Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Ir a Contenido de Instrucción Vocacional


  Google
Vicaría      de Pastoral

Escudo Cardenal Norberto Rivera Carrera

Instrucción Pastoral sobre la Promoción Vocacional Sacerdotal en la Arquidiócesis de México

VI. LÍNEAS DE ACCIÓN

A) Promover una Cultura Vocacional en el Presbiterio de la Arquidiócesis de México

78. La Promoción y la Cultura Vocacional tocan a todos, de una manera muy directa a la Comisión de Promoción Vocacional Sacerdotal Arquidiocesana y a los Promotores de Vicaría, a éstos les corresponde de manera concreta:

79. Fomentar las vocaciones sacerdotales en la Arquidiócesis de México, mediante el fortalecimiento de una cultura Vocacional y el acompañamiento cercano a los jóvenes candidatos o aspirantes, para que vivan su proceso de discernimiento Vocacional y acepten su vocación cristiana y específica dentro de la Iglesia.

80. Organizar jornadas de trabajo dirigidas y propuestas por los Señores Obispos, Vicarios Episcopales, para hacer conciencia en el Presbiterio de la urgente necesidad de promover las vocaciones sacerdotales y religiosas. Los Obispos y Vicarios Episcopales exhorten en sus respectivas Vicarías, a todos sus Sacerdotes a participar en diferentes actos (Semanas, Misas, Horas Santas y retiros vocacionales), para que resalte la importancia de las vocaciones sacerdotales.

81. Incluir en las publicaciones oficiales de la Arquidiócesis artículos o mensajes vocacionales (ensayos, spots, información estadística, etc.) que motiven su promoción.

82. Suscitar una conciencia de que el "testimonio de vida presbiteral" es el elemento más importante para ser efectivos en la Promoción Vocacional.[17]

83. Escribir testimonios de vida que ayuden a descubrir como hombres de vida ejemplar han sido pilares en la Iglesia.

84. Lograr una mayor difusión de la Promoción Vocacional Sacerdotal a través de diferentes acciones: Material promocional (carteles, trípticos, calendarios, fichas, etc.), o eventos masivos (retiros, exposiciones, charlas, encuentros, etc.)

85. Incursionar en algunos medios masivos de comunicación (radio, televisión y prensa escrita) así como utilizar el sistema "Internet".

86. Armar muestrario de material Vocacional y presentarlo en las diferentes Parroquias de la Arquidiócesis, así como fomentar en los diferentes grupos de monaguillos, adolescentes y jóvenes una visita guiada al Seminario Conciliar de México.

87. Crear y fomentar en todas las Parroquias, Decanatos y Vicarías los Equipos Parroquiales Serra en la Promoción Vocacional, ya que estas personas comprometidas ayudarán a cada Sacerdote en ésta importantísima labor pastoral, que es la Promoción Vocacional Sacerdotal.

B) Prioridad Juvenil Vocacional

88. Cabe destacar que una auténtica Pastoral Vocacional parte necesariamente de una Pastoral Juvenil; por eso, cualquier proyecto o actividad Vocacional tendrá que tener en cuenta la actividad juvenil. Para esto es necesario:

89. Asignar la realización de páginas vocacionales a cada una de las Vicarías para su publicación en los Medios de la Arquidiócesis.

90. Fomentar la realización de semanas vocacionales por Decanatos con un enfoque de vida sacerdotal. Contar con material promocional para las Parroquias.

91. Elaborar materiales didácticos (fichas, catecismos) vocacionales y difundirlos entre los colegios y centros educativos juveniles.

92. Participar en los Programas de Orientación Vocacional Preuniversitarios para que los estudiantes de tercero de Preparatoria tengan un conocimiento de la opción por la vida consagrada. Contactar con las escuelas Preparatorias (particulares) para lograr dicho objetivo.

93. Platicar con los Directores de las Preparatorias para coordinar una charla vocacional en los procesos de orientación Vocacional y preparar pláticas para los jóvenes, con temas bien definidos y material de apoyo que tenga impacto.

94. Promover la Oración como medio eficaz para fomentar las vocaciones sacerdotales (Veladas, semanas, Horas Santas, distribuir oraciones, rezar la oración vocacional después de las misas [Mt 9, 38]).

95. Incluir en la Catequesis y en el trabajo con grupos juveniles y con adolescentes una formación permanente para fomentar las vocaciones sacerdotales.

96. Fomentar y atender de manera especial a los grupos de monaguillos de las Parroquias.

97. Darle importancia al trato y formación de los jóvenes y adolescentes, ya que son los posibles candidatos a ingresar al Seminario, en especial cuando tienen cercanía con los Sacerdotes.

98. Animar a los Párrocos a que cultiven las Vocaciones Sacerdotales en sus Parroquias.

VII. CONCLUSIÓN

99. Podemos concluir esta reflexión señalando que el Señor Dios sigue llamando a muchos hombres de distinta condición y edad al servicio sacerdotal.

100. El entorno cultural no favorece hoy en especial una respuesta positiva a este llamado, debido tanto al secularismo, a la realidad social, como la dificultad psicológica de asumir compromisos.

101. Pero como la Vocación es un "Misterio de Amor", el Señor sigue llamando y seguirá habiendo respuestas. A nosotros nos toca descubrirlas y fomentarlas.

102. Por tanto, una adecuada Promoción Vocacional debe favorecer ambientes que propicien una respuesta positiva de quienes son llamados por el Señor.

103. La Primera y más urgente Promoción debe venir desde las familias cristianas, que educan y responsabilizan cristianamente a sus miembros.

104. La vocación es un Don de Dios que hay que pedir, por eso es insustituible la Oración de toda la Comunidad y en esto hay que reconocer en especial la que realizan religiosas contemplativas consagradas a pedir por los Sacerdotes y los candidatos al sacerdocio; y la oración de la Asamblea al final de la Celebración Eucarística.

105. El testimonio sacerdotal es primordial. Los Sacerdotes deben ser los primeros que lancen una invitación franca a los jóvenes y adolescentes, acompañando a la vez su respuesta con una oportuna dirección espiritual y humana.

106. La urgencia eclesial de pastores idóneos, santos y sabios, nos apremia. En buena medida, de ellos depende que cada uno de los cristianos asuma y viva su propio proceso de santificación y comparta en la comunidad sus dones.

107. Esta labor Pastoral es, en realidad, un ulterior acto de fe, la fe operativa en el Dios que quiere que todos los hombres se salven y que lleva adelante su proyecto con la colaboración de sus hijos.

108. Que la Inmaculada Virgen María de Guadalupe interceda ante su Hijo, para que haya más y mejores Vocaciones y Sacerdotes santos.

+ Norberto Card. Rivera Carrera
Arzobispo Primado de México

Fiesta Litúrgica de la Epifanía del Señor,
México-Tenochtitlán a 4 de Enero de 2004.

 
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance