Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Logo de MISIÓN PERMANENTE, Arquidiócesis de México

Ir a Índice de CAMINANDO JUNTOS 9


  Google
Vicaría      de Pastoral

Siempre entusiastas
para consolidar
el Proceso Misionero

Mons. Luis Fletes Santana
Vicario Episcopal en la IV Vicaría

Cristo, el misionero del Padre, con el poder del Espíritu Santo quiso formar la Iglesia para evangelizar a todas las gentes de todos los pueblos. La Iglesia arquidiocesana de la ciudad de México se siente agraciada por estar invitada a participar en esta misión del Redentor todos los días.

Como proyección del II Sínodo

El II Sínodo diocesano, celebrado en 1992 y promulgado con el Decreto General el 21 de noviembre de 1993, fue el detonador ante la urgencia de presentar el Evangelio como el gran inspirador de la vida de personas y grupos. Desde entonces la Evangelización de la Cultura en la ciudad de México se ha convertido en el medio privilegiado para colaborar en la construcción del reino de Dios y en la recomposición del tejido social en esta porción de la humanidad a la que seguimos siendo enviados en nombre de Cristo.

Considerarnos parte de una Iglesia misionera, quiere decir que aceptamos ser diariamente enviados a la sociedad plural capitalina, encarnándonos con su historia, dialogando con la necesidades de nuestra gente, sirviéndolas en la palabra, la liturgia y la dimensión social de la caridad, trabajando en comunión y corresponsabilidad, con el compromiso de ayudar a que todos participemos, ya desde ahora, de la salvación realizada por Jesucristo a favor de todos.

Una pastoral solidaria de conjunto

El Plan pastoral 2002 se inscribe en el contexto de un itinerario evangelizador a tiempo y a destiempo. Al hablar de consolidación nos referimos a que 2002 es un año más de esta cadena vital que no busca reposo. Surge como respuesta al eco de las voces que el Sr. Arzobispo ha escuchado en el recorrido que como pastor ha realizado en las Vicarías episcopales y en la VII Asamblea diocesana.

Jesús nos ofrece la explicación: yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin de los tiempos (Mt 28, 20); de ahí que su mirada siempre fue atenta y compasiva hacia su gente, que andaba como ovejas sin pastor (Cf. Mc 6, 34).

En nuestra ciudad todavía hay muchos que no se dan cuenta de la presencia de Cristo con ellos y de lo que implica tratarlo diario, caminar y construir con él. Y nosotros todavía no hemos terminado de incorporarnos a la actividad misionera de Cristo que quiere reconquistar a todos para su Iglesia.

Por lo mismo, como comunidad de esperanza, queremos seguir afirmando que estamos en misión permanente. Y esto significa entrar en consonancia con la voluntad que Dios Padre tuvo al enviarnos a su Hijo lleno del Espíritu Santo. El medio operativo será ir repitiendo cíclicamente las etapas de preparación, misión intensiva y proyección misionera, de modo que lleguemos cada vez más a personas, ambientes y sectores necesitados de Jesucristo.

El plan arquidiocesano pide la participación de las Vicarías territoriales y los decanatos como estructura clave en la organización pastoral de conjunto. Presbíteros, vida consagrada y laicos estamos llamados a participar con creatividad pastoral y compromisos apostólicos organizados en el Nuevo y Vigoroso Proyecto Misionero de la Arquidiócesis.

Con el sucesor de Pedro queremos aceptar el mandato de Jesús: «remen mar adentro», es decir, volver con renovados bríos a señalar metas audaces y concretas, siguiendo los misteriosos caminos del Espíritu; con creatividad pastoral compartida, con la mirada fija en el Maestro y atento el oído a su voz.

Con una mística que proviene del Espíritu divino

La mística de la misión pide santos de todos los días, que compartan su experiencia de Dios. Implica disponibilidad después de haber discernido las voces de la ciudad al estilo de Jesús: en diálogo con su Papá. Y ante la multiplicidad de fracturas causadas por el pecado personal y social, exige que presentemos el rostro de Iglesia como casa y escuela de comunión, donde se descubran, impulsen e integren la diversidad de los dones del Espíritu Santo distribuidos a sus fieles, personal y grupalmente, con referencia especial a las familias y a los jóvenes, valorando lo positivo que cada uno lleva y caminando juntos compartiendo las cargas de la vida.


 El II Sínodo se sigue proyectando en cada Asamblea Diocesana. Ahí también renovamos el entusiasmo misionero
  

A través de un plan organizado

Todo lo anterior implica la exigencia de organizarnos alrededor de un plan que contemple la acción evangelizadora como un proceso de: primer anuncio, reiniciación cristiana, catequesis y apostolado; con una metodología pastoral que lleve a descubrir: dónde estamos, a dónde queremos llegar, cómo lo vamos a hacer, cómo lo vamos a evaluar; con un trabajo sistemático de formación de agentes laicos, consagrados y clérigos; poniendo especial énfasis en la dimensión social de la caridad, apoyándonos en el valor práctico de la religiosidad popular, y valorando la oportunidad de crear nuevos ministerios o servicios específicos, señalados como tales por la autoridad eclesiástica competente.

Siempre entusiastas

Pongámonos, pues, de nuevo en camino con el mismo entusiasmo de los cristianos de las primeras comunidades, animados con el mismo Espíritu que consagró la gran aventura de la evangelización en Pentecostés. Unámonos al celo de los primeros evangelizadores de nuestras tierras, y  bajo la  acción

 

de Santa María y el ejemplo del más pequeño de sus hijos, Juan Diego, vivamos este año 2002 como otro espacio más del Cristo misionero que sigue redimiendo a nuestra ciudad y quiere que compartamos con él sus anhelos más profundos.

Ir a la página anterior  
Ir a la página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance