Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Ir a Contenido del Decreto


  Google
Vicaría      de Pastoral

Escudo Cardenal Norberto Rivera Carrera

Decreto: Organización y Gobierno Pastoral de la Arquidiócesis de México

PRIMERA PARTE

ORGANIZACIÓN PASTORAL POSTSINODAL

1. La Iglesia particular de la Arquidiócesis de México requiere de una organización pastoral que favorezca la evangelización de las culturas y que responda a las diferentes situaciones y problemática de la Ciudad. Esta megalópolis -como un fenómeno nuevo y actual- enfrenta problemas peculiares que piden soluciones adecuadas surgidas de la experiencia y la creatividad pastoral. "Todo esto exige un estudio profundo y específico y una legislación canónica particular" (Cf. ECUCIM *(1) 3814 y 3810).

2. La Iglesia tiene necesidad de actualizar constantemente sus formas de organización a fin de ser siempre un instrumento eficaz y un signo claro de comunión y participación en su tarea de Evangelización, promoción humana y cultura cristiana (Cf. ECUCIM 3564).

3. "Esta Arquidiócesis, por sus características, índole socio-cultural y proceso histórico de crecimiento, requiere una estructura que, independientemente de su modalidad jurídica formal, salvaguarde al máximo la unidad de la megalópolis y la indispensable descentralización efectiva que ésta supone" (ECUCIM 3810).

4. Por eso, de acuerdo con las disposiciones del II Sínodo Diocesano (ECUCIM 4277-4291) y en continuidad con la legislación pastoral expresada en el documento "Organización pastoral de la Arquidiócesis de México" de 1985, he juzgado necesario renovar la organización de nuestra Arquidiócesis, para garantizar una más vigorosa pastoral de conjunto, y responder con mayor eficacia a los desafíos planteados a la Evangelización de las Culturas en la Ciudad de México.


I.- PRESUPUESTOS TEOLÓGICOS Y PASTORALES

5. La Diócesis "es una porción del Pueblo de Dios que se confía al Obispo para ser apacentada con la cooperación de su Presbiterio, de suerte que, adherida a su Pastor y reunida por él en el Espíritu Santo por medio del Evangelio y la Eucaristía, constituya una Iglesia Particular, en que se encuentra y opera verdaderamente la Iglesia de Cristo que es una, santa, católica y apostólica" (ChD 11).

6. La Iglesia particular no resulta de la división de la Iglesia universal, sino de su concreción en un lugar y en una cultura, donde la comunidad hace más palpable la presencia del Hijo encarnado en el anuncio de la Buena Nueva, en la celebración del memorial de su pasión, muerte y resurrección, así como en el testimonio de la caridad. Las iglesias locales están formadas a imagen de la Iglesia universal, en las cuales y a base de las cuales se constituye la Iglesia universal (Cf. LG 22-27; SC 41; AG 6.19).

7. En la Iglesia "hay diversidad de carismas, pero el Espíritu es el mismo; diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo; diversidad de operaciones, pero es el mismo el Dios que obra todo en todos; del mismo modo que el cuerpo es uno aunque tiene muchos miembros" (1 Cor 12, 4-6.12). "A cada uno de nosotros, sin embargo, le ha sido dada, la gracia según la medida del don de Cristo…para la tarea del ministerio y para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que lleguemos todos a la unidad de la fe y del pleno conocimiento del Hijo de Dios, hasta que logremos ser hombres perfectos, hasta que consigamos la madurez conforme a la plenitud de Cristo" (Ef 4,12-13).

8. No se da miembro alguno que no tenga parte en la misión de Cristo, pero no todos los miembros desempeñan la misma función (Cf. PO 2).

9. El Obispo es "el principio visible y fundamento de la unidad" (LG 23). Desempeña una función central que deriva de la sucesión apostólica y que lo capacita para ser maestro, santificador y guía de la comunidad diocesana. Misión y poderes que le fueron conferidos por la consagración episcopal y que por su misma naturaleza no pueden ejercerse sino en comunión jerárquica con la cabeza y los miembros del colegio episcopal (LG 21).

10. Los presbíteros son cooperadores de los Obispos en la misión de anunciar el Evangelio, presidir los sacramentos y regir al pueblo de Dios. En calidad de colaboradores, forman parte del presbiterio de la Arquidiócesis de México todos los presbíteros, diocesanos y religiosos, que reciben del Arzobispo una misión canónica para desempeñar su servicio (Cf. CD 28; PO 8; Directorio para el Ministerio Pastoral de los Obispos 109 y 118).

11. Los Diáconos, en comunión con el Obispo y su presbiterio, sirven al Pueblo de Dios en el ministerio de la liturgia, de la Palabra y de la Caridad (Cf. LG 29).

12. "El estado constituido por la profesión de los consejos evangélicos, aunque no pertenece a la estructura jerárquica de la Iglesia, pertenece, sin embargo de manera indiscutible, a su vida y santidad" (LG 44).

13. "Los fieles laicos, juntamente con los sacerdotes, religiosos y religiosas, constituyen el único Pueblo de Dios y Cuerpo de Cristo"(ChL 28). Cada fiel laico ha de tener siempre una viva conciencia de ser miembro de la Iglesia, a quien se le ha confiado una tarea original, insustituible e indelegable, que debe llevar a cabo para el bien de todos (Cf. ChL 28,5).

14. El servicio que la Iglesia en su conjunto debe prestar en esta ciudad es "la Evangelización que busca construir el Reino de Dios desde aquí y desde ahora" (ECUCIM 4278). "Consiste en creer y acoger el misterio del Padre y de su amor que se manifiesta y se da en Jesús, mediante el Espíritu" (RM 12). El Reino de Dios entraña una convivencia humana fundamentada en la justicia, el respeto mutuo, la fraternidad, la paz y la santidad de vida, que son anticipo del triunfo pleno de Cristo sobre el pecado y la muerte en el Reino glorioso futuro (Cf. ECUCIM 4278).

15. En función de estos valores la Iglesia, para realizar la Nueva Evangelización al servicio de la implantación permanente y la extensión del Reino de Dios en el mundo, requiere una organización pastoral dinámica, y una planeación adecuada y eficaz, de acuerdo con su ser y misión, en comunión y corresponsabilidad de personas, ministerios, carismas, funciones y estructuras pastorales (Cf. ECUCIM 3565. 3588).

16. En consecuencia, para favorecer más la coordinación de la vida y la misión diocesanas, me ha parecido necesario establecer una nueva organización de nuestra Iglesia particular, expresada de una manera gráfica, en el organigrama que forma parte de este documento, el cual representa los aspectos más importantes de esta actualización. En él he querido explicar la posición de las diversas instancias y las relaciones que han de existir entre ellas. Téngase en cuenta, sin embargo, que la dinámica propia de la vida desborda cualquier organigrama y, por ello, su valor es siempre limitado.

17. Con esta organización he querido dar un cauce operativo al espíritu pastoral y misionero auspiciado por el II Sínodo Diocesano y plasmarlo en los servicios de las diversas instancias pastorales, administrativas y jurídicas de la Arquidiócesis, así como en la relación con los destinatarios de la acción pastoral de las Vicarías, de los Decanatos y de las Parroquias, y de los movimientos y organizaciones en los diversos ambientes y sectores.

18. Será tarea de los agentes de pastoral identificar y descubrir en el organigrama, su propia misión y la relación con los demás agentes, para ofrecer de manera eficaz el propio servicio, en bien de todos, dentro de una pastoral de conjunto.

*(1) ECUCIM: Evangelización de las Culturas en la Ciudad de México, II Sínodo Diocesano, Arquidiócesis de México, 1995.

Ir a DECRETO  
Ir a ANTECEDENTES HISTÓRICOS
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance