Segundo Encuentro de Decanos 2008
COMISIÓN PIEDAD POPULAR
Segundo Encuentro de Decanos 2008

VI Encuentro Mundial de las Familias
México 2009

Ícono de la Sagrada Familia

"Los padres son los primeros evangelizadores de los hijos, don precioso del Creador,
comenzando por la enseñanza de las primeras oraciones".

Benedicto XVI
V Encuentro en Valencia,
España. 2006

Entronización del Icono (Imagen)
de la Sagrada Familia

La Comisión de Religiosidad y Piedad Popular del Arzobispado de México, ofrece a los agentes de pastoral la presente celebración para entronizar el icono (imagen) de la Sagrada Familia en los hogares, como apoyo a las múltiples celebraciones que se realizarán con motivo del próximo VI Encuentro Mundial de las Familias.

La toma de conciencia de la presencia del icono de la Sagrada Familia de Nazaret en nuestros hogares, nos ayudará a descubrir los valores que se han perdido, para hacerlos vida en y desde la Familia.

El Icono (imagen) de la Sagrada Familia que preside el VI Encuentro Mundial, nos presenta a José y María a su regreso del Templo de Jerusalén a Nazaret, en donde el niño Jesús crecía en sabiduría, en edad y en gracia (Lc 2, 52). Colocar la imagen en un "altar" preparado, adornado con anterioridad y reunidos en torno a ella. Iniciamos con el canto.

De pie.

Canto:

En el taller de Nazaret,
pequeño y pobre taller,
en su labor está José,
y el niño quiere aprender.

Labora y canta
la esposa del carpintero
y el mundo entero
sonríe y canta también
(2)

En el taller de Nazaret,
pequeño y pobre taller,
silencio y paz, amor y fe,
Jesús, María y José.

Guía:
Estamos en nuestra casa la familia y/o nuestros vecinos, en torno a la Imagen de la Sagrada Familia, la hemos puesto en un lugar digno. Jesús, José y María son la Familia modelo en quienes vamos a encontrar los valores familiares que deseamos promover, fijémonos en ella:

— El niño Jesús: en quien descendió el Espíritu del Señor. Hijo que amorosamente se somete a la voluntad de sus padres: "crecía en sabiduría, en verdad y en gracia" (Lc 2, 52).

— José: esposo, hombre justo y temeroso (Mt 1, 19). Un auténtico artesano, que con su trabajo provee a las necesidades de su familia.

— María: la madre esposa que en la sencillez y silencio, va descubriendo su misión de ser madre, esposa, educadora (Lc 2, 50).

— En el Icono (imagen), vemos a los tres cumpliendo con fidelidad el plan de Dios, caminan de Jerusalén a Nazaret, ahí se establecen en una sencilla y acogedora casa. Como ellos, todos somos llamados a vivir en familia y, como familia debemos saber VIVIR.

— Abramos las puertas de nuestra casa a José y a María que nos dan el más grande tesoro: a su Hijo.

Promovamos los valores de la Familia de Nazaret, para reconstruir nuestra propia familia.

La siguiente catequesis la podemos hacer en forma de diálogo.

Papá y/o Mamá:
Estamos reunidos en familia para escuchar la exhortación que el Sr. Arzobispo Norberto Cardenal Rivera nos ha hecho con motivo del próximo VI Encuentro de la Familias. Nos da a conocer que el Santo Padre Benedicto XVI ha querido que nuestra ciudad capital sea el lugar donde se realice este Encuentro Mundial, motivo de alegría y de gracia, pero a la vez nos compromete a prepararnos como personas y como familias, promoviendo todo aquello que ayude a que haya mejores matrimonios y mejores familias.

Nuestro encuentro familiar, es un breve tiempo que ofrecemos a Dios para reflexionar y hacer oración y, así irnos introduciendo a este misterio asombroso de la familia.

— Un niño (a):
Y, ¿qué es el Encuentro Mundial de las Familias? He oído por la radio y la televisión que este encuentro es muy importante. ¿Por qué?

— Hermano (a) mayor u otra persona:
Miren, escuchen ustedes: Cada tres años, todas las familias del mundo son invitadas, por el Santo Padre, a reunirse para celebrar el gran don que en la familia poseen los seres humanos.

— Otro miembro de la familia:
Ah, entonces es celebrar el don divino que es la familia y reunir a las familias para rezar, dialogar, aprender, compartir, profundizar y comprender el papel de la familia cristiana como Iglesia doméstica y comunidad base de la Evangelización.

— Niño (a):
Ya entendí, entonces vamos a rezar y a aprender muchas cosas de la familia.

— Papá:
Sí, eso es lo que vamos a hacer. Pónganse de pie y juntos digamos:

Señor y Dios nuestro, Tú que nos has dado en la Sagrada Familia de tu Hijo, el modelo perfecto para nuestras familias, concédenos practicar sus virtudes domésticas y estar unidos por los lazos de tu amor, para que podamos ir a gozar con ella eternamente de la alegría de tu casa. Por Jesucristo nuestro Señor.

— Todos. Amén.

— Niño(a):
Oye papá, en la oración le hemos pedido a Dios que en nuestras familias se practiquen las virtudes domésticas, ¿qué es eso?

— Mamá:
Mira, yo te lo voy a explicar. Las virtudes domésticas son las que nos ayudan a comportarnos bien, muy bien. Son valores que nos ayudan a vivir, como Dios quiere.

Voy a enumerar algunas, pongan mucha atención:

1) La dignidad de las personas, como hijos de Dios.
2) El bien que nos hace ser felices, Dios creo todo para el bien de los hombres.
3) La honestidad, que nos hace actuar siempre conforme a la voluntad de Dios y de nuestra conciencia.
4) La responsabilidad, porque siendo libres sabremos elegir el bien o el mal.
5) La verdad, en la que debemos vivir una vida recta.
6) El servir, para darnos a los demás por amor.
7) La fidelidad, para vivir con lealtad el compromiso que hice con el otro.
8) La justicia, que nos obliga a "dar a cada quien lo suyo".
9) La generosidad, para compartir más de lo que tenemos, sin obligación.
10) La paciencia, esperar ante todo deber y situaciones difíciles.
11) La bondad, lograr la felicidad propia y de los demás.
12) La lealtad, actuar conforme la ley.
13) La gratitud, reconocer el bien que nos hace una persona, sin tener obligación.
14) La honradez, respetar los bienes ajenos.
15) El perdón, no hacer caso de la culpa por amor.
16) La amistad, tener amor a una persona y procurarle todo bien.
17) La alegría, experimentar gozo ante un bien, somos felices.
18) La solidaridad, hacer las cosas juntos para que nos salgan mejor.
19) La prudencia, saber elegir el mejor camino y emprenderlo.
20) La coherencia, armonía entre lo que decimos y hacemos.

Bueno, rápidamente les he enumerado 20 valores, que si los vivimos en familia, nuestra familia será UNA BUENA FAMILIA. Aún cuando hay muchos más.

— Niño(a):
Oye mamá, si todos esos valores los vivimos en nuestra familia, ¿seríamos felices?

— Mamá:
¡Claro que sí!

— Papá:
Miren ustedes: la preocupación del Santo Padre al convocar el VI Encuentro de las Familias, es precisamente que nosotros, como padres, seamos los primeros evangelizadores de nuestros hijos.

— Mamá:
Vamos a recordar cómo era la familia de Nazaret, con nuestro canto:

En el taller de Nazaret,
pequeño y pobre taller,
verás a Dios jugar, crecer,
rezar y obedecer.

Labora y canta
la esposa del carpintero
y el mundo entero
sonríe y canta también
(2)

— Niño(a):
Oigan, al principio decíamos que Jesús, José y María volvieron a Nazaret. ¿Y qué pasó ahí?

— Mamá:
Pues ahí fue la casa donde María ejerció su misión de educadora. El niño crecía en edad, sabiduría, ... (Lc 2, 52), como todos los niños.

Vamos a leer el Evangelio de Lucas, ahí se nos describe lo que pasó con esta Familia maravillosa:

Lucas 2, 41-52

"Los padres de Jesús iban cada año a Jerusalén, por la fiesta de pascua. Cuando el niño cumplió doce años, subieron a celebrar la fiesta, según la costumbre. Terminada la fiesta, cuando regresaban, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin saberlo sus padres. Éstos creían que iba en la comitiva, y al terminar la primera jornada lo buscaron entre los parientes y conocidos. Al no hallarlo, volvieron a Jerusalén en su busca. Al cabo de tres días, lo encontraron en el templo sentado en medio de los doctores, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que le oían estaban sorprendidos de su inteligencia y de sus respuestas. Al verlo, se quedaron perplejos, y su madre le dijo: -Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Tu padre y yo te hemos buscado angustiados. Él les contestó: ¿Por qué me buscaban? ¿No saben que debo ocuparme de las cosas de mi Padre? Pero ellos no comprendieron lo que les decía. Bajó con ellos a Nazaret, y vivió bajo su tutela. Su madre guardaba todos estos recuerdos en su corazón. Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en aprecio ante Dios y ante los hombres".

Sentados.

Guía:
* Deja un momento para que cada uno vuelva al texto y lo interprete conforme lo que Dios le ilumine.

Después hace la siguiente pregunta:

¿Qué es lo que más les llama la atención de este texto?

* Luego, promover el siguiente diálogo:

— Niño:
Pues que Jesús tenía mucho interés en conocer las cosas de su Padre.
- Niña:
Pero parece que no le gustó que sus papás lo buscaran.

— Joven:
A mí me parece bello que los dos, con tristeza y dolor, se preocuparan por él y que de inmediato regresaran a Jerusalén en su búsqueda.

— Mamá:
Yo creo que María sufrió mucho al recibir la contestación de su hijo.

— Joven:
Bueno, es que así somos cuando estamos en la adolescencia.

— Papá:
Yo creo que José mantuvo la calma y amorosamente cargó a su Hijo y con él y María se pusieron en camino hacia Nazaret.

— Mamá:
Es cierto, como familia tenemos momentos felices y dolorosos, pero después de todo, somos una familia.

Guía:
Ahora los invito a orar por todas las familias:

De pie.

Guía:
Adoremos a Cristo, Hijo del Dios vivo, que quiso ser también hijo de una familia humana y, supliquémosle, diciendo:

Todos:
Señor Jesús, tú que quisiste ser obediente, santifícanos.

Guía:
Oh Jesús, Palabra eterna del Padre, que quisiste vivir bajo la autoridad de María y de José,

Todos. Enséñanos a vivir en la humildad y en la obediencia.

Guía:
Maestro de los hombres, que quisiste que María, tu madre, conservara en su corazón tus palabras y tus acciones.

Todos:
Enséñanos a escuchar con corazón puro y bueno las palabras de tu boca.

Guía:
Oh Cristo, tú que creaste el universo y quisiste ser llamado hijo del artesano.

Todos:
Enséñanos a trabajar con empeño y conciencia en nuestras tareas.

Guía:
Oh Jesús, que en el seno de tu familia de Nazaret creciste en sabiduría, estatura y gracia ante Dios y los hombres.

Todos:
Concédenos crecer siempre en ti, que eres nuestra cabeza.

Guía:
Oh, Jesús Pastor, que en nuestras familias surjan vocaciones consagradas para el servicio de tu Iglesia.

Todos:
Te lo pedimos por intercesión de Santa María de Guadalupe, tu dulce y santa madre.

— Mamá:
Gracias a Dios. Vamos a rezar las oraciones que les he enseñado desde pequeños:

Todos:

Padre nuestro...

Ave María...

Gloria al Padre...

Guía:
Terminemos nuestro encuentro familiar diciendo juntos:

Todos:
Dios nuestro, que has querido darnos en la Sagrada Familia ejemplos muy hermosos de virtudes domésticas, concédenos saber imitar su vida y su amor recíproco, para que un día podamos ir a disfrutar con ella de la alegría eterna de tu morada. Por tu Hijo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

El Sr. Arzobispo nos invita a seguir conociendo, promoviendo e impulsando los valores que vivieron José y María con Jesús en Nazaret y que se han perdido en nuestras familias.

Tenemos aquí un folleto que integran las catequesis que nos pueden ayudar para continuar estudiando en reuniones posteriores. El guía procurará que el grupo defina el día en que volverán a reunirse para continuar orando y reflexionando.

ORACIÓN POR LAS FAMILIAS PARA TODOS LOS DÍAS

Dios nuestro, Trinidad indivisible,
tú creaste al ser humano "a tu imagen y semejanza"
y lo formaste admirablemente como varón y mujer
para que, unidos y en colaboración recíproca en el amor,
cumplieran tu proyecto de "ser fecundos y dominar la tierra";

Te pedimos por todas nuestras familias
para que, encontrando en ti su modelo e inspiración inicial,
que se manifiesta plenamente en la Sagrada Familia de Nazaret,
puedan vivir los valores humanos y cristianos
que son necesarios para consolidar y sostener la vivencia del amor
y sean fundamento para una construcción más humana
y cristiana de nuestra sociedad.

Te lo pedimos por intercesión de María,
Nuestra Madre y de San José.
Por Jesucristo Nuestro Señor.
Amén.

Ir al apartado del EMF 2009 -Logotipo del VI Encuentro Mundial de las Familias 2009-


PRINCIPAL - CONTENIDO

REUNIÓN DE MARZO

HOME | 2004 | 2005 | 2006 | 2007 | 2008 | 2009 | 2010 | 2011 | 2012