Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Ir a Contenido del Documento


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México

La Pastoral de la Caridad en Tiempos de Misión Evangelizadora en la Arquidiócesis de México
3 Cáritas al Servicio de la Pastoral de la Caridad. Su Presencia en la Vida y Estructura Ordinaria de la Pastoral de la Arquidiócesis

3.1 Introducción

La organización Cáritas es considerada en todo el mundo la obra mediante la cual, de manera orgánica y organizada, una Iglesia Diocesana, en comunión con otras Iglesias Diocesanas, es decir de manera católica, promueve la pastoral de la caridad.

No dejaremos de insistir en la naturaleza eclesial de Cáritas. Cáritas no es de la Iglesia, ni está en la Iglesia, Cáritas es la Iglesia que promueve, organiza, articula, colabora y coopera con las acciones socio caritativas que surgen tanto en la comunidad eclesial como fuera de ella.

Ya el Papa Juan Pablo II en 1979, en una Asamblea General de Cáritas Internacional decía: "Es de capital importancia que los cristianos testimonien la caridad solidariamente, que sus corazones sean formados en ella y que sus deseos de acción caritativa sean esclarecidos, que sus iniciativas sean coordinadas... éste es el papel de las asociaciones caritativas en la Iglesia y especialmente de Cáritas".

Cáritas surgió en Alemania en 1897; se difundió en Europa a principios del siglo veinte; la constituyó en Confederación Internacional en 1950 el Secretario de Estado de entonces, el Cardenal Montini, futuro Paulo VI; el Consejo Episcopal Latinoamericano en 1955 acuerda promover la creación de entidades Cáritas en todas las diócesis de América Latina; en la Arquidiócesis de México fue fundada en septiembre de 1960 por Monseñor Moisés Ugalde, respaldado y avalado por el entonces Arzobispo Miguel Darío Miranda y Gómez.

La Cáritas Arquidiocesana de México ha vivido varias épocas y etapas; todas ellas tienen su sentido, sus méritos y sus limitaciones. En la etapa actual precisamente en la realización de la Misión Evangelizadora 2000, deseo que Cáritas tenga más presencia, difusión e institucionalidad en la vida de toda la Iglesia de la Arquidiócesis, de modo que la Iglesia Particular viva la caridad en sus diversas implicaciones y al mismo tiempo colabore y coopere con otras Iglesias, así como con otras organizaciones civiles y gubernamentales en el campo del servicio a los más pobres.

De acuerdo con la estructura de Cáritas en otras diócesis, que tienen en este campo un desarrollo maduro e importante, propongo que a partir del avance que ya tenemos, y que ha implicado un notable esfuerzo en los últimos años, Cáritas quede estructurada en la Arquidiócesis en diferentes ámbitos de la vida eclesial.

3.2 La Cáritas Parroquial o la Cáritas de Rectorías, Capillas y Comunidades Educativas

Si todo lo que he dicho sobre la Pastoral de la Caridad en el apartado anterior tiene un sentido y una consecuencia concreta, la Cáritas Parroquial es parte integrante de la identidad, organización y testimonio misionero de la Iglesia; su constitución no debería ser una opción facultativa en cada comunidad, teniendo desde luego en cuenta la necesidad de diversas expresiones y adaptaciones.

La parroquia es el lugar familiar donde la memoria de Jesús es narrada, acogida, celebrada y compartida. Es el lugar habitual en el cual la Iglesia lleva entre las casas de la gente esta historia de amor de Dios que está en Jesús y que se encarna en la historia concreta y cotidiana de los hombres.

El mismo término parroquia significa literalmente "junto a la casa". A través de la parroquia todo cristiano se siente en la casa común de la Iglesia; se hace posible así expresar la proximidad entre las personas, sintiéndose partícipes de la Palabra, del pan de la Eucaristía y de los gestos concretos de caridad.

La Cáritas Parroquial es un organismo, presidido por el párroco, que tiene como finalidad animar, coordinar y promover el testimonio de la caridad en la vida de los miembros de la comunidad. Su función es prevalentemente pedagógica.

