Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Logo de MISIÓN PERMANENTE, Arquidiócesis de México

Ir a Índice de CAMINANDO JUNTOS 1


  Google
Vicaría      de Pastoral
¿POR QUÉ
ESTABLECER
TIEMPOS
INDICATIVOS?

La programación y calendarización de las etapas de la Misión 2000 nos ayudarán a mantener la unidad en el trabajo pastoral.

Seguramente cada parroquia y decanato lleva su ritmo propio en el trabajo evangelizador. Es más, muchos ya llevan un trabajo pastoral programado desde hace varios años. Esto no es obstáculo para integrarse a la actividad común.

Unos con trabajo más adelantado, otros con pasos más lentos, todos haremos el ambiente propio de la Misión 2000. En el cuadro que anexamos se han señalado tiempos indicativos para las diversas actividades. Algunos son tiempos abiertos (que hemos calculado en meses) y otros señalan fechas precisas en que buscaremos coincidir con las actividades ahí propuestas. Es de suma importancia poner atención para iniciar juntos esos pasos.
La indicación de estos tiempos te servirá para evaluar el ritmo de la misión en tu parroquia y podrás ir proyectando el trabajo que viene. Se trata de que tengamos la ruta trazada aún cuando cada parroquia y decanato camine a su propio ritmo.

¿Por qué los tiempos indicativos? Para mantener la sintonía en el gran trabajo eclesial de la Misión 2000.

¿POR QUÉ
TRABAJAR
EN EQUIPOS
MISIONEROS?

Tenemos dos razones básicas.

Una es de tipo teológico y otra de tipo práctico. Permítenos comentártelas. Para explicar la razón teológica tomamos algunas palabras que el Arzobispo nos señala en el Itinerario pastoral para la Misión 2000 (n. 18): “El Espíritu manifiesta que su misión sólo puede ser entendida en comunión con el Padre y con el Hijo… El Espíritu no cesa de repartir sus sagrados dones misteriosa y abundantemente: engendra a la nueva Familia de Dios, guía las decisiones de la Iglesia en momentos cruciales, indica las estrategias a seguir, fortalece y alienta en el momento de las dificultades”.

De lo anterior podemos concluir que si nos decimos “misioneros” hemos de reconocer que necesitamos de la comunión con los diversos miembros de la Familia de Dios. No podremos, pues, realizar la tarea que Jesús nos da, desde nuestro esfuerzo personal y aislado.

Es en la Iglesia, que se hace concreta en comunidades, grupos y equipos, en donde el influjo del Espíritu se dejará sentir en toda su plenitud.

Para explicar la razón práctica tomemos algunos refranes de la sabiduría popular: la unión hace la fuerza, dos cabezas piensan mejor que una, juntos lo hacemos mejor…

Ir a la página anterior  
Ir a la página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance