Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Logo de MISIÓN PERMANENTE, Arquidiócesis de México

Ir a Índice de CAMINANDO JUNTOS 2



  Google
Vicaría      de Pastoral
LA PAJA en el ojo ajeno

Estamos en una época en que las palabras tienen un impacto que sale del control de quien las dice o escribe. Para constatarlo, basta con atender mínimamente a la maraña de acusaciones, debates, propuestas, declaraciones, réplicas, suposiciones, promesas, opiniones... con que nos atiborran los medios de comunicación electrónicos, principalmente. Si bien debe aplaudirse y defenderse un ambiente en donde la libertad de expresión sea cada vez más clara (y todavía nos falta mucho), también debe ponerse un tope al insaciable protagonismo de quienes suciamente buscan mayor influencia en la sociedad bajo cualquier pretexto: carreras políticas, aumento en los índices de audiencia, competencia comercial, exposición de las propias ideología, etc. Si en nuestra vida social no hay un límite a las intervenciones públicas que se fundamente en el civismo y la honestidad, tanto privada como pública, ciertamente nos seguirán llenando de tantas palabras que únicamente contaminan el ambiente cultural y humano.

Como Iglesia estamos comprometidos a comunicar una palabra sólida y eficaz. Una palabra que transforme el corazón humano y el ambiente familiar. Una palabra veraz que reconstruya la vida social. Dios quiera que la Misión 2000 sea una prolongación de su Palabra que salva, y no la repetición inútil del protagonismo verbal de cuántos que siguen prometiendo sin cumplir, acusando sin probar, debatiendo sin razón y opinando sin ningún valor.

Pedro Ortíz

LA VIGA en el propio ojo

Estoy participando en los preparativos de la Misión 2000 en mi parroquia, pero la verdad es que a veces me desanimo. Sé cuál es mi responsabilidad como bautizado, como evangelizado y nunca la dejaré. Mi desaliento nace de ver que no siempre buscamos el Reino de Dios. Me refiero a que, en ocasiones, parecería que estamos buscando un puesto dentro de la Iglesia o que sólo estamos por mero compromiso. Hace tres días estuvimos en una reunión para evaluar el retiro eclesial y volvió a suceder lo de siempre: dos de los participantes son los que toman la palabra y quieren que todos estemos de acuerdo con ellos. Es cierto que en muchas ocasiones se ve que tienen experiencia, que han tomado cursos y tienen mejor formación que la mayoría, pero ¿eso da derecho a que no tomen en cuenta el parecer de los demás?. Tal vez incomode a algunos con mí comentario, pero tengo que decirlo: ¿acaso porque el sacerdote estudió tantos años ya no puede seguir escuchando el parecer de los laicos? Sé que hay muchos sacerdotes que nos dan lugar como fieles que somos y eso lo agradezco, pero yo creo que la Misión 2000 también debe ser un examen de conciencia para todos, porque si no, seguiremos queriendo predicarnos a nosotros mismos y no a Jesucristo.

Por otra parte quiero decir que me gustó mucho el cartel de la Misión 2000, sobre todo por el lema: Sé luz de Dios en tu Ciudad. También quiero ser luz de Dios dentro de mi Iglesia.

Elías Sánchez


CONTRAPORTADA

Con satisfacción veo

que en nuestra Iglesia va creciendo

la conciencia de la responsabilidad

evangelizadora y misionera en los laicos;

no son pocos los seglares

que afortunadamente reclaman el

lugar que les corresponde en los diversos niveles

de la estructura eclesial

y especialmente en los Consejos Pastorales.

Ya son muchos los laicos que se están preparando

para ser los protagonistas de la Misión 2000

no sólo en torno a las parroquias y Vicarías,

sino también para llegar

a los ambientes más alejados

del influjo del Evangelio.

Con cuánta esperanza contemplo e impulso

a los seglares que están penetrando

las más diversas realidades de nuestra gran Ciudad,

para dar su contribución

en la transformación social a la luz del Evangelio

y de la Doctrina Social de la Iglesia

                                                    De la Homilía pronunciada por el Cardenal
                                                                        Don Norberto Rivera Carrera
                                                                             el V Domingo de Pascua
                                                                                    2 de Mayo de 1999

Ir a la página anterior  
Ir a la página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance