Encuentro Decanos 5 Marzo 2008

 

LECTIO DIVINA

 


El rescate de la oveja perdida
"El rescate de la oveja perdida"
Óleo de Minerva K. Teichert

LECTURA ORANTE DE LA PALABRA DE DIOS
"Siervo bueno y fiel, entra a la casa de tu Señor"
(Mt 25, 14-30)

ANIMADOR

Hoy, el Señor Jesús, en este tiempo de Cuaresma, en preparación para la Pascua, nos congrega en este encuentro de Decanos, para estudiar y asumir las directrices propuestas por nuestro Arzobispo, el Sr. Cardenal Dn. Norberto Rivera Carrera, quien nos ha exhortado a ser luz de Cristo en nuestra ciudad. Así, en este contexto, nos disponemos a revisar nuestro caminar diocesano y hacer realidad el proyecto de formación de agentes que se nos proponen en los lineamientos generales 2008. Por ello, encomendémonos a la acción santificadora del Espíritu Santo a fin de que podamos obtener conclusiones adecuadas para construir el Reino de Dios, la Iglesia, la comunidad. A continuación, con fe y alegría, entonemos el siguiente canto:

OH SEÑOR DELANTE DE TI,
MIS MANOS ABIERTAS RECIBEN TU PAN.
OH SEÑOR ESPIGA DE AMOR
LLENA MI CORAZÓN.

Y ENTRE TUS MANOS OH SEÑOR GUÁRDANOS,
GUÁRDANOS DINOS LO QUE ES AMOR (BIS).

OH SEÑOR, SENDERO DE AMOR,
MI ALMA EN SILENCIO ESCUCHA TU VOZ.
OH SEÑOR, MAESTRO Y PASTOR
DINOS LO QUE ES AMOR.

OH SEÑOR, CON FE Y HERMANDAD,
MI PUEBLO CELEBRA LA FIESTA PASCUAL,
OH SEÑOR, EN TORNO A TU ALTAR
SELLA NUESTRA AMISTAD.

Y ENTRE TUS MANOS OH SEÑOR GUÁRDANOS,
GUÁRDANOS DINOS LO QUE ES AMOR (BIS).

DIRIGENTE. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS. Amén.

DIRIGENTE. La gracia y la paz de parte de Dios Padre, el amor de Jesucristo y la comunión del Espíritu Santo estén con todos ustedes.

TODOS. Y con tu espíritu.

DIRIGENTE

Oremos. Dios Padre nuestro, que el Espíritu Santo, quien procede de ti, ilumine especialmente a cada uno de nosotros, que nos reunimos para revisar nuestro caminar como Iglesia local, la Arquidiócesis y seamos guiados hacia el cumplimiento de tu plena voluntad te lo pedimos, por nuestro Señor Jesucristo...

PRIMER MOMENTO
Lectio
¿Qué dice el texto?

ANIMADOR

Es el momento de escuchar lo que la Palabra de Dios nos comunica, especialmente lo referente al texto elegido para este día de nuestra reunión de decanos. El texto a reflexionar es el de Mateo 25, 14-30, escuchémoslo atentamente y hagamos nuestro su contenido.

DIRIGENTE. El Señor esté con ustedes.

TODOS. Y con tu espíritu.

DIRIGENTE. Proclamación del Santo Evangelio según San Mateo.

TODOS. Gloria a ti Señor, Jesús.

14 Sucede también con el Reino de los cielos lo que con aquel hombre que debiendo ausentarse, llamó a sus criados y les encomendó sus bienes. 15 A uno le dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada uno según su capacidad; y se ausentó. 16 El que había recibido cinco talentos fue a negociar en seguida con ellos, y ganó otros cinco. 17 Asimismo el que tenía dos ganó otros dos. 18 Pero el que había recibido uno solo, fue, hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor. 19 Después de mucho tiempo, regresó el señor y pidió cuenta a sus criados. 20 Se acercó el que había recibido cinco talentos, llevando otros cinco, y dijo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes otros cinco que he ganado. 21 Su señor le dijo: Bien, criado bueno y fiel; como fuiste fiel en lo poco, te pondré al frente de mucho: comparte la felicidad de tu señor. 22 Llegó también el de los dos talentos y dijo: Señor, dos talentos me entregaste, aquí tienes otros dos que he ganado. 23 Su señor le dijo: Bien, criado bueno y fiel; como fuiste fiel en lo poco, te pondré al frente de mucho: comparte la felicidad de tu señor. 24 Se acercó finalmente el que sólo había recibido un talento y dijo: Señor, sé que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; 25 tuve miedo y escondí tu talento en tierra; aquí tienes lo tuyo. 26 Su señor le respondió: ¡Criado miserable y perezoso! ¿Sabías que yo cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí? 27 Debías haber entregado mi dinero a los prestamistas, y al regresar yo, habría retirado mi dinero con los intereses. 28 Por eso quítenle el talento y dénselo al que tiene diez. 29 Porque a todo el que tiene se le dará y tendrá de sobra; pero al que no tiene, se le quitará incluso lo que tiene. 30 Y a ese criado inútil arrójenlo fuera a la obscuridad. Allí será el llanto y la desesperación. Palabra del Señor.

TODOS. Gloria a ti, Señor Jesús.

ANIMADOR

Ahora, hermanos, después de interiorizar el sentido y argumento de este pasaje, leamos de nuevo el texto, pero ahora tratemos de encontrar y resumir el tema central.

Hacia una profundización textual para interpretar
y comprender mejor su sentido

  • El pasaje que estamos meditando se encuentra situado en el quinto Discurso Escatológico y el último de los grandes discursos que estructuran el evangelio de Mateo (Caps. 24-25). Antecede la parábola de las vírgenes sensatas y las necias (Mt 24, 1-13) y le sigue el discurso sobre el juicio definitivo, exclusivo de Mateo (2 5, 31-46), con el cual se concluye la visión del juicio que tendrá lugar al final de los tiempos (Cf. B. Caballero, En las Fuentes de la Palabra, Ed. Cobarrubias, Madrid 1993, p. 353).
  • La parábola de los talentos (25, 14-30) anuncia el retorno y el juicio del Señor. Con la finalidad de que estemos siempre alerta para cuando llegue el momento, por ello, la síntesis estructural con relación a la parusía, se expresa en el v. 19 "Al cabo de mucho tiempo volvió el Señor de aquellos trabajadores, se puso a ajustar cuentas con ellos", y por tanto, el destinatario inmediato de la parábola es la comunidad cristiana.
  • Los hebreos se servían de balanzas y de pesos (Lev 19, 36). El oro y la plata eran pesados, al igual que las mercancías (Jer 32, 10). En tiempo de Jesús, para compra o intercambio se usaba "el talento" = kikkar (Hebr.), de forma ovalada o redonda que contenía aproximadamente unos 35 kilos de metal precioso. Más en nuestra parábola. Jesús se sirvió de los talentos para figurar las capacidades que Dios concede a cada individuo y se conservó en adelante este sentido nuevo de su palabra (Cf. AA.VV. Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado, Ed. Clie, Barcelona 1990, p. 930).

ANIMADOR

Ahora, cada uno de nosotros podemos leer de nuevo el texto del Evangelio que se nos ha proclamado. Procuremos analizar su contenido histórico, las partes que lo conforman, identifiquemos muy bien los tres tipos de servidores y las actitudes con las que ellos se comportan.

SEGUNDO MOMENTO
Meditatio
¿Qué me dice el texto?

ANIMADOR

Este momento es muy importante, porque el Espíritu Santo nos ayuda a discernir lo que el Señor quiere comunicarnos a cada uno de nosotros los que participamos en esta reunión de Decanos. A la luz de las siguientes preguntas podemos observar mejor la realidad: ¿Qué me dice el texto a mí? ¿Qué me llama más la atención de este evangelio? ¿Cómo podemos adaptar estas enseñanzas a nuestro tiempo? Los siguientes puntos nos pueden ayudar a profunidizar.

Para una mejor interpretación de la parábola

La manera de espera el Reino de Dios es trabajar para que se realice. Construimos juntos este Reino, con nuestra fe, le construimos con nuestra capacidad de comprender a los demás. Pero lo que se construye en la tierra no es lo definitivo. Por eso Dios dice: Yo te confiaré más... La justicia del reino y la dignidad del hombre serán otras y, también otras las riquezas que se repartirán (AA.VV. La Nueva Biblia Latinoamericana, Ed. Verbo divino 1994, p. 65). Sin duda la parábola en su estructura y contexto general es una enseñanza para que pongamos a trabajar los dones (talentos) que Dios nos ha regalado para la construcción de su Reino, en la Arquidiócesis, Vicaría, Decanato, Parroquia o Comunidad.

  1. El señor de los empleados es Cristo Jesús; su ausencia, la Ascensión y su vuelta, la Parusía, es decir, su segunda venida como juez.
  2. Los empleados son los cristianos a quienes se encarece la vigilancia activa y fructífera en el tiempo eclesial de la espera, porque la vuelta del Señor se demora.
  3. El empleado negligente es inútil es Israel en su conjunto y el mal cristiano, que no cumple con su misión histórica enterrando los dones recibidos de Dios.
  4. Los talentos son los dones de Dios en la persona de su hijo, Cristo Jesús, que nos son entregados para el servicio del Reino de Dios.
  5. El rendimiento de cuentas es el examen sobre esta responsabilidad, en el juicio definitivo. El esmerado servicio de los Decanos.
  6. La enseñanza o conclusión: - Al que tiene se le dará, y le sobrará; pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene (v. 29), significa que se le entrega más al que produce más y es responsable. Dios compensa la fidelidad creativa de quienes arriesgan su esfuerzo en servirle a El y a los hermanos. Simultáneamente se condena el pecado de omisión que personifica el tercer empleado.

ANIMADOR

Es el momento de compartir con los compañeros más cercanos lo que el Señor a la luz de la lectura y en el contexto de lo que el texto indica, los frutos que hemos obtenido en esta lectura orante (3 Min).

TERCER MOMENTO
Oratio
¿Qué le digo a Dios desde el interior de mi corazón?


ANIMADOR

La oración nos lleva a la meditación. Ahora en voz alta, podríamos de forma espontánea formular y expresar una oración, también podríamos ayudarnos de oraciones que ya existen: un salmo, una acción de gracias, alabanza, un canto, etc. Hoy como somos un grupo numeroso podemos alabar a nuestro Dios con la siguiente plegaria.

ORACIÓN DE UN DISCÍPULO

Jesús mío, mi Señor: soy tu discípulo.
Y te hablo porque día a día, instante a instante,
me doy cuenta mejor
de cuanto necesitaba conocerte
para poder hacerme tu discípulo.
Te hablo porque sé, gracias a tu Palabra,
que mentiría si te dijera que te he seguido
y no lo he manifestado en el amor a tantas Personas a quienes me has dado como hermanos. ¡Que los ame de verdad, y no solo con palabras, como se muy bien que tu nos has amado! Maestro: Mueve mi corazón y mi lengua para que te llame y seas siempre
¡Mi maestro! Amén.

CUARTO MOMENTO
Contemplatio-Actio
¿A qué me comprometo con Dios y mis hermanos?

Ahora nos sumergimos en el interior de los acontecimientos en diálogo íntimo y personal con Dios, para ir al compromiso. Deja que el Señor te siga hablando, pregúntate: ¿Soy luz Cristo para mis hermanos? ¿Realizo mi servicio como decano, con alegría y dedicación? Como consecuencia de todo lo anterior surge en nosotros una actitud que nos lleva a servir.

El documento de aparecida, Brasil, en el No 518, nos urge, para que nosotros como discípulos y misioneros nos esforcemos y comprometamos en desarrollar algunos aspectos para que los creyentes y no creyentes puedan encontrar a Cristo en el camino de su vida. Estos aspectos son:

  1. Velar que se consolide un Plan de Pastoral orgánico y articulado que se integre en un proyecto común a las parroquias, comunidades de vida consagrada, pequeñas comunidades, movimientos e instituciones que inciden en la ciudad y que su objetivo sea llegar al conjunto de la ciudad (Cfr. Aparecida, Brasil N° 518, b). Y el Decreto sobre los Decanos y Decanatos N° 10,1, nos dice: el Decano tiene como principales funciones: animar, fomentar y coordinar la actividad pastoral común en el Decanato (Cfr. CIC 555 § 1), Es decir, organizar cómo trabajar los talentos.
  2. Constatar que se siga un proceso de iniciación cristiana y de formación permanente que retroalimente la fe de los discípulos del Señor integrando: conocimiento, sentimiento y compromiso. (Cfr. Aparecida, Brasil N" 518 d).
  3. Discernir la presencia profética que sepa levantar la voz en relación a las cuestiones de valores y principios del Reino de Dios, aunque contradiga todas las opiniones, provoque ataques y quede sola en su anuncio. Es decir, que sea farol de luz, ciudad colocada en lo alto para iluminar (Cfr. Aparecida, Brasil, N° 518 i).

Concluyamos llenos de fe y alegría nuestra "Lecho Divina" con el canto siguiente:

MIENTRAS TENGA YO UNA VOZ
(Rom 10, 9)

Mientras tenga yo una voz para cantar,
al Señor elevo mi canción.
Al nacer el sol, al anochecer,
al Señor por siempre alabaré.

Santo es el Señor, ¡Aleluya!
Hace maravillas en el mundo hoy.
Me dio nueva vida, ¡Aleluya!
Construyendo el reino de Él
estoy.

¿Quieres tú también alabar a nuestro Dios?
Ven, acude pronto hermano aquí.
Acepta a Jesús como único Señor,
dejando que te transforme a ti.

Parábola de los talentos
Parábola de los talentos
Óleo de Henry Coller


ORACIÓN POR LA FAMILIA

Oh, Dios, que en la Sagrada Familia nos dejaste un modelo perfecto de vida familiar vivida en la fe y obediencia de tu voluntad.

Ayúdanos a ser ejemplo de fe y amor a tus mandamientos. Socórrenos en nuestra misión de transmitir la fe a nuestros hijos.

Abre su corazón para que crezca en ellos la semilla de la fe que recibieron en el bautismo. Fotalece la fe de nuestros jóvenes, para que crezcan en el conocimiento de Jesús.

Aumenta el amor y la fidelidad en todos los matrimonios, especialmente aquellos que pasan por momentos de sufrimiento o dificultad.

Unidos a José y María, te lo pedimos por Jesucristo tu Hijo, nuestro Señor, que vive y reina en unidad al Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Papa Benedicto XVI, 8 de julio de 2006


PRINCIPAL - CONTENIDO

REUNIÓN DE AGOSTO

HOME | 2004 | 2005 | 2006 | 2007 | 2008 | 2009 | 2010 | 2011 | 2012