Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Logo de MISIÓN PERMANENTE, Arquidiócesis de México

Ir al índice - contenido de CAMINANDO JUNTOS No. 8



  Google
Vicaría      de Pastoral

Herramientas
al servicio del Reino

Abraham R. Flores

Iniciamos esta sección en donde presentaremos la utilidad y el funcionamiento de herramientas que los apóstoles del tercer milenio podemos tener a nuestra disposición para hacer más efectivo el anuncio de la Palabra de Dios

Es importante precisar que quien hace crecer el Reino es Dios (cf. 1 Cor 3, 7); sin embargo, hay que recordar, citando a Su Santidad en la carta Nuevo Milenio, que "Dios nos invita a utilizar todos los recursos de nuestra inteligencia y capacidad operativa, en el servicio a la causa de Cristo y del Evangelio" (cf. NMI 38), teniendo como principio rector la santidad de vida.

En mi experiencia laboral, el Señor me ha permitido observar, aprender y utilizar diferentes tecnologías y procesos, tanto humanos como administrativos, medios electrónicos y de atención de usuarios. En el ámbito pastoral estas técnicas son una herramienta que nos sirve para facilitar la tarea apostólica.

Hay que tener presente que la técnica es sólo un medio, un facilitador, y que la clave del anuncio del Evangelio es el testimonio que, como discípulos y apóstoles de Cristo, demos a nuestro prójimo. Los hombres y mujeres de hoy también hemos de estar dispuestos a ser luz del mundo y sal de la tierra; es una necesidad de siempre. Así pues, nuestra preparación como agentes está basada en la oración, el amor a la Eucaristía, la reconciliación, la escucha y el anuncio de la Palabra, a fin de que podamos hacer lo que el Señor nos manda y dejarlo actuar a través de nosotros.

Al anunciar el kerigma, al trabajar en la catequesis, la reiniciación cristiana, la liturgia, la religiosidad y la piedad popular, requerimos de medios efectivos para hacer más fácil, comprensible y atractiva la novedad de vida que ofrece Cristo. La labor pastoral debe realizarse con calidad, con alegría y disposición por parte de los apóstoles revestidos con la armadura de Dios (Cf. Ef 6, 10-18), y contando con las herramientas técnicas adecuadas para los ambientes donde el Señor nos envía.

La construcción del Reino es una misión permanente que está constituida por etapas. Este conjunto de etapas las denominamos un proceso. Los procesos deberán estar basados en las líneas que nos señalen nuestros pastores, atendiendo a las necesidades urgentes e importantes de los diferentes sectores y ambientes de nuestras comunidades.

Todo proceso requiere de una planificación, organización, ejecución y evaluación. En cada una de estas etapas existe una variedad de métodos que se ajustan a las características de cada comunidad. En números siguientes presentaremos algunos métodos que han sido exitosos, gracias a Dios, en muchas comunidades de la Ciudad.


En nuestras reuniones eclesiales se vive un ambiente
de trabajo y de fraternidad que facilitan la misión
evangelizadora. Ese espíritu también debe
vivirse en el trabajo cotidiano de la parroquia.

La tecnología de la información y de la comunicación ha tenido avances significativos en los últimos años. Conocer y utilizar esta tecnología, ciertamente implica un esfuerzo no sólo económico, sino de actitud. La metanoia, como se nombra la conversión en el Nuevo Testamento, debe estar presente en los métodos, en las formas y en el ardor de la tarea apostólica cotidiana. El Señor Jesús nos invita a hacer uso de nuestra creatividad, sencillez y, sobre todo de la calidad de hijos de Dios en las formas y los métodos empleados.

Detectar y atender las necesidades de los destinatarios es la clave para ofrecer un servicio a la medida y diferenciado. Sin embargo, ¿cómo detectar estas necesidades?, ¿acaso esto es fruto de mera percepción de los agentes? Sabemos que muchas organizaciones realizan estudios para conocer las necesidades de sus clientes. Nosotros, como Iglesia, debemos ver las necesidades de los diferentes sectores: jóvenes, familias, ancianos, niños, madres solteras, etc.

En relación a las actividades que desarrollamos en nuestras comunidades, también estaremos comentando algunos principios básicos de la toma de decisiones, la administración del tiempo, la conducción de juntas, la elaboración de retiros, la promoción y difusión de encuentros, el diseño de cuestionarios para conocer las necesidades de los destinatarios; en fin, de aquellas herramientas que nos faciliten nuestra labor pastoral.

Esperamos tus comentarios y sugerencias para poder ofrecerte un servicio oportuno y atendiendo a tus necesidades.

Ir a la página anterior  
Ir a la página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance