CONCLUSIONES — por Vicarías


  • Tres CONCLUSIONES que les parezcan más importantes.

Vicaría I

  • Que las instancias arquidiocesanas se coordinen entre sí para poder coordinar las tareas arquidiocesanas y vicariales; sin que sean ejecutoras o determinen tiempos de ejecución.
  • Que la formación de todos los agentes sea permanente, integral, cíclica y ascendente.
  • Revisar las estructuras de comunicación a todos los niveles.

Vicaría II

  • La formación, como toda pastoral, debe partir de las necesidades reales de las personas y las comunidades.
  • La formación es una condición necesaria para todos los ámbitos de la pastoral y, dicha formación debe integrar las perspectivas de dichos ámbitos para que sea realmente integral y propicie la pastoral de conjunto.
  • Establecer un itinerario formativo para los decanos con base en el decreto sobre los decanos y los decanatos.

Vicaría III

  • Una revisión de nuestra realidad para determinar cuales son las acciones específicas de la vicaría y que tipo de agentes necesitamos, concretizando unos programas para los destinatarios.
  • Asumir y propagar el documento de aparecida para la formación de agentes como marco de referencia, Capítulos 6 y 9.
  • Aprovechar la semana de planeación para profundizar objetivos específicos sobre la formación de agentes.

Vicaría IV

  • Ante la ausencia del Sr. Cardenal en esta reunión de decanos, los representantes de la IV Vicaría queremos expresar nuestro sentimiento de comunión y solidaridad con él ante las circunstancias que está viviendo en medio de nuestra sociedad. Expresamos además nuestro sincero afecto a quien reconocemos y valoramos como nuestro pastor.
  • Ha sido muy positivo ver criterios comunes en cuanto a la formación de agentes a nivel arquidiocesano.
  • Esta reunión ha sido muy iluminativa para el proceso de reflexión que llevamos en nuestra vicaría en cuanto a la formación de los laicos.

Vicaría V

  • Formar a los laicos para evangelizar el mundo de hoy mediante la misión permanente.
  • Aclararnos en la V vicaría el proceso de formación de agentes.

Vicaría VI

  • Subrayar la dimensión social de la fe, como desafío en la formación de agentes, en este rubro primordial.
  • Urgencia de un trabajo pastoral planificado en sus diferentes niveles:
      • Comisiones,
      • Vicarías,
      • Decanatos, y,
      • Parroquias.
  • Se vivió en esta reunión decanos, la espiritualidad de comunión y corresponsabilidad en el trabajo pastoral. Cuando se asumen opciones se logran objetivos que son una clara expresión de la vitalidad eclesial.

Vicaría VII

  • Integración de presbíteros y laicos para fortalecer la pastoral de conjunto.
  • Consolidar la estructura a nivel vicarial, decanal y parroquial.
  • La coordinación (de llegar a ella) nos llevaría a compaginar la formación de agentes de pastoral.

Vicaría VIII

  • Con estas reuniones tenemos la riqueza de trabajar juntos y sin dudar, la Arquidiócesis toma un rumbo más unificado que antes era disperso.
  • Que el decano juega un papel importante en la formación de los agentes.
  • Debemos incrementar la conciencia de lo que es la misión permanente.

Basílica de Guadalupe

  • Enmarcar la Vicaría de Guadalupe como eje y núcleo de la diócesis, del continente y del mundo (Cf. Aparecida 269).
  • Apoyando a las Vicarías Territoriales en la formación de sus discípulos misioneros por medio de una formación elemental guadalupana:

a) La formación elemental sobre el acontecimiento guadalupano en:

  • Seminario,
  • Vicarías Territoriales,
  • Universidades,
  • Diócesis (preparación a peregrinaciones),
  • Congresos y jornadas.

b) Los temas centrales de esta formación, son:

  • Proyección histórica del acontecimiento guadalupano.
  • Jesucristo centro del acontecimiento guadalupano.
  • Pedagogía de Santa María de Guadalupe como discípula y misionera.
  • Análisis y exégesis del Nican Mopohua (evangelización perfectamente inculturada).
  • Imagen guadalupana como códice.
  • Cultura indígena, mestiza y universal (inculturación de cara a la piedad popular).
  • Arte religioso guadalupano (histórico y moderno).

Este compartir del gran tesoro del acontecimiento guadalupano con las demás Vicarías de la Arquidiócesis deberá coordinarse desde el Colegio Episcopal, cubriendo todas las instancias y organismos diocesanos.

CORRECIONES AL DOCUMENTO para la Reflexión y Consulta sobre la Formación de Agentes

NÚMERO 1: Cf. 36 orientaciones pastorales 2007.

La formación no es sólo personal, sino con visión comunitaria.

NÚMERO 5: El diálogo debe abrirse a otros grupos no plenamente diocesanos,
hay otros grupos (legionarios, escuelas de la fe, etc.). Cf. No. 11.

NÚMERO 6: En lugar de Formación de Agentes,
sustituir por Formación de Discípulos y Misioneros.

Discípulos Obispos, Discípulos Presbíteros, Discípulos Diáconos,
Discípulos de Vida Consagrada, Discípulos Laicos.

CELAM V números 278 – 285, viene

Criterios generales para la formación de discípulos y misioneros.