Logotipo Misión Permanente Arquidiócesis de México

Ir a página VIII ASAMBLEA DIOCESANA

Dimensiones de una Parroquia Urbana en la Ciudad de México

La Voz de la VIII Asamblea Diocesana

V - PROPUESTAS PARA EL AÑO PASTORAL 2003
por cada grupo eclesial

Presbíteros

  • Integrar más agentes laicos a la pastoral parroquial
  • Lograr para el 2003 un compromiso de revaloración e implementación de los servicios estructurales de los EMP, CPP, CAE, que nos permitan evaluar las acciones realizadas a la luz de las ocho dimensiones de la parroquia para lograr y realizar
  • Conformar el CPP con agentes laicos y capacitarlos para que elaboren un PPP que parte prioridades, concrete programas y acciones eficaces y evalúe resultados de cara a la Misión Permanente, opción pastoral de la Arquidiócesis.
  • Que el CPP aliente la formación del EMP para impulsar y consolidar el proceso misionero.

Consejo Episcopal

  • Abordando principalmente el aspecto vocacional:
  • Contar, en los centros vocacionales, con los criterios fundamentales de los candidatos.
  • Acompañamiento familiar.
  • Replantear y asumir los criterios de aceptación de manera conjunta: los promotores vocacionales, el Rector del Seminario y el Consejo Episcopal.
  • Que cada Parroquia presente a un candidato al año.
  • Parroquias por Vicaría que trabajen especialmente en Pastoral Vocacional.
  • Proponer un proyecto de trabajo vocacional como consecuencia de esta Asamblea.
  • En un año convocar a los líderes, conocer sus capacidades y formar los Consejos Parroquiales.

Religiosas

  • Que las religiosas nos integremos al proyecto pastoral arquidiocesano con espíritu de servicio, unidad y apertura al diálogo.
  • Integrarnos al proyecto pastoral arquidiocesano sirviendo con dimensión misionera desde los propios carismas a nuestras parroquias con compromiso de continuidad pastoral, favoreciendo la cercanía y el diálogo con pastores y laicos para ser signos de comunión eclesial.
  • Que toda parroquia cuente con su plan pastoral partiendo de las líneas señaladas en el plan arquidiocesano, buscando respetarlo y llevarlo a cabo.
  • Desarrollar entre los miembros parroquiales el diálogo la comunicación, aceptación y sobre todo un respeto por los dones de cada uno para el buen éxito de la pastoral de conjunto.

Laicos

  • Iniciar procesos formales de renovación de la parroquia y que se incluya al Consejo Pastoral Parroquial y al Plan Pastoral Parroquial como ejes principales en el proceso de evangelización.
  • Fortalecer el proceso misionero en las Parroquias, por medio de la creación de CEFALAE’s, que servirán de apoyo a la comunidad.
  • Establecer talleres de catequesis para adultos, en donde se preparen agentes, especialmente destinados para catequizar adultos.
  • Acompañar a los presbíteros, abriéndonos a los planes pastorales, fomentando la integración.
  • Cambiar nuestra mentalidad como laicos para que la evangelización no se vea como una mera instrucción sobre Jesús, sino que las actitudes de fraternidad, solidaridad y caridad, refuercen la Buena Nueva que se transmite.
  • Avanzar en el crecimiento de número de cristianos activos en la Iglesia, en unidad con Cristo.
  • Iniciar procesos formales de renovación que nos lleven a contar con parroquias evangelizadas y evangelizadoras para que cumplan su misión y vocación de enseñar, servir, celebrar y vivir en comunión.
  • Promover una nueva relación sacerdote-agente que nutra la convivencia y el respeto mutuo para emprender juntos la renovación (esquemas participativos).
  • Profesionalizar el quehacer eclesial al incorporar técnicas y ciencia adecuados al Trabajo Pastoral.
  • Impulsar procesos formales de innovación y creatividad que faciliten nuevos métodos de evangelización y trabajo pastoral.
  • Que los laicos hagamos consciente nuestro papel con responsabilidad, siendo congruentes con lo que predicamos, descubriendo y poniendo en práctica nuestra espiritualidad que nos llevará a la unidad para que los demás puedan decir: «miren como se aman».
  • Unificar criterios en cuanto a la evangelización y organización permanente.
  • Elaborando el plan pastoral de la parroquia para que ayude a marcar las prioridades y concretar programas y acciones más eficaces.
  • Que los pastores y los demás encargados de los servicios estén motivados y preparados para atender a las personas que se acercan con verdadero sentido pastoral.
  • Dedicar una atención preferente a los jóvenes para dirigir su proceso de fe y puedan dar un servicio para ayudar a otros jóvenes.
  • Fortalecer la misión con la Eucaristía para construir una participación más consciente y activa de los fieles en torno a los sacramentos, para que la vocación bautismal se desarrolle en ellos con toda su fuerza.
  • Rescatar la unidad y los valores de la familia en comunión con un testimonio comunitario de las parroquias.
  • Establecer un método de Evangelización específico dentro de la misión permanente y se pueda dar una atención especial a la familia.
  • Elaborar un proyecto metodológico para la conformación de los Consejos Pastorales Parroquiales.
  • Tomar conciencia de que la misión de la Iglesia es evangelizar y que antes de pertenecer a algún movimiento se pertenece a la Iglesia.

Presentación / Misionera / Profética / Litúrgica / Caritativa / Ministerial / Eclesial-Comunitaria / Organizativa / Religiosidad Popular / Agentes de Pastoral /Líneas de Acción / Propuestas para 2003 /
Ficha de Trabajo / Apéndice de Textos

loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage