Tercer Módulo Segunda Parte

III Módulo - Formación de Decanos y Vicedecanos


Explicación para el Trabajo en Grupos


Teniendo en cuenta el objetivo que ustedes tienen ahí, necesitamos aterrizar, ir buscando, como ahorita mismo decíamos, qué vamos a hacer ante estas realidades, ante estas fortalezas y debilidades que tenemos.

Esta segunda parte va a buscar acciones a realizar y teniendo en cuenta este librito que todos conocemos, las orientaciones pastorales que nos da el Sr. Cardenal. Ahí están propuestas algunas metas tanto para el decanato, para sacerdotes, la vida consagrada, religiosas y para los laicos.

Les propongo algunos números, resaltando lo que nos pide el Sr. Cardenal, para que estos nos ayuden en este trabajo por vicarías, a ir buscando una o dos acciones concretas de lo que podemos hacer en nuestro decanato o en nuestra vicaría.

Estas acciones que nosotros vamos a acordar y que vamos a trabajar, nos van a ir llevando a este compromiso de la formación.

Tenemos formación de agentes, de laicos, ahorita concretizamos entre las fortalezas y debilidades, por ejemplo en algunas vicarías y decanatos tenemos muchas religiosas. ¿Cómo realizar acciones que ayuden a aquellos que entran en este caminar de la Arquidiócesis, en la formación.

El Sr. Cardenal nos pone algunas METAS PARA LA FORMACIÓN DE MINISTROS ORDENADOS

Evaluar su propia rutina de actualización teológica y pastoral, tarea que tendría que ser apoyada con espíritu fraterno en el ambiente del decanato…

Una de las cosas que veíamos es que no basta con las reuniones que tenemos cada mes, sino que tenemos que evaluar nuestra propia rutina de formación, de búsqueda, de empeño, de no tener una pastoral de mantenimiento, como nos dice Aparecida y el Sr. Cardenal siempre ha insistido. Nosotros, ¿qué estamos haciendo?

Que su formación sea integral y que desarrolle la pedagogía para acompañar a sus agentes laicos en el desarrollo de las dimensiones espiritual y comunitaria.

Se trata de una formación integral, eso lo debemos tener en cuenta y a la vista, para así nosotros buscar esas acciones concretas, que no vayamos a decir que tuvimos una reunión y no sacamos nada en concreto, que no nos llevó a algo real, al trabajo que tenemos que realizar nosotros y así, este trabajo va a dar un rostro, tanto al decanato como a nuestra vicaría, en este trabajo de formación.

Para la formación de nuestros hermanos de la vida consagrada, mejorar cualitativamente la comunicación con todas las comunidades presentes en la Arquidiócesis. El Sr. Cardenal nos ha comentado muchas veces que tenemos una riqueza con la presencia de la vida consagrada y que nosotros poco caso hacemos; sobre todo con las religiosas, que son un gran potencial que tenemos, para tener una formación oportuna recíproca y que apoyen un conocimiento y colaboración más intensos y eficaces.

Colaborar con especial entusiasmo en acercar el itinerario formativo a más bautizados, vigorizando con su presencia los equipos eclesiales a nivel diocesano, vicarial, decanal y parroquial…

Ahí nos va dando luces para esas acciones que vamos a buscar nosotros, nos van a ayudar para este compromiso.

Luego vienen las metas para la formación de los laicos, cómo apoyar el programa de formación básica en sus dos vertientes: la capacitación y acompañamiento de nuevos facilitadores, a lo mejor todavía no llegamos hasta allí y, en la asesoría de las pequeñas comunidades donde un facilitador acompañe a otros laicos en su formación como agentes de pastoral.

A veces decimos: "El laico no come laico", a veces el laico puede no tener confianza en el mismo laico, su hermano. Entonces, necesitamos nosotros buscar acciones, es el problema o debilidad que tenemos.

Capacitar a diez personas como facilitadores de la formación básica en cada decanato, nos lo está pidiendo y a lo mejor todavía nosotros ni empezamos.

Según la Vicaría en que estén ubicados, tendrían que elegir aquellos decanatos que requieran de mayor apoyo para hacerse presentes y manifestar su voluntad de integrar un equipo de servicio…

Si tenemos una pastoral organizada, vamos a ser eficaces. Si vamos dando los pasos a la luz de la Iglesia que queremos ser, el trabajo pastoral que estamos realizando, a la voz del Pastor a lo que nos está invitando, como les decía, tendrá su rostro el decanato, trabajo organizado, ese caminar con sus laicos, con sus comunidades, con los agentes de pastoral, con su eficacia en el trabajo, también se le dará un rostro a la vicaría.

Tenemos diferentes realidades en el decanato y en la vicaría, en la Arquidiócesis, no se diga.

Entonces, veamos las acciones, primero con los ministros ordenados, buscamos una o dos acciones concretas y luego para con la vida consagrada, una o dos acciones y luego qué acciones realizar con los agentes laicos.

No sé si haya alguna pregunta.

(Mons. Juan Carlos Guerrero Ugalde). Una precisión. Después del primer paso que dimos, ya tenemos una visión de posibles acciones que son necesarias; en este segundo momento, nos acaba de decir el padre, deben buscar algo más para impulsar la formación de los laicos.

Entonces, en este momento, debe ser significativo, tratemos de enfocar nuestra reflexión en la prioridad, si tenemos esa prioridad de la formación del laico.

Qué acciones tengo que realizar o promover en el decanato, para que los ministros ordenados nos aboquemos en esa formación del laico.

Qué acciones tengo que hacer o promover con los hermanos y hermanas de vida consagrada, para que también coadyuven en esa formación del laico.

Y con los mismos laicos, qué tengo qué hacer para que esa prioridad comience a ser efectiva. Este paso es importante, porque en las orientaciones pastorales, las metas que nos acaba de sintetizar el padre, se pide a cada decanato fuera concretizando su manera de abordar la formación en estos laicos.

En este momento tenemos una oportunidad para definir las acciones inmediatas, según la realidad, por decanato, y después confrontamos ahí mismo, en el ambiente del decanato para poner en marcha.

(P. Arturo Barranco Cruz). Creo que también valdría la pena tener en cuenta las metas que el Cardenal presenta para el decanato, ahorita usted acaba de presentarnos las metas para el laico, sin embargo hay algunas ideas que se formulan como líneas de acción, también parece ser interesante; por ejemplo habla de tres proyectos de formación para laicos, habla también de la necesidad de capacitar a los laicos como facilitadores, así mismo habla de un programa de formación para los sacerdotes, diferente a las reuniones mensuales de presbiterio.

(P. Rafael). También en las hojitas que les repartieron, ahí están las metas para el decanato, este material lo tienen para ir a trabajar. Tienen su hojita, el secretario la entregará para hacer un resumen de las acciones que van a realizar, para así terminar nuestro trabajo de este día y podernos ir a ver el fútbol.


Taller para Decanos sobre Formación de Agentes
Martes 6 de Julio
Segundo Trabajo de Grupos
Tomando en cuenta que la formación de los laicos es una prioridad diocesana
Qué acciones son necesarias en el ambiente del Decanato para impulsarla

  Con los Ministros Ordenados 1.
2.
  Con los Agentes de Vida Consagrada 1.
2.
  Con los Agentes Laicos 1.
2.


Versión estenográfica


METAS - LÍNEAS DE ACCIÓN PARA LA FORMACIÓN


Ver Metas propuestas para la Formación de Agentes