SEGUNDO MOMENTO
DE TRABAJO EN GRUPOS

Decanos segundo encuentro

¿QUÉ CRITERIOS DEBE ASUMIR EL DECANATO PARA SER LUGAR DE IMPULSO DE LA FORMACIÓN DE AGENTES PARA UNA PASTORAL MISIONERA?

VICARÍA I
  1. Revaloración del ser sacerdotal, más que el hacer.
  2. Dar énfasis al plan de pastoral de la vicaría, del decanato y de las parroquias.
  3. Promover las diversas instancias de formación que se ofrece en la Arquidiócesis.
  4. Trabajar con temas específicos y prácticos que den formación a los fieles cristianos, en periodos cortos (semanal, mensual).
VICARÍA II
  1. Fraternidad, amistad entre sacerdotes. Comunión nos lleva a la misión.
  2. Poner a Dios en el centro, propiciar el encuentro con el Evangelio.

    * Búsqueda de trascendencia
    * Caemos en la paradoja de olvidarnos de Dios por ocuparnos de las cosas de Dios.

  3. Asumir la formación como proceso.
  4. Renovar el carisma que recibimos en la imposición de manos.

VICARÍA III

  1. Hacer una evaluación objetiva por decanatos de cómo se está dando la formación (cefalaes)
  2. Impulsar el CPD, indispensable.
  3. Promover a nuestros laicos (todas las parroquias se deben involucrar).
  4. Formación de facilitadores.
  5. Asumir las cuatro prioridades del II Sínodo Diocesano.
  6. Unificar criterios, lenguaje en la formación del proceso.
  7. Acudir a las asambleas en la formación de agentes.
  8. Favorecer a nivel decanal un sentido eclesial.
  9. Tratar de organizarse eficazmente en la formación.
  10. Fortalecer y unificar la formación del EMD.
  11. Reorientar los recursos humanos y materiales hacia la formación de agentes.

VICARÍA IV

  1. Debemos integrarnos como presbiterio en el decanato, fraternidad sacramental.
  2. Con y desde el decanato (el decano) la comunión con la vicaría y sobre todo con el plan pastoral de la vicaría.
  3. Un plan de formación vicarial concretizado en el decanato. Un proyecto común. Adecuado y como respuesta a la propia realidad.
  4. Muy importante el papel del laico en el consejo pastoral del decanato, en la formación y en el consejo pastoral vicarial.
  5. Decano entusiasta y de comunión, formar el equipo decanal. Busque la formación de presbíteros y laicos.
  6. A los agentes surja de un encuentro personal con Jesús, una manera puede ser los encuentros kerigmáticos.

VICARÍA V

  1. Identificar la realidad del decanato que permita expresar su modo de ser, es decir, ver cómo está compuesto: configuración sociológica, el modo de religiosidad, el modo de ser de su gente. Esto para un mayor impulso de la misión.
  2. El decanato como subsidiario le corresponde animar, fortalecer, dar seguimiento al trabajo que se va realizando. Las parroquias son las ejecutoras del trabajo.
  3. Decanato como un espacio de solidaridad evangelizadora en donde vamos creciendo junto con el otro y voy aprendiendo con el otro y me animan para la evangelización.
  4. Criterio de misión: principalmente para el que no cree, para el alejado y no seguir con una pastoral de conservación.
  5. Buscar lo que sea viable para la labor pastoral, buscando los medios para lograrlo: recursos humanos y pastorales.

VICARÍA VI

  1. Que el decano sea motivador e impulsor en la conciencia de la formación.
  2. Que la necesidad sentida de la formación impulse el eje de la pastoral.
  3. Que la coordinación tenga la apertura para valorar los diferentes procesos de formación.
  4. Que haya unidad en el “qué” y pluralidad en los “cómos”.
  5. La formación es un proceso que implica entretejer los diversos niveles del proceso evangelizador.
  6. Tener la paciencia de que los procesos maduren.

VICARÍA VII

  1. Como criterio muy importante la identidad.
  2. La conversión como un encuentro con Cristo misionero.
  3. El proceso con el ser y actuar del sacerdote como tarea principal de la evangelización, que exige una formación permanente.
  4. Participación mutua entre la labor sacerdotal y el compromiso de todo bautizado.
  5. La evaluación periódica de los palanes y proyectos.

VICARÍA VIII

  1. Lugar de formación céntrico, que sea un espacio adecuado (infraestructura) con horarios accesibles y que aproveche todos los subsidios que vienen de la Arquidiócesis o la vicaría para lograr un espacio de comunicación, apertura y participación.
  2. Formar personas que sepan actuar en la pastoral.
  3. Cuidar que quienes ofrecen la formación no sean personas que lucren sino personas que se hayan formado para formar.
  4. Aprender a trabajar en equipo en el decanato, o sea hacer realidad la pastoral de conjunto.

BASÍLICA DE GUADALUPE

  1. Irradiar criterios pastorales* guadalupanos hacia las diversas estructuras y realidades diocesanas. (* humanos, académicos, apostólicos, intelectuales y espirituales)
  2. Hacer presente a nuestra madre de Guadalupe en el testimonio socio-caritativo, ante las necesidades de nuestros pueblos (Cfr. Oración misa nuestra Sra. De Guadalupe Diciembre 12)
  3. Identificar y adecuar estos criterios para lograr la evangelización de las culturas (la inculturación).
  4. Promover el diálogo y la participación de las comunidades religiosas en orden a impulsar la formación de agentes.

RESUMEN GLOBAL

  1. Salir de una pastoral (formación) ritualista, intra-eclesial, intimista, para ser luz en el mundo. (Sr. Cardenal)
  2. La formación mira hacia las culturas, la sociedad para que en ella la Iglesia pueda ofrecer su voz y testimonio. (Sr. Cardenal)
  3. La formación de los agentes que quiere ser misionera mira a hacer de los formandos formadores de otros agentes.
  4. Las instancias de formación (Arquidiocesanas, Decanales, Institutos) que existen son medio que han de promover una formación para la misión.
  5. Uno es el “qué” de la formación (objetivos, temática general, niveles) y varios los “como” (tiempos, lugares, subsidios) que se lleva a cabo atendiendo a las realidades, las culturas que se viven en cada decanato.

RESULTADO DEL SEGUNDO MOMENTO DE TRABAJO EN GRUPOS


PRINCIPAL - CONTENIDO

REUNIÓN DE MARZO

HOME | 2004 | 2005 | 2006 | 2007 | 2008 | 2009 | 2010 | 2011 | 2012