Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisinoes
Vicaria Pastoral

HOME

Mapa Sitio

Ir a Contenido del Documento

Síntesis del
Documento

Presentación
Esquemática

TALLERES

Documento en PDF


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México

Consolidar el Proceso Misionero. Norberto Cardenal Rivera Carrera


MINISTERIOS

69. Al hablar de los ministerios en la arquidiócesis hay que tomar en cuenta que desde sus más remotos orígenes la Iglesia ha desarrollado una importante variedad de servicios, funciones y tareas que reciben el nombre genérico de ministerios.

70. De acuerdo al dato revelado, Dios ha querido para su Iglesia no sólo la existencia de ministerios en todas y cada una de las comunidades (Cf. 1 Cor 12, 4. 31), sino que además ha querido también la diversidad (Cf. 1 Cor 7, 7; 1 Tim 4, 14) y la creatividad de acuerdo a las necesidades que se iban presentando (Hch 1, 21-26; 6, 1-3)

71. Para hablar de ministerios en la Iglesia hay que tener en cuenta que si el ministerio es un elemento fundamental en la estructuración y organización de la comunidad cristiana, toda comunidad de creyentes tiene derecho a poseer los ministerios y ministros que necesita. Además, para acceder al ministerio se necesita tanto el estímulo y la formación por parte de la comunidad, como la aceptación y el envío por la autoridad eclesial legítima. Finalmente, dado que el ministerio es una función de servicio a la comunidad, siempre que no se trate de ministerio ordenado, su duración es temporal.

72. De ahí que los ministerios son un don del Señor a la comunidad de creyentes y una exigencia de fidelidad a la vocación de servicio que debe caracterizar a los seguidores de Jesús de Nazaret. La razón más profunda de este don y de esta exigencia radica en el hecho de la apostolicidad y de la sucesión apostólica de la Iglesia. Por lo mismo, los ministerios son a la vez comunitarios y carismáticos.

73. La Iglesia particular de la Arquidiócesis de México tiene que ir discerniendo la actualidad de que, junto con el ministerio ordenado, pueden florecer otros ministerios, instituidos o simplemente reconocidos, para el bien de toda la comunidad, respondiendo a sus múltiples necesidades: de la catequesis a la animación litúrgica, de la educación de los jóvenes a las más diversas formas de la caridad (NMI 46)

74. El proceso evangelizador ha llegado a una etapa tal que nos pide estudiar la viabilidad de instituir el ministerio del catequista y del misionero. Pido al Vicario de agentes y al Vicario de áreas de pastoral me propongan la viabilidad de reconocer estos servicios como ministerios laicales.

75. En nuestro lenguaje habitual tenemos que reservar el término "ministerio" a servicios específicos señalados como tales por la autoridad eclesiástica.

loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance