Segundo Encuentro de Decanos 2008
CONCLUSIÓN DEL ENCUENTRO
Segundo Encuentro de Decanos 2008

Bueno, estaba prevista la clausura por parte del Sr. Cardenal, sin embargo, por las razones ya dichas, no ha podido estar.

Por supuesto que le informaremos de lo que aquí ha salido, con la tranquilidad de la que espero estemos convencidos, porque creo y nos consta de que él está bastante informado de la marcha de la Arquidiócesis, de esto está la prueba más que suficiente de la visita pastoral de cada decanato, en donde conoce a las personas, se acuerda de quién no fue y quién llegó tarde a la visita de hace 5 años y, lo ha mencionado, este padre llegó tarde la otra vez y ahora casi no estuvo.

Dio muestras en el pasado encuentro de movimientos y organizaciones laicales, que está muy al tanto de la marcha de la Arquidiócesis. Una de las razones por las cuales en la que podría también ser una visita pastoral del mismo corte en la Curia Arquidiocesana con las Vicarías Funcionales, se pensó en otra, que más bien participara más que informarle de lo que estamos haciendo, que eso sería bastante repetitivo y sería muy cansado e innecesario, sino más bien a partir de una serie de inquietudes, propuestas, platicar con él, por supuesto y con los vicarios episcopales y los comisionados que van pasando en estas visitas, que ahora se han llevado de forma parcial.

Esto debe tenernos tranquilos, de cómo vamos, pero claro, hay que informarle de las inquietudes, de las propuestas que aquí se han dado, el ambiente, la asistencia a esta reunión. Hay que informarle, creo que sí conviene que él esté al tanto de esto.

Precisamente para concluir, ¿cuáles fueron los propósitos de esta reunión? Yo sintetizaría en dos, y un tercero que sería como la conclusión.

Por una parte, era continuar en esta formación de agentes de pastoral, para nosotros y para que nosotros la promovamos en todos aquellos que nos toca promoverla, es decir, en todos los que se están formando, los agentes laicos, por supuesto, religiosos y religiosas, etcétera.

De esto venimos hablando, porque en esto nos encontramos y es en lo que estamos. A propósito de esto y con ocasión de la celebraciones que tenemos muy en puerta y de las que no debemos estar al margen, hemos hablado también de otros temas, buscando por tanto de que concluyan en nuestro propósito y no nos distraiga, sino más bien dinamice todo lo que es la misión permanente.

Hemos tenido toda esta riqueza, todas estas inquietudes que se han expresado esta mañana tanto de parte de las comisiones como de parte de los que hemos escuchado esta información, aquí abro un paréntesis, una nota y es que una de las cosas que se ha señalado es que no hay la suficiente comunicación, sigue habiendo debilidad en esta actividad de comunicación y la información acerca de los materiales, se dijo: bueno, y este material, ¿por qué no lo conocemos? En eso tenemos que seguir buscando la forma, los canales y aquí yo pediría un sacrificio, porque a veces es un sacrificio para todos aquellos que tienen que repartir materiales y pueden servir de vehículos, creo que lo podemos ver como un servicio realmente promotor, y presento una disculpa, porque precisamente los decanos protestaron, porque ya no querían ser recaderos.

Bueno, pues no lo tomemos como recado, no lo tomemos como simples cargadores de bultos de materiales, sino como un servicio que es muy necesario. Pues bien, no lo cargues tú, pide que alguien vaya a la Curia por ellos, pero tú encárgate de que lo conozcan, de que se sepa, tú decano, tú delegado de pastoral, tú señor obispo. Busquemos esto, porque si no, esta riqueza, por ejemplo lo que hoy hemos visto, pues llega a pocos y, en ese sentido, se desperdicia en todos los campos, se desperdicia económicamente, materialmente, se desperdicia el esfuerzo, la iniciativa, la creatividad de muchos hermanos que brindan estos recursos. Esto lo tenemos que seguir impulsando, afrontando y espero que lo hagamos con sencillez y servicio.

Bien, entonces queda la formación de los agentes de pastoral, todos estos servicios que deben confluir a ella y enriquecer a la misión permanente.

Y por último, el otro propósito que nos hicimos para de esta reunión, es que todo esto nos sirve de impulso para el proyecto general de pastoral que traemos, continuarlo es necesario, pero también nos proyecta muy particularmente a que los enfoques más concretos y precisos que podamos ir descubriendo para la siguiente asamblea que tiene que marcarnos otro paso, que tiene que darnos cabida a otro impulso.

Precisamente la intervención del P. Eduardo, de este servicio, porque sí, llamarle organismo, porque no es estructura, una función, un servicio que hay que hacer, como que sí conviene que en este conjunto de necesidades de la formación, pudiera centrarnos en algunos aspectos, en algunas etapas, posiblemente la etapa inicial y la básica, que la ha trabajado este grupo, haciendo eco de muchos otros.

Esto que acabamos de ver lo hemos tratado con los delegados e iremos descubriendo todo eso, pero parece ser que por lo que aquí se ha dicho, se han señalado los diálogos, por ejemplo, a propósito de la piedad popular se marcaba esto, para que nos pueda apoyar y ayudar toda la religiosidad popular de nuestras comunidades, para impulsar más orgánicamente esta formación inicial que ojalá y se dé la básica y así se vayan convirtiendo en agentes de pastoral más capaces, más comprometidos.

Entonces, concluyo diciendo, todo este retoque también de los tres grupos, en los que hubo secretarios y ya alguno de ellos entregó sus aportes muy detallados, se recogen no solamente para informarles a ustedes después, sino para ir estructurando nuestro trabajo.

No me queda más que agradecer todo este esfuerzo, todo este trabajo, estas respuestas que cada quien hace, expresando nuestra corresponsabilidad en esta actividad.

Mons. Alberto Márquez Aquino
Versión estenográfica


PRINCIPAL - CONTENIDO

REUNIÓN DE MARZO

HOME | 2004 | 2005 | 2006 | 2007 | 2008 | 2009 | 2010 | 2011 | 2012