Encuentro Decanos 5 Marzo 2008

 

DESPEDIDA

 


Gracias por su participación. Si todavía algún secretario, algún relator o alguno de ustedes quiere entregar su material al padre Max, está dispuesto a recibirlo.

Gracias por toda esta participación que es fruto de su experiencia. Le pedimos al padre Alberto Márquez que pase por favor al frente.

Bueno, es obvio y conveniente desde este momento valorar el trabajo de todos nosotros, la presencia del señor Cardenal, las palabras muy orientadoras que nos dirigió, la presencia y el trabajo de los señores obispos y de todos ustedes. Creo en realidad que ha sido muy provechosa esta reunión, un tanto repetitiva, pero en cierta forma de eso se trata en estas ocasiones, porque se van viendo las coincidencias, se van viendo las insistencias y creo que los del grupo que nos toca echar a andar esto, nos estamos espantando, porque ustedes lo tomaron muy en serio, en lo que vamos a hacer: ¿Cómo vamos a dar respuesta a esto? Yo espero que sí, nos sentaremos a estructurar todas estas aportaciones, que realmente podamos reflejar en un plan, algunos módulos que espero pronto los podamos echar a andar.

Está prevista la comida a las 14:00 horas. Vamos a pedirle al señor Cardenal que concluya.

Mons. Alberto Márquez Aquino

En primer lugar les quiero comunicar una noticia que ciertamente a todos ustedes les interesa, el día de ayer, la situación de salud del señor Cardenal (Ernesto Corripio Ahumada) se agravó, no reaccionó a los tratamientos que se le venían aplicando; todos ustedes saben que por su diabetes y por la falta de circulación, ha tenido problemas en la otra pierna, en la pierna que le queda. Ahora lo están estimulando a través del oxígeno, a ver si reacciona.

Además de darles la nota triste, les solicito pidan por él, que lo encomienden al Señor. Esperamos que los médicos den el tratamiento adecuado; ahorita está en el hospital y esperamos que reaccione ante esto.

Les comentaba a los señores obispos que gracias a Dios y gracias a la tecnología actual, fue todo un éxito el encuentro del Papa (Benedicto XVI) con los universitarios, en un ámbito mundial. Se escogieron cinco centros de Europa y cinco centros aquí, en el Continente Americano: Washington, Brasil, Cuba, México y gracias al testimonio de los jóvenes universitarios, de proclamar públicamente su fe en Cristo, fue muy alentador y muy alegre ver que la juventud reacciona para llevar más allá la fe que tiene, en un difícil medio a veces para ellos, difícil.

Lo extraordinario es que nuestra Catedral se convirtió, en ese momento, en aula virtual; de las otras partes del mundo nos estaban observando, nos estaban viendo; rezábamos con ellos, cantábamos con ellos y ellos también estaban rezando con nosotros y haciendo nuestros cantos, en fin, fue una interactividad sorprendente. A veces uno se acostumbra a tener eso nada más en la pequeña computadora, pero el ver toda una catedral de forma interactiva, haciéndose presente en el aula Paulo VI y en otras catedrales del mundo, es emocionante.

También en este sentido se abren nuevas perspectivas para la evangelización. Difícilmente todos estos jóvenes, de distintas partes del mundo, hubieran podido estar conectados en forma directa con el Santo Padre. Los que caben en el aula Paulo VI no son muchos, en cambio aquí esto se hizo presente a nivel casi mundial. Es una buena noticia también para el Evangelio, hay un camino que todavía no recorremos.

Card. Norberto Rivera Carrera

Versiones estenográficas


PRINCIPAL - CONTENIDO

REUNIÓN DE AGOSTO

HOME | 2004 | 2005 | 2006 | 2007 | 2008 | 2009 | 2010 | 2011 | 2012