así, de manera positiva esa etapa de la vida, se necesita entender de un nuevo modo la ancianidad antes de llegar a ella y no sólo de manera individual sino colectiva. Por eso es importante que la evangelización de los niños, de los jóvenes, de las familias, de las comunidades, de la sociedad y, desde luego, de los mismos ancianos, promueva la vivencia de estos valores. Esa es la evangelización de la cultura que necesitamos de la tercera edad.

c) La cultura también es considerada como un proceso histórico y social que brota de La actividad creadora del hombre (DP 392-399)

47. Todo hombre nace en el seno de una determinada cultura y, por consiguiente, al mismo tiempo queda enriquecido y condicionado por ella; pero su actitud no es meramente pasiva, no se reduce a recibir un legado o patrimonio cultural, sino que es capaz de crear y transformar para trasmitir a los que vienen en la cadena de las generaciones.

48. En este sentido es mucho lo que se puede reflexionar y plantear para una evangelización de la cultura de la tercera edad. Quiero considerar solamente dos aspectos:

49. 1. El impulsar una nueva cultura de la tercera edad, de manera creativa y transformadora, puede ser una renovada oportunidad para trabajar en muy diversos campos por la superación de la ancestral desigualdad social que atraviesa toda nuestra historia y que, sin duda, continúa en la actualidad como aguijón de nuestra conciencia ya que es el síntoma más inequívoco de nuestra debilidad ética y espiritual y del antitestimonio que damos como cristianos.

50. La pobreza es señal de desigualdad, de desequilibrio, de injusticia. De entre los pobres, sin duda que los rostros de los ancianos, cada vez según hemos visto más numerosos, son de los rostros más vulnerables ante las diversas circunstancias que afectan a los pobres.

51. Hacer cultura, o mejor dicho, recrear la cultura de la tercera edad a través de la evangelización, tarea primordial de la Iglesia, significa para todos los cristianos solidarizarse con la causa justa de la lucha por los derechos de los ancianos más pobres, los olvidados, los doblemente excluidos, por su pobreza y por su condición de ancianidad.

Ir página anterior
Inicio de página
Ir página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance