CAPÍTULO III

LA FAMILIA EN SUS DIVERSAS REALIDADES

1419 La familia ha vivido un profundo proceso de transformación al pasar de una realidad socio-cultural tradicional a una moderna, de lo que era una pequeña ciudad a lo que se ha convertido en Metrópoli.

1420 Los cambios pueden percibirse en diferentes manifestaciones: la composición familiar, la dinámica de integración, la nueva actuación de la mujer y el sentido de la vida en pareja, la crisis de la pobreza, la crisis de valores y la pérdida del sentido de la fe.

1421 La familia en la Ciudad manifiesta cambios muy profundos:
* ya no hay tantas familias amplias e integradas; es más común el cerrado grupo familiar;
* el choque de generaciones y sus crecientes diferencias propician desintegración;
* la situación de la mujer que trabaja y desempeña diversas actividades da un nuevo sentido a la vida de la pareja; produce problemas de acoplamiento que llevan a la separación o al divorcio;
* gran número de familias sufren situación de pobreza extrema;
* abundan familias incompletas, esposos divorciados, madres abandonadas, hijos fuera del matrimonio, relaciones y compromisos extramaritales, madres solteras;
* hay familias gravemente afectadas por actitudes "machistas", por el alcoholismo, la drogadicción, la infidelidad, el autoritarismo, la miseria, la marginación;

1422 Para la vida cristiana, la familia es una realidad vital por ser la primera célula de la sociedad. Medellín nos dice que la familia es formadora de personas, conforme a la doctrina del Concilio que hace ver la urgencia de que la familia cumpla su cometido de formar personalidades integrales. También la familia es educadora en la fe porque en ella normalmente se trasmite y se hace vida -de manera inicial y fundamental- el Evangelio. Por último, la familia es promotora del desarrollo, es decir, promueve la justicia y el fortalecimiento de la misma sociedad civil en la búsqueda de un auténtico humanismo.

1423 La pastoral parroquial tiene muchas limitaciones y difícilmente responde a las necesidades de la familia; la preparación de los jóvenes al matrimonio es deficiente.

1424 Es indispensable actualizar estas tareas evangelizadoras de la familia y encarnarlas en realidades familiares diversas, según el pensamiento conciliar y pontificio.

1425 La Pastoral Familiar es, en general, todavía poco apoyada y pide una revisión a fondo de sus contenidos y métodos; aun cuando teóricamente se le atribuye a dicha pastoral una gran importancia, es todavía poco lo que se hace por ella en la práctica.

DESAFÍO

1426 La Ciudad presenta muchos tipos de realidad familiar; todos deben ser tomados en cuenta en una pastoral que:
* promueva la integración dentro de cada familia y de las familias entre sí;
* impulse la formación, el desarrollo, la madurez y la unidad de las familias, de manera que, por el testimonio y la proclamación de los valores del Evangelio, lleguen a ser Iglesia doméstica y cumplan su misión como formadoras de personas, educadoras en la fe y promotoras del desarrollo en la sociedad;
* procure un acompañamiento continuo a lo largo de las sucesivas etapas de la vida familiar y del noviazgo, especialmente en la preparación inmediata al matrimonio;
* acoja fraternalmente a las parejas que viven en situaciones difíciles e irregulares, particularmente a los divorciados.

HECHOS

1427 Existen diferentes modelos de familias: por su composición -parentela o sólo padres e hijos-; por etapas de evolución -recién casados, hijos en formación, vejez y viudez-; por figura de autoridad -patriarcal, corresponsable, individualista-; por su nivel socio-económico y cultural -marginados, populares, clases medias o altas-.

1428 Se va perdiendo la unidad familiar por las nuevas circunstancias: esposa que trabaja, hijos en la escuela o en diversiones, dificultad de encuentro entre los miembros de la familia. Todo esto lleva al desamor, rompe la integración familiar, provoca el divorcio o el abandono del hogar, da oportunidad a compromisos e hijos fuera del matrimonio, propicia la existencia de madres solteras, favorece el machismo, el autoritarismo, multitud de vicios etc.

1429 Las familias en muchos casos se encuentran aisladas y carentes de vínculos que las relacionen; esto dificulta su evangelización y educación.

1430 La influencia de los medios de comunicación social es frecuentemente nociva a la familia: obstaculiza la sana educación, dificulta la integración y desvirtúa los valores morales; por esos medios diversas instituciones manipulan a las familias para determinar el número de hijos que han de tener. El consumismo que se propaga es avasallador.

1431 Las instituciones educativas han perdido credibilidad; la familia, la escuela y las autoridades pueden ser así, a veces, factores deformantes.

1432 No existen modelos ni estructuras pastorales de seguimiento cristiano para las nuevas familias.

1433 No hay una pastoral del noviazgo organizada y difundida. Cada día hay mayor número de parejas en unión libre o con el solo matrimonio civil; entre algunos jóvenes existe también el rechazo al matrimonio religioso; otros se casan para hacer pareja, no para hacer una familia.

1434 El primer contacto de los novios con las Parroquias suele ser desilusionante -información inadecuada, aspecto burocrático, preocupaciones económicas etc.-.

1435 Los Pastores encuentran difícil establecer una relación más personal con las parejas que se preparan para el matrimonio.

1436 Las charlas o cursos de preparación al matrimonio presentan, a veces, serias deficiencias: temática limitada, tiempo muy escaso, improvisación de algunos charlistas.

1437 Muchos padres de familia carecen de la preparación conveniente para guiar sanamente el noviazgo de sus hijos.

CRITERIOS

1438 "Ni la mujer sin el varón ni el varón sin la mujer en el Señor. Así como la mujer procede del varón, así también el varón viene a la existencia por la mujer, y todo viene de Dios" (1Cor 11, 12).

1439 "La mujer obedezca a su marido como conviene en el Señor; y tú, marido, no seas áspero con tu esposa. Hijos, obedezcan en todo a sus padres: esto es grato a Dios en el Señor. Padres, no exasperen a sus hijos, no sea que se vuelvan apocados" (Col 3, 18-21).

1440 "Padres, no exasperen a sus hijos, sino fórmenlos más bien mediante la instrucción y la corrección según el Señor" (Ef 6, 4).

1441 La familia es un "espacio privilegiado de la evangelización", donde se forma el hombre -principal destinatario del Evangelio-, donde el hombre encuentra el sentido más humano de su propia vida y de la de los demás; su misión es crear espacios de fe comunitaria y transformadora de las estructuras -por la fe en Cristo-, de los ambientes y de los valores de nuestra sociedad (GS 40).

1442 La familia, en la que coinciden distintas generaciones, ayuda a lograr una mayor sabiduría y a armonizar los derechos de las personas con las demás exigencias de la vida social; constituye el fundamento de la sociedad y de la Iglesia (Id. 52).

1443 Urge rehacer el entramado cristiano de la sociedad; una de las condiciones es que las familias se relacionen entre sí para formar verdaderas comunidades (Chl 34).

1444 La familia es educadora de la fe, formadora de las personas y promotora del desarrollo de la sociedad humana, para lo cual debe estar cristianamente integrada (Medellín. Documento "Familia y Demografía". N° 5-7).

1445 En nuestros días es más necesaria que nunca la preparación de los jóvenes al matrimonio y a la vida familiar. Esto vale más aún para el matrimonio cristiano, cuyo influjo se extiende sobre la santidad de tantos hombres y mujeres (FC 66).

1446 La preparación al matrimonio ha de ser vista y actuada como un proceso gradual y continuo (Ib.).

1447 La solicitud pastoral de la Iglesia no se limitará solamente a las familias cristianas más cercanas, sino que, ampliando los propios horizontes en la medida del corazón de Cristo, se mostrará más viva aún hacia el conjunto de las familias en general y, en particular, hacia aquellas que se hallan en situaciones difíciles o irregulares (Id. 65).

LÍNEAS DE ACCIÓN

1448 Promover acciones pastorales diferenciadas que consideren los diversos tipos de familia y sus diferentes momentos de crecimiento y evolución.

1449 Propiciar que los Pastores tengan criterios comunes y maduros -marcados claramente por el Magisterio reciente de la Iglesia- en cuanto a la Pastoral Familiar, a fin de no causar confusión o desorientación en el Pueblo de Dios.

1450 Respaldar la formación de Agentes verdaderamente especializados en Pastoral Familiar, con una preparación científica del conocimiento mismo de las realidades familiares -evitando caer en tecnicismos-, y con una sólida espiritualidad; incorporar a parejas y a otros Agentes que tengan vocación para este apostolado.

1451 Dar gran atención, a través de programas y medios aptos, al mejoramiento de las relaciones de la familia, de la escuela y del trabajo, sin descuidar las situaciones de desintegración familiar, de crisis emocionales y de marginación.

1452 Promover comunidades en las cuales cada miembro y cada familia, por un proceso de maduración en la fe, proyecten el Evangelio que viven; favorecer la integración de las familias entre sí en orden a formar comunidades.

1453 Difundir una información clara y motivadora sobre paternidad y maternidad responsables, según el pensamiento de la Iglesia y sin incurrir en moralismos.

1454 Impulsar planes de acompañamiento gradual a las parejas de recién casados, integrando a los diferentes Agentes de la pastoral del matrimonio.

1455 Formar en las familias un sentido crítico ante los medios de comunicación social para salvaguardar su dignidad y sus derechos.

1456 Revisar y evaluar las diversas experiencias existentes de atención al noviazgo, a fin de elaborar programas para las Parroquias, grupos juveniles, colegios, universidades; proponer así criterios de preparación al matrimonio, teniendo en cuenta las condiciones culturales y socio-económicas de las parejas.

1457 Crear un organismo diocesano que elabore y estructure programas apropiados de atención a las familias que viven situaciones irregulares o conflictos, especialmente en favor de los divorciados, las madres solteras, las parejas en unión libre que constituyen un número importante de la población de nuestra Arquidiócesis; todas estas personas suelen vivir alejadas de la práctica religiosa y alejan a sus hijos; esta atención supone un verdadero espíritu evangélico de comprensión, respeto y estímulo.

ORDENAMIENTOS

1458 Constituido el organismo diocesano de Pastoral Familiar -integrado a la Curia de Pastoral- estudie las diversas realidades familiares para ofrecer planes de acción y asesoría especializada a las Parroquias y grupos que lo soliciten; prepare elementos que sirvan a la Pastoral Familiar; ese organismo deberá gozar de toda la autoridad y apoyo adecuados para realizar su cometido.

1459 Las Vicarías Episcopales formen a parejas comprometidas y debidamente capacitadas para que sean multiplicadores de la Pastoral Familiar, de preferencia entre quienes puedan trabajar a tiempo completo; elaboren los correspondientes planes de trabajo.

1460 El Consejo Arquidiocesano de Pastoral revise periódicamente los planes de la Pastoral Familiar para que se implementen programas, tanto de grupos como de personas, en lo referente al matrimonio.

1461 Instituyan las Parroquias -en coordinación con su Decanato- actividades específicas de Pastoral Familiar, según las necesidades de cada una, de acuerdo a un verdadero plan de trabajo, de manera que se formen comunidades de familias que realicen esas iniciativas.

1462 Los Pastores asesoren y apoyen, con medios eficaces, los movimientos laicales, especialmente los dedicados a la Pastoral Familiar.

1463 Determinen todas las Parroquias un tiempo suficiente de preparación para quienes recibirán el sacramento del matrimonio.

1464 Las Parroquias organicen un sistema de información adecuada y de atención personal para las parejas que desean contraer matrimonio; tal atención la darán personas debidamente capacitadas que, a ser posible, trabajen con remuneración por sus servicios.

1465 Den a conocer las Parroquias las normas y los impedimentos canónicos para el matrimonio cristiano, así como el verdadero sentido de la preparación y de los requisitos necesarios para su debida tramitación y celebración, evitando aspectos burocráticos; el mismo Párroco, a quien compete la tramitación, procure dar un buen trato a todos los novios.

1466 Los responsables de la Formación Permanente del Clero incluyan en sus programas temas referentes a la atención pastoral debida a las familias, muy en particular a las que viven situaciones irregulares, a los matrimonios que tienen el sacramento pero se han separado o divorciado, a quienes viven en unión libre, a las madres solteras y a quienes están en adulterio habitual.

1467 Establezca la Arquidiócesis el "Día de la Familia Cristiana", para que se reflexione en los valores familiares, se renueven los compromisos y se promueva la defensa de la unidad familiar, con el ejemplo e intercesión de la Sagrada Familia.

Ir página anterior
Ir inicio página
Ir página siguiente

 

Principal

Índice General

Con click puedes ir a la PÁGINA PRINCIPAL DOCUMENTOS ECUCIM

Ver e imprimir ECUCIM en PDF

Glosario

Índice Analítico

Textos Litúrgicos

Siglas

Ir a la Vicaría de Pastoral

Vicaría Pastoral