Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Ir a Contenido del Documento


  Google
Vicaría      de Pastoral

Escudo Cardenal Norberto Rivera Carrera

Carta Pastoral: ¡Ánimo, no tengan miedo, nuestra misión es Evangelizar!

II. JUZGAR

24. La comunidad de los creyentes en Cristo está viviendo en carne propia la profecía de Simeón en la presentación de Jesús en el templo: "Será como un signo de contradicción" (Lc 2, 34) En efecto, la Iglesia católica predica un mensaje que resulta incómodo para personas y sectores de la sociedad actual capitalina. Nada extraño que en todos los continentes se dé esta campaña orquestada para dos finalidades: debilitar a la Iglesia, desprestigiando su mensaje y sus mensajeros, aprovechándose de todo, incluso de las debilidades individuales y señalando que así no cumple lo que enseña, y que ella y su clero no son mejores que otras instituciones humanas marcadas por la corrupción; rebajar el ideal evangélico, considerando a la Iglesia como una mera sociedad humana que debe regirse por las leyes de las estadísticas, de la democracia.

25. Pero no hay que extrañarnos ni tener miedo. Esta persecución se encuentra atestiguada en el Antiguo Testamento a propósito de los profetas que, por ser fieles a la misión que Dios les había encomendado, resultaron incómodos para autoridades y sociedad de entonces. Análoga situación viene presentada en el Nuevo Testamento: por ello Herodes mandó encarcelar y degollar a Juan el Bautista; por ello Jesús fue calumniado, acusado de borracho, comilón, amigo de mujeres de vida libertina, perseguido, juzgado injustamente, torturado y asesinado con la muerte en cruz; por ello los apóstoles y muchos de los primeros cristianos fueron perseguidos hasta morir mártires de su fidelidad a Jesucristo.

26. Ahora bien, la persecución por nuestros pecados está justificada; mientras que por causa de Jesús, se convierte en una bienaventuranza: así vemos cómo los testigos bíblicos perseguidos eran sostenidos por el mismo Espíritu Santo que les sugería lo que tenían que decir y cómo comportarse (Mc 13, 11). Los discípulos de Jesús serán sostenidos por el testimonio de su maestro: "Igual que me han perseguido a mí, los perseguirán a ustedes" (Jn 15, 20), y recordarán sus palabras de aliento para los momentos difíciles: "En el mundo encontrarán dificultades y tendrán que sufrir, pero tengan ánimo, yo he vencido al mundo" (Jn 16, 33), más aún, sabrán encontrar el sentido de la persecución por ser fieles al Señor: "Dichosos serán cuando los injurien y los persigan y digan con mentira todo género de mal contra ustedes por mi causa. Alégrense y salten de alegría, porque su recompensa será grande en el reino de los cielos" (Mt 5, 11)

27. La Iglesia está convencida de que las comunicaciones modernas, al permitir un gran influjo de información y un mayor sentido de solidaridad entre todos los miembros de la familia humana, pueden contribuir significativamente al progreso espiritual de la humanidad, y de ese modo, a la difusión del reino de Dios. Pero en esta tarea informativa y formativa de la conciencia social, debe brillar la ética sobre lo técnico, la promoción de la persona humana sobre otros intereses, lo espiritual sobre lo material.

28. Reconociendo y admirando el buen nombre y el quehacer de tantos profesionales del mundo de los medios de comunicación social deploramos que haya otros que informan o escriben notas sobre los asuntos eclesiales sin tener competencia profesional para transmitir a la sociedad una visión objetiva; carecen de una cultura eclesiástica adecuada, bien contrastada, amplia e imparcial de la vida y de la historia de la Iglesia católica, sus hombres e instituciones. Incluso, cuando eligen para sus programas o artículos a eclesiásticos o laicos que expresen supuestamente la postura o pensamiento católico, buscan a personas que en realidad no representan más que a grupos parciales y tendenciosos, y que se limitan a exponer sus opiniones personales en abierta oposición al Magisterio de la Iglesia, y que dejan mucho que desear en cuanto a objetividad y testimonio sencillo y transparente de vida evangélica.

Introducción / Ver / Juzgar / Actuar

loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance