TERCER MOMENTO
DE TRABAJO EN GRUPOS

Decanos segundo encuentro

TENIENDO EN CUENTA QUE LA FORMACIÓN ES PARA LA MISIÓN, ¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS QUE DEBE TENER LA FORMACIÓN EN EL DECANATO?

VICARÍA I
  1. Contenido elemental: bíblico, moral, litúrgico, eclesial.
  2. No descuidar la integralidad de la formación: intelectual, humana, espiritual y apostólica.
  3. Que conduzca a los laicos a ser sujetos activos de su formación.
  4. Que prepare a los laicos a llevar a cabo el Plan de Pastoral.
  5. Que la formación ayude a una verdadera fraternidad y confidencialidad.
VICARÍA II
  1. Garantizar la formación.
    Comunión y participación (comunión garantiza continuidad).
  2. Orientada a la ministerialidad.
  3. Para salir a la Ciudad.
  4. Para el encuentro con la Ciudad.
  5. Distinguir entre Cefal y Cefalae.

VICARÍA III

  1. Espiritualidad Misionera laical.
  2. Brindar una formación integral que dé respuesta a las realidades de hoy.
  3. Espíritu eclesial que favorezca una corresponsabilidad en el trabajo pastoral.
  4. Tener creatividad en la formación.
  5. Utilizar los tiempos fuertes litúrgicos para formar a nuestra gente, en orden a dar el paso del pensamiento mágico al religioso.

VICARÍA IV

  1. Necesidad de la formación - conciencia de formarse y formar.
  2. Encarnada. Especialmente en el decanato, propiciando el diálogo con los fieles.
  3. Con dirección incluyente y corresponsable.
  4. Planificar profesionalmente y de acuerdo a planes específicos.
  5. Integral y aplicada de forma personalizada y sencilla.
  6. Centrada en el Reino e iluminada por el Evangelio.
  7. Comunitaria y gradual.
  8. Apoyada por la revisión de vida.

VICARÍA V

  1. La formación debe ser sistemática, constante, continuada y asistida, fincada en la misión y de incidencia en la vida diaria, laboral, social, económica, etc., que cuente con personas que vayan pastoreando, acompañando y que responda a las necesidades del público que nos rodea.
  2. La característica de ser integral, es decir, que abarque también las áreas humana, espiritual para la misión y no únicamente intelectual, con miras a la conversión de la persona.
  3. formar a la comunidad en su ser bautismal, que asuma el proyecto de la construcción el Reino y ayude a configurar su modo de ser cristiano con miras al anuncio del Evangelio.

VICARÍA VI

  • Es en fases. Cada fase formativa incida en el ambiente en que se viva:

INICIAL

  • Gradual.
  • Que parta de las necesidades de la gente y cultura.
  • Situada (tiempos, culturas, etc.).
  • Que no sea tan intelectual sino más de experiencia (viva) para enamorarles.
  • Entusiasta para el encuentro con Cristo.
  • Cómos muy concretos y decanatos en libertad para aportar.
  • Que suscite el encuentro consigo mismo y con los demás (la sociología, antropología, bio-psico-social).

BÁSICA

  • Sistemática.
  • Puede darse dentro del ámbito parroquial o más allá (unirse dos o varias parroquias).
  • Que tenga unidad de lenguajes, conceptos (no unicidad).
  • Debe ser cristocéntrica y soteriológica (tener clara la Historia de la Salvación).
  • Con eclesiología del Vaticano II.
  • Ofrece elementos de análisis de la realidad.
  • Que los agentes capten la pluriculturalidad y el ecumenismo (formar para ese diálogo).
  • Valorar las fuentes previas a esta etapa. Aprecio equipos formación equivalente, dada la variedad de instancias formativas en esta Arquidiócesis.
  • Ubicar a la gente en el ser del II Sínodo.

ESPECÍFICA

  • Sistemática.
  • Se apoya en instancias, instituciones o parroquias (logra intercambio entre parroquias o instituciones que se dedican a ella).
  • Tiene más de fondo teológico (conceptos).
  • Profundiza en el análisis de la realidad.
  • Facilita el diálogo intercultural e interreligioso.
  • Donde se aprovecha el aporte de las comisiones vicariales y arquidiocesanas.

PERMANENTE

  • Atentos a las situaciones emergentes y urgentes del acontecer.
  • Capacidad de asimilar cambios (de pastores, líderes, coordinadores). Manejo de conflictos en la transitoriedad pastoral.
  • En permanente actualización de programas, contenidos, métodos.
  • Continuidad en los procesos pastorales.
VICARÍA VII
  1. Que se tenga un proyecto decanal misionero en comunión con el proyecto arquidiocesano y vicarial.
  2. Que dicho proyecto tenga principios pedagógicos que faciliten con claridad una enseñanza adecuada a los creyentes.
  3. Que el proyecto se haga con pleno conocimiento de la realidad pastoral de cada decanato a fin de responder a las necesidades fundamentales.
  4. Que los mismos pastores se vean implicados en los proyectos ya que es importante la participación.
  5. Que se involucre a los demás grupos a una misma misión piloto y se vea así una integración evangelizadora.
  6. Que no se pierda de vista el sentido del discipulado. La misión es para ser discípulos y misioneros y lo importante es estar en ese contexto del discipulado.
  7. Ser perseverantes para darle continuidad a los proyectos.
  8. Para que haya misioneros laicos, se requiere de la presencia del pastor a fin de darles confianza y se sientan acompañados.

VICARÍA VIII

  1. Que forme agentes para responder a las necesidades de pastoral.
  2. Que sea profundamente eclesial (sentido de Iglesia, del lugar que le corresponde a cada uno) en algunos casos tener en cuenta la religiosidad popular ya que no podemos ignorar la existencia de mayordomías y fiscales.
  3. Que la formación tenga un espíritu de servicio para vivir la experiencia de Jesucristo y hacer que otros vivan la experiencia de Jesucristo.
  4. Que la formación tenga un espíritu de servicio; que se forme para formar a otros hermanos suyos sin afán de lucro.
  5. Que se cuide de tener noticias de las enseñanzas del Magisterio y de aplicar las enseñanzas.

BASÍLICA DE GUADALUPE

  1. Incluir en el plan arquidiocesano y los planes vicariales el acontecimiento guadalupano, vgr. profundizar el kerigma guadalupano, aunado al kerigma apostólico.
  2. Establecer una continuidad en el proceso evangelizador.
  3. Buscar y fundamentar el diálogo con las culturas en su realidad sociocaritativa.
  4. Dar espacios a l participación de la vida consagrada, así como a la laical.
  5. Valorizar la religiosidad y piedad populares, como un proceso evangelizador y evangelizante, propios de nuestras culturas, pues el presbítero no sólo evangeliza, también es evangelizado por las tradiciones (inculturación).

¿CUÁLES SON LOS PASOS SIGUIENTES EN EL DECANATO PARA AVANZAR EN LA FORMACIÓN DE AGENTES?

VICARÍA I

  1. Fortalecer y promover el CEFALAE.
    Previene de las ideas extrañas a las que están expuestos los laicos en los medios de comunicación social.
  2. Promover la fraternidad sacerdotal para propiciar un buen ambiente que ayude a la formación de los laicos.
  3. Fomentar la catequesis de "párvulos" (infantil de 3 a 7 años) ya que en la familia no se está inculcando la catequesis inicial.
  4. Fomentar la catequesis de "papás de niños de la primera comunión".

VICARÍA II

  1. Insistir en la Misión que vamos a hacer - encarnar estructuras del Cefal en el decanato y la visión hacia dónde vamos = que haya laicos que conozcan su fe y den testimonio de ella en un mundo secularizado.
  2. Compartir vida y experiencia de Jesucristo.
    * Retiros que centren en Cristo.
    * La experiencia de Jesucristo.
    * Valorar experiencias pastorales.
  3. Talleres de acompañamiento para centrar en el Señor.
  4. Propiciar el acompañamiento y el diálogo en el acompañamiento.

VICARÍA III

  1. Hacer una evaluación objetiva por decanatos de cómo se está dando la formación en los Cefalae's y otros.
  2. Promover a nuestros agentes de pastoral.
  3. Convocar a una reunión, como antesala a la Asamblea Vicarial.
  4. Realizar la Asamblea Vicaria sobre la formación de agentes.
  5. Que cada parroquia asuma la formación básica, de acuerdo a los criterios del decanato.
  6. Desarrollar en los contenidos de formación que integre un espíritu eclesial.
  7. Crear un equipo coordinador de la formación de la vida y ministerio de los presbíteros.
  8. Crear un equipo vicarial que coordine la formación de los agentes laicos a nivel de decanato.

VICARÍA IV

  1. Insistir en el primer anuncio como base y plataforma de la formación.
  2. Conversión pastoral de los agentes para formarse y formar.
  3. Formar comunidades de vida cristiana y de estudio.
  4. Apoyo y solidaridad interparroquial para retiros y centros de formación.
  5. Centrarnos en el estudio de la Historia de la Salvación.
  6. Formación y seguimiento de equipos kerigmáticos decanales y parroquiales.
  7. Aprovechar y articularnos con instancias vicariales y arquidiocesanas, subsidios y planes. Desde y con la Dirección de Formación de la Vicaría.
  8. Desde el Plan San Miguel: formación de agentes en una espiritualidad de comunión.

VICARÍA V

  1. Revisar si nuestros planes decanales están ordenados hacia la formación de agentes y en vistas a la misión y, reformular dichos planes de formación para enfocarlos a la misión.
  2. Redactar un plan de formación sistemática y gradual que nos lleve a favorecer la formación, evitando se siga con un programa desarticulado, sin estructura, sino que favorezca la formación y la proyección en miras a la misión.
  3. Que el decanato, como subsidiario, anime, fortalezca y dé seguimiento al trabajo que se está realizando en las parroquias.
  4. Interesar a los decanos y encargados de pastoral para que se apliquen estos planes y se pueda realizar un trabajo en sintonía.
  5. Hacer una encuesta preguntando:
    ¿Qué entiendes por formación de agentes?
    ¿Qué es la formación de agentes?

VICARÍA VI

  1. Que haya diversidad de centros, días, horarios y programas para la formación.
  2. Aceptar gente que simpatice en los centros de formación sin que tengan que trabajar en la parroquia.
  3. La comunicación interparroquial de agentes (de convivencia, comunión parroquial).
  4. Socializar la información que se obtuvo de este evento (elaborar y distribuir un documento de criterios).
  5. Revisar plan de formación vicarial conforme a estos nuevos criterios.
  6. Que los facilitadores adquieran la habilidad de valorar, apreciar, equiparar e implementar la formación ya recibida.

VICARÍA VII

  1. Partir de un estudio de la realidad pastoral de las parroquias del decanato y unificarlo al proyecto de la Arquidiócesis y de la vicaría.
  2. Aprovechar los medios que proporciona la Arquidiócesis y la vicaría como subsidios, planes, recursos que ayuden a facilitar el trabajo y complementarlo con lo ya existente para encauzarlo según los lineamientos de la Arquidiócesis.
  3. Que la formación inicial no se abandone, hay que renovarla y evaluarla periódicamente, uniéndola a una permanente relación con Dios.
  4. Que el proyecto decanal sea puesto en práctica gradualmente respetando tiempos, situación social, capacidades de cada agente.
  5. Dar una continuidad a los proyectos que han dejado los antecesores (párrocos, decanos).
  6. Que el obispo entusiasme a los miembros de cada decanato buscando nuevas formas para ello y comprometerlos en la vida de fraternidad y comunión.
  7. Que el decano visite al párroco para apoyar y motivar los planes decanales.
  8. Fortalecer Cefalae; asistirlos y motivarlos, pues son la fuente principal de agentes de pastoral.

VICARÍA VIII

  1. Designar un equipo a nivel vicaría integrado por un responsable de cada decanato y un coordinador.
  2. Que todos los decanatos tengan el mismo plan de formación básica y elegir un lugar accesible.
  3. Tener una asamblea para ver dónde estamos en el proceso de misión en un: primer paso hacerlo a nivel parroquia con un esquema de evaluación sencillo; segundo paso en el decanato y tercer paso a nivel vicaría. se sugiere evaluar lo vivido y hacer propuestas y sugerencias para continuar el proceso.

BASÍLICA DE GUADALUPE

  1. Consolidar las pequeñas comunidades, con un programa especifico.
  2. La formación permanente del clero, con continuidad y proyección pastoral.
  3. La participación de las comunidades de vida consagrada.
  4. La formación permanente de los agentes de pastoral y/o de los trabajadores del santuario, en un programa de kerigma guadalupano.
  5. la formación de los responsables de las distintas peregrinaciones, proyectando la inculturación y la responsabilidad sociocaritativa.

RESULTADO DEL TERCER MOMENTO DE TRABAJO EN GRUPOS


PRINCIPAL - CONTENIDO

REUNIÓN DE MARZO

HOME | 2004 | 2005 | 2006 | 2007 | 2008 | 2009 | 2010 | 2011 | 2012