Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Ir a Contenido del Documento


  Google
Vicaría      de Pastoral

Escudo Cardenal Norberto Rivera Carrera

Por una Nueva Cultura de la Tercera Edad. Norberto Rivera Carrera

52. Lo anterior nos debe animar, como evangelizadores, a buscar formas de organización comunitaria, a escala de familias, de grupos, de vecinos, de movimientos, de asociaciones para abrir el horizonte de solidaridad a los ancianos más débiles.

53. La Iglesia tiene que potenciar a los mismos ancianos, sobre todo a los que están en mejores condiciones, a que se organicen y trabajen por los que están en franca desigualdad y padecen hambre, malos tratos o viven en condiciones insalubres y en soledad.

54. La familia, como iglesia doméstica, deberá ser escuela de justicia y de equidad entre mujer y hombre y entre las diversas generaciones.

55. Es nuestra obligación, como evangelizadores, propiciar que en los foros de debate y en donde se toman las decisiones de las políticas sociales se tome en cuenta la condición de los ancianos más pobres y de esta manera se supere la cultura de la desigualdad por medio de un compromiso creativo.

56. 2. Una tarea creativa también muy importante que deseo señalar, generadora de cultura, es la formación y la capacitación de promotores de la tercera edad, de auxiliares de ancianos, de ministerios laicales específicamente creados para atender esta nueva realidad.

57. Desde hace varios años venimos insistiendo en la Arquidiócesis en una formación específica de los laicos, ya que si bien es cierto que la Iglesia de esta Ciudad tiene que tener un rostro mayoritariamente laical en su servicio, lo debe tener encarnado en diversas situaciones.

58. Requerimos de laicos, mujeres y hombres -de ambientes familiares diversos-, que en las comunidades parroquiales, en los barrios, en las colonias, en las escuelas, en las asociaciones diversas de la sociedad civil y en otros campos, promuevan la nueva cultura de la tercera edad mediante procesos educativos de las mismas familias, sea que se den a través de una educación no formal o formal.

59. Necesitamos de auxiliares de ancianos que sean visitadores a domicilio, que orienten a las familias, que apoyen a los ancianos, que promuevan su participación, la defensa y protección de sus derechos y cuiden de la nutrición, de la prevención de enfermedades y de otras cosas.

60. Requerimos también de profesionales médicos, educadores, trabajadores sociales, psicólogos, entre otros, que quieran apoyar procesos interfamiliares y comunitarios, y que estén dispuestos a compartir su saber, reproduciéndolo, con los promotores y los auxiliares.

61. Necesitamos de evangelizadores catequistas, celebradores de la Palabra y ministros de la comunión eucarística de sentido eclesial doméstico, que sean capaces de dar densidad de fe a toda esta realidad humana, a estos desafíos.

62. Necesitamos familias, organizaciones parroquiales, comunitarias, instituciones con larga experiencia y trayectoria en el campo de la tercera edad, que afortunadamente existen, que quieran acceder a trabajar de una manera nueva, más articulada en forma de red organizativa, para impulsar la formación y capacitación de los diversos agentes que hoy se necesitan para generar una nueva cultura de la tercera edad, marcada por la óptica de familia y comunidad y la participación de las mismas ancianas y ancianos.

4. Compromiso Arquidiocesano

63. Quiero en esta reflexión pastoral comprometerme en lo personal para impulsar en la Arquidiócesis un proyecto de Nueva Evangelización de, con y para las personas adultas mayores. Se busca, con este proyecto, abrir cauces en la nueva cultura que necesitamos para afrontar con acierto las nuevas realidades que están ahora en proceso.

64. Este compromiso del pastor no podrá cristalizarse sin la corresponsabilidad de todos, particularmente de mis hermanos Obispos, Presbíteros, Religiosos y Religiosas y Laicos. Especialmente, no podrá realizarse sin una más intensa y adecuada pastoral de las familias.

65. De manera especial, como signo del compromiso eclesial, quiero comunicar a la comunidad de la Iglesia Particular de México y a la sociedad en general, que desde hace un año pusimos en marcha una organización arquidiocesana específicamente dedicada a los ancianos.

66. Esta organización es Cáritas Bienestar del Adulto Mayor I.A.P., que es un brazo institucional de la misma Cáritas Arquidiocesana, pero dedicada profesional y específicamente al tema de la tercera edad.

67. El objetivo de esta obra es el de contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida y bienestar, especialmente de los ancianos más pobres y, al mismo tiempo, promover que las personas de edad avanzada participen de manera activa, comprometida y organizada en el mismo objetivo.

68. Los programas de servicio de esta organización van desde los de información actualizada sobre temas de salud, alimentación, derechos de la persona anciana, desarrollo espiritual, organización, proceso del envejecimiento; los de capacitación de personal a través de los facilitadores comunitarios, los "talleres" sobre tecnología doméstica, salud, hasta los de canalización de adultos mayores con problemas y, desde luego, los servicios de atención espiritual que deben de otorgarse junto con las familias y los demás agentes de las parroquias.

69. Esta naciente organización arquidiocesana necesita apoyo, respaldo de todos los responsables de la pastoral arquidiocesana y de toda persona generosa que desee colaborar a fin de que pueda cumplir con sus propósitos de servicio.

70. Me dirijo también a todas las comunidades religiosas que atienden casas de retiro para ancianos a que redoblen sus esfuerzos y les doy mi palabra de reconocimiento, aliento y apoyo.
71. A los laicos que buscan prepararse, comprometerse en esta tarea, les entusiasmo para que lo hagan.

72. La Misión Evangelizadora 2000 puede ser una magnífica oportunidad para fortalecer este campo tan necesitado de atención y cuidado, considerando que la tarea evangelizadora es muy rica y amplia en su posibilidad de participación y que requiere incluso de la creatividad y aporte de todos.

73. Hemos de hacer un renovado esfuerzo misionero por evangelizar, por medio de obras y palabras, las realidades humanas de la tercera edad, de modo que se inspire una nueva cultura de la vejez.

74. A las familias las exhorto a que sean los espacios habituales de acompañamiento de los ancianos y a que estén abiertas al don de la persona anciana que tanto puede aportarles.

5. Llamado Final

75. Quiero concluir esta Carta Pastoral haciendo un llamado fraterno a todos los miembros de las organizaciones dedicadas a la promoción y cuidado de los ancianos; a los responsables de las decisiones en materia de política social de las personas adultas mayores; a los empresarios; a los universitarios y profesionistas; a los artistas; a los comunicadores sociales; a las familias; a los niños y jóvenes; a las ancianas y ancianos mismos: todos estamos comprometidos en la construcción de una Ciudad más fraternal, más humana, que incluya en sus casas, en sus calles, en sus parques, en sus oficinas, en sus centros de trabajo, en sus templos, en sus centros de enseñanza y entretenimiento, en sus servicios de seguridad social y en sus foros de discusión, rostros ancianos más plenos, sonrientes y esperanzados, menos tristes, empobrecidos y solitarios, sabios y prudentes acompañantes de todos nosotros, maestros espirituales, abuelas y abuelos que merecen que también nosotros los acompañemos cercanamente en todo momento.

76. Que la Virgen María de Guadalupe nos lo conceda. Que el beato Juan Diego interceda por las ancianas y los ancianos de esta inmensa Ciudad y por sus familias y que la Caridad, en este año del Padre, nos impulse a fraternizarnos sin límites a todos los que vivimos aquí.

+Cardenal Norberto Rivera Carrera
Arzobispo Primado de México

Ir página anterior
Inicio de página
Ir página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance