RESPECTO A LA FUNCIÓN DEL OBISPO


Pregunta: En su experiencia al frente de una vicaría episcopal territorial y como obispo auxiliar en esta Arquidiócesis, ¿cuáles son las acciones y actitudes de un obispo, ante su presbiterio, que más pueden ser formativas? Y por contrario, ¿cuáles podrán ser deformantes?

Descargar audio

Descargar audio

Mons. Jonás Guerrero Corona, obispo auxiliar de la VI Vicaría Episcopal “San José”, aseguró que desde su papel como obispo se debe, por una parte, suscitar la comunión y el acompañamiento a los sacerdotes; pero también se requiere la confrontación con ellos para buscar la verdad con asertividad y seguridad en la toma de decisiones” cuando existan situaciones irregulares que afecten al Pueblo de Dios y a la Iglesia local.

“Lo propio del obispo es suscitar y animar la comunión, pero se requiere también confrontación como parte de la búsqueda de la verdad; no es el camino de la vida pastoral de la Iglesia dejar al otro en el error. Es una fase de negación deformante. Si hablamos de confrontación es una búsqueda de verdad en lo pastoral, espiritual y administrativo; el Papa Benedicto XVI nos da la pista: tener caridad en la verdad”.

El mismo obispo auxiliar dijo tajante, que factores como “sentir miedo del presbiterio o sentirse amenazado por él, ser permisivo con el clero y dejar pasar los acontecimientos creyendo que éstos van a superarse” son graves errores del obispo: “es lo peor que nos puede pasar que dejemos por comodidad pasar estas circunstancias”. 

“Si el obispo toma decisiones equivocadas, posturas cómodas, irenismos, encubrimiento, permisivismos no va a ser bendición, va a ser lo contrario”, espetó.


INICIO | CONTENIDO

REUNIÓN DE OCTUBRE

HOME | 2004 | 2005 | 2006 | 2007 | 2008 | 2009 | 2010 | 2011 | 2012