Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Logo de MISIÓN PERMANENTE, Arquidiócesis de México

Ir a Índice de CAMINANDO JUNTOS 3



  Google
Vicaría      de Pastoral

EDITORIAL

La Ciudad de México es escenario de cuántos acontecimientos.
Un buen número de ellos suceden sin dejar mayor influencia;
algunos afectan a pequeños grupos, zonas o ambientes;
otros más, llegan a ser de tal magnitud o importancia
que perduran y se proyectan durante algún tiempo.
Sin embargo, la gran mayoría de hechos significativos
tienden a desaparecer en la masa urbana
porque su resonancia se ahoga en la maraña
de la prisatensiónangustiasoledadindiferencia citadina.

Del 23 al 25 de septiembre tuvimos la V Asamblea Diocesana.
Apenas fueron convocados 450 agentes de pastoral de la Arquidiócesis
y el hecho podría ser uno más entre tantos.
Lo que la hace especial a esta reunión eclesial
es su concatenación con las cuatro asambleas anteriores
y su proyección a la Misión 2000.
Pero no sólo eso.
La identificación y el entusiasmo que se logró entre los participantes,
da esperanza para el trabajo misionero que estamos preparando.
Así pues, la V Asamblea puede tener una clara y fecunda resonancia
si quienes participamos en ella somos capaces de comunicar
el espíritu de comunión para la misión que ahí se vivió.

Sin pretender llegar al detalle total del contenido,
que más bien fue vivencias y celebrativo,
te ofrecemos en estas páginas apenas una reseña, algunas imágenes,
del ambiente que se logró en la V Asamblea Diocesana.
De manera especial aquí tienes la palabra del Sr. Arzobispo,
en ocasiones espontánea pero siempre orientadora,
que vuelve a convertirse en invitación contundente
a sumar los esfuerzos apostólicos en favor de la Misión 2000.

Si participaste o no en la V Asamblea Diocesana,
tienes aquí un medio para que siga resonando el trabajo eclesial
de quienes, en esta Arquidiócesis, hemos sido
convocados a la comunión para la misión.


ECLESIALIDAD

 

 

Tenemos que impulsar

la complementariedad

interparroquial,

por la que unas parroquias

compartirán su proceso

y sus equipos misioneros

con otras que los necesiten.

Esto no significa que ninguna parroquia

tiene que frenar su proceso pastoral evangelizador,

sino que todas deben abrirse a la riqueza

que proviene de compartir lo propio

con otras comunidades.

El Decano será como el catalizador

que favorezca dicha apertura eclesial

y el Decanato un espacio fraterno

para promover acciones comunes

o interparroquiales.

Itinerario Pastoral para la Misión 2000, n. 43


Ir a la página anterior  
Ir a la página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance