Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Ir a Contenido del Decreto


  Google
Vicaría      de Pastoral

Escudo Cardenal Norberto Rivera Carrera

Decreto: Organización y Gobierno Pastoral de la Arquidiócesis de México

SEGUNDA PARTE

GOBIERNO PASTORAL

82. El Obispo Diocesano es a título pleno, tal como se entiende canónicamente*(3), el Pastor de la Diócesis a él confiada. En cuanto sucesor de los Apóstoles y en virtud de poseer la plenitud del sacerdocio de Cristo, tiene el triple oficio de enseñar, santificar y regir. Ejerce sus facultades en comunión jerárquica, por sí mismo o principalmente a través de los Obispos Auxiliares, Vicarios Generales*(4), Vicarios Episcopales y otras personas e instituciones. Los Obispos Auxiliares y los Vicarios Generales, presididos por el Sr. Arzobispo forman el Consejo Episcopal. En el gobierno de la Arquidiócesis, el Sr. Arzobispo se reserva algunas facultades y otras las delega.

83. En mi calidad de Pastor de esta Arquidiócesis he querido dar relevancia al Consejo Episcopal, concediendo a sus miembros algunas facultades para el adecuado gobierno pastoral de la Arquidiócesis de México. En el presente documento se ha tratado de seguir el orden del Código de Derecho Canónico, tomando de él sólo lo que el Sr. Arzobispo se reserva y lo que delega. Es importante hacer notar que es el Obispo el que aprueba y decide en relación con las determinaciones que forman parte del Derecho particular para el gobierno de la Diócesis, ya que a él le toca la tarea de legislar (Cf. c. 391).

I.- EL SR. ARZOBISPO PRIMADO DE MÉXICO SE RESERVA:

En relación con la Arquidiócesis

84. Representar a la Arquidiócesis de México a nivel eclesiástico y civil (c. 393).

85. Convocar a un sínodo (c. 462 §1).

86. Tener bajo su cuidado pastoral y administrativo la Catedral de México y la Basílica de Guadalupe, guardando la relación y autoridad correspondiente con los cabildos respectivos y aprobar los estatutos de los Cabildos (c. 505).

87. Conferir canonjías (c. 509 §1).

88. Prorrogar rescriptos concedidos por la Santa Sede, dentro de los límites señalados en el c. 72.

89. Establecer las leyes particulares para la administración de los sacramentos (c. 838 §1 y §4).

90. Establecer normas para el destino que deba darse a las limosnas, así como para la remuneración de los clérigos que prestan sus servicios en las parroquias (c. 531; Cf. c.551).

91. Onerar con módico tributo a las personas jurídicas públicas que le estén sujetas (c. 1263).

92. Responsabilizarse de todo lo relativo a la administración de los bienes de la Arquidiócesis (cc. 1274-1288), así como de todo lo relativo a contratos, enajenaciones, pías voluntades y pías fundaciones (cc. 1292-1310).

En relación con la Curia Arquidiocesana

93. Nombrar y remover a los Vicarios Generales y Episcopales y presidir el Consejo Episcopal (c 477 §1).

94. Nombrar a quienes han de desempeñar oficios en la Curia Arquidiocesana (c. 470; Cf. c. 148 y 184).

95. Nombrar y remover al Canciller y demás Notarios (c. 485).

96. Designar al Ecónomo Diocesano (c. 494 §1).

97. Nombrar y presidir a los miembros de la Curia Judicial (cc. 1420; 1421 §1; 1428, §§1-2; 1435; 1439 §3).

En relación con el Consejo presbiteral

98. Aprobar los estatutos del Consejo Presbiteral (c. 496).

99. Convocar y presidir el Consejo Presbiteral, determinar los asuntos a tratar y aceptar los que propongan los miembros (c. 500 §1).

100. Confirmar a los miembros del Consejo Presbiteral elegidos por el Presbiterio; designar libremente a otros miembros y reconocer a quienes por su oficio pertenecen a este Consejo (c. 497).

101. Nombrar y presidir a los miembros del Colegio de Consultores (c. 502).

En relación con las Parroquias

102. Erigir, suprimir o modificar Parroquias (c. 515 §2).

103. Destinar una iglesia a uso profano no sórdido (c. 1222).

104. Dar normas para el caso de ausencia del párroco (c. 533 §3).

105. Firmar el decreto de remoción de un párroco, una vez terminado el proceso jurídico correspondiente (cc. 538 §1; 1744 §2).

106. Establecer y renovar los contratos parroquiales con institutos clericales (c. 520 §2).

En relación con los Presbíteros

107. Incardinar y excardinar clérigos en la Arquidiócesis de México (cc. 267 §1; 269).

108. Otorgar licencia a un clérigo para que preste servicios ministeriales en otra Diócesis (c. 271).

109. Autorizar que los clérigos participen activamente en partidos políticos (c. 287 §2; 289 §2).

En relación con el Seminario Conciliar

110. Tener bajo su autoridad y cuidado directo el Seminario Conciliar de México; por tanto, el régimen superior y la administración del mismo (c. 259; 263; 264; 1266).

111. Designar sacerdotes formadores y directores espirituales (c. 239).

112. Aprobar el reglamento (c. 243).

113. Nombrar y remover profesores para las disciplinas filosóficas, teológicas y jurídicas para el Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos (ISEE) (Cf. c. 253).

114. Admitir a los candidatos al Diaconado y Presbiterado y conferir regularmente estas órdenes.

115. Dar letras dimisorias, a tenor del c. 1018 §1.

En relación con los Institutos de vida consagrada y Sociedades de Vida Apostólica

116. Erigir institutos de vida consagrada, previa consulta a la Sede Apostólica (c. 579).

117. Dar el consentimiento para que una casa religiosa sea destinada a un fin diverso de aquel para lo que fue fundada (c. 609 §1 y 612).

118. Prohibir que un religioso resida en la Arquidiócesis, a tenor del c. 679.

119. Constituirse en Obispo benévolo de un clérigo religioso exclaustrado, en orden a su incardinación, de acuerdo con el c. 693 y las normas diocesanas.

120. Decidir en casos de expulsión de un miembro de un monasterio autónomo, a tenor del c. 615 (c. 699 §2).

121. Aprobar estatutos y programas de estudio a Institutos interreligiosos de formación y dar la "venia docendi" a los maestros propuestos.

122. Imponer la exclaustración a algún miembro de un Instituto de derecho diocesano.

En relación con los Laicos

123. Erigir, alabar o recomendar las asociaciones de fieles que buscan fomentar una vida más perfecta, promover el culto público, la doctrina cristiana o realizar otras actividades de apostolado (c. 298).

124. Revisar los Estatutos de una asociación privada de fieles si pretende ser reconocida como tal (c. 299)

125. Dar el consentimiento para que una asociación de fieles se pueda llamar "católica" (c. 300; Cf. C. 312 § 1, 3).

126. Erigir asociaciones de fieles que, entre otras finalidades, se propongan transmitir la doctrina cristiana en nombre de la Iglesia o promover el culto público (c. 301;312 §1, 3) y suprimirlas en caso necesario (cc. 320 y 326 §1).

127. Vigilar todas las asociaciones de fieles laicos, cualesquiera que sea su especie, en la medida en que trabajen en la Arquidiócesis de México (c. 305; 311; 323). En particular debe vigilar los planes de formación de estas asociaciones y su participación en la realización del plan pastoral arquidiocesano (Cf. c. 323 §2)

128. Confirmar la elección del Asistente Eclesiástico de una asociación privada de fieles laicos (c. 324 §2).

129. Encomendar una misión a una asociación pública de fieles (c. 313).

130. Aprobar, revisar o cambiar los Estatutos de una asociación pública (c. 314).

131. Dar su asentimiento para que una asociación pública de fieles adopte libremente iniciativas que están de acuerdo con su carácter y se rigen conforme a la norma de sus Estatutos (c. 315).

132. Señalar el tribunal competente para dirimir asuntos contenciosos de las asociaciones (c. 316).

133. Confirmar al dirigente diocesano (presidente) de una asociación pública nombrar o instituir al que haya sido presentado por derecho propio (c. 317 §1).

134. Nombrar y remover al Capellán de una asociación pública (c. 318 §2).

135. Designar un comisionado que, en su nombre, dirija temporalmente la asociación en circunstancias especiales (c. 318 §2)

136. Supervisar la administración y el destino de las ofrendas y limosnas recibidas (c. 319; 325).

*(3) Canon 369: La diócesis es una porción del pueblo de Dios, cuyo cuidado pastoral se encomienda al Obispo con la cooperación del Presbiterio. Por otra parte, en el c. 381 se especifica que al Obispo Diocesano compete, en la Diócesis que se le ha confiado, toda la potestad ordinaria, propia e inmediata que se requiere para el ejercicio de su función pastoral.

*(4) En el c. 391 se señala que puede ejercer la potestad ejecutiva mediante Vicarios Generales o Episcopales. Ejerce la potestad judicial por medio del Vicario Judicial (c. 1420). La extensión y gran complejidad de la Arquidiócesis de México pide una desconcentración de funciones que de suyo realiza el Obispo (Cf. c. 475 §2). En la Arquidiócesis de México todos los miembros del Consejo Episcopal participan en forma directa y corresponsable del gobierno de toda la Arquidiócesis, por esta razón los miembros del Consejo Episcopal son nombrados Vicarios Generales (Cf. ES, I, 14 §1).

Ir a VICARIO EPISCOPAL DE ÁREAS DE PASTORAL  
Ir a CONSEJO EPISCOPAL
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance