Encuentro Decanos 2010-1

INTRODUCCIÓN


Iniciemes esta jornada, poniéndonos en manos del Señor. También esta jornada es dentro del marco del año jubilar sacerdotal. Quizá muchos de nosotros este año lo hemos vivido como un cargo, con esta encomienda, con esta responsabilidad de fe y sobre todo en esta fe con que se invita a la feligresía a la conversión, también sea el marco por el cual nosotros juzguemos qué tanto estamos respondiendo a lo que se nos ha pedido, a lo que se nos ha encomendado.

La oración iniciaba precisamente recordándonos a los decanos cuál es nuestra encomienda: animar, fomentar y coordinar la actividad pastoral de su decanato en comunión con la Iglesia Arquidiocesana a la que pertenecemos y, eso nos tiene que llevar tanto a decanos como a vicedecanos constantemente a un examen de conciencia, qué tanto estoy respondiendo; indudablemente encontraremos fallas, errores, equivocaciones, pero se nos va dando esa experiencia, a lo mejor para continuar el camino, en lugar de desanimarnos.

La mayoría de los presentes, a lo mejor en dos años serán renovados y podrán ser el alma, o tal vez somos sacerdotes de 10 años o menos de ordenados, juntamente con la experiencia de los que nos han precedido.

Es por eso que asumiendo la responsabilidad de cada uno de nosotros, se ve que el decanato está si no del todo, es parte de lo que nosotros somos, es parte de lo que el decano ha dado y aunque no un cien por ciento, podemos decir que la mitad de lo que va siendo o respondiendo nuestro decanato, hemos acertado y fallado, es por eso que el primer tema que meditaremos es el decanato a la luz de las orientaciones pastorales, que como vemos, no quedan a la ambigüedad, sino que son muy concretas, nos dan cierta luz, es pauta que cada uno de nosotros hemos asumido dentro de nuestros decanatos o vicarías.

A diferencia de unos cinco años atrás, hay una mayor organización, mayor objetivo, metas, evaluaciones y eso nos va ayudando mucho. También recordemos que la finalidad de las orientaciones pastorales del señor Cardenal, son el medio por el cuál él va renovando esa comunión pastoral, tanto con los presbíteros como con cada una de nuestras comunidades.

Indudablemente que otra de las responsabilidades es la formación de agentes, ya nos lo recordaba nuestro pastor en las últimas orientaciones, que gran parte del ministerio de Jesucristo fue la formación de sus discípulos.

Ahí también habría que hacer un examen de conciencia, qué tanto hemos respondido a esas necesidades, qué tanto realmente nos podemos sentir satisfechos de nuestras comunidades, de nuestros propios decanatos.

De ahí, no olvidar la meta, las exigencias que nos va planteando nuestra Arquidiócesis, la misión permanente, que es a veces medio adecuado en la preparación y celebración de los sacramentos, es por eso que también hoy dentro de esta jornada, a los siete años de haberse decretado el Directorio de Sacramentos de Iniciación Cristiana, se ha hecho una consulta en cada una de las vicarías, decanatos y parroquias, precisamente para evaluar nuestro caminar y buscar lo que se tenga que cambiar.

Concluiremos con la iluminación de los sacramentos, quizás para podernos nosotros animar, entusiasmar y llevarlo a cada uno de nuestros decanatos.

Habiéndonos puesto en manos del Señor, comencemos esta jornada de trabajo, de estudio, en bien de nuestra Arquidiócesis.

P. Máximo Evia Ramírez
Versión estenográfica


PRINCIPAL - CONTENIDO

REUNIÓN DE OCTUBRE

HOME | 2004 | 2005 | 2006 | 2007 | 2008 | 2009 | 2010 | 2011 | 2012