Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Logo de MISIÓN PERMANENTE, Arquidiócesis de México

Ir a Índice de CAMINANDO JUNTOS 4



  Google
Vicaría      de Pastoral
Enviados por Dios

"Yo te envío"

Estas palabras divinas fueron escuchadas por muchos hombres y en repetidas ocasiones a lo largo del Antiguo Testamento. Dios hablaba de este modo a la persona que El escogía para enviarla a realizar una misión. ¿Qué significaban estas: palabras?

"Yo te envío": No un hombre poderoso, o rico, o temible. Yo el Creador, el Señor, el único Dios,

"Yo te envío": A ti, tal cual eres, con tus grandes posibilidades y tus muchas limitaciones. Te he escogido a ti.

"Yo te envío": Te encomiendo una misión, una tarea, un trabajo a realizar a favor de tus hermanos los hombres.

¿A quiénes envió Dios en el Antiguo testamento? Como decíamos arriba, fueron muy diversas las personas que recibieron misiones de parte del Señor. Quizás sea interesante recordar algunos de estos personajes, ahora que nosotros mismos hemos sido elegidos para colaborar en la Misión 2000. Probablemente vamos a encontrar muchos puntos de referencia, muchas luces para nuestra tarea misionera.

Moisés

No era nada fácil la misión que el Señor encomendó a Moisés cuando le dijo:

"Yo te envío al faraón para que saques de Egipto a mi pueblo, a los israelitas. Porque he visto la opresión de mí pueblo en Egipto, he oído su clamor y conozco sus angustias".

¿Quién soy yo, contestó Moisés al Señor, para ir al faraón y sacar de Egipto a los israelitas?

Yo estaré contigo, le respondió Dios. Yo soy el que soy.

Explícaselo así a los israelitas: "Yo soy" me envía a ustedes.

El Dios de sus antepasados, el Señor, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob se me ha aparecido y me ha dicho: He visto conmovido cómo los tratan los egipcios, y he decidido sacarlos de la opresión. El me envía a ustedes. Ellos te escucharán.

Moisés dijo al Señor:

Perdona, Señor, pero yo no tengo facilidad de palabra. No la tenía antes, ni tampoco la tengo desde que tú me hablas. Soy lento para hablar, y lo hago con dificultad.

Entonces Dios le indica que, asociado a Aarón, su hermano, podrá cumplir su misión:

Yo sé que él tiene facilidad de palabra... Tú te dirás lo que debe hacer, Yo estaré en tu boca y en la suya, y les indicaré lo que tienen que hacer. 1

Moisés había nacido de un pueblo en opresión. Sin embargo fue educado con gran esmero en la corte del faraón de Egipto. Después de haberlo salvado de las aguas del Nilo, la princesa lo adoptó como hijo, y le brindó las mejores oportunidades del entonces próspero imperio. Dios iba preparando a Moisés para la misión que más tarde le confiaría,

¿Cuál fue la misión de Moisés?

Dios lo envió al pueblo de Israel para anunciarle que El había decidido poner fin a su esclavitud. Más tarde, Dios le ordeno guiar a ese mismo pueblo por el camino de su liberación. Ya conocemos los tropiezos, las dificultades que tuvo que superar Moisés, y cómo siempre contó con la ayuda divina.

A esta grande, y a la vez difícil misión, responde Moisés a la manera divina: con amor.

El da indicaciones al pueblo de Israel para celebrar la primera pascua, la

cena del cordero cuya sangre salva de la muerte a los primogénitos de los israelitas. 2

Por la mano de este Libertador, Dios conduce a su pueblo a través del mar Rojo, mientras los egipcios perecen en él. 3

En el Sinaí Moisés actúa como mediador entre Dios y el pueblo de Israel, para sellar la primera Alianza, de acuerdo a la oferta divina: "Yo seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo". De esta manera, Israel Queda constituido como un pueblo. 4

Como profeta y legislador, Moisés habla el pueblo de parte de Dios, le revela la Ley divina, y lo exhorta a ser fiel al Dios que lo ha salvado por amor. 5

Con su oración, Moisés, alcanza victorias para Israel, y le obtiene el perdón de sus culpas, al decirle al Señor: Perdona su pecado... si no ¡bórrame de tu libro! 6

La Carta a los hebreos hace este elogio o Moisés: Por la fe renunció Moisés al título de nieto del faraón... prefiriendo compartir los sentimientos del pueblo de Dios a gozar los comodidades pasajeras del pecado, porque, teniendo ante los ojos la recompensa, estimaba los sufrimientos de aquel pueblo consagrado como riqueza más grande que todos los tesoros de Egipto. 7

Una de las mayores glorias de Moisés es la de haber anunciado la venida de un profeta semejante a él. Pedro y Esteban, con todos los discípulos de Jesús, reconocerán que este profeta es Jesús. Así, Moisés se convierte a la vez en testigo y figura del libertador definitivo, el Legislador supremo, y el único Mediador entre Dios y los hombres: Cristo Jesús.

Hna. Ma. Guadalupe García Angulo


1 Ex 2-4. (5) Ex 20
2 Ex 12. (6) Ex 32-3 1
3 Ex 14-15 (7) He 12
4 Ex 19; 24
5 Ex 20
6 Ex 32-31
7 He 12

Ir a la página anterior  
Ir a la página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance