Tercer Módulo Segunda Parte

III Módulo - Formación de Decanos y Vicedecanos


Acciones para impulsar Formación del Laico


Con los Ministros Ordenados:

  • Toma de conciencia de la necesidad de formación de laicos, en reuniones de presbiterio.
  • Plantear un criterio común de formación en el decanato consolidado en la secuencia de formación.
  • Asumir la responsabilidad en cada nivel de formación (inicial, parroquia, básica, decanato y vicaría).
  • Dar acompañamiento y asesoría (personalizada) y ésta debería ser integral. Implementar talleres.
  • Motivar a los laicos para participar en el Cefalae.
  • Aterrizar el tema de la formación vicarial en el decanato.
  • Incentivar para aprovechar los cursos de actualización existentes.
  • Talleres de actualización teológica.
  • Formación de comunidades sacerdotales.
  • Facilitar la formación decanal y vicarial en el presbiterio.
  • Promover y continuar el proyecto pastoral.
  • Ejercitar la caridad con el hermano sacerdote.
  • Educar integralmente a los presbíteros y diáconos que sirven en el Santuario a ejemplo de San Juan Diego.
  • Como discípulos y misioneros buscar y alcanzar la formación permanente.

Con los Agentes de Vida Consagrada:

  • Compartir e incluirlos (as) en el proceso del Plan Pastoral Decanal.
  • Aprovechar su carisma dentro del Plan Decanal.
  • Acercarnos a invitarlos a integrarse en el proyecto Decanal, Vicarial y Arquidiocesano.
  • Reciprocidad de apoyo y trabajo.
  • Dar a conocer el plan de la Arquidiócesis de México en sus líneas de formación e involucrarlas en el desarrollo del mismo.
  • Que se involucren como facilitadoras. Formalizar su participación en los Consejos Pastorales de las parroquias.
  • Acercamientos “real” con estos.
  • Integración de planes de trabajo.
  • La presencia de la coordinación de la vida consagrada, la cual da directrices para la integración vicarial.
  • Involucrarlos en el proyecto pastoral a partir de sus carismas.
  • Promover que el encargado de vida consagrada sea un religioso(a).
  • Educar integralmente a las comunidades religiosas en torno al Santuario.
  • Involucrar a las comunidades religiosas en la Vida Sacramental Guadalupana.

Con los agentes laicos:

  • Crear y/o impulsar CEFALAE.
  • Crear en la conciencia que todos somos corresponsables (evitar el clericalismo).
  • Motivarlos, acompañarlos y respetarlos.
  • Hacerlos corresponsables de su formación.
  • Impulsar la participación de los laicos en la formación (al frente) de otros laicos (formadores), (facilitador).
  • Impulsar los ministerios laicales (formación).
  • Impulsar los centros de formación.
  • Aprovechar a los laicos que han asistido al curso de pedagogía y de facilitadores para integrar los equipos encargados de la formación en cada decanato.
  • Impulso y consolidación del proceso Evangelizador Misionero.
  • Retomar CEFALAE.
  • La promoción de los centros de formación en todos los decanatos.
  • Formar comunidades con ellos.
  • Asumir su compromiso bautismal de hijos de Dios.
  • Educar integralmente a los agentes laicos y empleados del Santuario.
  • Motivar el testimonio: Humano, Espiritual, Intelectual, Apostólico y Guadalupano.