Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

 


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logo de MISIÓN PERMANENTE, Arquidiócesis de México

5° Encuentro
EL PADRE DIOS ME DA SU ESPÍRITU



Objetivo: Que cada uno de los participantes descubra que Dios Padre le ha regalado el don de su Espíritu Santo.

1. Saludo y enlace (5’)

El coordinador saluda familiarmente al grupo, les ofrece una síntesis del encuentro anterior y les presenta el objetivo de la reunión.

2. Aspectos de la vida urbana (30’)

El coordinador organiza una dinámica, pide voluntarios para representar a: un comerciante, un policía, una maestra, una ama de casa, que durante 5’ van a hablar de la organización de la seguridad de la colonia.

Se trata de que cada quien proponga y defienda su punto de vista desde la propia “profesión”, sin decir qué son. Se dan unos minutos para que ellos en privado “estudien” su papel. Luego vienen los 5’ de discusión frente al grupo; mientras ellos discuten, el resto del grupo los va observando: ¿actúan realmente como lo que se supone que son?, ¿en qué se ve?

Una vez realizada la “discusión”, los observadores dicen cómo los vieron actuar ¿quiénes realmente actuaron como lo que se suponía que eran?

Termina el coordinador diciendo: cuando alguien actúa como comerciante, o policía, o maestra, ama de casa, o burócrata, sin decirlo, y uno reconoce lo que es, por su manera de comportarse, entonces decimos que esa persona tiene “ESPÍRITU DE...”

3. La Palabra de Dios me ilumina (20´)

Monitor: La Sagrada Escritura nos habla de la diversidad de modos como el Espíritu de Dios se fue haciendo presente en la historia. Así lo encontramos en la creación y a lo largo del caminar del pueblo hebreo, de un modo más personal, en los jueces, los profetas y los reyes.

Cuando llegó el tiempo que conocemos como Nuevo Testamento, el Espíritu vino sobre la Virgen María e hizo posible que ésta concibiera en su seno al Hijo de Dios. Jesús se presenta como el lleno del Espíritu Santo, y toda su vida fue una manifestación de este poder que había recibido de su Papá Dios. El mismo Jesús es quien comparte este Espíritu, con todo tipo de persona que se acercaba a él con fe.

De entre todas estas personas, merecen especial mención los Doce Apóstoles, los cuales fueron así capacitados para colaborar , de un modo único, en la construcción de la Iglesia de Jesucristo, Iglesia que, a partir de entonces, ha sido convertida en depositaria del Espíritu de Dios.

Ustedes recibirán la fuerza del Espíritu Santo; él vendrá sobre ustedes para que sean mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaría y hasta los extremos de la tierra (Juan 1, 8).

Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido, semejante a una ráfaga de viento impetuoso, y llenó toda la casa donde se encontraban. Entonces aparecieron lenguas como de fuego, que se repartían y se posaban sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en lenguas extrañas, según el Espíritu Santo los movía a expresarse
(Hechos de los Apóstoles 2, 1-4).

4. La palabra de Dios en mi vida (5’)

Coordinador: En silencio pensemos este mismo Espíritu Santo nos fue dado el día de nuestro bautismo, comenzando así a formar parte de la comunidad de Jesucristo. También nos ha sido dado solemnemente en los demás sacramentos especialmente en la confirmación. Reconozcamos, pues, el don que hemos recibido; agradezcamos su presencia y alabemos su acción en cada uno de nosotros.

San Pablo nos dice que la presencia del Espíritu Santo se manifiesta en la vida de la persona a través de sus frutos (Cf. Gal. 5, 22-23).

5.Canto (5’)

Espíritu Santo, ven, ven
Espíritu Santo, ven, ven
Espíritu Santo, ven, en el nombre del Señor.
Acompáñame, ilumíname, toma mi vida.
Acompáñame, ilumíname. Espíritu Santo, ven.

6. Evaluación (5’)

¿En qué momentos o aspectos de la reunión descubriste la acción del Espíritu Santo?.

Se deja la posibilidad de que uno o dos de los participantes compartan su experiencia.

7. Oración final (5’)

Señor Dios, que has iluminado los corazones de tus hijos con la luz del Espíritu Santo, concédenos que, guiados por ese mismo Espíritu, saboreemos el bien y gocemos siempre de sus consuelos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

8. Despedida e invitación al siguiente encuentro (5’)

Después de despedirlos e invitarlos al siguiente encuentro, el coordinador exhorta a que cada uno de los participantes lea en su casa o haga que le lean el texto bíblico de la lectura complementaria.


LECTURA COMPLEMENTARIA

Aquel mismo domingo, por la tarde, estaban reunidos los discípulos en una casa con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Jesús se presentó en medio de ellos y les dijo: ’La paz esté con ustedes’. Y les mostró las manos y el costado. Los discípulos, se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús les dijo de nuevo: ‘La paz esté con ustedes’. Y añadió: ‘Como el Padre me ha enviado, yo también los envío a ustedes’. Sopló sobre ellos y les dijo: ‘Reciban el Espíritu Santo. A quienes les perdonen los pecados, Dios se los perdonará; y a quienes se los retengan, Dios se los retendrá (Juan 20,19-23).

Ir a Pregones o Encuentros
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 |12

Leer e imprimir en PDF - 5° PREGÓN
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage