Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Comisinoes
Vicaria Pastoral

HOME

Mapa Sitio

Documento en PDF


  Google
Vicaría      de Pastoral

Logotipo de la Misión Permanente en la Arquidiócesis de México

Plan Pastoral para 1998. Norberto Cardenal Rivera Carrera

PROGRAMAS DE ACCIÓN

16. Buscando dar continuidad y consolidar los puntos claves del trabajo realizado hasta ahora, les propongo diversos programas para que sean asumidos por las Vicarías Territoriales, según respondan a sus propias necesidades, dentro de una coordinación general que fortalezca la pastoral de conjunto de la Arquidiócesis.

1.- Impulso a los procesos comunitarios, especialmente a través de la sectorización

17. "La Nueva Evangelización será más eficaz en la cultura de nuestra ciudad si, de acuerdo con la prioridad sinodal, busca penetrar capitalmente en los diversos ambientes y grupos de las familias, los alejados, los pobres y los jóvenes, mediante una organización pastoral de comunidades menores, a fin de que siguiendo un proceso de crecimiento en la fe, lleguen a ser como una encarnación o experiencia renovada de las primeras comunidades cristianas en la actual realidad social, económica, política y cultural" (ECUCIM 3690).

18. Para afrontar este desafío pastoral que nos propone el Sínodo pido a todos los agentes evangelizadores, especialmente a los pastores, que sigan trabajando generosamente en:

favorecer la sectorización y otros métodos pastorales encaminados a la formación, difusión y consolidación de grupos o núcleos de personas que se reúnen para crecer en su fe y proyectarla en la transformación de sus propios ambientes.

19. "Sectorizar no es, desde luego, un fin en sí mismo, sino un medio de organización que se descubre como muy eficaz para lograr un conjunto de beneficios pastorales:
- salir hacia los alejados y hacia los pobres;
- inculturar el Evangelio dentro de los ambientes familiares y Juveniles;
- promover al laicado, tanto en el seno de la comunidad eclesial, como en su proyección hacia los medios ambientes seculares;
- poner en marcha procesos evangelizadores que articulen la acción de los diversos agentes y el uso de los medios la evangelización;
- privilegiar, entre esos medios, la promoción humana (ECUCIM 4284-4289).

20. De hecho se ha constatado que "en donde ya se ha iniciado la experiencia de sectorización parroquial y la pastoral de grupos pequeños, se ven resultados favorables: responsabilización de los laicos por sus propios ambientes, descubrimiento de necesidades concretas, presencia efectiva de la institución parroquial en los diversos ámbitos, vitalización del sentido comunitario" (Id 3693).

21. Para seguir impulsando este programa que de forma genérica confío a la Vicaría de Pastoral, pido que sean mejor conocidos y más difundidos los contenidos del folleto "Guía para la proyección de la I Asamblea Diocesana", publicado por la misma Vicaría de Pastoral. Esta Vicaría, corresponsablemente con los Señores Decanos y en especial con los Delegados de Pastoral de las Vicarías Territoriales, buscarán formas prácticas para difundir el material aludido y animar los procesos comunitarios en las parroquias y comunidades no parroquiales.

2.- Consolidación de los Centros de Formación de Agentes Laicos para Acciones Específicas

22. Este programa, que se inició formalmente desde el año pasado, como fruto de la II Asamblea Diocesana, ha sido, para quienes le han puesto interés, una luz esperanzadora, sobre todo porque se descubre como una forma muy concreta y eficaz para conjuntar, corresponsablemente, los esfuerzos de los pastores y de los laicos, como agentes de la Nueva Evangelización. Esto se ha evidenciado en muchas reuniones de diálogo y evaluación y en la misma III Asamblea Diocesana.

23. Ha habido en las ocho vicarías territoriales, en casi todos los decanatos y en muchas parroquias y capillas, sólidos esfuerzos que van cristalizando en muy buenos resultados y que, de hecho, en la mayoría de los casos, han sido continuación de trabajos anteriores, en lo que se refiere a la formación de agentes laicos.

24. Todavía nos falta mucho por hacer, pero con la gracia de Dios hemos puesto la mano en el arado y no debemos volver atrás, sino por el contrario, hay que seguir adelante con más claridad y con más firmeza.

25. Para poder dar los pasos adelante que nos son necesarios: - Pido a la Vicaría de Pastoral, que es quien hasta ahora ha impulsado este trabajo a nivel arquidiocesano, que siga promoviendo una mayor corresponsabilidad con otras instancias para lograr este fin.

26. - Más en concreto, deseo que haya una mayor coordinación, a partir de un mejor conocimiento, entre los diversos centros de esta índole existentes en la Arquidiócesis, para que juntos logren una mayor unificación de criterios y programas.

27. - Que los Vicarios territoriales, como ya lo han empezado a hacer, a través de su delegado de pastoral o de quien juzguen conveniente, logren la eficaz coordinación de sus centros. Para esto se requerirá, desde luego, que en tales centros exista la adecuada coordinación.

28. - Para revitalizar estos centros de formación de agentes laicos, y crear otros nuevos, insisto en que es muy importante apegarse a las directrices expresadas en mi Orientación Pastoral que se refiere a este tema (26 V 1996), pues ahí se contienen fundamentalmente las recomendaciones que para este fin me fueron presentadas por la II Asamblea. También tómese muy en cuenta lo dicho en mi documento "Hacia el Plan..." en los números del 20 al 26. Particularmente es necesario dar un paso adelante en lo que se refiere a la formación espiritual y al acompañamiento en la práctica apostólica de los laicos que se están formando en estos centros.

29. - Para dar un mayor apoyo al proceso de integración y consolidación de los Centros de Formación de Agentes Laicos para Acciones Específicas, pido a los Institutos Arquidiocesanos: Sedes Sapientiae y de Teología a Distancia, una mayor atención a la evolución del trabajo iniciado en las Vicarías, adecuando sus programas y funcionamiento para ser una opción de formación de niveles superiores.

30. Este segundo programa de acción lo podemos expresar formalmente de la siguiente manera:

Propiciar el mutuo conocimiento y la coordinación de estos centros, tanto a nivel de Vicaria como de Arquidiócesis, con el fin de que juntos puedan ayudarse mejor y encuentren el camino más adecuado para cumplir su propósito y consigan una mayor unificación de criterios y programas.

Ir página anterior
Ir página siguiente
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage