Trabajo en Grupos
Tercer momento — por Vicarías


  • Para apoyar a las vicarias territoriales, ¿cómo crees que deben coordinarse las instancias diocesanas, que más directamente tienen a su cargo la formación de agentes de pastoral?
  • ¿Qué se debe esperar de esa coordinación?
  • Tres CONCLUSIONES que les parezcan más importantes.

  • Para apoyar a las vicarias territoriales, ¿cómo crees que deben coordinarse las instancias diocesanas, que más directamente tienen a su cargo la formación de agentes de pastoral?

Vicaría I

  • Que se coordinen y den testimonio de esa coordinación.
  • Propiciar subsidios necesarios y adecuados a la realidad y a los destinatarios.
  • Que estén en comunión con las Vicarías.

Vicaría II

  • Conocerse y poner en común sus proyectos y programas.
  • Se está formando el CAFO (Consejo Arquidiocesano de Formación).

Vicaría III

  • Crear una comisión permanente de formación que incluya todas las áreas y que tenga una continuidad y eficacia.

Vicaría VI

Antecedentes:

  • Simplificación y reestructuración de la curia y cómo podemos organizarnos mejor para dar un mayor servicio.
  • Que se caiga en la cuenta de que las instancias son apoyos para un mejor servicio de comunión y planeación pastoral.
  • Las instancias diocesanas deben garantizar que la formación de agentes en la arquidiócesis es la formación para la misión permanente.
  • Estrecha relación entre las instancias, estar planificando (verificar que estas realmente estén planificando) pasar de la pastoral de eventos.

Vicaría VII

  • Un paso que se ha dado en la Vicaría es integrar a las instancias en un plan general de pastoral.
  • Reunirse con el encargado de la pastoral vicarial, con los representantes de las comisiones para coordinarlas.
  • Como líderes (párrocos) es difícil tener una elación pastoral con la instancia decanal y vicarial. En el sentido de no pedir ayuda para superar los obstáculos que presenta la pastoral.

Vicaría VIII

  • Establecer más comunicación y una información a tiempo con la propia vicaría a través del delegado de pastoral.
  • Que las distintas instancias de la arquidiócesis acudan a la sede de la vicaría a través del delegado de pastoral.
  • Que a través del delegado de pastoral se entre en comunicación con las comisiones de pastoral de la vicaría que los requieran.

  • ¿Qué se debe esperar de esa coordinación?

Vicaría I

  • Que sea evaluable su coordinación.
  • Que estén atentos a las necesidades.
  • Que ayuden a ver mejor la realidad de acuerdo a su especialidad.
  • Que sean coordinadores y no ejecutores.

Vicaría II

  • Que las comisiones se programen para ofrecer sistemáticamente la formación a las vicarías, de manera coordinada.

Vicaría III

  • Que la comisión permanente de formación, garantice y unifique el logro de los objetivos con una programación en todos los niveles.
  • Que se propicie una interrelación con las comisiones diocesanas, vicariales, decanales y parroquiales.

Vicaría VI

  • Que planifiquen.
  • Que marquen el rumbo.
  • En consonancia con las vicarías.
  • No se olviden de que no son ejecutivas sino subsidiarias.
  • Que no son líneas, sino apoyo.
  • Pedir por parte de las vicarías, qué es lo que se quiere se trabaje.
  • En estrecha comunicación y diálogo entre diversas instancias.

Vicaría VII

  • Que el delegado de pastoral tenga un equipo para coordinar.
  • El delegado de pastoral, como la vicaría de pastoral, coordine los servicios de la vicaría.
  • Que la coordinación invite a todas las instancias diocesanas de formación a reunirse para crear una estructura que englobe y una todas las fuerzas.

Vicaría VIII

  • Un ayuda más efectiva y oportuna.