Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Ir a Contenido de la Carta Pastoral para la Cuaresma 2006


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México

Carta Pastoral como ayuda para vivir la Cuaresma del año 2006
Norberto Cardenal Rivera Carrera

CARTA PASTORAL COMO AYUDA

PARA VIVIR LA CUARESMA DEL AÑO 2006

Había algunos griegos de los que subían a adorar en la fiesta. Éstos se dirigieron a Felipe, el de Betsaida de Galilea, y le rogaron: “Señor, queremos ver a Jesús.” Felipe fue a decírselo a Andrés; Andrés y Felipe fueron a decírselo a Jesús. Jesús les respondió:

“Ha llegado la hora de que sea glorificado el Hijo del hombre. En verdad, en verdad les digo: si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, da mucho fruto. El que ama su vida, la pierde; y el que odia su vida en este mundo, la guardará para la vida eterna. Si alguno me sirve, que me siga, y donde yo esté, allí estará también mi servidor. Si alguno me sirve, el Padre le honrará. Ahora mi alma está turbada. Y ¿qué voy a decir? ¿Padre, líbrame de esta hora? Pero ¡si he llegado a esta hora para esto! Padre, glorifica tu Nombre.”

Vino entonces una voz del cielo: “Le he glorificado y de nuevo le glorificaré.”

La gente que estaba allí y lo oyó decía que había sido un trueno. Otros decían: “Le ha hablado un ángel.” Jesús respondió:

“No ha venido esta voz por mí, sino por ustedes. Ahora es el juicio de este mundo; ahora el Príncipe de este mundo será derribado. Y yo cuando sea elevado de la tierra, atraeré a todos hacia mí.”
Decía esto para significar de qué muerte iba a morir.

(Jn 12,20-33; Evangelio del V Domingo de Cuaresma, ciclo B)


ORACIÓN PARA LA CUARESMA 2006

Señor Jesús,
que te preparas para subir al Calvario,
concédenos la gracia de acompañarte en este camino
con sentimientos de humildad,
implorando el perdón de nuestros pecados
y la reparación de todo el mal que hemos hecho.

Abre nuestro corazón al amor auténtico,
que consiste en la entrega total a ti
y a nuestros hermanos.

Danos un corazón sencillo,
siempre pronto a obedecer
tu santísima voluntad.

Y no nos dejes caer en la tentación. Amén.
Ir al CONTENIDO
Ir a LA CUARESMA: UN MOMENTO PRIVILEGIADO PARA ENCONTRARSE CON CRISTO
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance