PRÓLOGO

1. El "Libro del II Sínodo", presentado bajo el título de "La Evangelización de la Cultura en la Ciudad de México", contiene el itinerario de fe, discernimiento y compromiso pastoral de la comunidad de nuestra Iglesia local, siguiendo el desarrollo del II Sínodo arquidiocesano en su empeño humilde pero decidido de hacer más y más presente, con la luz y fuerza del Espíritu, el Reino de Dios en esta porción de la humanidad a la que seguimos siendo enviados en nombre de Cristo.

2. No es una crónica de los hechos que acontecieron, ni tampoco una simple yuxtaposición de los documentos emanados en los diversos momentos o etapas de este "caminar juntos" en el proceso sinodal.

3. En la composición de este libro hay, ciertamente, un criterio de sucesión cronológica y de ubicación de los distintos trabajos y documentos sinodales en su contexto real e histórico -tipo crónica- que aparece sobre todo en las "Introducciones" y en alguna parte de las "Relaciones". Sin embargo, prevalece en este libro la línea temática con el criterio de unidad, continuidad y relación de los documentos entre sí en su contenido doctrinal y pastoral, como guías que van abriendo progresivamente el camino hacia la meta de "La Nueva Evangelización de la Cultura en la Ciudad de México".

4. En la línea temática, el pensamiento teológico y eclesiológico que da unidad a este conjunto de documentos y trabajos, y que ha sido como el sustrato profundo del discernimiento sinodal y el hilo conductor de todas las aportaciones y decisiones pastorales, gira en torno al Reino de Dios traído por Jesús, como Misionero del Padre, Reino cuya promoción, implementación y crecimiento hacia la plenitud, según el proyecto de Dios, por la acción del Espíritu, están confiados a la Iglesia en el aquí y ahora de los hombres.

5. La Iglesia, en efecto, es germen y principio de este Reino por voluntad de Cristo; por eso se la contempla como una Iglesia misionera, es decir, permanentemente enviada al mundo, encarnada e histórica, dialogante y servidora, en comunión y corresponsabilidad, que quiere comprometerse en solidaridad salvífica, a la manera de Jesús, con todos sus hermanos los hombres. Con esta conciencia de Iglesia, la Arquidiócesis se compromete especialmente con las Familias, con los Alejados, con los Pobres y con los Jóvenes, que son los campos prioritarios escogidos por el II Sínodo para la edificación del Reino en esta sociedad a la que pertenecemos y en la que estamos inmersos; de ello nos hacen conscientes las distintas "Relaciones" -nexos temáticos- y algunas "Introducciones".

6. En tal perspectiva de desarrollo, el libro está estructurado en cinco partes que corresponden a las diversas etapas de los trabajos sinodales:

7. Primera Parte: "Antecedentes". Aquí se enfatiza la preparación remota de los contenidos sinodales. Sobresalen en esta parte el documento llamado "Planteamiento Básico" que es un verdadero cimiento o fuente histórico-doctrinal de donde arranca todo lo demás, y la "Consulta" hecha por el Sr. Arzobispo a la gran comunidad de la Iglesia arquidiocesana, como punto de partida del discernimiento eclesial de los signos de los tiempos entre nosotros.

8. Segunda Parte: "Preparación Inmediata". En ella se ponen de relieve las "Jornadas" o sesiones de estudio, reflexión, oración y convivencia que, con su temática y dinámica, fueron una muy fructuosa preparación de los miembros sinodales para los trabajos de las asambleas, particularmente en lo que se refiere a la toma de conciencia eclesiológica y pastoral. El programa y los contenidos de las exposiciones constituyen la médula de esta segunda parte.

9. Tercera Parte: "Asambleas Sinodales y Sesiones Conclusivas". Fueron la culminación del proceso de consulta y discernimiento en las cuatro semanas de trabajo realizado bajo la guía del Sr. Arzobispo Cardenal Ernesto Corripio Ahumada quien, como Pastor de la Arquidiócesis fue también Presidente del II Sínodo. Las asambleas se llevaron a cabo en un ambiente de auscultación de la realidad, escucha de la Palabra de Dios, oración y diálogo eclesial abierto y comprometido, y en la convivencia fraterna que mucho ayudó al clima de comunión y corresponsabilidad.

10. Los frutos quedaron plasmados en el "Documento Conclusivo" que contiene los acuerdos tomados por votación detallada, siguiendo la temática de cada una de las cuatro semanas: "Destinatarios" (primera semana), "Agentes" (segunda semana), "Medios" (tercera semana) y "Organización de la Pastoral" (cuarta semana).

11. El "Documento Conclusivo", revisado y ratificado por la mayoría casi total de los sinodales, se presenta en este libro fusionado con aquellos elementos del "Documento de Trabajo" que, por falta de tiempo, no pudieron ser tratados en las asambleas; esto se hizo por acuerdo del mismo pleno de los sinodales en estas últimas sesiones, acuerdo que fue aceptado y confirmado por el Sr. Arzobispo, para que ese documento fuera tomado también como fuente del pensamiento y de las perspectivas pastorales del II Sínodo. Tal decisión consta en el "Edicto de Clausura" -N° 12 y 23- que es el otro elemento importante de esta tercera parte, ya que en él recoge el Sr. Arzobispo algunas líneas centrales del proyecto pastoral del II Sínodo, dándoles vigencia con su autoridad.

12. Cuarta Parte: "Decreto General". Es el documento central del libro; promulgado por el Sr. Arzobispo, con toda su autoridad pastoral, es la cristalización substancial de todos los trabajos de las etapas anteriores y una sabia condensación de los resultados de las asambleas sinodales, ofrecidos con amplitud en el "Documento Conclusivo".

13. El "Decreto General" recoge las luces y aportaciones de la consulta arquidiocesana y los acuerdos tomados después del discernimiento de las asambleas; por ello transforma esta riqueza eclesial en el "Nuevo y Vigoroso Proyecto Misionero", con sus "Líneas de Acción" y sus "Ordenamientos" fundamentales, para así dar un nuevo cauce a toda la misión pastoral de la Arquidiócesis en el momento actual.

14. De esta manera el "Decreto General" se convierte en fuente primaria y en fuerza importante que vigoriza y lanza a la Iglesia arquidiocesana a la gran aventura de fe, de audacia evangélica y de caridad pastoral que es la Nueva Evangelización de la sociedad de esta Ciudad de México, en los finales de este siglo y principios del nuevo milenio.

15. Quinta Parte: "Etapa Postsinodal". Proyección y puesta en marcha del proyecto pastoral surgido del II Sínodo. Es la etapa de toma de conciencia de los nuevos caminos de la evangelización, de la activación y potencialización de los Agentes -personas y organismos-, de la creación progresiva de proyectos y programas pastorales -en los distintos niveles y ámbitos- así como de múltiples servicios de animación y seguimiento de los mismos.

16. Esta quinta parte ofrece una visión global de lo que el Espíritu ha ido haciendo en los dos años posteriores a la conclusión del II Sínodo, como signos de esperanza para el futuro inmediato de esta Iglesia local.

17. Se abre esta etapa con el llamado "Programa Inicial Arquidiocesano" presentado por el mismo Sr. Arzobispo como una primera concretización de los lineamientos pastorales del "Decreto General". Este programa ha ido guiando la aplicación inicial de los criterios y prioridades del II Sínodo, y ha dado lugar al surgimiento de múltiples proyectos adaptados a las diversas realidades culturales y situaciones humanas y religiosas en la Arquidiócesis.

18. En esta quinta parte se presentan otros pasos muy significativos: la creación de la Vicaría de Pastoral y la constitución de los Delegados de Pastoral de cada una de las ocho Vicarías territoriales; la potencialización de los Decanatos y del oficio de los Decanos; el impulso y la coordinación de los distintos organismos de pastoral sectorial; diversas actividades de animación, acompañamiento, planeación, revisión y formación de los Agentes, particularmente laicos; la constitución de la Asamblea Diocesana; el inicio de un proyecto renovado de legislación pastoral en torno al sacramento del matrimonio etc.

19. Como un complemento importante, el Libro del II Sínodo ofrece además tres "Apéndices":

20. El primero es el "Glosario de Términos" que explica las palabras más importantes y, quizá, menos comprensibles para los posibles lectores; ha sido insistentemente pedido por muchas personas que han entrado en contacto con los documentos sinodales.

21. El segundo es el "Índice de los Documentos Citados" y de las "Citas" mismas empleadas; su utilidad es sobre todo para los investigadores.


22. El tercero es un "Índice Temático" cuya utilidad general es manifiesta. Parece necesario hacer algunas observaciones de carácter técnico:

23. a- Las citas de la Sagrada Escritura han sido tomadas de diversas ediciones según los equipos que trabajaron en la redacción de los distintos documentos; esto explica la posible variedad en textos idénticos.

24. b- En la fusión del "Documento de Trabajo" y del "Documento Conclusivo" fue necesario sintetizar varios párrafos -para evitar repeticiones-, ordenarlos más lógicamente -para claridad de su sentido- y redactarlos con mayor corrección, guardada siempre la fidelidad al contenido de las fuentes. En todos los casos se dan las citas exactas de los textos para poder constatar la fidelidad a los contenidos originales.

25. c- En cuanto a los textos del Magisterio, de ordinario se hacen citas literales; en varias ocasiones, sin embargo, las frases han sido colocadas y distribuidas en forma lógica dentro de un contexto concreto, según la materia de que se trata, guardando el sentido original, aunque sin hacer la cita con apego estricto al texto de la fuente.

26. d- Algunos documentos tienen -en el margen izquierdo- una numeración correspondiente a su estructura interna. La numeración continua que aparece en el margen derecho unifica todos los documentos del II Sínodo y facilita las referencias y la consulta del texto.

27. No cabe duda que esta obra nos revela el paso de Dios en medio de nosotros para hacer su Historia Nueva y construirse su Nuevo Pueblo en nuestra Ciudad; es, para todos, una gran bendición porque abre horizontes de esperanza pascual en esta Iglesia local y nos compromete a una respuesta generosa y audaz para trabajar en comunión y corresponsabilidad -entre todos y con nuestro Pastor- en el nuevo y vigoroso proyecto misionero para la Evangelización de la Cultura de esta Ciudad de México.

Los Redactores

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral