Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisiones Vicaría
Pastoral

Mapa del Sitio

HOME

Orientaciones Pastorales 2012 -ÍNDICE-

Ver e imprimir ORIENTACIONES PASTORALES 2012 en PDF


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México -Subsidios para la Misión-



III. PROYECCIÓN PASTORAL

Nueva evangelización quiere decir:
una respuesta adecuada a los signos de los tiempos,
a las necesidades de los hombres y de los pueblos de hoy,
a los nuevos escenarios que diseñan la cultura
a través de la cual contamos nuestras identidades
y buscamos el sentido de nuestras existencias.
XIII Asamblea del Sínodo de los Obispos.
Lineamenta, n. 23

73. La realización de la consulta interna y externa nos permitirá tener la experiencia de vivir el momento de evaluación como parte del proceso pastoral. Conforme fluyan los resultados iremos valorando los distintos aspectos del trabajo pastoral. Se irá preparando la Asamblea Diocesana del 2012, donde se podrá tener la visión de conjunto, analizando las distintas vertientes de la consulta. Entonces los asambleístas podrán acordar y proponerme los énfasis con los que necesitamos impregnar nuestros programas de evangelización, las estrategias y modalidades para implementarlos.

74. Existe un contexto pastoral que es resultado del proceso postsinodal y que será de gran utilidad tener presente para que la proyección resultante de la evaluación tenga sentido de continuidad con los esfuerzos realizados en los años anteriores.

75. Resaltan algunas vertientes pastorales a tomar en cuenta que, por su importancia, deben ser consideradas como puntos de referencia para la evaluación:

  • la pastoral orgánica o de conjunto: tenemos necesidad de dar pasos cualitativos en su puesta en práctica;
  • la comunicación pastoral como punto débil de nuestra organización;
  • la estructuración y organización de los itinerarios de formación específicos;
  • darle carácter prioritario a la atención de las nuevas generaciones en sus propios ambientes culturales; y,
  • hacer del ejercicio de evaluación en este 2012 una prueba piloto de una evaluación pastoral constante.

A. RENOVAR PARA HACER POSIBLE LA PASTORAL DE CONJUNTO

76. Este es un objetivo que venimos trabajando como parte del proyecto pastoral, pues la misión de evangelizar pide por sí misma hacer visible el Cuerpo de Cristo. Es una experiencia de espiritualidad de comunión, pero también debe evolucionar como vinculación orgánica entre los agentes y las diversas instancias pastorales. Esta organización pastoral no puede ser pospuesta, pues sin ella no es posible alcanzar una clara pastoral de testimonio.

77. Es por eso que las instancias que en su razón de ser tienen la coordinación pastoral, Vicarías funcionales y comisiones diocesanas, Vicarías territoriales, decanatos y comisiones vicariales y decanatos, deben replantearse su dinámica de trabajo, teniendo como criterio alentar la participación, cada vez más amplia, del Pueblo de Dios; y, tener como meta orientar sus acciones hacia programas compartidos con otras instancias afines o complementarias.

78. La comunión pastoral que se manifiesta en voluntad y decisión para colaborar y complementarse debe ser un aspecto a evaluar en el funcionamiento intra eclesial. Se tiene una oportunidad providencial para crecer en la pastoral orgánica en la preparación de la Misión Juvenil 2013. El equipo de la Comisión de Pastoral Juvenil coordinará el trabajo, pero proponer la Buena Noticia a las nuevas generaciones es un desafío y una prioridad para todos.

B. COMUNICACIÓN, MEDIO PARA LA ACCIÓN PASTORAL

79. Durante la XVII Asamblea Diocesana manifesté mi preocupación por la falta de una efectiva comunicación eclesial interna. Es de todos sabido que por esta situación muchos de los proyectos de pastoral, el mismo proceso evangelizador y sus implicaciones no avanzan y, en ocasiones, ni siquiera llegan a ser conocidos.

80. Es de vital importancia revisar qué sucede en cada uno de los niveles de organización de nuestra pastoral, instancias arquidiocesanas, vicariales, decanales y parroquiales para que, analizando a fondo la situación, se decidan los pasos que nos posibilite una mejor organización para la comunicación pastoral.

81. Hay que pensar en el esfuerzo, el tiempo y los costos que implica la actividad evangelizadora que se organiza o se proyecta en esta Arquidiócesis. Muchas veces sólo se transmite lo que a juicio personal es útil, sin embargo, es tiempo de pensar que con seguridad a otros sí les puede servir.

82. Son muchas las ventajas que se obtienen cuando se logra una información y comunicación fluida: se evitan confusiones, hay mayor participación, se vive en comunión, se fortalece la seguridad pastoral en los agentes de pastoral, se evita la duplicidad de esfuerzos, etc.

83. Le pido a la oficina de Comunicación Social que, además de sus funciones hacia el ámbito social, realice los contactos de coordinación necesarios para que pueda conocer y difundir todo lo concerniente a la actividad pastoral. De igual manera, la Coordinación Permanente de Pastoral Arquidiocesana revise cómo puede colaborar para que la comunicación pastoral mejore substancialmente.

84. En la medida que se organice un proyecto de comunicación efectiva en esta Arquidiócesis, veremos con alegría cómo nuestra Iglesia dará un paso significativo hacia una real pastoral de conjunto.

85. Como Iglesia estamos entrando a la cultura de la evaluación y, casi de manera simultánea tenemos que dejar que la llamada “cultura de la comunicación” sea un imperativo para todos. La misión propia de la Iglesia la hace imprescindible.

86. Tengamos presente que vivimos en medio de una época marcada por la influencia de los medios de comunicación, por lo tanto, también es necesario utilizar estos medios para optimizar nuestra comunicación interna.

C. FORMACIÓN DE AGENTES PARA ACCIONES ESPECÍFICAS Y SUS EXIGENCIAS

87. Después de terminar el itinerario de formación básica para agentes de pastoral, ahora hay que abordar el de la formación específica. No se parte de cero. Ya en la CAFAP se dieron los primeros pasos: precisando sus alcances y alentando la reflexión sobre las características del itinerario específico, aprovechando la experiencia de la Comisión de Catequesis y del Secretariado de Pastoral Socio-caritativa.

88. En el Marco General para la Formación de Agentes de Pastoral, se dice que la formación específica es el desarrollo y capacitación de los propios dones y carismas para realizar un servicio, que es expresión de fraternidad comunitaria y participación en la tarea evangelizadora que Jesús encomienda a su Iglesia (n. 39).

89. Son dos aspectos los que hay que trabajar para que se vayan conformando los itinerarios: la identidad del discípulo misionero que quiere empeñarse en una tarea específica y las habilidades que necesita apropiarse para desempeñar ese servicio.

90. Todas las comisiones deberán estar atentas a la convocatoria de la CAFAP para acordar el procedimiento de trabajo y puedan ser definidos los itinerarios, los criterios para recorrerlos, las modalidades y los subsidios que se necesitarán.

91. El desarrollo de la formación específica es un paso muy importante en nuestra maduración como Iglesia Cuerpo de Cristo, que manifiesta su vitalidad en la variedad de ministerios y servicios para llevar a cabo el anuncio del Evangelio.

92. En la consulta este punto es importante para ir descubriendo las necesidades de servicio que nos plantean los nuevos areópagos.

D. LAS GENERACIONES JÓVENES, URGENCIA PASTORAL: 2013 MISIÓN JUVENIL

93. Escuchar a los jóvenes será muy importante en el ejercicio de evaluación, pues el resultado de la consulta permitirá precisar las características del acompañamiento pastoral que se está necesitando en los ambientes urbanos. Esta experiencia dinamizará nuestras iniciativas en las demás áreas pastorales.

94. Otra vertiente de consulta serán todos los agentes de pastoral que de distintas maneras y con diferentes servicios trabajan con los jóvenes. La Comisión de Pastoral Juvenil debe buscar aglutinar y crear un ambiente de comunión, para que puedan interactuar todas las fuerzas que existen.

95. Aunque hay quien anima la pastoral juvenil, esta prioridad es una urgencia para todos los ámbitos de la Arquidiócesis, es por eso que debe verse en la Misión Juvenil del 2013 el comienzo de una atención diferente a los jóvenes.

E. CAMINO DE EVALUACIÓN

96. Este año lo vamos a dedicar a revisar las acciones realizadas después del II Sínodo, es decir, vamos a poner nuestra atención en evaluar la manera en que en las comunidades e instancias han ido desarrollando la opción y líneas sinodales, es decir, el proceso pastoral postsinodal.

97. Esta etapa de evaluación iniciará con una consulta amplia (cfr. OP 2007 nn. 5-6) que nos permita conocer los alcances del trabajo pastoral, para proyectar posteriormente una nueva etapa en nuestro caminar pastoral arquidiocesano, para lo cual se han definido tres objetivos:

  • Estudiar la cultura religiosa de los fieles católicos y de la población en general de la Ciudad de México;
  • Conocer las opiniones de la población sobre la acción evangelizadora de la Iglesia;
  • Y, analizar la praxis pastoral postsinodal en la Arquidiócesis de México.

98. Para lograr estos objetivos se han definido sus respectivos programas, mismos que se realizarán en diferentes momentos durante el año, hasta llegar a su culminación y proyección en la XVIII Asamblea Diocesana del mes de Noviembre próximo. Se han anexado a estas Orientaciones los dos cronogramas estudiados en la pasada Asamblea Diocesana para que conozcan cómo están programadas las etapas y participen activamente. El Vicario Episcopal de Pastoral coordinará las tareas y a los equipos necesarios para lograr dichos objetivos.

99. Con este ejercicio queremos desencadenar en la Arquidiócesis una actitud de permanente evaluación que permita ir creciendo en la conciencia de revisar, para mantener actualizados los planes pastorales y respondan a las necesidades de las comunidades.

V. Conclusión

100. El discípulo misionero no termina nunca su caminar. Siempre tiene que seguir a Jesús. El seguimiento no tiene que ver con la ciencia humana acumulada, sino con la entrega y el servicio a beneficio de la Comunidad.

101. Que el Padre que nunca descansa y ha enviado a su Hijo entre nosotros aumente nuestra confianza. Y que el Espíritu que vive en nosotros nos impulse a la unidad para vencer el miedo a los desafíos que tenemos como Iglesia que quiere ser misionera.

102. Que María de Guadalupe que cuida la Ciudad nos ayude a aprender a escuchar y consolar, a fortalecer y a comunicar la esperanza a todos los que necesitan la Buena Noticia.

14 de enero del 2012
Peregrinación de la Arquidiócesis de México
a la Basílica de Guadalupe.


Ir a la página anterior
Ir a la página siguiente

loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance