Tercer Módulo Segunda Parte

III Módulo - Formación de Decanos y Vicedecanos


Acuerdos para dar continuidad al trabajo


Esperamos que dentro de quince días, tres semanas puedan ustedes tener todo este material. Es como un primer aviso de conclusión.

Un segundo aviso es que la segunda reunión de decanos, pero reunión de decanos, no como taller, sino como reunión diocesana que tenemos dos veces al año, la tenemos programada para los días 5 y 6 de octubre. La solemos tener en la casa de Lago Guadalupe, dos días, pernoctando allá. Con antelación les vamos a enviar a todos los decanos, no sólo a ustedes que asistieron el día de hoy, algún cuestionario, algunas preguntas en donde se pueda tener para esta ocasión, las experiencias que se tienen de formación, es decir, qué tanto se ha trabajado en esta línea concreta que vamos trabajando, no de ahora, sino de hace tres años y más para acá, la formación de agentes.

Un cuestionario bien estructurado, que dé posibilidad a que ese material igualmente se codifique, para que pueda servir de experiencia y de motivación para otros.

También les quiero dar otra información, precisamente para que vaya quedando claro en el ámbito de los sacerdotes, de los párrocos, etcétera. Vamos a tener una reunión con algunos párrocos, específicamente para que sea como una consulta muy concreta y muy trabajada con relación al Manual Operativo para la Pastoral Parroquial, porque he intentado de distintas formas hacer una consulta, pero es muy pobre, es decir, no hemos sabido orientarla debidamente, es tan abierta que quienes contestas son tres o cuatro y es mucho decir. En ocasiones con que faltó una coma en un renglón, bueno, así de genérico, así de disperso.

Entonces, de ahí vemos la necesidad de que se tenga una reunión de un día, con algunos párrocos, a los que se seleccionará por su interés, por su trabajo, por su disponibilidad; porque hay gente que tiene mucho interés, que hace muy buen trabajo, pero no dispone de días, dicen que están muy ocupados, entonces esto sí se va a organizar a través de los delegados de pastoral y obviamente creo que consultarán al respectivo obispo.

Esto se tendrá el martes 31 de agosto, en la parroquia de Tacuba, que amablemente nos abre sus puertas, es un lugar donde se puede trabajar, lugar en el que hay espacio, en el que hay ambiente. Tendremos esa reunión de las 10 de la mañana a las 6 de la tarde.

Un trabajo que va a empezar varias semanas antes, porque no es que allí llegamos, ponemos el objetivo y luego en lo que nos ambientamos y hasta que entendamos, no. Una vez que ya tengamos los nombres de esos párrocos, cuando decimos párrocos quiere decir párrocos y similares, o sea, si en alguna vicaría destinan a un rector, también, en fin.

Una vez que tengamos los nombres de las personas que van a participar, vamos a entrar en comunión y en comunicación un poquito intensa, de consulta, de materiales, de recibir las aportaciones, para que en ese día ya se vaya cerrando prácticamente, concretando esos resultados.

De tal manera, que con esos resultados, podamos sacar una siguiente edición de este Manual Operativo, entonces sí, corregida y aumentada, es decir, mejorar con todas estas aportaciones. Esto lo digo con todo detalle, precisamente para que ustedes se ambiente, para que ustedes participen, para que también al estar informados puedan precisar, porque luego dicen: ¿Por qué están castigados esos padres que mandaron para allá?, o, ¿por qué los premiaron de esa forma?

Más aún yo diría, si alguno de ustedes tiene interés, dígale a su delegado y a lo mejor va entre ellos y, empezamos a entrar en comunicación con ustedes.

Y una última cosa, aunque somos pocos, valdría la pena escuchar dos o tres aportaciones, sin que esto les quite mucho tiempo a los que tienen prisa, sobre los talleres, o sea, cómo proponen para el siguiente taller, qué mejoras se pueden hacer, qué podemos afianzar, etcétera.


Sería conveniente que se dijera, con una programación suficiente, el aviso de quiénes van a formar parte del equipo y cuándo son las reuniones de preparación, porque siento que eso puede ayudar mucho a dinamizar más.


Sí. Este equipo se va reforzando por un candidato más que el día de hoy nos ha surgido y por otro que estamos rescatando, a quien no se pudo contactar, para esta vez, por problemas de comunicación, pero ya dijo que se reincorpora, entonces creo que podemos hacerlo una vez que veamos la fecha del taller, nos reuniremos con suficiente antelación con el equipo.


También vería la necesidad de platicarlo con los vicarios episcopales, porque tanto en la reunión anterior como en esta, ha habido vicarías que tenían actividades en este mismo martes. Entonces, para poder mejorar la participación de todas las vicarías, como que habría que priorizarlo con los vicarios episcopales.


Eso está suficientemente platicado con ellos, al grado que se les informó de los resultados y de las irregularidades del pasado, en donde empezamos con 6 y terminamos como con 15. Después de eso, se planteó con los delegados, se planteó con los vicarios, casi como para decirles: Bueno, si quieren lo suspendemos, porque si no hay posibilidadades. Ciertamente alguno dijo que los padres están llenos de reuniones. Otro más dijo que esto se tratara en la reunión de decanos ya establecida, en fin, sin embargo, la mayoría tanto de los delegados como de los obispos dijeron que había que sostener esto, aunque con esfuerzos y dificultades, pero que habría que superarlas.

Entonces, están bastante informados y yo sí creo que si no fuera por eso, este taller hubiera estado peor que el anterior; siento que algunos de ustedes fueron exhortados por sus obispos, esa impresión me da, porque en medio de la situación un poco difícil, el número de hoy no fue tan pequeño, en conjunto, aunque algunos ya se fueron y otros no pudieron llegar a tiempo, pero ciertamente tenemos que reforzarlo y somos todos nosotros los que podemos hacerlo, tomando conciencia de la importancia que tiene esto.


La ocasión que esta reunión fue en Lago de Guadalupe, estaba presente el vicario episcopal en los trabajos que hicimos y creo que fuero muy valioso el trabajo de los decanos y vicedecanos. Creo que lo que aquí hablamos son cosas muy importante en la dinámica de la pastoral en las vicarías. Creo que serían de gran nivel estas reuniones si estuvieran presentes los vicarios episcopales.


Lo veo difícil. Realmente es un taller y no precisamente una reunión de acuerdos, lo que sí, es muy posible y recomendable que ustedes como equipo lo informen, lo comuniquen en algún momento en las reuniones que tienen y en las que ustedes, como decanos, seguramente participan en sus vicarías de distintas formas, en esto hay muy distintas prácticas, pero sí es muy importante que esto no quede así. Ya vinieron tres o cuatro de la vicaría, de algunas, de otras vinieron ocho o diez, entonces sí, motivar a otros, sobre todo porque hay propuestas concretas, habría que llevarlo a ese ámbito de las reuniones de acuerdos o de reflexión en las vicarías, de los consejos respectivos.

Bien, si quieren, por los que ya se tienen que ir, vamos concluyendo, no sé quién quiera coordinar esto para que nos haga una oración final.

(Mons. Juan Carlos Guerrero). El esfuerzo de lograr que el decanato, que es el ambiente de coordinación más favorable para ir estableciendo compromisos y motivaciones personales, el esfuerzo de que vaya madurando esta práctica, sobre todo en el ámbito de la formación, tiene como ya lo comentaron algunos de ustedes, su punto clave en el cambio de mentalidad, porque realmente establecer ese dinamismo de comunión y participación y, de prioridad enfocada a los laicos, implica un cambio profundo de mentalidad.

Ojalá nosotros mismos podamos ir afianzando esa opción, construir un ambiente de Iglesia que nos permita experimentar el ser cuerpo de Cristo, donde todos participan con un sentido de corresponsabilidad, que también es la reflexión que hace el Santo Padre. En ese camino de renovación pastoral, pongamos en las manos de María, que es quien nos enseña a realizar una pastoral de cercanía, a aprender a llevar la Buena Noticia de manera asequible a todos, vamos a encomendarle a ella que sea quien nos ilumine y acompañe con su ejemplo.

Dios te salve María...

Que el Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna. Amén.

Muchas gracias a todos.

Versión estenográfica