SECRETARIADO DE PASTORAL LITÚRGICA

II ~ 2012



Comisión de Liturgia | Comisión de Música Sacra |
Comisión de Arte Sacro | Comisión de Piedad y Religiosidad Popular


SECRETARIADO DE PASTORAL LITÚRGICA
Pbro. Salvador Barba Maldonado
Secretario

1. Antecedentes

Los trabajos pastorales del II Sínodo derivaron en la creación de nuevos organismos eclesiales, el más importante sin duda, la Vicaría de pastoral, que concentró los esfuerzos para animar y organizar, con las diversas instancias pastorales, una pastoral de conjunto que diera cauce a las aportaciones de los participantes del II Sínodo.

Desde las primeras reuniones de coordinación con los organismos diocesanos, se fue haciendo necesaria la conformación de otros organismos que complementaran los trabajos de la Vicaría de Pastoral. En nuestro caso, era necesario un organismo que partiendo desde los planteamientos fundamentales de la Pastoral Litúrgica y de la celebración digna de los sacramentos, fuera capaz de integrar también otros medios importantes para la evangelización, que tocan el campo litúrgico, señalados por el Sínodo, como la Religiosidad popular, la música y el arte sacro.

En la praxis postsinodal se fue haciendo patente la perspectiva pastoral de dichos organismos, cuya fuerza no debería estar tanto en el plano de la ejecución de las acciones, sino más bien en la coordinación de esfuerzos de los trabajos de comisiones, con un carácter mas bien de subsidios y servicios. Que fuera el enlace de la Vicaría de Pastoral y las comisiones operativas.

Así, con pasos sólidos, se fue conformando dentro de la Vicaría de Pastoral el esquema de los Secretariados de pastoral (Litúrgica, Profética y Sociocaritativa). En nuestro caso, el Secretariado de Pastoral Litúrgica se creó con la intención de dar respuesta a los ordenamientos sinodales, particularmente para apoyar al Sr. Arzobispo y a sus Vicarios Episcopales en su función de orientar y supervisar la vida litúrgica de la Arquidiócesis, y la formación de agentes para el servicio litúrgico (ECUCIM 3097 y 98).

2. Visión del Secretariado

Estas dos necesidades (orientar y supervisar la vida litúrgica y formar agentes) han sido a lo largo de estos años los pilares sobre los que se ha apoyado la acción del Secretariado de Pastoral Litúrgica, y han marcado de manera amplia los trabajos iniciales del Secretariado.

En relación con la vida litúrgica de la Arquidiócesis, se adoptó el presupuesto Vaticano de que las celebraciones del Papa deberán ser siempre celebraciones modélicas. Y, aún más, a partir de la orientación con el Magisterio Pontificio para las diferentes celebraciones, sobre todo durante las visitas papales a nuestro país, se empezó a procurar en nuestra iglesia local que las celebraciones más representativas de la vida arquidiocesana fueran siempre modelo de celebración para las diversas comunidades.

A partir de estos presupuestos y regidos por los libros litúrgicos, en el Secretariado hemos adoptado una filosofía de colaboración con las demás instancias diocesanas, asesorando y ofreciendo esquemas celebrativos adecuados y fructuosos, que permitan concretar el sentido de pastoral de conjunto y que enriquezcan la participación en la vida celebrativa de las comunidades y grupos. Adaptaciones, simplificación de esquemas, elección de textos, proposición de temáticas en torno a la Palabra, aprovechamiento de los recursos celebrativos contemplados en los rituales, celebración de sacramentos y sacramentales en diferentes momentos de la vida arquidiocesana, han sido puestos al servicio de los diversos agentes. De la misma manera, hemos sido capaces de elaborar diferentes subsidios, con muy diversas temáticas (sobre los diferentes tiempos litúrgicos, sobre algunos sacramentos y sacramentales, en las celebraciones y ejercicios espirituales del Presbiterio, etc.), como parte del apoyo al Sr. Arzobispo y su Consejo en su tarea de liturgos de la Diócesis, y de supervisar y orientar la Vida Litúrgica.

Esto nos ha llevado a colaborar con nuestra Arquidiócesis en experiencias significativas de la pastoral de conjunto, como la elaboración del Directorio de los sacramentos de la iniciación cristiana, y la propuesta del manual operativo parroquial; así como el proyecto para un Directorio del sacramento del matrimonio que está por concluirse. Presencia asidua y activa en las Asambleas Arquidiocesanas y Eventos arquidiocesanos.

En relación con la formación de agentes, se ha fomentado de manera activa la participación de las comisiones del Secretariado en la formación de los diversos agentes. Se ha apoyado la asesoría en materia de Liturgia con el Consejo Episcopal cuando se le ha requerido. En relación con el presbiterio, se ha continuado con el proyecto de una Jornada anual de Actualización Litúrgica (ya es la 10ª este año), donde se proponen temas para la formación litúrgica permanente. También, a petición concreta de algunas Vicarías o Decanatos, o bien apoyando las solicitudes de algún Obispo, hemos fomentado las iniciativas ofrecidas por las diferentes comisiones para la actualización para los sacerdotes en materia de Liturgia, Música, Arte sacro y Piedad Popular. Todo esto, además de apoyar los cursos de los diversos seminarios y casas de formación. También participamos activamente en la formación y actualización del diaconado permanente.

En relación con los laicos, hemos animado las diversas propuestas de las Comisiones, como son cursos de verano, diplomados, talleres, series de formación, encuentros, etc., todo esto con la intención de mejorar la participación de los agentes de la liturgia en las diferentes comunidades diocesanas.

El Secretariado de Pastoral Litúrgica también ha colaborado con otras instancias de formación de la Diócesis como la CAFAP y la sección de publicaciones y ediciones Arquidiocesanas. Además de algunas encomiendas específicas.

Cabría resaltar la presencia del Secretariado en la CoPPA, antes Comisión Permanente de la Pastoral. Esta presencia ha permitido estar en el ritmo de la Misión Permanente y colaborando, en cada momento, desde el ámbito encomendado. Es un elemento de inserción y articulación de la pastoral de conjunto, permeada siempre por la vivencia celebrativa de la fe.

3. Evaluación

a) Ad intra

En relación con el estado que guarda el Secretariado de Pastoral Litúrgica con las Comisiones que lo conforman (Liturgia, Música, Arte y Religiosidad y Piedad Popular), podemos afirmar que existe una sana relación, a veces algo ríspida pero que ayuda a avanzar; se busca mantener un espíritu de colaboración y participación. Se ha buscado desde el Secretariado de Pastoral Litúrgica apoyar las iniciativas de cada una de sus comisiones y participar en las acciones de la Arquidiócesis (reuniones de la Vicaría de Pastoral, Senado, Decanos, Diversos consejos, etc.). Se ha valorado la estructura que cada comisión ha logrado crear para sus trabajos y se ha trabajado porque colaboremos como comisiones de la Vicaría de Pastoral, y con ella, con las Vicaría Sectoriales y las Vicarías territoriales.

Si bien esto se puede llegar a demeritar por las dificultades generadas por los diversos compromisos pastorales de cada encargado, y la complejidad para establecer reuniones conjuntas, hay buen ambiente y compromiso. También se expresa esta falta de articulación con los responsables de las Vicarías Territoriales, muchos cambios y desinterés de algunos de ellos, además de las características particulares de su propia Vicaría.

b) Ad extra

Se necesita, desde las comisiones, estructurar mejor nuestras acciones de formación; de tal manera que lleguen a más agentes de pastoral y con un tinte misionero. Debemos orientar mejor los esfuerzos de formación hacia las personas que realmente colaboran con la vida celebrativo-litúrgica de sus comunidades. Se requiere establecer vínculos nuevos y de comunión con las Vicarías (territoriales y funcionales), así como poder impulsar la integración y difusión, de mejor manera en sus comunidades, a los fieles que asisten a los diversos cursos que ofrecen las comisiones.

4. Retos

La formación de agentes para la Misión y, ahora, para la Misión Juvenil 2013, es el reto más importante que tenemos. Desde la Pastoral Litúrgica poder acercarnos a todos los destinatarios prioritarios que el Sínodo propone. Donde insistió sobre la riqueza del elemento celebrativo de la fe y de las expresiones valiosas de la Piedad Popular, revaluada, ahora, por Aparecida. Pero es necesario inculturar nuestra respuesta con las necesidades de los diferentes niveles de participación y de los muy diversos y variados ambientes culturales de nuestra Arquidiócesis. Necesitamos apoyar a los agentes encargados de dichos niveles (Vicario Episcopal, Decano, Párroco) y ofrecer subsidios de formación adecuados y sencillos a sus requerimientos prácticos.


1. COMISIÓN DE LITURGIA
Pbro. Dr. Ricardo Valenzuela Pérez.
Director

1. ¿Cómo definirías a tu Comisión (en su naturaleza, finalidad y tareas)?

La Comisión de Liturgia de la Arquidiócesis de México se define como la instancia que apoya, soporta y conduce la adecuada y conveniente actualización del Misterio Pascual en la Arquidiócesis por medio de subsidios, cursos, asesorías, celebraciones y demás acciones y/o actividades realizadas en la Iglesia local.

2. ¿Cómo se relaciona tu Comisión con otras estructuras arquidiocesanas y pastorales, especialmente entre Comisiones y Secretariados? ¿Qué necesidades pastorales emergen en relación con la economía y las estructuras pastorales del Secretariado y las Comisiones? ¿y con otras instancias?

De muchas maneras. Toda vez que hay alguna actividad arquidiocesana las varias comisiones involucradas intervienen en la preparación del evento que requiera apoyo. En este sentido la comisión de Liturgia ha interactuado con Catequesis, Orden y Logística, Música, Arte, etc. El “cómo” depende la actividad pero concretamente se desarrollan subsidios impresos para las actividades que así lo necesiten o bien, se asesora en la preparación de materiales en los que estén implicadas varias comisiones.

Por lo que se refiere a las necesidades pastorales y su relación con la economía, vale sólo recordar que en las varias actividades en las que participa la Comisión, en cualquiera de sus modalidades, la economía apoya constantemente las necesidades que surgen de la labor pastoral. Hemos buscado, sin embargo, incidir lo menos posible en los gastos de economía al ser conscientes de optimizar los recursos que nos ofrece el pueblo de Dios.

3. ¿Qué encomiendas ha recibido tu Comisión del II Sínodo (ordenamientos) y la etapa postsinodal? ¿Y en específico del Sr. Arzobispo?

Al ser la Liturgia un medio importante de Evangelización, se ha buscado establecer un equilibrio entre las propuestas que vienen de varias instancias a la hora de organizar la Peregrinación de la Arq. a la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe o bien la celebración Eucarística y la Procesión el día Corpus Christi, por hablar de las actividades de la pastoral multitudinaria; o bien, cuando se ha requerido la participación en las Asambleas Sinodales y otras actividades arquidicesanas, hemos buscado que el aspecto evangelizador enlazado con la naturaleza de la Comisión, no derive en acciones que satisfagan intereses o gustos particulares. En todo momento se ha mantenido el espíritu de la liturgia surgida de la reforma del Vaticano II no sin dificultades.

Las indicaciones concretas del Sr. Arzobispo para la Comisión han sido tales que el objetivo es hacer las celebraciones litúrgicas en las que él participa sean del todo modélicas. Ello nos ha permitido mantener un nivel bastante bueno en lo referente a la significación litúrgica y sobriedad celebrativa con favorables menciones de varias instancias eclesiásticas y civiles, lo que le ha merecido a Su Eminencia felicitaciones en repetidas ocasiones. Asimismo cuando la Arquidiócesis ha sido anfitriona o ha participado en eventos Latinoamericanos o Nacionales, la indicación que ha dado el Sr. Arzobispo es la de participar y apoyar en todo lo que se requiera; tal es el caso del Encuentro Mundial de las Familias, la reunión para revisar el Compendio de Doctrina Social de la Iglesia, las Visitas Apostólicas e inclusive la organización y preparación de las Asambleas Ordinarias del Episcopado Mexicano, entre otras.

4. ¿Qué se ha hecho a partir de estas encomiendas? ¿cómo se reflejan en el trabajo que realiza la Comisión? ¿cuántas y cuáles se han abordado? ¿alguna se ha concluido?

Como se decía anteriormente, muchas de las encomiendas han tenido una realización específica en tiempo y forma, por lo que la mayoría de las actividades tuvieron un verificativo concreto. Por lo que se refiere al mantener el espíritu de la liturgia como medio de evangelización los proyectos de cada Vicaría se desarrollaron conforme a las agendas de cada comité organizador, por lo que también se llevaron a cabo en los horarios y fechas propuestas: reuniones de presbiterio en cada Vicaría o incluso Decanato, desarrollo de temas específicos con ocasión de la presentación libros litúrgicos.

5. ¿Qué propones para renovar el servicio de tu Comisión con lo aquí evaluado? ¿Qué trabajos pendientes se habrían de retomar? ¿Qué enfoques habría que renovar?

Propongo no perder de vista la naturaleza de la Comisión y seguir apoyando las actividades que la Iglesia local encabece. De este modo queda siempre vigente el propósito de “actualizar” el Misterio Pascual evitando a toda costa la monotonía ritual, lo que no significa inventar por inventar sin sentido teológico, que es una de las tentaciones de varios aficionados a la liturgia, no así de los cultores de liturgia.

Queda pendiente el poder eslabonar más específicamente los trabajos concretos de cada Vicaría y sus comisionados, no sólo para apoyar sino para generar la unidad en las líneas de acción, lo que no significa uniformar.

Valdría la pena renovar el enfoque de una eclesiología de Comunión que vigorice los trabajos y dé razón a los programas y proyectos de la pastoral litúrgica Vicarial y arquidiocesana.

6. ¿Se han realizado otros trabajos en la Comisión, aunque no hayan sido solicitados por el II Sínodo o la etapa postsinodal?

Si tenemos en cuenta la constante mención de la Iglesia arquidiocesana sobre la liturgia como medio privilegiado de la evangelización, no considero que se hayan realizado actividades fuera de este tópico.

7. ¿Se ha trabajado articuladamente con las Comisiones de los diferentes Secretariados de la Arquidiócesis? ¿Se ha podido articular el trabajo con las Vicarías territoriales, particularmente contando con un encargado en cada una de ellas?

Por lo que se refiere a los Secretariados y a sus Comisiones, podemos decir con alegre serenidad que en general si se ha podido articular el trabajo en todo momento. Con lo encargados vicariales, sin embargo, no siempre.

8. Observaciones y sugerencias que para mejorar los trabajos de esta Comisión.

Seguir actualizándose en materia de investigación y formación permanente en materia litúrgica, de tal modo que los encargados de cada Vicaría y el Director de la Comisión podamos considerar, bajo la lógica de un “Cor unum”, los deseos, necesidades y retos de la Iglesia universal y particular, de tal manera que uniendo fuerzas, logremos hacer de la celebración un “Signum unitatis” y un “Vínculum caritatis”.


2. COMISIÓN DE MÚSICA SACRA
D.P. Javier Francisco Barrera Vázquez
Director

La SACROSANTUM CONCILIUM precisa la estrecha relación de la Música con la Liturgia: LA CONSIDERA UN ELEMENTO LITÚRGICO.

“El canto sagrado, unido a las palabras, es parte necesaria e integrante de la liturgia solemne“ SC 112.

Por consiguiente, la música y el canto no son simple adorno añadido a la acción litúrgica. Por el contrario constituyen una realidad unitaria con la celebración, permitiendo la profundización y la interiorización de los misterios divinos.

Toda celebración pide el canto. Celebrar es una palabra que pide cantar. Porque es una manifestación visible, audible, sensible y gozosa de realidades invisibles, de acontecimientos salvíficos actualizados en aquél día,, en aquella fiesta, en aquella hora.

Vividos intensamente en la fe de la Iglesia por la asamblea litúrgica, congregada en la presencia regocijante del Señor resucitado, como comunidad que se expresa en la palabra de Dios que se proclama, se desborda con cantos que responden en concordia de voces y corazones, que se une en oración común que los hace mas fuertes, en actitudes y gestos corporales comunitarios.

La Música Litúrgica se proyecta mas allá de si misma y de los fines prácticos: didácticos, sociales, estéticos. Va más allá también del simple cumplimiento de un rito. Se abre sobre el campo indefinido de los sentimientos que despierta y de las libres reacciones que provoca. Situada como está en el ámbito de la fe se convierte para los creyentes en ‘sacramento y misterio’ de las realidades que se celebran.

De estas consideraciones de la realidad y naturaleza de música sacra se generan la finalidad y tareas de nuestra Comisión de Música Sacra.

  • Cuidar que el Canto y la Música en la Liturgia sea apropiado y digno.
  • Ayudar que en cada Vicaría, Parroquia, o Rectoría, en su asamblea exprese y viva cada vez mejor la fe y cante con gusto las alabanzas del Señor.
  • Atender las necesidades de Canto y Música Litúrgica emanados de la pastoral Arquidiocesana, como celebraciones, asambleas, conciertos y otros.
  • Establecer mecanismos para brindar elementos de Formación humana, Espiritual, Litúrgica, y Técnico Musical a todas aquellas personas que ya realizan o quieren participar en el ministerio del canto.

La SCHOLA CANTORUM: Formación de agentes de pastoral a través del canto en sus parroquia. La creación de un Centro de Formación de Música Litúrgica.

ESCUELA SUPERIOR DE MÚSICA SACRA
Diplomado en Música Litúrgica.
Operador de Música Litúrgica.

Proyecto de Incorporación a la SEP de la Facultad de Música, en la Universidad Lumen Gentium. Estamos en el momento de revisión de programas para presentar la solicitud.

La formación musical de los futuros Sacerdotes en el Seminario Menor y Mayor.

El Congreso anual Arquidiocesano de Música Litúrgica.

Referente al Instituto Cardenal Miranda, logramos entregar al Sr. Cardenal, El Acta constitutiva de la Asociación Civil que opera el Instituto. Al igual le presentamos las personas que constituyeron la Asociación Civil que legalmente es la propietaria del inmueble, y ha quedado todo en manos del mismo Sr. Cardenal, este asunto que está en situación delicada.

El resultado de los trabajos de la Comisión es medio, ha sido difícil, convencer a nuestros fieles de la necesidad de prepararse para ejercer nuestro ministerio. Pero hemos abierto los caminos y despertado inquietudes, a la vez que tenemos un grupo de colaboradores que poco a poco vamos dando infraestructura a nuestra comisión.

En el II Sínodo No. 3092: Indica claramente …

Darle a la Música litúrgica el papel que le corresponde en las celebraciones, por una preparación esmerada de todos los que intervienen en este campo.

Creemos indispensable establecer un puente entre la Comisión con las Vicarías de tal forma que no solo sea informativo de las actividades y proyectos , sino se haga una verdadera promoción, o sea ayudarnos a asignar a los agentes para prepararlos en éste difícil ministerio.

Vamos a comenzar un proyecto de un gran grupo de jóvenes de la Arquidiócesis, con proyección importante, que esperamos sea un referente fuerte, importante en nuestra juventud, y emblema en nuestra misión para los jóvenes a realizarse en 2012.

Es necesario establecer vínculos con las diferentes comisiones, de tal suerte que nuestro trabajo no resulte aislado, en apoyos reales de compartir el trabajo, pues la Pastoral es de Conjunto.


3. COMISIÓN DE ARTE SACRO
Pbro. José R. Hernández Schäfler
Director

1.- Siendo la comisión de arte sacro parte del secretariado de la pastoral litúrgica, su cometido es colaborar dentro de su ámbito propio para que las diversas iglesias y capillas puedan ser lugares adecuados para la celebración de los distintos sacramentos de la Iglesia Católica. Por tanto, nuestra finalidad es apoyar las obras de construcción, conservación, restauración, adaptación y dignificación de los edificios y espacios destinados al culto divino. Nuestra tarea debe realizarse según lo establece el Concilio Vaticano Segundo en su Constitución sobre la Sagrada Liturgia, y de acuerdo también al Código de Derecho Canónico.

Las tareas de esta comisión consisten, por tanto, en la supervisión y sugerencias de los nuevos proyectos de iglesias de nuestro arzobispado. Además, el apoyo a las diversas comunidades parroquiales para la conservación y el arreglo de las iglesias antiguas, contando para ello con la colaboración de las instancias gubernamentales. También, la asesoría en la adaptación de los diversos espacios litúrgicos de las distintas iglesias de nuestra Arquidiócesis.

Para cumplir con su finalidad nuestra comisión está integrada, al menos en parte, por comisionados de cada vicaria, que en reuniones mensuales, además de presentar un informe de su propia vicaria, contribuyen con sus observaciones y sugerencias a la buena marcha de la comisión en su servicio a la Arquidiócesis. Contamos también con la colaboración de 3 arquitectos para el análisis y las sugerencias de las diversas obras.

2.- La relación de esta comisión se tiene principalmente con el secretariado de pastoral litúrgica. Pero también con las comisiones dependientes de ese secretariado, en los momentos y oportunidades señalados por el secretario en cuestión. Es natural, que al querer trabajar en conjunto con las otras comisiones y el mismo secretariado, busquemos tomar en cuenta las diversas necesidades pastorales que brotan de cada una de las comisiones y buscar responder a lo planteado.

3.- Las propuestas y encomiendas del segundo sínodo diocesano han querido ser tomadas debidamente en cuenta, lo mismo que a las encomiendas en las orientaciones pastorales anuales del arzobispo. En concreto, los ordenamientos 3105 y 3178 del segundo sínodo diocesano, así como el #108 de las orientaciones pastorales 2006.

4.- Como punto de referencia muy importante en la tarea de la comisión están estas encomiendas derivadas del segundo sínodo y de las propuestas del señor Arzobispo en sus orientaciones pastorales anuales. De hecho, los distintos trabajos que realiza la comisión en sus varios aspectos procuran tener como telón de fondo tales encomiendas. Seria prolijo enumerar como se han realizado las distintas sugerencias y propuestas para las comunidades visitadas para la construcción, conservación, mantenimiento y remodelación de las iglesias en cuestión.

5.- Para renovar el servicio de la comisión convendría:

a. Contar de hecho con la presencia y colaboración de los delegados del obispo de cada vicaría para saber cuáles son las necesidades y su posible respuesta de parte de la comisión de arte a través de la persona nombrada por el obispo auxiliar de la vicaría;

b. es importante también darle continuidad a los trabajos de análisis y propuestas a los distintos sacerdotes responsables de cada iglesia o capilla;

c. convendría insistir en la responsabilidad que el sacerdote y su comunidad tienen con relación a la misma Comisión pues a veces se procede de manera totalmente personal.

6.- Otros trabajos no solicitados directamente por el sínodo por la etapa postsinodal, han sido la celebración de la misa en la catedral en el mes de febrero con motivo de la fiesta del patrono de los artistas, el beato Fray Angélico. Esta celebración procura no sólo la alabanza de Dios y la invocación de Fray Angélico, sino también el encuentro de varios artistas y arquitectos con el fin de darse a conocer y saber que podemos contar con ellos en un momento dado.

Además, en el mes de octubre tenemos año con año una jornada de arte sacro que busca poner al alcance de muchas personas los diversos temas a tratar y así despertar y formar la sensibilidad artística de las mismas, presentando diversos temas sobre los recintos religiosos significativos en nuestro arzobispado v.g. la Catedral de México, los centros educativos fundados y servidos por la Iglesia, lo mismo que hospitales y conventos tanto masculinos como femeninos.

7.- El trabajo articulado con las comisiones de los diferentes secretariados se ha restringido a las comisiones del mismo secretariado de pastoral litúrgica. El trabajo articulado con las vicarias territoriales se ha podido proponer a través de los encargados de arte sacro de cada vicaría. Lamentablemente no tenemos por el momento la presencia de estos encargados de todas y cada una de las vicarias. Además, tampoco nos podemos enlazar en todo momento con todas las vicarías pues no siempre contamos con todos en las reuniones mensuales.

Observaciones y sugerencias

A. Que los obispos propongan, pidan y eventualmente insistan en la necesidad de que los sacerdotes de cada comunidad acudan a la comisión de arte para que ésta los asesore

B. Nombramiento, y eventual seguimiento, de los encargados de arte sacro de cada vicaria

C. Ante la catalogación y archivo de las diversas Iglesias, tanto en los inmuebles como en los muebles, solicitaremos la colaboración y apoyo no sólo de los vicarios episcopales, sino también de todo el presbiterio y de los diáconos.


4. COMISIÓN DE PIEDAD Y RELIGIOSIDAD POPULAR
P. Rubén Sandoval Meneses
Director

1. ¿Cómo definirías a tu Comisión (en su naturaleza, finalidad y tareas)?

Naturaleza:

  • Medio importante de diálogo entre el Evangelio y la Cultura (ECUCIM No. 2873).

Finalidad:

  • Dar, valorar, dinamizar, enriquecer las expresiones de religiosidad y piedad popular.

Tareas:

  • Ejercer un verdadero discernimiento evangélico por el cual en una actitud de inculturación de la fe, la piedad y religiosidad popular se conviertan en un camino para dinamizar los otros medios ordinarios de evangelización.
  • Poner un especial empeño en lograr una mutua armonización para promover, orientar y potenciar la religiosidad popular en relación con las diversas expresiones litúrgicas.

2. ¿Cómo se relaciona tu Comisión con otras estructuras arquidiocesanas y pastorales, especialmente entre Comisiones y Secretariados? ¿Qué necesidades pastorales emergen en relación con la economía y las estructuras pastorales del Secretariado y las Comisiones? ¿y con otras instancias?

A través del trabajo articulado y de solidaridad.

  • Entre Comisiones y Secretariados, con la asistencia y participación de las reuniones a las que somos convocados y poniendo en acción los acuerdos.
  • Las necesidades que emergen son propias de consideración del Secretariado y de cada Comisión.
  • Ninguna porque las necesidades emergen de la Comisión, no de los Secretariados.

3. ¿Qué encomiendas ha recibido tu Comisión del II Sínodo (ordenamientos) y la etapa postsinodal? ¿Y en específico del Sr. Arzobispo?

a) Del II Sínodo:

ECUCIM:

  • Evangelizar las culturas de la Ciudad (2267).
  • Elaborar subsidios para encauzar y evangelizar las manifestaciones religiosas concretas de cada lugar, respetando las características culturales de los diversos grupos (2896).
  • Integrar a los animadores de religiosidad popular (mayordomos, animadores del rezo del rosario, etc.) y equipos de agentes litúrgicos (2994).

b) Etapa Postsinodal:

  • Aprovechar los espacios donde se promueve la devoción a la Santísima Virgen de Guadalupe, aprovechando los existentes y preparar a los promotores del culto a través de folletos. (La misión permanente en nuestra iglesia local año 2000. No. 74)
  • Motivar a todos los agentes de pastoral para que se preocupen por entender, vivir, aceptar y acompañar estas expresiones de Religiosidad y Piedad Popular. (Plan Pastoral para el año 2002. No. 96, 97 y 99).
  • Actualizar las celebraciones populares en un calendario religioso para que se tenga en cuenta en las celebraciones litúrgicas. (Plan Pastoral para el año 2002. No 101).
  • Asumir la visión pastoral de Aparecida (DA 258)

c) En particular (solicitudes del Sr. Arzobispo):

  • Elaboración de varias ponencias magistrales para ser presentadas en foros internacionales eclesiales.
  • Participación en el Senado Presbiteral.
  • Participaciones ocasionales en la Vicarías Territoriales.
  • Atención a Institutos y personas que acuden a la Comisión.

4. ¿Qué se ha hecho a partir de estas encomiendas? ¿Cómo se reflejan en el trabajo que realiza la Comisión? ¿Cuántas y cuáles se han abordado? ¿Alguna se ha concluido?

  • Se les ha dado continuidad.
  • Se reflejan en los documentos que se han publicado: Directorio de Piedad Popular y la Liturgia; folletos; trípticos; visitas personales a las Vicarías e Institutos; diálogos y entrevistas; actualmente información por internet.

Se han elaborado:

a) Sinodal.

  • La elaboración de 19 folletos para diferentes celebraciones.
  • Participación activa en algunas celebraciones.
  • Atención a grupos de tradición cultural.
  • Formación de animadores de Religiosidad Popular (rezanderos, sacristanes, etc.).

b) Postsinodal

  • Asumir la tarea evangelizadora desde los espacios de devoción a la Virgen de Guadalupe.
  • Dar algunas propuestas y sugerencias para que algunos signos de la Religiosidad y Piedad Popular se introduzcan en la Liturgia.
  • El trato personal a los Señores Obispos, Sacerdotes, Religiosos, Religiosas y Laicos.

c) En cuanto a las encomiendas del Sr. Arzobispo todas se aceptaron y se les dio cumplimiento con la asesoría y participación de personas profesionales.

Todas las encomiendas se han concluido en su primera experiencia. Algunas hemos empezado a actualizarlas y revisar sus contenidos.

5. ¿Qué propones para renovar el servicio de tu Comisión con lo aquí evaluado? ¿Qué trabajos pendientes se habrían de retomar? ¿Qué enfoques habría que renovar?

  • Un trabajo más articulado con las Vicarías Territoriales para lograr una mayor información y formación sobre los valores de la Religiosidad y Piedad Popular.
  • Seguir impulsando el material elaborado una vez que se ha revisado y actualizando.
  • Terminar el Manual de Celebraciones Eucarísticas.

Enfoque:

  • Tomar en cuenta la visión pastoral que aparecida ofrece:
    • “La religión del pueblo latinoamericano es expresión de la fe católica. Es un catolicismo popular profundamente inculturado, que contiene la dimensión más valiosa de la cultura latinoamericana” (DA 258).

6. ¿Se han realizado otros trabajos en la Comisión, aunque no hayan sido solicitados por el II Sínodo o la etapa postsinodal?

  • La participación de la Comisión como tal en el proyecto de la Pastoral de la Cultura en la Provincia de México.
  • Difundir los documentos solicitados a la Arquidiócesis de México así como a la CEM y que se han elaborado a título personal del Sr. Cardenal.

7. ¿Se ha trabajado articuladamente con las Comisiones de los diferentes Secretariados de la Arquidiócesis? ¿Se ha podido articular el trabajo con las Vicarías territoriales, particularmente contando con un encargado en cada una de ellas?

  • Sí, pero muy poco, cada quien trabaja “en su esquina” y sólo cuando se da el campanazo todos salimos al ring.
  • Se ha hecho el intento, especialmente en la IV, VII y VIII Vicaría, pero los responsables de esta pastoral son muy celosos de lo que hacen y cómo lo hacen, nos dan el avión.
  • Para no aumentar tantos agentes, se solicitó al Director del Secretariado de Pastoral Litúrgica que los mismos responsables de Liturgia en las Vicarías, fueran a la vez el nexo con esta Comisión.
  • Se ha logrado muy poco.

8. Anota observaciones y sugerencias que sirvan para mejorar los trabajos de esta Comisión.

  • Nuestra Comisión promueve su trabajo mediante el trato personal con los promotores de las Vicaría, Decanatos o con los laicos que tienen resonancia en las Vicarías.

Ver Informe de las Comisiones del Secretariado de Pastoral Litúrgica en PDF

Pbro. Salvador Barba Maldonado