Los objetivos de una Cáritas Parroquial son:

a) La educación al testimonio comunitario de la caridad. El objetivo principal es formativo, se trata de ayudar a toda la comunidad parroquial a poner la caridad en el centro del testimonio cristiano, de modo que las personas aprendan a servir a su Señor que está presente en los pobres concretos que están en el territorio donde las familias viven, éstos son parte de la comunidad.

b) Animación, comunicación de bienes y promoción del "voluntariado". La Cáritas Parroquial para cumplir su función animadora en la comunidad, será un observatorio permanente de la vida de la gente radicada en un territorio concreto, especialmente de los pobres: Saber dónde están, quiénes son, cuáles son sus necesidades. No se trata de una mera clasificación de necesidades sociales, sino de un esfuerzo de comprender a los pobres, de abrirles las puertas de la parroquia para que sean mirados como hermanos y lleguen a sentirse partícipes de ella.

El trabajo de animación es de sensibilización y procurará favorecer que la comunidad practique de alguna manera la comunicación de bienes. Ya algunas parroquias, un domingo al mes, organizan la colecta con gestos y signos de participación solidaria para apoyar alguna iniciativa o pequeño proyecto concreto de servicio a los demás.

Lo anterior se puede profundizar aún más si la Cáritas Parroquia! promueve el Voluntariado, personas que estén dispuestas a participar con su talento y capacidades, así como con su tiempo, en propuestas fraternas y promocionales, nacidas en la misma Parroquia, el Decanato, la Vicaría, la Arquidiócesis. La Cáritas Parroquial deberá ser sobre todo en este sentido, un espacio en donde las personas voluntarias encuentren cómo encauzar sus inquietudes y posibilidades.

c) Coordinación, colaboración y cooperación. La Cáritas Parroquial puede promover las acciones concretas que ya existen en la misma parroquia y tienen su historia e identidad propias, o bien podría activar algunas nuevas. Entre las más conocidas están: dispensarios; apoyos nutricionales a enfermos y ancianos solos (despensas); grupos de auto ayuda (alcohólicos y de otro tipo); grupos de alfabetización y de educación abierta; centros de comunicación de bienes que evitan el desperdicio; formación de promotores de salud comunitaria o de atención y participación de los ancianos; prevención de situaciones de vulnerabilidad social entre los niños y los adolescentes; círculos de promoción de las mujeres; centros de acopio y distribución en casos de desastre etcétera

Todos estos servicios necesitan ser coordinados desde el proyecto caritativo de la parroquia, el alma de sus participantes formada en la caridad, los modelos y métodos de atención constantemente mejorados hasta llegar a ser significativos y vinculados con otros de otras parroquias y de la misma Arquidiócesis o relacionados con los servicios de grupos sociales diversos y del mismo gobierno. Esta es la tarea coordinadora, formadora y de articulación que ha de desempeñar la Cáritas Parroquial.

Los objetivos que se han señalado proponen un amplio campo de trabajo, quizá algunas parroquias insistan más en uno o en otro aspecto, otras puedan comenzar sólo con algunas acciones sencillas que se deriven de las funciones señaladas o sólo de una de ellas; poco a poco se alcanzarán mejores y mayores logros. Lo importante es estar convencidos de la importancia de la vida caritativa y decididos a darle forma y estructura a la pastoral de la caridad.

Para poner en marcha las Cáritas Parroquiales se requiere de un trabajo muy concreto a partir de todos estos criterios; se requiere elaborar manuales prácticos, que surjan de experiencias, y recursos didácticos para activar los procesos de formación; se requiere integrar y capacitar equipos promotores de esta iniciativa en las Vicarías y Decanatos; se requiere empezar por experiencias de tipo piloto y, después de un proceso de aprendizaje, las Cáritas de parroquias deberán difundirse ampliamente. Se requerirá también, a su debido tiempo, del mismo Estatuto de la Cáritas Parroquial.

3.3 La Animación y coordinación de Cáritas Parroquiales en los Decanatos y la Asamblea de las Cáritas Parroquiales en las Vicarías Episcopales

El Decanato es la estructura eclesial y pastoral de coordinación entre parroquias, puede ser un medio eficaz de programación de los trabajos pastorales y, por ello, es la organización eclesial que tiene como función, en relación con la pastoral de la caridad, animar de manera directa la creación de las Cáritas Parroquiales y coordinarlas de manera que su acción sea complementaria, que sus servicios lleguen a ámbitos a los que difícilmente podría llegar la acción de una sola parroquia.

Cuando los Decanatos son más homogéneos, seguramente las Cáritas Parroquiales podrían tener mayor interacción, sea en el conocimiento de las realidades, sea en las propuestas de acción, sea en la promoción del Voluntariado, sea finalmente en la animación a través de métodos concretos para una formación del espíritu de caridad en las comunidades o en la comunicación de bienes.

Las Vicarías Episcopales son estructuras de co-gobierno pastoral de la Arquidiócesis misma, presididas por un Vicario Episcopal de su servidor.

Por esta razón la animación de la pastoral de la caridad en las Vicarías Episcopales, se ha de procurar a través de la Asamblea de las Cáritas Parroquiales como estructura de dirección de la vida de estas entidades, en el marco de la Vicaría y no de cada parroquia en particular.

La Asamblea deberá ser presidida por quien designe el Vicario Episcopal; la conformarán todos los representantes de cada una de las Cáritas Parroquiales de la Vicaría; podrá contar con auxiliares y asesores de la misma Vicaría, sean sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos; la Cáritas Arquidiocesana tendrá un papel de asesoría externa, de acompañamiento y de articulación de cada una de las Asambleas con el conjunto de la Arquidiócesis.

Desde luego que las Cáritas Parroquiales tendrán que irse constituyendo en un proceso que deberá de acompañar la Vicaría, especialmente a partir de los decanatos, y, en la medida en la que las parroquias cuenten con su Cáritas, será conveniente que en la Vicaría encuentren un espacio de intercomunicación, formación y acompañamiento.

3.4 La Cáritas Arquidiocesana

Dado que en los últimos años la Cáritas Arquidiocesana ha tenido un importante desarrollo y crecimiento y se ha ido conformando como una organización más institucionalizada, es necesario señalar, precisar y dar a conocer los siguientes puntos:

  • Estatuto Jurídico. Cáritas Arquidiócesis de México es, en la actualidad, una Institución de Asistencia Privada, "IAP" lo cual le permite actuar en su propio campo dentro del marco legal apropiado; depende en lo jurídico, de la Arquidiócesis Primada de México, AR, y del Arzobispo Primado de México como únicos asociados, que tienen, sobre la Institución de Asistencia Privada, las funciones legales que se le otorgan como a sus fundadores.
  • Naturaleza. Es un organismo diocesano que, como otras entidades Cáritas en diócesis muy grandes, desarrolla tareas básicas y comunes a todas las Cáritas y se constituye en forjadora de organizaciones que son la acción de Cáritas en la atención directa a la población pobre en campos específicos.
  • Organizaciones Cáritas de Servicio Directo y Específico. El servicio directo se refiere a lo que hace de manera concreta la Cáritas en la Arquidiócesis. Ésta actúa a través de un conjunto de organizaciones legalmente constituidas, con su estructura propia y específica, que son autónomas en su operación, mas no independientes de la Cáritas Arquidiocesana, ya que legalmente ésta mantienne las prerrogativas de Fundadora y comparte una misión general, los valores y la filosofía institucional. Las organizaciones de servicio directo son: Cáritas Salud Familiar y Comunitaria; Cáritas Bienestar del Adulto Mayor; Cáritas Comunicación de Bienes; Cáritas Superación Humana y Social; Cáritas Servicios Inmediatos; Cáritas Emergencias; Cáritas Niños de la Calle y Programas Cáritas de Extrema Pobreza y Vulnerabilidad. A futuro estará también la Escuela Cáritas de Formación. Todas estas organizaciones son organismos propios de pastoral de la caridad de la Arquidiócesis de México.
  • Funciones Básicas y de Normatividad y Apoyo. Actualmente se cuenta con: Coordinación de Animación Comunitaria de la Caridad y Promoción del Voluntariado: se trata de una función de servicio constante a las Vicarías para la constitución de Cáritas Parroquiales y la promoción del Voluntariado. Coordinación de Organizaciones Asociadas: se trata de favorecer la colaboración y cooperación con organizaciones que sin ser de Cáritas, sí se vinculan con ella. Coordinación de Gestoría de Recursos: responsabilizada de la tarea de conversar con las organizaciones, para recaudar los fondos y los recursos necesarios fomentando la comunicación cristiana de bienes. Coordinación de Sistemas: importante función de la informática en la actualidad, aplicada al campo de la pastoral de la caridad.
Ir página anterior
Ir página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance