Primera Sección

Jornadas de Preparación

TEMÁTICA FUNDAMENTAL

"Nueva Evangelización de la Ciudad de México"

551 Perspectivas eclesiológico-pastorales que dan sentido y orientación al II Sínodo y fundan los criterios de la Nueva Evangelización.
Pasos de acercamiento:

I- Dios y su Obra en el Mundo

552 a- La Vida Trinitaria, corazón y fuente primera de todo el dinamismo evangelizador.

553 b- Cristo Jesús por su Espíritu es:
* el Evangelio del Padre, de su proyecto de amor;
* el Reino en el mundo, entre nosotros, para nosotros;
* el Siervo de Dios y nuestro Servidor, para implantar el Reino de Dios en el mundo;
* la comunión de vida con Dios y entre nosotros.

554 Su Reino está ya presente en el mundo, se inicia en él: es histórico, personal, estructural y social; tiene una expresión particular en los pobres (Cfr. RM).

555 Entender el Reino, desde la fe, es clave para la comprensión de la relación Iglesia-mundo.

556 El Reino de Dios es escatológico: ya está presente en este mundo, se inicia y crece en él, pero no es de este mundo; es obra del Espíritu; sus exigencias son radicales. Ante los valores del Reino de Dios se relativiza lo demás; genera una presencia crítica y en tensión de la Iglesia y del cristiano en el mundo.

II- La Iglesia Entera es Evangelizadora

557 "La Iglesia existe para evangelizar" porque nace del Evangelio; la Palabra, por el Espíritu, genera la comunión y la comunidad que es la Iglesia: el ser de la Iglesia es el Evangelio, la Buena Noticia proclamada en todas las formas de vida, palabra y acción. El misterio pastoral fundamental y articulador de la Iglesia es anunciar el Evangelio del Reino, por la palabra, la celebración, la caridad.

558 El proyecto del amor de Dios se comunicó, en Cristo, "a los hombres que ama el Señor", y "a cuantos lo recibieron, les dio la potestad de ser hijos de Dios", haciéndolos familia, Iglesia de Dios.

559 En la Iglesia está inmanente el amor del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo por los hombres; ésta es la raíz y la fuente permanente del dinamismo evangelizador de la Iglesia.

560 Por eso la Iglesia es "sacramento" de Cristo y del Reino que, en Él, llega al mundo: "sacramento de la comunión de los hombres con Dios y de la unidad de todo el genero humano".

561 El ser mismo de la Iglesia es germen y anuncio del Reino de Dios en el mundo; la proclamación de este Evangelio es su ministerio o servicio fundamental en el que se articulan y al que se ordenan todos sus demás ministerios y expresiones: "La Iglesia existe para evangelizar".

562 La Iglesia es enviada al mundo, es misionera: "Como el Padre me envió, así yo los envío al mundo..."; no es dueña sino portadora del Reino de Dios: prolonga, hace presente en el mundo y en la historia el proyecto del Padre, en Cristo, por su Espíritu, para los hombres. De ahí la urgencia de la escucha de la Palabra, la disponibilidad al Espíritu, el amor al Reino de Dios.

563 La Iglesia no es para sí misma, sino para todo hombre, para todo el hombre, para todos los hombres, de todos los tiempos y lugares. "El camino de la Iglesia es el hombre": de ahí la urgencia del conocimiento, de la cercanía, del diálogo, del amor.

564 La Iglesia debe estar encarnada en el mundo: es histórica, no paralela ni sobre o al margen del mundo, contra él o cómplice de él; es porción de la humanidad, pero henchida del Espíritu de Cristo; es fermento del Reino de Dios en la humanidad.

565 La Iglesia debe estar presente entre los hombres, como comunidad de hombres, dentro de las culturas humanas: "La Palabra de Dios se hizo hombre"; "el Reino de Dios está entre ustedes".

566 La Iglesia ha de ser solidaria con los hombres, con solidaridad salvífica: "Por nosotros los hombres y por nuestra salvación...".

III- La Iglesia es Servidora del Reino

567 Jesús afirmó claramente: "No vine a ser servido, sino a servir y a dar la vida..."; como Jesús es fiel proyecto de Amor del Padre, así la Iglesia es fiel a la "causa" de Jesús, al dinamismo del Espíritu; esto implica para la Iglesia:
* fidelidad al Evangelio, escucha de la Palabra, apertura constante al Espíritu;
* fidelidad al hombre, destinatario de la Buena Noticia del Reino;
* escucha del hombre, diálogo, discernimiento, respuesta al hombre en situación.

568 Las grandes opciones se encuentran en el Concilio Vaticano II, en los documentos de Medellín y de Puebla. El dinamismo del servicio acepta la cruz liberadora vivida en la "Caridad Pastoral" propia de la Iglesia pascual que es la Iglesia del Espíritu.

IV- La Iglesia es Peregrina - "Escatológica"

569 En la Iglesia el Reino de Dios ya está presente en el mundo; pero... "mi Reino no es de este mundo..."; hay tensión hacia la plenitud, hacia lo definitivo del Reino.

570 La Iglesia es conciencia crítica del mundo y de sus ídolos, pero es revitalización de sus valores, es promoción de las "semillas" del Reino de Dios, es denuncia de los antivalores del mundo ante los valores del Reino: verdad, libertad, justicia, amor, gracia y paz.

571 La Iglesia exige "desinstalación": es la dinámica de la pobreza evangélica, de la esperanza y de la promoción del hombre, como anuncio y preparación del Reino escatológico.

572 Hay vigencia de los valores del Reino en la vida eclesial y secular, y urgencia de cambios profundos de mentalidad y de estructuras en la Iglesia y en la sociedad, en orden al Reino de Dios.


V- La Iglesia en Camino hacia una Nueva Evangelización

573 1- La Nueva Evangelización: su sentido, génesis e historia.

574 2- Valoración general de la evangelización en la historia de esta Arquidiócesis: conclusiones y urgencias pastorales como punto de partida para una Nueva Evangelización.

575 3- Tarea fundamental de la Nueva Evangelización:
* la "inculturación" del Evangelio y
* la evangelización de la cultura o de las culturas en la Ciudad.

576 Hay una teología de la cultura del mundo; el "cosmos" es el lugar teológico de la historia: visión cristiana del mundo, de la historia, de la cultura, como espacio en el que el Señor realiza y revela su designio salvífico. La presencia de la miseria humana hace ver que el hombre está necesitado de la salvación (Cfr. EN 14; DV)

577 La Palabra en la historia tiene una "sacramentalidad". La evangelización es una realidad, tiene un objeto y un contenido.

578 4- Existen ciertos desafíos actuales de las culturas de nuestro pueblo a la Nueva Evangelización:
* El hombre actual, en una situación concreta, de acuerdo a ciertas prioridades.
* Se impone el discernimiento de los signos del Reino de Dios y del anti-Reino.

579 5- Deben señalarse los criterios y las condiciones para la inculturación del Evangelio y para la evangelización de la cultura en la Ciudad.

580 6- Prospectiva de respuestas y compromisos:
* Opciones pastorales en vista de una nueva evangelización; es el tema del Cuaderno I: Los Destinatarios.

VI- La Iglesia Particular es Comunidad Evangelizadora

581 La Iglesia, íntegra y solidariamente, es responsable y está comprometida en la evangelización.
1- Sacramento del Reino, aquí y ahora:

582 a- Hace presente y operante a la Iglesia Universal, con su fuerza evangelizadora:
* en y para esta porción de la humanidad de este tiempo y lugar;
* no se realiza como Iglesia particular sin su apertura y referencia necesaria a la Iglesia universal.

583 b- Como signo y servicio de comunión, que es la raíz y la meta de la evangelización, por la Palabra, el Sacramento y la Caridad.
2- Exigencias del dinamismo evangelizador de la Iglesia particular:

584 a- Testimonio del Evangelio de parte de los discípulos, como testigos y apóstoles:
* La Iglesia siempre está evangelizada y animada por la caridad pastoral, en real comunión y participación.

585 b- Realidad y ejercicio de la colegialidad, de la corresponsabilidad y del diálogo eclesial: solidaridad, subsidiariedad y complementariedad.
c- Necesidad de una Pastoral de Conjunto.

586 3- Desafíos que plantea nuestra comunidad de Iglesia en su testimonio general: es el tema de los Cuadernos II, III y IV: los Agentes, los Medios y las Estructuras Eclesiales para una "Nueva Evangelización".

VII- El Sínodo es un Momento Privilegiado de Evangelización

587 1- Visión teológico-pastoral:
El Sínodo es un lugar teológico de manifestación o descubrimiento del Señor; de conversión y de respuesta nueva y comprometida; es una nueva Pascua, un nuevo Pentecostés; es un espacio especialmente denso de la presencia interpelante de Dios.

588 El Sínodo es:
* trabajo comunitario de la Iglesia particular, convocada en asamblea;
* ejercicio extraordinario e intenso de comunión y de participación en la corresponsabilidad "jerárquica", en espíritu de diálogo pastoral;
* respuesta a los llamamientos que el Señor nos está haciendo hoy en la realidad humana y eclesial de la Ciudad de México;
* impulso de la presencia del Reino de Dios en el pueblo;
* esfuerzo de una Nueva Evangelización de la misma Iglesia y de los hombres y mujeres a los que es enviada en la Ciudad.

589 2- Visión canónica:
El Sínodo es expresión de la caridad pastoral; tiene, por tanto:
* un lugar en el organismo operativo de la Iglesia;
* una estructura, funcionamiento, tareas y competencias;
* unas leyes y normas atingentes bien determinadas.

590 3- La organización supone y exige:
* una estructura funcional (organigrama);
* contenidos básicos determinados en los 4 Cuadernos;
* un proceso señalado por etapas -historia-;
* n método de ver, juzgar y actuar;
* un sistema o procedimiento "sinodal" que se realiza en asambleas, congresos, círculos menores -con diversas dinámicas-, comisiones;
* técnicas de funcionamiento en los diversos niveles o instancias de estudio, de aportación y de decisión;
* áreas múltiples de servicios necesarios.

591 4- Dinamismo interior del Sínodo:
* es vivencia de la caridad pastoral;
* es realidad de la comunión y participación, experiencia de solidaridad, subsidiariedad, complementariedad, corresponsabilidad.
* es proceso de verdadero discernimiento pastoral, auscultando los signos y los anti-signos del Reino de Dios en nuestra realidad humana y eclesial:
* a la luz del proyecto de Jesús -el Reino de Dios-,
* en efectivo diálogo eclesial y con los hombres de este mundo,
* en oración, estudio, trabajo conjunto y convivencia,
* para respuestas comprometidas, con radicalidad evangélica.

592 Esto implica permanecer:
1° en estado de "éxodo", de desarraigo y desinstalación, de conversión, pero con la audacia de los Apóstoles, testigos de Jesús, sin miedos ni cobardías;
2° en disponibilidad al Espíritu, abiertos a la esperanza, con "espíritu pascual";
3° en unión real de personas y de trabajo, para asumir solidariamente, desde nuestras respectivas vocaciones en la Iglesia, las tareas, opciones y compromisos que la "Nueva Evangelización" de la Ciudad de México vaya pidiendo de nosotros.


R.P. Benedicto J. Gutiérrez Romo MSpS
Ciudad de México, Febrero de 1992

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral