Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisiones Vicaría Pastoral

Mapa del Sitio



Ver e imprimir ORIENTACIONES PASTORALES 2010 en PDF

Orientaciones Pastorales 2001 -ÍNDICE-


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México -Subsidios para la Misión-

Renovar nuestra pastoral desde la raíz
Orientaciones Pastorales 2011.
Norberto Cardenal Rivera Carrera

C. PLAN DE FORMACIÓN PERMANENTE PARA LOS PASTORES
 
108. Principalmente los agentes de evangelización se dan muy bien cuenta de que no hay conversión pastoral cuando no hay conversión de los pastores. En las comunidades se percibe alegría cuando  algún presbítero, obispo o diácono anima la misión y participa en ella, como expresión de su conversión pastoral. Por el contrario hay desaliento o estancamiento en el trabajo de evangelización cuando de parte de los pastores hay desinterés o falta una dirección entusiasta. Es por eso necesario que continuemos con el plan de formación de agentes en el que nos hemos empeñado en estos últimos años.

109. Todos somos testigos de que ha habido avances muy notables en los laicos, sobre todo en el ámbito de las parroquias y de los decanatos. Yo lo he podido corroborar en diversos momentos, especialmente durante la visita pastoral. Nosotros, los pastores, no podemos posponer un esfuerzo más significativo y más estructurado para hacer un plan de formación con sentido fuertemente misionero.  En este año, nos avocaremos a hacer un plan arquidiocesano de formación integral para los presbíteros, —incluyendo las responsabilidades que en ello tenemos los obispos y las implicaciones para la vida y misión de los diáconos—, que nos lleve a responder mejor a las necesidades evangelizadoras en medio de la transformación cultural que nuestra ciudad está viviendo.

110. Este plan estará fundamentado en una espiritualidad misionera, entendida como el dinamismo interior que, a partir de la vivencia de la oración, la Palabra y la Eucaristía, impulsa a la acción pastoral con sentido misionero. Se trata de una experiencia de vida ministerial que se expresa en la entrega a los hermanos y, por ello, se convierte en testimonio. Exige la vida de comunión con el obispo, con los otros hermanos pastores y con los demás bautizados que forman parte de la propia comunidad, principalmente con quienes comparten las responsabilidades apostólicas. En fin de cuentas será un plan que reproduzca sustancialmente las  enseñanzas expuestas en el presente documento.

111. Para favorecer la utilidad de este plan deberá incluir en su contenido formas de aplicación concreta del proyecto misionero de la Arquidiócesis y algunas experiencias de búsqueda para lograr parroquias cada vez más misioneras.

112. La elaboración de este plan tomará en cuenta los avances logrados en los programas de formación para los presbíteros en sus cinco primeros años de ministerio, que ha venido organizando la comisión diocesana para el presbiterio; también acudirá a los aportes que sobre este tema ha dado el Senado presbiteral. Igualmente serán consideradas, como convenientes oportunidades de formación, las diversas experiencias de acompañamiento que recientemente se han venido implementando en la Arquidiócesis. Otro recurso que deberá aprovechar son los criterios y prácticas de formación sacerdotal, expresados de forma sintética, utilizados en el seminario conciliar, para que dicho plan sea como su prolongación, en lo que resulte conducente.

113. A fin de definir dicho plan de formación para los presbíteros y diáconos, se partirá de criterios comunes a nivel arquidiocesano, consensados por el consejo episcopal, con la dirección de un servidor y la coordinación del Vicario de Agentes, responsable de la formación del ministerio ordenado.

114. La preparación del plan estará a cargo del Vicario de Agentes con la participación de los responsables de la comisión del presbiterio, del encargado del diaconado transitorio y del diaconado permanente. Ellos como responsables podrán pedir la colaboración de otras personas si lo juzgan conveniente. Una vez elaborado el plan me lo presentarán para darle la aprobación correspondiente junto con mi Consejo episcopal.

115. Por último, la aplicación de este plan en cada Vicaría territorial estará bajo el cuidado de  los señores obispos auxiliares y del respectivo responsable de la comisión del clero, así como de las personas que cada señor obispo vea conveniente.

D. PASTORAL FAMILIAR Y PASTORAL JUVENIL

116. En consonancia con la reflexión y las directrices de pastoral orgánica propuestas, en las prioridades de familia y jóvenes se debe continuar con las metas que ya había indicado el año pasado.

117. La colaboración con las áreas de pastoral profética, litúrgica y social se debe llevar adelante, con el objetivo de generar y acompañar programas conjuntos que miren a apoyar el trabajo de base de las parroquias y grupos apostólicos específicos.

118. También, es de suma importancia, proponer diversas alternativas de itinerarios formativos para los agentes de estas pastorales. La Coordinación Arquidiocesana para la Formación de Agentes de Pastoral debe acompañar esta tarea para que se mantenga la visión y criterios de conjunto del proyecto formativo.

119. El análisis sugerido en la Comisión Permanente de Pastoral para la pastoral juvenil debe programarse y llevarse a cabo de la manera más amplia posible. Considero que también deben tomarse en cuenta las etapas subsiguientes sugeridas por ese mismo organismo pastoral: integración de un equipo amplio para la pastoral juvenil y acuerdo de los objetivos a lograr estando involucrados los distintos niveles de coordinación diocesana.

E. PRIORIDADES PARA LA CAFAP Y LAS INSTANCIAS FORMATIVAS

120. Para la Coordinación de Formación hay dos tareas prioritarias en este año. La primera se refiere al desarrollo de los itinerarios formativos específicos, de tal manera que se dé un paso adelante en la explicitación del Marco General de Formación. La Comisión de Catequesis y el Secretariado de Pastoral Social darán la pauta, presentando los itinerarios formativos para los catequistas y los agentes de pastoral caritativa, de tal forma que sirvan como incentivo y referencia para los demás itinerarios formativos.

121. Además, durante el 2011, el Equipo de Ediciones Pastorales iniciará el trabajo de revisión y reedición de los materiales propios del ámbito parroquial y del proceso evangelizador (Manual Parroquial; etapa misionera; proceso de reiniciación cristiana; catequesis de iniciación cristiana y catequesis de adultos). Por la importancia de estos instrumentos, la CAFAP prestará especial cuidado a la supervisión de dicho trabajo, realizando las consultas que consideren pertinentes, tanto con especialistas en la materia, como con los agentes de base, de tal forma que las reediciones representen un verdadero impulso a la etapa inicial de la tarea evangelizadora.

F. CONSEJO DE PASTORAL Y CONSEJO DE LAICOS

122. Una de las experiencias pastorales que van alimentar la corresponsabilidad de forma significativa es el inicio del funcionamiento de los Consejo Arquidiocesanos de Pastoral y de Laicos.

123. En el caso del Consejo de Pastoral, deberá proceder a estructurarse para poder realizar las diversas funciones que son necesarias para dinamizar las distintas áreas de pastoral, en especial las que corresponden a las prioridades sinodales.

124. Una vez que ha sido constituido, el Consejo de Laicos, a través de su comisión permanente, debe realizar una difusión amplia para dar a conocer el objetivo, su espiritualidad y organización. Esto permitirá iniciar la convocatoria a los posibles miembros que integrarán los equipos sectoriales de forma amplia y plural, para que esté a su alcance la relación con los distintos ambientes sociales que están presentes en la ciudad.

G. VICARÍAS TERRITORIALES Y DECANATOS

125. Retomar el desafío de dialogar con los ambientes culturales de la Ciudad nos regala una ocasión providencial para robustecer la identidad pastoral de nuestra Arquidiócesis. Es por eso que exhorto fraternalmente a los equipos pastorales de las Vicarías Territoriales y de cada Decanato a valorar que la fuerza de la acción pastoral de nuestra arquidiócesis radica precisamente en la conciencia de ser una sola Iglesia local. Alimentemos esa unidad.

126. Entre más énfasis demos a lo peculiar de los ambientes urbanos que atendemos, más tenemos que fortalecer los vínculos de organicidad con las instancias diocesanas, es decir, con la figura del obispo, que es el signo de comunión. De esta manera, cada acción pastoral específica en cualquier parte de la Ciudad, hace presente a toda la Iglesia diocesana y su fuerza evangelizadora está directamente relacionada con la voluntad y conciencia de unidad con la comunidad eclesial que todos formamos en la Arquidiócesis de México.

H. CONSEJO EPISCOPAL

127. En el presente documento, junto con otros temas importantes, he querido recalcar la necesidad del espíritu de comunión que se expresa en la organicidad y corresponsabilidad. Dentro de las estructuras de comunión de la Arquidiócesis quiero poner el debido énfasis, para animar e impulsar la puesta en práctica de estas orientaciones en el Consejo Episcopal, integrado por los señores Obispos Auxiliares y los otros Vicarios Generales.

128. Según la organización pastoral de la Arquidiócesis, por su naturaleza, este Consejo es la instancia que tiene la mayor responsabilidad para la unidad pastoral y el fortalecimiento de nuestra identidad diocesana. Exhorto a los señores Obispos y a los Vicarios Generales, que para bien de la misma Iglesia en nuestra Ciudad, nos empeñemos con generosidad en lograr este propósito.


Ir a la página anterior

Ir a la página siguiente


loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance