Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisiones Vicaría Pastoral

Mapa del Sitio

Orientaciones Pastorales 2010 -Ir al índice/contenido-

Ver e imprimir ORIENTACIONES PASTORALES 2010 en PDF


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México -Subsidios para la Misión-

Convertirnos en Buena Noticia para la Ciudad
Orientaciones Pastorales 2010.
Norberto Cardenal Rivera Carrera


LOS MINISTROS ORDENADOS

56. Los Ministros ordenados, por la naturaleza de su vocación de pastores, deben ser los primeros formados y formadores. Particularmente, en este momento de nuestro proceso pastoral arquidiocesano se hace necesario que encabecen, impulsen y motiven la formación de agentes para dar operatividad a la Misión permanente.

57. El año sacerdotal al que nos ha convocado el Santo Padre Benedicto XVI está siendo ocasión para aquilatar el don recibido por la Iglesia en el Ministerio sacerdotal. Les invito a profundizar de forma especial en el papel tan importante que tenemos los Ministros ordenados en la misión de la Iglesia en y para el mundo.

58. Los frutos de este año sacerdotal han de repercutir en todos los Ministros ordenados pero, también, en el pueblo de Dios, quien es el beneficiario de éste regalo del Señor.

CONSEJO EPISCOPAL

59. Sin duda, en nuestra Iglesia local es una riqueza importante el Consejo episcopal, instancia en la que participan mis obispos auxiliares y vicarios episcopales. El desafío que tiene este órgano consultivo del Arzobispo para el gobierno de la Arquidiócesis es hacer crecer la cohesión, la comunión espiritual y pastoral entre todas las comunidades de bautizados que viven en la ciudad.

60. La comunión episcopal debe manifestarse a favor de las acciones que conducen a una mayor unidad pastoral, asumiendo los criterios generales surgidos a partir del II Sínodo y la etapa postsinodal, que son el hilo conductor que ha dirigido nuestro caminar pastoral.

61. Desde hace varios años se vio conveniente que las semanas de planeación que hacen las vicarias territoriales y funcionales, se calendarizaran después de la presentación de las orientaciones pastorales anuales, con la finalidad de que éstas sean asumidas al elaborar sus metas específicas. Este criterio no hay que perderlo y, aunque el caminar de cada Vicaría tiene su peculiaridad, vigorizar el caminar conjunto es lo que permite que cada acción pastoral que se realiza sea expresión del Cuerpo de Cristo.

METAS PARA EL CONSEJO EPISCOPAL

62. Para el Consejo Episcopal, las presentes Orientaciones señalan dos metas que son continuidad del trabajo de los últimos tres años, ambas con un énfasis que habrá que supervisar y evaluar.

  • En primer lugar la concretización del programa para la formación permanente del Clero. La reflexión realizada en el último año dio criterios que deben guiar los pasos siguientes: debe ser expresión de las necesidades integrales de los Ministros ordenados; se debe integrar un equipo que auxilie a la comisión para el clero en la programación, acompañamiento del trabajo y preparación de subsidios; es necesario un objetivo o meta específica a lograr para cada etapa que se programe, de tal forma que sea evaluable; debe desarrollarse en los distintos niveles de trabajo (diocesano, vicarial y decanal) pero con actividades bien planeadas y complementarias; debe aprovecharse mejor la riqueza de experiencias y preparación de los mismos miembros del clero arquidiocesano. Es de suma importancia que el Consejo episcopal dé seguimiento a la consecución de esta meta.
  • La segunda meta también tiene que ver con la formación, pero de los agentes de pastoral en general. Ésta no es una actividad más, para nuestra Iglesia diocesana, será su fuerza o su debilidad presente y futura, según la seriedad y compromiso con que la estemos asumiendo. Es el Obispo el que debe encabezar y supervisar lo que se programe para estructurar y hacer accesible el itinerario formativo para todos los bautizados. En especial les pido que pongan especial atención en el programa de formación de laicos formadores de otros laicos. El grupo de laicos que vaya integrándose en este servicio debe sentir cercano y constante al Obispo, su orientación en la fe y en la espiritualidad.

63. Si bien estas dos metas tienen una especial relevancia para el período pastoral que estamos iniciando, el Consejo episcopal no descuidará continuar impulsando la atención de las prioridades pastorales y de la pastoral vocacional.

LOS PRESBÍTEROS

64. Cada año, las Orientaciones pastorales son un medio para renovar la comunión pastoral del Obispo con sus presbíteros y con cada comunidad parroquial. Esto, en gran medida, depende de la labor que realizan los pastores. Obispo y presbíteros, debemos estar unidos como una sola fuerza al servicio de la comunión que realiza el Espíritu.

65. Una de las reflexiones más interesantes con motivo del Año Sacerdotal, ha sido la que profundiza la Identidad misionera del Presbítero en la Iglesia, durante la Asamblea Plenaria de la Congregación para el Clero (marzo 16-18, 2009). Quiero llamar su atención sobre tres elementos ahí propuestos que pueden ser las líneas que orienten a los presbíteros de la Arquidiócesis e impregnen su servicio cotidiano a una mayor profundidad.

66. Lo primero es nuestra unión con Jesús: Para el presbítero, el “estar con Él” se renueva siempre, y de modo absolutamente especial, en la celebración cotidiana de la Eucaristía, pero también en la lectura orante de la Biblia, en la oración fiel de la Liturgia de las Horas, en la oración personal y comunitaria, en recibir el sacramento de la Reconciliación, en la solidariedad con los pobres y en muchas otras formas.   ¡Se trata de “estar con Él” para convertirse en su verdaderos discípulos y para luego anunciarlo con vigor y eficacia! “¡Estar con Él” para luego llevarlo a los hombres, he aquí la tarea central del sacerdote!... De esta profunda e íntima experiencia de Dios brota la vocación misionera de los presbíteros (Card. Claudio Hummes, Palabras de saludo y de introducción a la Asamblea Plenaria, n. 4).

67. Lo segundo es renovar la disponibilidad para servir a todos, para ser enviado: Ante todo, para ser un verdadero misionero dentro del mismo rebaño de la Iglesia, según las actuales exigencias, es esencial e indispensable que el presbítero se decida no solamente a acoger y a evangelizar a los que lo buscan, ya sea en la parroquia que en otros lugares, sino a “levantarse e ir” en búsqueda, antes que nada, de los bautizados que no participan en la vida de la comunidad eclesial, y también de todos aquellos que poco o para nada conocen a Jesucristo. Esta nueva misión tiene que ser abrazada con entusiasmo por cada parroquia, en forma permanente, con un entusiasmo que trate de alcanzar a todos los bautizados del propio territorio y luego también a los no bautizados (Ib. n. 5.1).

68. Y, finalmente, el ejercicio eficaz de las dimensiones del ministerio presbiteral:El Decreto Presbyterorum Ordinis, sobre el ministerio y la vida de los presbíteros desarrolla esta verdad cuando se refiere, en los 4-6, respectivamente a los presbíteros ministros de la Palabra de Dios, ministros de la santificación, con los sacramentos y la Eucaristía, guías y educadores del Pueblo de Dios. Son los “tria munera”, del presbítero (Ib. n. 3).

69. El momento que vive nuestro proceso pastoral necesita una presencia de los Presbíteros que comuniquen su vida de unión con Dios y ella sea el núcleo fundamental de su labor de formadores.

METAS PARA LOS PRESBÍTEROS

70. Entonces, con ese espíritu, les propongo dos metas que tienen que ver directamente con el ejercicio de su ministerio:

  • Interesarse y colaborar para que se concretice el plan diocesano de formación para el clero y participar en la revisión de sus contenidos y de su dinámica, de tal forma que responda a las necesidades que se tienen, tanto en la vida personal de cada presbítero como en las exigencias de la pastoral de conjunto. Este primer año del período que iniciamos tendría que ser el tiempo en que quedara definido y acordada su puesta en marcha en cada nivel de trabajo.
  • La otra encomienda que doy a cada presbítero es evaluar su propia rutina de actualización teológica y pastoral, tarea que tendría que ser apoyada con espíritu fraterno en el ambiente del Decanato. Ese cuidado por la propia formación oriéntenla en razón del objetivo diocesano de formar más agentes de evangelización. Tomando en cuenta los criterios que proporciona el Marco General para la Formación de Agentes para buscar que la formación sea integral, desarrollen la pedagogía para acompañar a sus agentes laicos en el desarrollo de las dimensiones espiritual y comunitaria.

LOS DIÁCONOS PERMANENTES

71. Por el gran aporte que representan para nuestra arquidiócesis debemos apoyar con mayor atención la formación específica de los Diáconos permanentes y, todo aquello que pueda redituar en que realicen un mejor ejercicio de su ministerio.

METAS PARA LOS DIÁCONOS PERMANENTES

72. Encomiendo al responsable de los mismos, juntamente con el vicario de agentes y de pastoral, supervisar el logro de las siguientes metas:

  • Preparen una evaluación sobre su ejercicio ministerial en nuestras comunidades para valorar el rumbo pastoral que se lleva y para mejorarlo e impulsarlo. Especialmente hay que buscar su compenetración con el proceso pastoral diocesano.
  • Los Diáconos permanentes por su carácter propio han de ser un medio para llegar a varios ambientes de misión, su vinculación con el mundo secular, ya sea por su desempeño profesional, familiar, juvenil, laboral los hace agentes pastorales de ambientes y sectores a los que no llegamos fácilmente, para esto una formación específica es de gran valor.
Ir a página anterior  
Ir a página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance