Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Logo de MISIÓN PERMANENTE, Arquidiócesis de México

Ir a Índice de CAMINANDO JUNTOS 9


  Google
Vicaría      de Pastoral

Los Laicos:
Una gracia para la Iglesia

Pbro. Arturo Barranco
Comisión de Pastoral Misionera

La expresión laico significa cualquier pueblo, se suele aplicar en la actualidad a un grupo peculiar del mismo Pueblo de Dios, del cual forman parte todos los bautizados según las gracias recibidas. Se califica de laicos a los bautizados cuya vocación consiste en una especial inserción en el mundo. Forman parte del laicado o del estado de vida descrito en el capítulo cuarto del documento Lumen Gentium. Por su especial inserción en el mundo se llaman también seculares. Aunque toda vocación tiene una secularidad especial, "el carácter secular es propio y peculiar de los laicos" (LG 31).

Más que a la terminología, hay que prestar atención a la realidad eclesial de la que forman parte los laicos. No sólo participan del profetismo, sacerdocio y realeza de Cristo como cualquier bautizado (Cf. LG 31), sino que viven esta realidad con una gracia especial de inserción en el mundo que les otorga una "función específica y absolutamente necesaria en la misión de la iglesia" (AA 1). Los laicos "guiados por el espíritu evangélico, contribuyen a la construcción del mundo desde dentro, a modo de fermento" (LG 31). Por esto su identidad consiste en "extender el reino Dios y animar y perfeccionar el orden de las cosas temporales con el espíritu evangélico" (AA 4), es decir, "gestionar los asuntos temporales y ordenarlos según Dios" (LG 31).


El trabajo organizado de los laicos requiere de una espiritualidad sólida. Su actividad, como sarmiento, debe estar sustentada en Jesús, la Viña verdadera.
Se puede hablar de consagración específica del laicado, aunque no en el sentido del sacramento del orden o de la profesión pública de los consejos evangélicos, sino como consagración del bautismo que queda reforzada con gracias posteriores específicas, que tienden a la inserción peculiar en las realidades humanas.

Esta realidad específica del laicado, como realidad de gracia, fundamenta su espiritualidad propia. La llamada de todo bautizado a la santidad o "perfección de la caridad” (LG 40) se conjuga con la "índole secular" del laicado (AA 29; CFL 15), sin romper el equilibrio entre el espíritu evangélico y la autonomía de las cosas seculares para que «se realicen y progresen conforme a Cristo" (LG 31).

Diversos niveles de inserción misionera de los laicos

  • De la consagración propia del laicado deriva una misión específica, que conlleva una responsabilidad particular en todos los campos de la misión eclesial local y universal.
  • Lo específico de la misión laical deriva de su inserción en los diversos campos de la secularidad:
    • familia (AA 11; EN 70-71),
    • juventud (EN 72),
    • educación y cultura (EN 19-20; RMi 37),
    • vida sociopolítica y económica (AA 14; EN 70),
    • trabajo (AA 13; EN 70; LE 24-27),
    • medios de comunicación social (EN 45; RMi 37),
    • migraciones o movilidad humana (AA 10,14).
  • La responsabilidad evangelizadora es siempre de anuncio, celebración y comunicación del misterio pascual de Cristo. Las asociaciones o movimientos laicales ayudan a salvaguardar y vitalizar la especificidad espiritual y apostólica del laicado (Cf. RMi 72). Algunos servicios o ministerios tiene carácter laical (Cf. EN 75).
  • La misión específica de los laicos se desarrolla en diversos niveles (parroquial, diocesano e interdiocesano y universal), así como según los diversas servicios proféticos, sacerdotales y reales: catequesis, liturgia, acción pastoral y social, consejos pastorales, administración... (Cf. AA l0; CFL 25-27).
  • Esta misión debe abrirse a la universalidad de la Iglesia, también en campo de la misión ad gentes o de primera evangelización (AA 10; AG 21, 41; EN 73; RMi 71-72).
  • Esta participación misionera del laicado es una señal de madurez de la Iglesia particular. "Todos los fieles laicos deben dedicar a la Iglesia parte de su tiempo, viviendo con coherencia la propia fe" (RMi 74).
  • La inserción en la "autonomía de la realidad terrena" (GS 36) se lleva a cabo por el respeto a esas mismas realidades, con un actitud de servicio (GS 38), y por la orientación de la promoción humana hacía la salvación universal e integral en Cristo (Cf. LG 31; GS 34-39).
  • El laico, "como miembro vivo y testigo de la Iglesia, la hace presente y actuante en el seno de las realidades temporales" (AA 29). "La participación de los laicos en la expansión de la fe aparece claramente, desde los primeros tiempos del cristianismo, por obra de los fieles y familias, y también de toda la comunidad" (RMi 71). Se trata de impregnar de "espíritu evangélico" las realidades humanas (Cf. RMi 72; EN 70).


Los laicos, en comunión con sus pastores, son riqueza insustituible
en la Iglesia. Están llamados a ser luz y fermento para que
el mundo crea

Notas características del laicado

    1. El laico ha de buscar la secularidad o inserción plena "en el corazón del mundo" (EN 70), es decir, en el orden temporal o ciudad terrena (Cf. LG 31; GS 43; can. 225-227).
    2. El laico debe ser fermento evangélico con el espíritu de las bienaventuranzas, como exigencias del bautismo y del mandato del amor.
    3. El laico debe asumir la responsabilidad específica, como «derecho y deber» (can. 225) que deriva de la peculiar participación en el profetismo, sacerdocio y realeza de Cristo.
    4. Además, el laico está enviado a vivir y actuar en comunión eclesial como miembro peculiar del Pueblo de Dios, partícipe «en la misma misión de la Iglesia» (LG 33), en armonía con la apostolicidad de la Iglesia y con los otros carismas y vocaciones.

Si quieres profundizar en tu estudio sobre este tema te sugerimos los siguientes documentos: LG 30-38; AA; GS 38, 43; AG 2, 6, 13, 21, 41; EN 70-75; ChL 7-8, 64; RMi 71-74; CEC 897-913; CIC 224-231; Santo Domingo 94-103; Puebla 125, 621-628; 786-799; 827-833.

Ir a la página anterior  
Ir a la página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance