Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Logo de MISIÓN PERMANENTE, Arquidiócesis de México

Ir a Índice de CAMINANDO JUNTOS 1



  Google
Vicaría      de Pastoral

MISIÓN PARA TODOS

EL 13 DE AGOSTO partieron para Brasil los PP. Arturo Román Torres Ruíz y Efraín Trejo Martínez, ellos son una expresión concreta del espíritu misionero de nuestra Arquidiócesis. Que Dios los acompañe, que nosotros los apoyaremos en nuestra oración... SE REALIZÓ un curso de espiritualidad misionera del 12 al 16 de julio. Debido al éxito en su temática y participación se repetirá la experiencia del 23 al 27 de agosto en el auditorio de la Curia. Seguramente te interesará participar en un curso próximo. Pide informes al 55-14-38-77... EL 28 DE AGOSTO será la etapa final del festival de la canción Cristiana en la calle de Puebla 144 Col. Roma a las 17 hrs. Hay diversos temas de contenido misionero que seguramente te interesarán. Asiste, la entrada es libre... NOS ESTAMOS PREPARANDO para la 5a. Asamblea Arquidiocesana que se realizará en el mes de Septiembre. Los presbíteros y laicos que participarán nos darán pautas para la realización de la Misión 2000. Te invitamos a que consultes a tu párroco sobre los procesos y resultados de esta asamblea... ¿TIENES ACCESO a Internet?, comunícate con nosotros vía correo electrónico y participarás en el sorteo de varios ejemplares de la Biblia de América. Se tendrán en cuenta los mensajes recibidos hasta el 10 de septiembre. Nuestra dirección la encuentras en la página 4 de este boletín... LOS MATERIALES para que te sigas preparando como misionero los puedes encontrar en las librerías Nueva Secam de la Arquidiócesis, hay una en la Curia, Durango 90 P.B., otra se encuentra en el Seminario Conciliar (Guadalupe Victoria 21, Tlalpan): o si vives en el norte, acude a la librería de la Basílica de Guadalupe (Local 10) Tel. 55-77-99-30.


LA PAJA en el ojo ajeno

Desde hace más de 100 días hemos vivido los avatares de un conflicto estudiantil y aún no se vislumbran rutas de solución. El problema de la "Máxima Casa de Estudios", repercute doblemente en la vida social en cuanto que nos preciamos de ser un pueblo con valores como el diálogo, la tolerancia y la hospitalidad.

Independientemente que antes o después se llegue a resolver tan intrincado nudo (son variados los intereses implicados), cabe preguntarnos sobre los catalizadores que influyeron en el origen del conflicto y que siguen frenando el regreso a la normalidad: ¿El problema creció por el ímpetu natural de los jóvenes? ¿En verdad somos sociedad que dialoga y acepta diferencias? ¿Gozan de credibilidad las instancias políticas y sociales?

Cortos nos quedaríamos si sólo emitimos juicios que minusvaloren las carencias que como sociedad tenemos. Quienes nos preparamos para trabajar en la sintonía de la Misión 2000 podemos aprender del conflicto en la UNAM: poco valen los discursos solemnes o las declaraciones de tal o cual grupo sin una determinada voluntad que lleve al trabajo común; poco lograremos como Iglesia si no nos unimos al Único que nos ha llamó a evangelizar.

Pedro Ortiz

LA VIGA en el propio ojo

Soy una católica practicante de mi fe de 59 años; asisto a una escuela de enseñanza para laicos a nivel Arquidiocesano desde hace poco más de tres años; generalmente participo de la Eucaristía dominical en una parroquia de franciscanos o josefinos; con frecuencia asisto también entre semana.

El otro día en mi parroquia encontré unos avisos en una hoja tamaño media carta. En colores muy llamativos y con letra grande decía: "Misión 2000", y tenía, distribuidos con letras menos grandes, los nombres de las diferentes actividades pastorales y nada más.

Esta propaganda realmente a mí no me dice nada. Y a pesar de que yo asisto con frecuencia a la Iglesia no he podido saber con precisión qué es la "Misión 2000", pues no he tenido mayor información por parte de los sacerdotes durante las homilías. Yo me pregunto: ¿qué puede esperarse de otros fieles que no asisten con frecuencia y posiblemente podrían participar en esta tan importante "Misión 2000"?

No pierdo la esperanza de que poco a poco nos llegue más información a los laicos y que nuestros párrocos nos animen a participar.

Luz María del Prado

Ir a la página anterior  
Ir a la página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance