ORACIÓN CONCLUSIVA

Decanos segundo encuentro

Palabras del Sr. Cardenal.

Oración
Señor de mi vocación

Todos

Señor de mi vocación,
acá estoy como antaño,
esperando que me empujes,
deseando que me alientes,
rogándote que me sostengas;

porque he dejado jirones de tu llamada en el camino
y experimento la tristeza de la infidelidad;
porque me he entregado a los demás con egoísmo
y experimento la vergüenza de mi mentira;
porque he huido una y otra vez del dolor,
y experimento el dolor de la cobardía.

Señor de mi vocación, acá estoy como antaño,
para entregarte los despojos de mi batalla:
signo de mi debilidad culpable
y signo de mi valentía entusiasta.

Si me he arriesgado, ha sido por ti.
Si he peleado, ha sido por ti.
Si he sido vencido, ha sido por ti.
No es válida excusa, pero sí humilde confesión.

Señor de mi vocación, sigue siendo mi único Señor.
Que no me venda a nada ni a nadie.
Que no me canse jamás.
Que mi testimonio seas siempre tú.
Que al anochecer de cada día,
pueda sentir tu mirada en la mía,
como bastón poderoso para mi limitación.
Señor de mi vocación, acá estoy como antaño,
diciéndote de nuevo que sí.

Bendición del Señor Cardenal

V. El Señor esté con ustedes.
R. Y con tu espíritu.

V. Dios, que en Cristo ha manifestado su verdad y su amor, los haga mensajeros del evangelio y testigos de su amor en el mundo.

R. Amén.

V. Jesús, el Señor, que prometió a su Iglesia que estaría con ella hasta el fin del mundo, dirija sus pasos confirme sus palabras.

R. Amén.

V. El Espíritu del Señor esté sobre ustedes, para que, recorriendo los caminos del mundo, puedan anunciar el evangelio a los pobres y sanar los corazones desgarrados.

R. Amén.

V. Y la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre ustedes.

R. Amén.

Canto de Salida
Alma misionera

Señor toma mi vida nueva
antes de que la espera,
desgaste años en mi.
Estoy dispuesto a lo que quieras,
no importa lo que sea,
tu llámame a servir.

Llévame donde los hombres
necesiten tus palabras,
necesiten mis ganas de vivir.
Donde falte la esperanza,
donde todo sea triste,
simplemente por no saber de ti.

Te doy mi corazón sincero,
para gritar sin miedo
lo hermoso que es tu amor.
Señor, tengo alma misionera,
condúceme a la tierra
que tenga sed de ti.

Llévame donde los hombres…


PRINCIPAL - CONTENIDO

REUNIÓN DE MARZO

HOME | 2004 | 2005 | 2006 | 2007 | 2008 | 2009 | 2010 | 2011 | 2012