PRIMER MOMENTO
DE TRABAJO EN GRUPOS

Decanos segundo encuentro

EN EL TRABAJO PARA LA FORMACIÓN DE AGENTES, EN VISTA A LA MISIÓN PERMANENTE:

1. ¿CUÁLES SON LOS PRINCIPALES OBSTÁCULOS QUE ENFRENTA EL DECANATO? Señalar al menos tres, explicando el porqué.

VICARÍA I

  1. El tiempo del laico: los trabajos son muy decadentes. Amas de casa trabajan. No saben administrar su tiempo = mucha televisión.
  2. La situación económica los lleva a buscar trabajos extras.
  3. Fe superficial: falta consciencia de la necesidad de prepararse. Conciencia muy superficial de los deberes cristianos. La fe se reduce al cumplimiento de ciertos preceptos. El nivel cultural no ayuda. “Lo que no es malo es bueno”.
  4. Desean prepararse, pero tienen miedo al compromiso y al servicio. Consumismo como hedonismo pragmático. La gente oye, pero no escucha.
  5. No se reconocen los propios valores para la formación. Se prefiere lo de fuera.

VICARÍA II

  1. Las distancias: la Ciudad no ayuda, no hay facilidad.
  2. Los agentes de evangelización: prejuicios: a) presentaciones muy intelectuales, no prácticas; b) poco compromiso, no promoción; c) los laicos sin acompañamiento.
  3. Apatía. No prende. No interesa cambiar.
  4. Las formas tradicionales de ser Iglesia no da respuesta a la Ciudad.
  5. No hay un perfil de agentes: ¿Qué? ¿A quiénes? ¿Para qué?
  6. El lenguaje muchas veces no responde a la actualidad.
  7. Falta formación.
  8. Desconocimiento del proceso de facilitadores. Los laicos forman laicos de manera vivencial.
  9. Nos cerramos en nuestros esquemas.
  10. Poco compromiso por trabajo en común.
  11. Falta planeación, no hay proceso.
  12. Sólo ha sido la formación para subsistir estructuras hacia adentro, no a la Ciudad.
  13. Falta kerigma.

VICARÍA III

  1. Desconocimiento del proceso misionero evangelizador con sentido misionero por parte de los agentes formadores con toda su riqueza (obispos, presbíteros, diáconos). Tal vez por eso proyectar…
  2. Falta estructura a nivel decanal y parroquial que favorezca la continuidad del proceso (constantes cambios de sacerdotes interrumpen o truncan dicho proceso).
  3. Se debe aprovechar al equipo misionero decanal, para ser más eficaces en nuestro trabajo pastoral, en orden a alcanzar dicha estructura, arriba mencionada.
  4. Cefalae. Sigue habiendo dispersión en la formación. Los agentes laicos están en la pastoral; insertados en la vida comunitaria (cómo integrarlos a las acciones específicas) = falta de estructura a nivel parroquia y decanal.

VICARÍA IV

  1. No hemos comprendido (dispersión) los criterios comunes. Hay muchos proyectos, desde la Arquidiócesis, de la dirección de formación en la vicaría. Desde el Plan San Miguel.
  2. Falta de articulación entre los encargados, la no integración. Muchos contras pero sin ideal claro.
  3. Falta de convivencia y compromiso del presbiterio, dispersión descalificación y desánimo.

VICARÍA V

  1. Tenemos laicos saturados de actividades, esto crea confusión y realizan un trabajo poco articulado.
  2. El sujeto de formación (pastores y laicos) se piensa en formación sólo en lo intelectual o de tener sólo conocimientos. No hay un deseo de encontrarse con Jesucristo. Existe la tendencia a creer que ya se sabe todo.

VICARÍA VI

  1. Las Eclesiologías de Iglesia Paralela. Agentes que manejan una eclesiología estática e individualista y se desvinculan de la Iglesia. No aceptan el proceso.
  2. La realidad socio-cultural (geografía, tiempo, escolaridad).
  3. Superar lo escolástico, el método seminarístico (formar para el siglo XXI. Hay muchos modos para la formación).

VICARÍA VII

  1. La poca respuesta de los laicos.
  2. Los mismos laicos participan en todos los grupos y son la misma temática pero no se descubre la novedad.
  3. Una falta de compromiso y falta de tiempo.
  4. Se prefiere una evangelización de ocasión.
  5. Falta de vida espiritual a nivel parroquial.
  6. Los grupos ser forman antagónicos, falta comunión.
  7. Se preparan sólo para saber más, no para servir.
  8. Los grupos parroquiales no se unifican en una acción concreta.

VICARÍA VIII

  1. CEFALAE’s: Existencia de los primeros CEFALAE cuando se intentaron hacer a nivel decanal se quedaron a nivel parroquial.
  2. Distancia entre las parroquias de un mismo decanato y como consecuencia falta de asistencia. Problema con los días, horarios, trasporte.
    Los alumnos, algunos no tienen el aval del Pbro. Formación que se queda en lo intelectual, falta lo humano.
    En lo económico es insostenible por las parroquias.
  3. En algunas parroquias ha habido un estancamiento, se han quedado en el primer anuncio y no han continuado el proceso de la catequesis y la misión.

BASÍLICA

  1. No vivimos nuestro bautismo, falta compromiso bautismal. El servicio se ve como función, obligación y no como una ocasión de testimonio.
  2. Implementar la formación para ser más sensibles a las necesidades de los peregrinos.
  3. Los presbíteros tienen poco tiempo e interés en el acompañamiento y establecer las pequeñas comunidades fraternas y de servicio.
  4. Buscar un tronco común (kerigma guadalupano en relación estrecha con el kerigma apostólico).

2 ¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES LIMITACIONES DE PARTE DE LOS PASTORES EN GENERAL, TANTO PERSONALES COMO DEL CONTEXTO ECLESIAL?

VICARÍA I

  1. No hay confianza entre los presbíteros, no se valoran mutuamente.
  2. Falta unidad en la visión de la formación, no se actualiza
  3. Hay cierta resistencia a tener laicos formados.
  4. No se ha asimilado ni puesto en práctica el Plan de Pastoral arquidiocesano.
  5. La escases de presbíteros ha reducido el ministerio sacerdotal a lo meramente celebrativo.
  6. Falta unificación de tiempos y métodos entre las parroquias.
  7. Falta actitud inclusiva con respecto a la gente.
  8. Falta creatividad en métodos.
  9. Cierto desánimo por el estado de las parroquias que se reciben.

VICARÍA II

  1. Nos falta formación permanente.
  2. Poco compromiso en actividades del decanato.
  3. No dar su lugar al laico.
  4. Falta de integración de miradas pastorales.
  5. Apatía.
  6. Falta de liderazgo.
  7. Las formas tradicionales de ser Iglesia no da respuesta a las necesidades de la Ciudad.
  8. Nos cerramos en nuestros esquemas.

VICARÍA III

  1. Debemos trabajar y favorecer una espiritualidad misionera en todos los niveles, pastores y pueblo de Dios.
  2. Falta humildad para saber trabajar en equipo.
  3. Lograr una real pastoral de conjunto.
  4. La formación permanente es urgente en los pastores.
  5. Cada decanato pareciera una isla.
  6. Se han desaprovechado las reuniones de los lunes.

VICARÍA IV

  1. Indiferencia y falta de proyectos personales y comunitarios. Falla la espiritualidad de comunión.
  2. Perdemos el objetivo: trabajar por el Reino, cuyo centro es la Palabra de Dios.
  3. Falta inspiración y compromiso. A veces changarreros, a veces sólo intelectual. A veces superficiales.
  4. Falta conciencia de pastores, para formarnos nosotros y formar a nuestros agentes.
  5. Individualismo al margen del plan pastoral y de la dirección de formación. Olvidamos la fraternidad sacerdotal y con los laicos.

VICARÍA V

  1. No tenemos un programa definido, sistemático y continuado. Nuestros programas están hechos a “corazonadas”. Se necesita la gente capacitada para la formación.
  2. Hay resistencia en algunos para la formación de comunidades.
  3. Falta de actividad y compromiso para iniciar un proceso de formación, principalmente en los alejados.
  4. No todos los pastores hemos entrado a vivir el proceso de misión. Falta mayor compromiso.
  5. Nos hace falta acompañar a nuestros agentes que están trabajando en la Misión Permanente.

VICARÍA VI

  1. Visión eclesial de cristiandad que impide ver la parroquia misionera en diálogo con las culturas.
  2. El agobio sacerdotal porque tiene una perspectiva de ver sólo el cumplimiento, la administración y no el disfrutar del ministerio y la comunión eclesial.
  3. Falta de convicción e interés para hacer participar al laico dentro de los procesos formativos.

VICARÍA VII

  1. Poco interés por la formación.
  2. Otros intereses.
  3. Falta de continuidad en los planes.
  4. Demasiadas actividades sin un proyecto.
  5. No se permite que los laicos organicen la vida parroquial.
  6. Los formadores no favorecen la necesidad pastoral del lugar al que sirven.
  7. Falta de adaptación a la vida pastoral.
  8. El trabajo pastoral carece de comunión (trabajo exclusivo).

VICARÍA VIII

  1. Los procesos se truncan porque cuando hay cambios algunos pastores nuevos no asumen con responsabilidad el momento que se está viviendo.
  2. No se ha fortalecido lo suficiente la formación permanente de los pastores.

BASÍLICA

  1. Número limitado de sacerdotes que se ocupen de la formación dada la urgencia de atender la pastoral sacramental del Santuario.
  2. Urge un mayor conocimiento de la realidad y de la cultura envolvente del Santuario. Muchos sacerdotes se quedan con sus conceptos y realidades de sus ministerios anteriores sin ver la concreta realidad del peregrino.
  3. Capacitación sobre Piedad Popular contemplada como sustento de fe y arranque para evangelizar.

PRIMER MOMENTO DE TRABAJO EN GRUPOS


PRINCIPAL - CONTENIDO

REUNIÓN DE MARZO

HOME | 2004 | 2005 | 2006 | 2007 | 2008 | 2009 | 2010 | 2011 | 2012