Visitar Sitio Web de ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

Ir a Contenido del Documento


  Google
Vicaría      de Pastoral

Escudo Cardenal Norberto Rivera Carrera

Carta Pastoral sobre la Sagrada Escritura en la Nueva Evangelización

8.- CONCLUSIÓN

El Papa Juan Pablo II ha convocado a la Iglesia y a todos los hombres de buena voluntad a celebrar el Gran Jubileo por los dos mil años de vida cristiana y nos señala un trienio de preparación. El primer año, es decir, 1997, está dedicado a una intensa reflexión sobre Cristo, y "para conocer la verdadera identidad de Cristo, nos dice el Papa, es necesario que los cristianos, sobre todo durante este año, vuelvan con renovado interés a la Sagrada Escritura, en la liturgia, tan llena del lenguaje de Dios; en la lectura espiritual o bien en otras instituciones o con otros medios que para dicho fin se organizan hoy en todas partes" (TMA 40c).

Hago mío este deseo del Santo Padre e invito a todos los fieles de esta comunidad arquidiocesana de México a secundar esta iniciativa pontificia, aunado al impulso misionero que nos pide el segundo Sínodo, que no puede tener otro sustento más válido, que la misma Sagrada Escritura.

Así pues, exhorto a todos los responsables de la pastoral para que la Sagrada Escritura esté más dinámicamente integrada en todos los procesos de evangelización, a fin de que sea como su alma, sustento y vigor (Puebla 372; DV 21). Conviene para ello desarrollar más la pastoral bíblica, con la finalidad de que pueda brindar un servicio a todos los agentes de las pastorales específicas, propiciando elementos para el estudio y la oración de la Palabra de Dios.

No habrá una verdadera evangelización si no se proclama abiertamente, a tiempo ya destiempo (2 Tim 4, 2), por todas partes a Cristo. Es urgente acercarnos a las familias, a los pobres, a los alejados ya los jóvenes para conducirlos con alegría y decisión a la conversión y la fe. Esa fue la práctica de Jesús (Mc 1, 15) y es mandato suyo que lo continuemos realizando hoy (Cf. Mt 28, 19-20; Hch 1, 8).

Que nuestra Señora de Guadalupe, portadora de la Palabra hecha carne (Cf. Jn 1, 14) y a cuyo cuidado confió el Padre en su finita misericordia, a esta Ciudad Arquidiócesis de México, continúe inspirando y alentando esta responsabilidad que con ustedes comparto.

Su hermano y servidor que los bendice.

+ NORBERTO RIVERA C.
Arzobispo Primado de México

México, D. F., a 30 de Septiembre de 1996
Memoria de San Jerónimo, Presbítero y Doctor de la Iglesia.

Ir a ACTITUDES PARA LEER LA SAGRADA ESCRITURA  
Fin del documento
loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage