Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisinoes
Vicaria Pastoral

HOME

Mapa Sitio

Ir a Contenido del Documento

Síntesis del
Documento

Presentación
Esquemática

TALLERES

Documento en PDF


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México

Consolidar el Proceso Misionero. Norberto Cardenal Rivera Carrera


PREÁMBULO

Hermanas y hermanos que peregrinan en esta ciudad,

1. A partir del mandato misionero de Jesucristo a sus apóstoles: "Vayan por todo el mundo y anuncien el Evangelio a toda criatura" (Mc 16, 15), cada año en la vida de la Iglesia es un tiempo de misión. Esta tarea encontrará su cumplimiento definitivo hasta la segunda venida o manifestación gloriosa de Nuestro Señor Jesucristo.

2. En la visita pastoral que he realizado este año, en la VII Asamblea Diocesana y en otros encuentros, he escuchado un conjunto de reflexiones, inquietudes y sugerencias, fruto del discernimiento pastoral. En todo esto se nota la acción del Espíritu que debemos todos secundar. Ahora me dirijo a ustedes, como pastor de esta porción del pueblo de Dios, para invitarlos a que juntos, con la mirada puesta en quien es el autor de nuestra esperanza, sigamos impulsando la evangelización en la arquidiócesis de México, con el plan pastoral del año del Señor 2002.

I. CONSOLIDAR EL PROCESO MISIONERO

EN EL HORIZONTE DEL II SÍNODO DIOCESANO

3. Desde hace seis años en que, por voluntad divina, llegué a esta Iglesia particular, hemos continuado el proceso iniciado en el II Sínodo Diocesano de evangelizar las culturas presentes en la arquidiócesis de México. La inculturación del evangelio es una exigencia de primer orden; con ella buscamos que los valores del reino inspiren la vida diaria de los habitantes de esta gran capital.

4. La tarea ha sido compleja y ha requerido de una continua búsqueda en los diversos ámbitos de nuestra arquidiócesis. Hemos ido avanzando en la conciencia y compromiso de ser corresponsables en la misión que Dios Padre encomendó a su Hijo Jesucristo, ungido por el Espíritu; nos hemos puesto en el camino de conformar una estructura como expresión y medio de comunión; paulatinamente vamos conociendo y aprendiendo a utilizar los medios de evangelización para hacer más misionera nuestra pastoral. De esta manera vamos realizando el "nuevo y vigoroso proyecto misionero".

5. Animados por el dinamismo surgido en la preparación para la celebración del Gran Jubileo del año 2000, nos lanzamos a realizar la Misión cuya proyección queremos que sea permanente; así vivimos las etapas de preparación, misión intensiva y proyección misionera. La misión permanente implicará repetir cíclicamente estas tres etapas, de acuerdo al ritmo y necesidades de las personas y las comunidades.

6. He tomado en cuenta a quienes han permanecido ajenos a este proceso, bien sea porque consideran haber vivido ya demasiadas experiencias evangelizadoras, bien sea porque no han tenido a su alcance la suficiente y adecuada información para entender el plan orgánico de la Arquidiócesis y suponen que caminamos con programas pastorales anuales sin conexión entre sí.

7. Nuevamente digo a todos que nuestro plan pastoral se centra en la evangelización de las culturas en la ciudad de México. Dicho plan se va conformando en diversos grados, tiempos, ámbitos de responsabilidad, acentos en cuanto a los destinatarios, agentes, medios y organización pastoral para la evangelización. Por lo mismo, no hay que pensar en un plan ya perfilado en todos su elementos y decidido en todos sus detalles.

8. Como ha sido costumbre, en el documento que anualmente doy a conocer, junto con mi Consejo episcopal, se señala el objetivo, se precisan los criterios, se indican las líneas prioritarias de acción y se exhorta a todos a la conversión y a la generosidad. Así se van marcando los momentos del proceso evangelizador arquidiocesano. Sobre esta base, cada cual ha de ir ubicando su lugar, ámbito y tareas para sumarse corresponsablemente en la misión de Cristo.

9. Una vez más invito a todos, tanto personas como grupos apostólicos, a que conozcan y se unan al plan pastoral de la Arquidiócesis. Un medio privilegiado para conseguirlo es el de participar en los trabajos de planeación de cada Vicaría, que adaptan los objetivos generales a grados más inmediatos. Otro medio significativo son los decanatos, como ámbito donde los agentes misioneros se responsabilizan y se coordinan para elaborar los planes operativos a realizar en parroquias, rectorías, capellanías, ambientes, sectores y demás centros de evangelización.

loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance